Los italianos se casan menos, y por primera vez la cantidad de matrimonios disminuyó en 2013 del umbral de 200,000, dijo el miércoles el Instituto Nacional de Estadísticas (ISTAT).

Los italianos se casan menos (Foto: AFP/ Filippo Monteforte)

El año pasado se celebraron 194,057 uniones matrimoniales, 13,081 menos que el año anterior, y 53,000 menos que cinco años antes.

La crisis económica deja sin trabajo por mucho tiempo a muchos jóvenes, haciéndolos dependientes de sus padres para subsistir. Pero también es una tendencia de la sociedad en la que los modelos tradicionales, como la familia católica, son cada vez menos importantes.

El mayor descenso observado se da en el primer casamiento entre esposos de nacionalidad italiana: 145,571 solamente en 2013, 40,000 menos que en 2008.

Los segundos matrimonios tienen la misma tendencia a la baja, pero menos evidente: se celebraron 30,691 en 2013, contra 34,137 de hace cinco años.

Muchos italianos, eligen ahora, en este país de fuerte tradición católica, no bendecir su unión en la iglesia, incluso la mayoría, los matrimonios religiosos fueron 111,545 en 2013, 44,000 menos que hace cinco años. Los matrimonios civiles, llevados a cabo en el ayuntamiento, descendieron a 82,512.

En cuanto a los matrimonios mixtos, en los que el cónyuge es italiano y el otro extranjero, fueron 18,273 en 2013. En general es la esposa la extranjera (en el 78% de los casos), y uno de dos viene de países del este, reveló el ISTAT.