Dos nuevas partículas fueron descubiertas en el Gran Colisionador de Hadrones (LHC), anunció el miércoles el CERN, la Organización Europea para la Investigación Nuclear en Ginebra.

Logotipo de la Organización Europea para la Investigación Nuclear (Foto: Wikipedia)

La teoría ya predecía la existencia de las partículas bautizadas Xi_b’ y Xi_b*, pero hasta ahora nunca se habían podido observar.

Las nuevas partículas son bariones, de la familia de los protones y neutrones.

Los bariones se componen de tres quarks, componentes elementales interconectados por la llamada “fuerza fuerte.”

La existencia de estas dos nuevas partículas se demostró a través de experimentos llevados a cabo en 2011 y 2012, en el gran acelerador de partículas LHC, que se encuentra en la frontera entre Suiza y Francia.

El estudio fue realizado por Matthew Charles, del Laboratorio de Física Nuclear (CNRS/ UPMC/ Université Paris Diderot), en colaboración con un investigador estadounidense.

Medir las propiedades de las dos nuevas partículas “contribuye a una mejor comprensión de la teoría de interacción fuerte en el Modelo Estándar de la física de partículas”, dijo el CNRS francés (Centre national de la recherche scientifique) en un comunicado.

Parte del túnel del Gran Colisionador de Hadrones LHC (Foto: Wikipedia)

Las interacciones fuertes son responsables de la cohesión de la materia nuclear.

Durante mucho tiempo, la descripción teórica de estas interacciones presentó un desafío para los físicos.

Luego, se logró un gran avance cuando se comprendió que estaban relacionados con un principio geométrico. En 1970, se originó el marco teórico del Modelo Estándar, que describe las partículas fundamentales de la materia, la manera en que interactúan y las fuerzas que actúan entre ellas.

Esto permitió también el descubrimiento del famoso bosón de Higgs, considerado por los físicos como la piedra angular de la estructura fundamental de la materia, la partícula elemental que da su masa a otras, de acuerdo con la teoría del Modelo Estándar.

El LHC se encuentra actualmente en fase de preparación, después de mucho tiempo de no funcionar con las energías más altas y rayos más intensos. Su reinicio está previsto para la primavera del 2015.