Los albinos en Malawi, incluso niños de muy corta edad, son víctimas de una “ola sin precedentes de ataques brutales”, alimentados por prácticas rituales y la pasividad de las autoridades, denunció Amnistía Internacional.

f620x0-450906_450924_0

La ONU advirtió que los albinos en Malawi están en riesgo de extinción total. (Foto: Amnistía Internacional)

Desde noviembre de 2014, la cantidad de asesinatos y secuestros de albinos sigue “aumentando rápidamente”, con al menos 18 personas muertas y cinco secuestrados, entre ellos un niño de dos años que sigue desaparecido, según un comunicado de la organización de defensa de los derechos humanos.

“Abril de 2016 fue el mes más sangriento con cuatro asesinatos de personas albinas”, según el informe de Amnistía titulado “No somos animales de caza ni estamos en venta: violencia y discriminación contra los albinos en Malawi.”

Los huesos de los albinos “son vendidos a los curanderos tradicionales en Malawi y Mozambique para la elaboración de pociones mágicas que atraerán la riqueza o la suerte. Este macabro comercio se debe a la creencia de que los huesos de los albinos contienen oro”, dice Amnistía Internacional.

La ONG acusa a las autoridades malauíes de dejar a las personas albinas “a merced de las bandas criminales”. La policía carece de recursos para responder a tiempo a los ataques y mantener una presencia visible en las zonas de mayor riesgo, según la organización que pide al gobierno “tomar medidas específicas para protegerlos.”

El portavoz de la policía, Nicholas Gonda, confirmó que al menos 18 personas habían muerto desde noviembre de 2014 debido a su albinismo, y agregó que el distrito de Machinga es la región más peligrosa.

“Ni a los muertos se les deja en paz”, dijo Amnistía. La policía de Malawi registró al menos 39 casos de exhumación ilegal de cuerpos de albinos y otras tantas personas capturadas en posesión de huesos o miembros de albinos.”

Los albinos también son víctimas de discriminación en la escuela y en el sistema de salud. “Muchos mueren de cáncer de piel debido a la falta de medios de prevención como el protector solar, e información sobre su condición”, según Amnistía.

En este contexto, la población de albinos de Malawi, calculada entre 7,000 y 10,000 personas, “vive con miedo constante”, agregó.

El albinismo es un trastorno genético heredado que resulta en la falta de pigmentación de la piel, las personas albinas son víctimas de violencia en muchos países africanos.

A principios de junio, el tribunal de Malawi prohibió a todos los hechiceros y curanderos tradicionales ejercer a fin de proteger a los albinos.