El director de Apple, Tim Cook, decidió unirse al círculo de estadounidenses ricos que deciden dar sus fortunas a la caridad.

El director de Apple, Tim Cook, en San Francisco, 9 de marzo 2015. (Foto: AFP/ Josh Edelson)

El director general del fabricante del iPhone explicó a la revista estadounidense Fortune, que le consagró un artículo publicado en su sitio de internet y publicado en su edición impresa el 1º. de abril, que comenzó a donar su dinero discretamente, pero quiere darle un enfoque más sistemático; una vez que haya pagado los estudios universitarios de su sobrino, de diez años de edad, tiene la intención de donar el resto de su fortuna a asociaciones.

La revista estimó la fortuna de Tim Cook, en base a su participación en Apple, en alrededor de $120 millones de dólares, a los que se agregan acciones que valdrían unos 665 millones de dólares.

La revista señala que más allá de sus obligaciones como ejecutivo de Apple, Tim Cook ya ha tomado una posición pública sobre cuestiones como la transmisión del SIDA, los derechos humanos o la reforma migratoria.

El director de Apple, no es el primero en prometer que dedicará su fortuna a buenas obras.

Los dos estadounidenses más ricos, el co-fundador del grupo rival Microsoft Bill Gates y el financiero Warren Buffet, pusieron en marcha una iniciativa filantrópica de donar una gran parte de su fortuna a obras de caridad.

Se unieron a ellos más de un centenar de diversas personalidades, como los líderes del sector de la tecnología Larry Ellison (Oracle), o Mark Zuckerberg (Facebook), el creador de la “Guerra de las Galaxias” George Lucas, el ex alcalde de Nueva York Michael Bloomberg o incluso el inversionista Carl Icahn.