Una estatua de Lenin se convirtió en Darth Vader, el héroe mítico y maligno de Star Wars de George Lucas, en Odesa, Ucrania, en el contexto de las leyes de la “descomunización”.

Estatua de Lenin inaugurada en Odessa, Ucrania (Foto: Reuters/ Yevgeny Volokin)

La nueva estatua, diseñada por el artista ucraniano Oleksandr Milov, fue develada en una ceremonia en presencia de un hombre disfrazado de Darth Vader, en la zona de una fábrica de esta ciudad del sur de Ucrania, donde estaba antes el revolucionario ruso.

Los dueños de la fábrica y los residente locales presionaron para que eliminaran la imagen de Lenin, en el marco de las nuevas leyes, promulgadas en mayo, que prohíben los símbolos soviéticos, así como los nazis, desmantelando los monumentos de líderes soviéticos, así como el cambio de nombre de localidades, calles o empresas que se refieran a la época comunista.

De ahí surgió la idea de transformar el monumento de Lenin por la de Darth Vader. A menudo se ha visto por las calles de Kiev a un hombre con su casco y su capa, que fue seleccionado como candidato por el Partido Ucraniano de Internet (UIP) para las presidenciales de 2014.

Pero su candidatura fue rechazada por la Comisión Electoral Central de Ucrania.

Él protestó contra esta decisión ante los locales de la Comisión, acompañado de Stormtroopers, los soldados de élite de armadura blanca de su imperio galáctico, y de sus guardias imperiales de capa roja.

En 2013, el mismo Darth Vader fue llevado por sus Stormtroopers a la alcaldía de Odessa, donde se declaró alcalde.

Muchas estatuas de Lenin ya han sido desmanteladas en Ucrania, provocando a veces reacciones indignadas de una parte de la población.