El servicio estadounidense de vídeo en línea Netflix, quiere pedir prestado mil millones de dólares a los mercados de capitales para financiar su expansión.

El logo Netflix en la pantalla de una computadora. (Foto: AFP/ Jonathan Nackstrand)

El préstamo serviría “para la compra de contenidos” o “adquisiciones potenciales y transacciones estratégicas”, detalla el grupo en un comunicado.

Tras el anuncio, la agencia de calificación Standard & Poor’s bajó la recomendación de Netflix en un escalón de “BB-“ a “B+”, esperando que el grupo mantenga un alto nivel de endeudamiento en los próximos años.

Netflix puede tener un flujo de caja negativo hasta 2017, debido a la mayor inversión en programación original y expansión internacional”, explica la agencia.

Netflix anunció en enero una aceleración de su desarrollo internacional, con el objetivo de estar presente en todos los países del mundo a finales de 2016.

S&P señala que se enfrenta a la creciente competencia de sus rivales tradicionales Amazon y Hulu, pero además la de las cadenas de televisión estadounidenses CBS y HBO, que comienzan a anunciar ofertas por internet.

Pero Netflix apuesta más por contenidos exclusivos y costosas producciones originales como Marco Polo y “House of Cards”.

“Netflix debería incrementar su inversión en programas originales, aunque su éxito es impredecible”, advierte S&P.

Netflix terminó el 2014 con 57,390 millones de usuarios en el mundo, una ganancia “récord” de 13 millones en todo el año. Gran parte de este aumento se registró a nivel internacional.