El presidente mexicano viaja a Asia, dejando un país en llamas

El presidente de México, Enrique Peña Nieto, partió este domingo por la mañana a China y Australia en un viaje de seis días, dejando un país conmocionado por el anuncio de la probable masacre de 43 estudiantes desaparecidos, con un resultado de protestas y violencia.

Manifestantes despliegan una manta con las fotografías de los 43 normalistas desaparecidos, en un mitín en la Cd. de México para exigir justicia, 8 noviembre 2014 (Foto: AFP/ Omar Torres)

Durante una escala en Anchorage en Alaska, la noche del domingo, el jefe de estado se justifica afirmando que renunciar a este viaje hubiera sido “irresponsable”. “No participar en un evento como este (reuniones de la APEC y del G20) hubiera sido un acto irresponsable”, dijo agregando que iba a “representar a los mexicanos, para que tomemos las decisiones que nos permitan avanzar en el desarrollo de nuestra economía, revitalizarla y crear empleos.”

Sin embargo, viajó en el momento de la peor crisis desde el comienzo de su mandato en diciembre de 2012, y con severas críticas de las familias y compañeros de los jóvenes desaparecidos.

Los activistas del movimiento #43×43, que después de un recorrido de seis días y 191 kilómetros de Iguala al Distrito Federal, concluyeron con un mitin en el que exigieron se siga con la búsqueda de los 43 normalistas de Ayotzinapa y se castigue a los responsables de su desaparición.

Señalaron además, que el presidente Enrique Peña, el gobierno federal y el gobierno de Guerrero han actuado de manera ineficaz en el caso. Por ello, exigen la renuncia del procurador general de la república Jesús Murillo Karam. Rechazaron la violencia como método de lucha, refiriéndose a la noche del sábado, cuando un pequeño grupo radical atacó el Palacio Nacional, sede ceremonial de la presidencia, en el corazón de la capital. Unos veinte manifestantes enmascarados trataron de forzar la puerta con cócteles molotov y provocar un incendio.

En Chilpancingo, capital del estado de Guerrero, 300 jóvenes prendieron fuego a una docena de vehículos frente a la sede del gobierno regional después de romper la fachada de vidrio.

La violencia se produjo luego que el procurador general de la república, Jesús Murillo, anunció el viernes la probable muerte de los 43 alumnos de la normal rural a pesar de la falta de pruebas irrefutables.

Según el procurador, tres presuntos miembros de un grupo de traficantes de drogas confesaron a los investigadores haber asesinado a los estudiantes, quemado sus cuerpos antes de tirar las bolsas que contenían los restos calcinados a un río.

Pero los padres se niegan a creer esta versión, puesto que no se pueden realizar análisis de ADN debido a la condición de los restos humanos.

Los investigadores consideran que los autores intelectuales de la desaparición de los estudiantes son el alcalde de Iguala y su esposa, detenidos la semana pasada. Se cree que ordenaron a su policía municipal el secuestro de los estudiantes, en coordinación con el grupo criminal local Guerreros Unidos.

Pero la ira de los mexicanos por la colusión abierta entre autoridades políticas, la policía y la delincuencia organizada, o sea toda la clase política y en particular el presidente mexicano. Los manifestantes corearon en la manifestación del sábado por la noche “fuera Peña” y “asesino”.

El alcalde de Iguala, José Luis Abarca, elegido bajo el ala de izquierda, había estado bajo investigación por crimen organizado en el año 2010, y luego una denuncia por asesinato en 2013. Pero ni las autoridades regionales, ni las federales actuaron.

Ángel Aguirre, gobernador de Guerrero al momento de las desapariciones tuvo que dimitir. Pero el gobierno federal es criticado por la demora de nueve días para hacerse cargo de la investigación, que sin mucho rigor comenzaron las autoridades locales.

Viaje más corto

Enrique Peña Nieto sólo recortó cuatro días su tan criticado viaje.

El presidente va a asistir el 10 y 11 de noviembre en Pekín a la Cumbre de la Cooperación Económica Asia-Pacífico (APEC), antes de una visita de estado a China. Luego viajará a Brisbane (Australia) para asistir al primer día de la Cumbre G20 que se llevará a cabo los días 15 y 16.

Peña Nieto se reúne en esta ocasión con los jefes de Estados que hasta ahora habían prodigado elogios por las reformas económicas adoptadas por su gobierno, entre ellas la reforma energética, que abrirá la industria petrolera mexicana, nacionalizada en 1938, a la inversión privada.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s