Cajas conteniendo dos millones de dólares en billetes de banco salieron de un vehículo blindado en Hong Kong, la puerta se abrió accidentalmente, suscitando que peatones y automovilistas quisieran aprovechar este golpe de suerte.

Una calle de Hong Kong, 7 de septiembre 2014. (Foto: AFP/ Alex Ogle)

Incluso se detuvo el tráfico en el camino a Gloucester en el centro de Hong Kong, donde hasta los taxistas se precipitaron a salir de su vehículo para apoderarse de cientos de billetes de banco esparcidos en esta transitada calle.

La televisión mostraba a peatones abalanzándose con avidez sobre el dinero, en víspera de Navidad.

Los agentes de policía, algunos de ellos armados, con cascos y chalecos antibalas, llegaron al lugar para asegurar la zona.

En total, más de 15 millones 230 mil dólares de Hong Kong (1 millón 960 mil US dólares), se encontraron en la calle, según la policía.

Sin embargo, fue imposible evaluar la cantidad de efectivo que la policía pudo recuperar, y el que transeúntes y automovilistas tomaron.

“Toda persona que haya encontrado los billetes deberá regresarlos a la policía tan pronto como sea posible, de lo contrario se habrá cometido un robo”, advirtió la policía.

Según el Comisionado de la Policía Wan Siu-Hung, el conductor de la furgoneta había terminado con su ruta, sin darse cuenta que la puerta trasera del vehículo estaba abierta, y las cajas con el dinero en efectivo habían caído en el camino.

Cuando el vehículo llegó a su destino, “vieron que la puerta estaba abierta”, dijo el Sr. Wan a la prensa. Dijo que la policía investigaría los números de serie de los billetes.

Según los expertos entrevistados por los medios de comunicación, el hecho de conservar billetes recogidos en la calle se consideraría un robo, con una condena de hasta diez años de prisión.

Fuente: AFP