Este fin de semana, un pequeño jabalí causó pánico en un centro comercial de Hong Kong antes de ser capturado, dijo el lunes la policía.

Calle en el distrito de Wan Chai en HOng Kong. (Foto: Wikipedia)

El pequeño jabalí perdido de 25 Kg, menos de un metro de altura hasta el hombro, se refugió, la noche del domingo, en una tienda de ropa para niños en el distrito de Wan Chai.

“El jabalí entró en la tienda y una persona llamó a la policía, cuando llegó, el personal y los clientes fueron evacuados”, dijo un portavoz de la policía.

Perseguido por los uniformados, la bestia se subió a los aparadores, tiró a los maniquíes y finalmente la encontraron atrapado en un probador.

Después de varias horas de tropelías, un veterinario lo puso a dormir, para después dejarlo en libertad en su medio natural.

A pesar de sus cientos de rascacielos, Hong Kong se compone en un 40% de espacios abiertos, a menudo montañosos y cubiertos de bosques, donde los jabalíes conviven con pitones, monos y pericos.