A más de dos metros de profundidad, los arqueólogos están ocupados con un cráneo gigantesco de mamut y sus enormes colmillos. Los restos fueron descubiertos en diciembre, cerca de la ciudad de México, mientras trabajaban en la instalación de tubería de drenaje.

rosaritoenlanoticia-blogspot-mx

Recuperan gran parte de la osamenta del mamut hallado en Tultepec. (Foto: INAH/ Mauricio Marat)

El viernes, se congregaron visitantes para ver los restos de 14,000 años, que se encontraron a lo largo de una calle lodosa del pueblo de Tultepec, al norte de la Ciudad de México.

Este impresionante descubrimiento no es raro en la zona, según Luis Córdova, arqueólogo del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH), ya que se han encontrado una docena de restos de mamut en la región de Tultepec.

Según Córdova, se han descubierto los restos de más de cincuenta mamuts alrededor de la capital. El agua salada dominaba el territorio en esa época, lo que permitió la buena conservación de la osamenta.

El mamut de Tultepec, mide 3.5 metros de altura, 5 metros de largo y pesaba 5 toneladas, se conservó algo deteriorada y mezclada las tres cuartas partes del animal.

Los huesos encontrados muestran que los hombres destazaron a la bestia por su carne o piel.

La exploración, que comenzó el 25 de abril, llega a su fin. Ya han reforzado el cráneo y los colmillos para poder moverlos con seguridad.

En el transcurso de la próxima semana, van a extraer los últimos restos del sitio y los trasladarán a la Casa de Cultura de Tultepec, donde se reunirán el resto de los huesos.

Si el INAH está de acuerdo, el esqueleto del mamut se restaurará y expondrá en esta institución.