El cielo de Plutón es azul y hay placas de agua congelada por descubrir, revelan las últimas imágenes enviadas por la sonda New Horizons de la NASA.

Foto de la niebla que rodea a Plutón suministrada por la NASA, 8 de octubre 2015. (Foto: AFP)

“¿Quién podría imaginar un cielo azul en el cinturón de Kuiper? Es maravilloso”, dijo en un comunicado el principal científico responsable de la misión.

Partículas rojas o grises que forman la niebla que rodea Plutón son lo suficientemente pequeñas para dispersar la luz azul del sol, de la misma manera que en el cielo terrestre.

Estas partículas se forman cuando el nitrógeno y el metano se separan bajo el efecto de los rayos ultravioleta del sol, antes de combinarse para formar macromoléculas complejas responsables del color rojo predominante en el suelo de Plutón.

Lo más probable es que estás moléculas se formen en la atmosfera superior de Plutón, y crean ese azul brillante, evalúan los científicos de la NASA.

En cuanto a las placas de agua congelada, están recubiertas en su mayoría por otras formaciones congeladas, entre ellas de nitrógeno, que es abundante.

Pero los científicos planetarios no pueden explicar por qué el agua congelada se encuentra sólo en ciertos lugares.

Imágenes anteriores enviadas por New Horizons revelaron la diversidad y complejidad del relieve de este planeta. Se muestra lo que parecen ser dunas, corrientes de nitrógeno congelado que descienden de las regiones montañosas hacia las llanuras e incluso una red de valles, quizás formada por materiales que fluyen a la superficie del planeta enano.

Podría tratarse de enormes bloques de agua congelada flotando en una gran deposición más densa de nitrógeno congelado que se encuentra en una llanura llamada “Sputnik Planum”, explicó la NASA.

New Horizons está actualmente a más de 12.5 millones de kilómetros de Plutón, unos cinco mil millones de kilómetros de la Tierra, y se sumerge en el cinturón de Kuiper, una zona remota del sistema solar, que se extiende más allá de la órbita de Neptuno.

Había pasado más cerca de Plutón el 14 de julio pasado, y debe continuar transmitiendo datos e imágenes de Plutón y sus lunas hasta finales de 2016.