Una rara perla natural de 2000 años de antigüedad se encontró durante las excavaciones arqueológicas en un sitio aborigen al oeste de Australia, dijeron científicos de la Universidad de Wollongong, según medios internacionales.

Una pieza insustituible para la arqueología por su forma y antigüedad. (Foto: AFP)

“Las perlas naturales son muy raras y nunca antes habíamos encontrado una” en la isla continente, se congratula el arqueólogo de moluscos Kat Szabo, especialista en bivalvos y autora principal del estudio.

Descubierta en la costa de Kimberley, al norte del estado de Australia-occidental, la perla casi esférica con reflejos rosas y dorados, mide cerca de cinco milímetros de diámetro.

Su edad se determinó con Rayos X y un análisis de radiocarbono del material de la concha y una micro tomografía computarizada para dar mayor precisión de su antigüedad.

Se encontraba en una fosa de deshechos usada para rituales.

Las perlas nunca han ocupado un lugar prominente en las culturas indígenas de Australia septentrional, pero se utilizaban las ostras que las producen durante ceremonias mágicas para invocar la lluvia.

La perla se expondrá en el Museo Marítimo de Perth.