Autoridades chinas comienzan una investigación contra 31 funcionarios acusados de ocultar al menos tres accidentes en las minas causando cerca de 40 muertos, anunció el viernes un periódico chino.

Un socorrista durante una operación de rescate de los sobrevivientes de una mina en Shizong, Yunan, 10 de noviembre 2011 (Foto: AFP)

Los responsables, incluso los administradores de minas de carbón, los encargados de la seguridad y las autoridades municipales, son sospechosos de abuso de poder, negligencia y de recibir sobornos, informó China Daily.

No informaron ni organizaron las labores de socorro en tres accidentes ocurridos en minas de carbón que causaron 39 muertos y varias decenas de heridos, dijo el diario.

El sector minero en China es tristemente conocido por su extrema peligrosidad, debido a la negligencia en la seguridad y por la endémica corrupción.

El año pasado, 1,049 mineros chinos murieron en 589 accidentes, de acuerdo a las estadísticas oficiales, a menudo incompletas.

Los tres accidentes que los funcionarios infractores ocultaron ocurrieron en julio pasado en Hegang provincia de Heilonjiang, que causó 8 muertos, en diciembre de 2013 en Gongyi provincia de Henan causando 7 muertos, y en diciembre de 2009 en Lushan, Hunan con 24 muertos.

Según el periódico, una campaña que promociona la seguridad en las minas de carbón ha tenido éxito en años recientes: Hace 10 años, los accidentes causaban la muerte de 6,000 personas al año, contra mil del año pasado.

El más grave de los últimos años ocurrió en febrero de 2005, cuando una explosión causó 214 muertos en una mina de carbón en Liaoning.

China consume cerca de la mitad del carbón producido en el planeta.