La lentitud del panda se adapta al bambú

Se comprobó que el estómago del panda gigante no está adaptado al consumo del bambú, pero el animal en peligro de extinción se adapta a esa dieta debido a su ritmo lento de vida, según un estudio publicado el jueves.

Panda (Foto: Fuwen Wei)


El estudio, realizado en China en tres pandas salvajes y cinco en cautiverio, publicado en la revista Science, muestra que los pandas son menos activos que sus primos los osos.

El gasto energético del panda gigante prueba “ser menos elevado que la de los koalas y similar al del perezoso tridáctilo”, dice el estudio, y agregó que el gasto de energía del panda representa el 38% de un animal terrestre equivalente.

El nivel de tiroides, importante para la regulación de la energía y el peso, es anormalmente bajo en comparación con el resto de mamíferos.

Los datos muestran cómo los pandas pueden sobrevivir comiendo bambú, mientras que su estómago no se adapta a este alimento de acuerdo a investigaciones anteriores.

La lentitud del gran mamífero induce a un pequeño gasto de energía, capaz de ingerir grandes cantidades de esta planta, abundante en su hábitat natural del suroeste de China.

En China, 1,600 pandas viven en libertad y 300 en cautiverio.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s