Cerca del Cairo, en la necrópolis de las pirámides de Abusir, se descubrieron los restos relativamente conservados de un viejo barco de 18 metros de unos 4,500 años de antigüedad, anunció el lunes un equipo de arqueólogos checos que lo calificaron como un “descubrimiento notable”.

14543283417516

Fotografía proporcionada por el Ministerio de Antigüedades de Egipto el 1o. de febrero 2016, muestra a un hombre en el sitio de excavación de arqueólogos checos , en la necrópolis de las pirámides de Abusir, cerca de El Cairo. (AFP/ Larguero)

El barco, enterrado en una cama de piedras cerca de una mastaba, sepultura dedicada tradicionalmente a los grandes notables en el antiguo Egipto, debía “pertenecer al dueño de la tumba, una persona de rango extraordinariamente alto”, decía el checo Miroslav Barta que dirige la misión en un comunicado del Ministerio de Antigüedades de Egipto.

Abusir, un suburbio de la capital egipcia, se encuentra a unos veinte kilómetros al sur de El Cairo, es un sitio arqueológico que alberga las pirámides de varios faraones pero de tamaño más modesto que las de Gizeh.

La sepultura “no se encuentra justo al lado de una pirámide real, el propietario de la tumba no era probablemente un miembro de la familia real”, sigue el texto, sin embargo es un “notable descubrimiento (…) que va a contribuir a entender” las técnicas de construcción de barcos en el antiguo Egipto y “su lugar en los ritos funerarios.”

“Incluso si el barco se encuentra a unos 12 metros de la mastaba (…), la orientación, el tamaño y la cerámica encontrada en el interior muestran que hay una relación clara entre esta tumba y la embarcación, los dos datan del final de la III o el inicio de la IV dinastía, 2550 antes de Cristo”, dice el comunicado del ministerio.

“Las tablas de madera se unen entre sí mediante clavijas de madera que aún son visibles en su posición inicial”, explica el Ministerio de Antigüedades. “De manera extraordinaria, la arena del desierto que la cubría preservó loa materiales vegetales con que se recubrían las juntas” y “algunos de los amarres de la estructura del barco se encuentran todavía en su lugar”, agregó el comunicado.