La diva del cine italiano, Sophia Loren, inauguró el jueves en la Ciudad de México, en el Museo Soumaya del magnate Carlos Slim, una exposición en su honor con motivo de sus 80 años.

La actriz italiana Sophia Loren y su hijo Carlo Ponti (izq.) en la inauguración el 18 de septiembre en la exposición en su honor en el Museo Soumaya de la Ciudad de México, propiedad del magnate de las telecomunicaciones Carlos Slim (der.) (Foto: AFP/ Yuri Cortez)

“No es una celebración del pasado, es el prólogo de una hermosa vida que me dio mucho. Todavía necesito trabajar, me levanto todos los días con muchas ideas”, dijo la actriz en una conferencia de prensa en presencia de su hijo Carlo Ponti y el empresario mexicano de las telecomunicaciones.

Vestida de saco y pantalón rojo, la actriz italiana recorrió la exposición, abierta al público a partir del 22 de septiembre, mostrando el mundo íntimo y el universo glamoroso de la leyenda del cine mundial.

Zapatos psicodélicos, o de charol, bolsos de seda, joyas, trofeos y diplomas, la proyección de las escenas más sensuales con Marcello Mastroianni, Cary Grant y Marlon Brando están a la vista de los visitantes.

También se exponen muchos de sus vestidos, especialmente el de color verde limón diseñado por Christian Dior que llevó el día de su boda con Carlo Ponti, y otro de terciopelo negro tachonado de brillantes que lució en una de sus películas.

También ocupa un lugar destacado en la exposición, “Sophia Loren, ayer, hoy y mañana”, la estatuilla de oro obtenida por el Oscar a la mejor actriz en “La Ciociara” (“Dos mujeres”, 1960), dirigida por Vittorio de Sica.

“Se siente como fuera de este mundo, es como cuando te enamoras”, dijo la actriz recordando el momento cuando le entregaron el trofeo en Hollywood. Para ella, es el objeto más valioso de esta colección de artefactos y objetos de recuerdos acumulados durante su vida.

El homenaje a Sophia Loren en México también incluirá la proyección de sus películas y un concierto dirigido por su hijo Carlo.