Un amor renovado por el vinilo, el viejo tocadiscos regresa esta semana junto con los prototipos futuristas en la feria CES de Las Vegas, pero con pinceladas de juventud para adaptarse a la era digital.

sonydisco

Sony presenta un tocadiscos en la CES de Las Vegas 2016. (Foto:AFP)

Después de años de dominación de los CD y la música en línea, reaparecen las ventas de los discos de vinilo y Sony trabaja para satisfacer la demanda, señaló en Las Vegas Mike Fasulo, funcionario del gigante japonés de la electrónica, que reflejan las impresiones de muchos fabricantes.

Una serie de aparatos que combinan aspectos modernos con un aspecto retro se exponen en el CES en el estand de Victrola, una marca de hace más de un siglo, adquirida recientemente por Innovative Technology, empresa con oficinas en EE.UU. y Hong Kong.

En comparación con la música en línea, el vinilo es táctil e interactivo, se puede admirar la portada, leer las letras impresas en el reverso o en las portadas… el disco obliga a sus oyentes a involucrarse más.

Muchos amantes de la música aprecian el sonido de la música en el vinilo a pesar de su chirriar.

El tocadiscos es un producto que se vende bien por la compañía Boytone con sede en Los Ángeles, que tiene un modelo con videocasetera, y expone una serie de modelos en el CES integrados en pequeñas maletas.

Con su look vintage que parece ser de hace varias décadas, estos nuevos modelos tienen características modernas, como la posibilidad de conectarse de forma inalámbrica a través de Bluetooth a los altavoces o auriculares, o de conectarse a una computadora para copiar su música en archivos digitales.

Un nuevo tocadiscos presentado por Sony en el CES es incluso capaz de convertir automáticamente la música analógica de los discos de vinilo en formato digital, que puede reproducirse en otros aparatos.

El aparato sirve de “puente entre la creciente cantidad de coleccionistas de vinilo, el lado práctico y la calidad de sonido permitido por la alta resolución”, dijo Yamoto Tanikawa funcionario de Sony.