Quince obras de arte reunidas por la emperatriz Eugenia del Reino de Siam y de China, fueron robadas la mañana del domingo en el museo chino del castillo de Fontainebleau, anunció el Ministerio de Cultura y el propio castillo.

Castillo de Fontainebleau 30 de abril 2014. (Foto: AFP/ Kenzo Tribouillard)

“Los delincuentes irrumpieron poco antes de las 6:00”, dijo el ministerio en un comunicado, añadiendo que el allanamiento duró sólo siete minutos en el lugar “más seguro del castillo que cuenta con alarmas y cámaras de vigilancia.”

Entre los objetos robados, recopilados por la emperatriz Eugenia en su museo chino en 1863, figuran en particular la corona del rey de Siam, un regalo de los embajadores de Siam a Napoleón III durante su visita oficial en 1861, un mandala tibetano y una quimera china en esmalte cloisonné del reino de Qianlong (1736-1795), dijo el ministerio.

“Creemos que se trata de personas muy determinadas que sabían exactamente lo que querían encontrar, y lo hicieron de manera muy profesional”, dijo a la AFP el presidente del castillo Fontainebleau, Jean-François Hebert, señalando que las piezas robadas eran “únicas” y “de un valor incalculable.”

Estas piezas están “entre los más bellos objetos del museo”, continuó, indicando que los floreros y otras quimeras se encontraban entre las obras robadas.

“Los objetos fueron seleccionados por su belleza y valor artístico, esperamos encontrarlos algún día”, a través de la Oficina Central para la lucha contra el tráfico de bienes culturales (OCBC), dijo.

El robo más reciente en Fontainebleau tuvo lugar en 1995. Robaron quince objetos en el Museo Napoleón, de los cuales nueve se han encontrado hasta la fecha.

Un representante de la fiscalía de Fontainebleau fue allí en la mañana. La investigación la realizará la policía judicial de Melun.

Fuente: AFP