Salma Hayek, la estrella de Hollywood, presentó el lunes en Líbano, el país de sus antepasados, el estreno mundial de su película de animación “El Profeta”, adaptación de una de las obras más famosas del mundo, escrita por el libanés Gibran Khalil Gibran.

La actriz y directora mexicana Salma Hayek visita un campo de refugiados sirio en Líbano, 25 de abril 2015. (Foto: AFP/ Sebastian Rich)

Es una “carta de amor a mi herencia”, dijo a la prensa con motivo de su primera visita a la tierra donde nació su abuelo.

La actriz y directora mexicana coprodujo la película, y concretó así su “viejo sueño” de estar en la tierra de Gibran, el más conocido de los escritores libaneses, y su libro “El Profeta”, el libro más leído después de la Biblia, que ya está en su edición 163.

La película se presentará la noche de este lunes en un cine de Beirut, es el resultado de un equipo de “cinco estrellas”, además de Salma Hayek, están los actores Liam Neeson, Alfred Molina y Frank Langella, que dan sus voces a los personajes, Roger Allers, famoso director de El Rey León, el guion y la música del franco-libanés Gabriel Yared.

Colección de poemas en prosa escritos en inglés, publicado en 1923 y traducido a más de 40 idiomas, “El Profeta” es la historia de Almustafá (el elegido, en árabe) que, antes de regresar a su país natal, habla a los habitantes de la ciudad imaginaria de Orfalese. Evoca diversos aspectos de la vida: el matrimonio, el trabajo, la amistad o la muerte. Tiene citas legendarias como “Tus hijos no son tus hijos (…) no vienen de ti, sino a través de ti” o “cuando el amor os llame, seguidlo, por más abrupto y escarpado que sea su camino.”

Dividido en 26 textos, el libro es tan popular que es citado a menudo en bodas y funerales en Estados Unidos, donde Gibran concibió la mayor parte de su obra, escrita en inglés y árabe, y donde dirigió la New York Pen League, primera sociedad literaria árabe-estadounidense.

La película de 84 minutos, que se presentó en 2014 en el Festival Internacional de Cine de Toronto, es el trabajo de seis directores y nueve productores de Canadá, Francia, Líbano, Qatar y Estados Unidos, donde la película se estrenará en verano.

Salma sostuvo que un film de animación transmitiría mejor el mensaje del “Profeta” a las generaciones más jóvenes.

En homenaje al escritor, muerto de tuberculosis a los 48 años en 1931, la estrella visitó el domingo el museo Gibran, en su pueblo natal de Bcharre, donde está enterrado.

Autor de otras obras como “Las alas rotas” y “Espíritus rebeldes”, el escritor era considerado un rebelde que criticó al autoritarismo político y religioso, en la época en que el Líbano era parte del imperio Otomano.

Salma Hayek aprovechó el viaje para visitar a los niños sirios refugiados en Líbano, en apoyo a una campaña de recaudación de fondos de la UNICEF.