Las autoridades chinas cerraron nueve fábricas y detuvieron a algunos responsables tras el estallido de gran escándalo por las pistas de atletismo tóxicas, construidas a partir de residuos industriales, y utilizadas en las escuelas, anunció un medio de comunicación oficial.

vista-atletismo-primaria-pekin-efe_claima20160623_0264_28

Vista de una pista de atletismo en un colegio de primaria en Pekín. (Foto: EFE)

Los casos de niños, que enfermaron después de exponerse a las emanaciones nocivas de los revestimientos sintéticos, se mencionan regularmente en la prensa china en los últimos años.

Los padres de los alumnos de una escuela primaria de Pekín manifiestan desde hace días, que sus hijos han sufrido de hemorragias nasales y reacciones alérgicas después de hacer deporte en la pista de atletismo de la escuela.

Un caso más que se suma a la larga lista de escándalos de salud en China, donde la codicia burla las normas de seguridad.

La televisión estatal CCTV reveló esta semana que varias empresas de Cangzhou y Baoding en la provincia de Hebei, cerca de Pekín, producen elementos de las pistas con residuos reciclados, como neumáticos de coche o cables eléctricos.

Se sospecha que estos materiales contienen productos químicos tóxicos y metales pesados.

El municipio de Cangzhou formó un equipo de investigación y las autoridades locales cerraron nueve fábricas, sellaron sus máquinas, su material y productos casi terminados, y detuvieron al “personal asociado”, dijo hebnews.cn, sitio oficial del gobierno de la provincia.

Los padres viven preocupados por la contaminación del aire y la toxicidad de los alimentos, muchos tienen un único hijo por la política de control de la natalidad en China.

A mediados de junio, el nuevo liceo francés de Pekín, inaugurado el mes pasado, cerró su auditorio y el gimnasio por la contaminación por humos tóxicos procedentes de puertas, sillas y la señalización del piso.

La CCTV informó en abril cerca de 500 casos de niños enfermos en una escuela de Changzhou, que se encuentra en un sitio anteriormente ocupado por fábricas de productos químicos.