Los bostezos de los lobos son contagiosos, como para los chimpancés, los mandriles, los perros y los humanos, y esta característica está ligada a la capacidad de empatía de los animales, revela un estudio publicado el miércoles.

Lobo (Foto: Wikipedia)

Los autores publicaron este estudio en la revista PLOS ONE, observaron el comportamiento de 12 lobos en cautiverio en el zoológico de Tama en Tokio.

Los observaron durante 254 horas, durante un periodo de cinco meses, observando sus reacciones cuando se encontraban cerca de un lobo que bostezó.

“Los bostezos se produjeron con mayor frecuencia cuando expusieron a los sujetos” al bostezo de otro lobo de la manada, según el estudio.

Además, “la probabilidad de que los lobos bostecen de manera contagiosa depende de la fortaleza de los lazos que los unen con el primero que bosteza. Los lobos bostezan con mayor frecuencia si el que bostezó primero está cerca de ellos”, explican los investigadores.

Aunque la cantidad de lobos estudiados es pequeña, los científicos dicen que su descubrimiento prueba que el contagio del bostezo está ligado a la capacidad de empatía de los lobos.

Y la empatía puede presentarse en más especies de las que se pensaba, dijo Teresa Romero, investigadora de la Universidad de Tokio.

“Para los lobos, como para los primates y los perros, los bostezos son contagiosos entre los individuos, especialmente entre los que están cerca”, agrega.

“Estos hallazgos sugieren que el bostezo contagioso es un rasgo ancestral común en otros mamíferos. Y esta capacidad revela una conexión emocional entre los individuos”, dijo ella.