Un incendio mató a 24 personas el miércoles en una mina de carbón al noreste de China, accidente que confirma una vez más la extrema peligrosidad de las minas chinas, informó la agencia de noticias Xinhua.

Un incendio provocó la muerte de 24 personas en una mina de carbón al noreste de China. (Foto/ AFP)

El incendió, estalló en una mina de la provincia de Liaoning, provocó 52 heridos, dijo la agencia de noticias, citando a la empresa estatal que administra la mina, la Fuxin Coal Corporation.

Según investigaciones preliminares, el polvo de carbón se inflamó en un pozo sacudido por un ligero temblor de 1.6 de magnitud.

Se finalizaron las operaciones de socorro y la actividad de la mina, que emplea a 4,660 personas, se suspendió el tiempo necesario para llevar a cabo los controles de seguridad, dijo Xinhua.

China, que consume cerca de la mitad del carbón producido en el mundo, tiene un sector minero con reputación empañada por la negligencia en materia de seguridad, por la corrupción, así como la prioridad que se le da al rendimiento.

El año pasado, China registró no menos de 589 accidentes relacionados con la actividad minera, que han provocado 1,049 muertos o desaparecidos, según cifras del gobierno.

Las organizaciones independientes, sin embargo, creen que la cifra total de muertos en las minas de China es más grande de lo anunciado, muchos dramas son ignorados para evitar cierres.

La mayoría de los accidentes involucran minas pequeñas, a menudo mal ventiladas y sin prevención ante situaciones de peligro.

El más grave de los últimos años tuvo lugar en febrero de 2005, cuando una explosión provocó 214 muertos en otra mina de la Fuxin Coal en Liaoning.

Entre los más recientes, 22 mineros murieron en junio en una mina de carbón del municipio de Chongqing, en el suroeste, y en abril hubo 20 muertos con la repentina inundación de una mina de la provincia de Yunnan.