Una reserva de 19,000 caballitos de mar, especie protegida por la Convención de Washington sobre especies en peligro de extinción, se incautó el jueves en el aeropuerto de Roissy, dijeron este lunes funcionarios de aduanas.

Caballito de mar (Hippocampus jayakari). (Foto: Wikipedia)

Los animales deshidratados, se descubrieron en un envío comercial de Madagascar a Hong Kong, precisa la dirección de aduanas. Su valor se estima en unos 200,000 euros.

Unos días antes, el 15 de enero, los servicios aduaneros encargados del control de los viajeros, descubrieron 112 hipocampos muertos en el equipaje de una pareja procedente de Shanghái, precisaron los aduaneros.

Según sus declaraciones, los caballitos de mar se iban a utilizar para hacer consomé para bebés. Los animales fueron incautados y los dos individuos enfrentan una cuantiosa multa.

Los caballitos de mar están protegidos por la Convención de Washington relativa al Comercio Internacional de Especies de Fauna y Flora Salvajes en Peligro de Extinción (CITES), debido a la destrucción de su hábitat y la explotación significativa de la especie.

Se utilizan en la medicina tradicional china, que le otorga virtudes terapéuticas y afrodisiacas, o bien se secan para venderlos a los turistas.

La incautación del jueves es la más importante de su tipo, en Roissy, desde 2005, cuando se descubrieron 35,000 caballitos de mar provenientes de Conakry (Guinea) con destino a China.