Autoridades de Shanghái van a cerrar 153 industrias contaminantes obsoletas, en el área circundante del futuro Disneyland que abrirá el próximo año, para mejorar la calidad del medio ambiente local, según el gobierno municipal.

Mickey Mouse (Foto tomada de who2 Biography)

Estas fábricas “altamente contaminantes (…) y poco eficaces” deberán cerrarse antes de finales de 2016, un proceso destinado a asegurar “la bienvenida” al parque de atracciones del grupo Disney, dijo en su página web la agencia de planificación económica de la ciudad.

Las empresas afectadas pertenecen principalmente a los sectores de la química, textil, fabricación de piezas mecánicas, en el distrito de Zhoupu.

La construcción de Disneyland Shanghái comenzó en 2011, y su inauguración, prevista originalmente para este año, la aplazó el grupo estadounidense para el 2016.

A un costo de unos $5, 500 millones de dólares, es el primer parque en China continental, donde la empresa espera atraer a una creciente clase media.

En lugar de las industrias contaminantes, el gobierno de Shanghái tiene como objetivo reconstruir los sitios en cuestión como parte de un proyecto de promoción del “turismo rural”.

Las autoridades no dieron ninguna indicación de los costos que tendrán que desembolsar las empresas obligadas a trasladar sus instalaciones de producción, ni la cantidad de empleados afectados.