El director de China Telecom, uno de los tres principales operadores de telecomunicaciones en China, presentó su renuncia, declaró la empresa el miércoles, tres días después del anuncio oficial de que estaba bajo investigación.

chang_xiaobing_afp

Chang Xiaobing, presidente de China Telecom, 8 de agosto de 2013 en Hong Kong. (Foto: AFP/ Dale de la Rey)

Chang Xiaobing dejó su cargo de presidente, consejero delegado y director ejecutivo, según un comunicado de China Telecom publicado en la Bolsa de Valores de Hong Kong, donde figura la empresa.

La gendarmería interna del Partido Comunista Chino (PCCh), la Comisión Central de Inspección Disciplinaria, anunciaron el domingo que el Sr. Chang de 58 años, es objeto de una investigación por “graves violaciones a la disciplina”, un eufemismo común en China utilizado en casos de corrupción.

La revista de negocios Caixin informó que Chang Xiaobing ya está en custodia y que sus “problemas” están relacionados con su tiempo en la jefatura de China Unicom, el segundo operador del país.

El ex presidente de Unicom, ingresó a China Telecom en septiembre.

“Los dirigentes de China Unicom aceptaron dinero y sexo a cambio de intervenciones en la negociación de contratos con los proveedores y promociones”, escribió la revista pero no indicó si el Sr. Chang estaba personalmente implicado o no.

Las acciones de China Telecom cayeron más del 1% para cerrar el miércoles.

Las autoridades chinas han llevado a cabo una campaña contra la corrupción, en las filas del partido comunista y en la comunidad empresarial desde la llegada al poder de Xi Jinping en 2013.

En particular, los esfuerzos se han centrado en los sectores de la energía, automotriz y aeronáutica.