La mensajería móvil WhatsApp, adquirida el año pasado por Facebook por más de 20 mil millones de dólares, rebasó la marca de 900 millones de usuarios, lo que cuestiona cómo la red social la va a hacer más rentable. Más de la tercera parte de los propietarios de teléfonos inteligentes usan mensajería móvil como WhatsApp. (Foto: abc)

Los 800 millones de usuarios se alcanzaron en abril.

WhatsApp es la adquisición más grande en la historia de Facebook: la transacción, pagada en gran parte con acciones de la red social por un valor de casi 22 mil millones de dólares en el momento de su cierre a principios de octubre.

Cuando anunció la operación, el director y fundador de Facebook, Mark Zuckerberg, dijo que su prioridad era aumentar la base de usuarios de WhatsApp antes de tratar de ganar dinero. Pero también dijo que habría oportunidades de ganarlo una vez superado los mil millones de usuarios, nivel que ahora está a punto de ser alcanzado.

Para Facebook (1,490 millones de miembros) y otra de sus filiales, la aplicación de Instagram (300 millones), la monetización vendría principalmente de la publicidad. Pero WhatsApp basó su popularidad en la promesa de que nunca habría publicidad en el servicio.

Los analistas previeron el establecimiento de un sistema parcialmente pagado (WhatsApp introdujo abonos a muy bajo costo en algunos países), o que sirva como puerta de entrada hacia otros servicios, por ejemplo de paga o de comercio.

Facebook trata de fomentar el uso del comercio en línea de su otra aplicación de mensajería, Messenger, que cuenta con 700 millones de usuarios. Las pruebas comenzaron la semana pasada para integrar a Messenger un asistente virtual que podría hacer reservas o compras para el usuario.