Clima: la ONU advierte de fenómenos extremos en 2017

Por Lucía Aragón

Las condiciones meteorológicas y climáticas extremas continuarán en 2017, advierte Naciones Unidas, después de un año 2016, donde la temperatura media alcanzó un récord, el hielo se ha reducido mucho, el nivel del mar sigue aumentando y los océanos se calientan.

deshielo-en-el-c381rtico

Un oso polar entre bloques de hielo en el Ártico. (Foto: AFP)

La Organización Meteorológica Mundial (OMM), la agencia especializada de la ONU, publicó su informe anual sobre el estado del clima para el Día Meteorológico Mundial, que tuvo lugar el 23 de marzo.

“El informe confirma que 2016 fue el año más cálido jamás registrado: el aumento de temperatura en relación a la época preindustrial alcanzó 1.1°C, o sea 0.06°C más que el récord anterior establecido en 2015”, dijo el Secretario general de la OMM, Petteri Taalas, en un comunicado.

Según la OMM, los “fenómenos extremos” seguirán “siendo relevantes en el año 2017”, pero la situación es peor “los estudios publicados recientemente (…) sugieren que el calentamiento de los océanos podría ser aún más pronunciado de lo que se pensaba.”

Los datos preliminares que tiene la ONU han demostrado que el ritmo de crecimiento de las concentraciones atmosféricas de dióxido de carbono (CO2) no ha bajado.

“A pesar de que el poderoso Niño se disipó en 2016, asistimos ahora a otros cambios en el mundo que apenas podemos aclarar: aquí tocamos los límites de nuestro conocimiento científico sobre el clima, y ahora avanzamos en territorio desconocido”, dijo el director del Programa Mundial de Investigación sobre el clima, David Carlson.

El fenómeno de El Niño, que se produce cada 4 o 5 años con una intensidad variable, que resulta en un aumento de temperatura del Océano Pacífico, causa sequías y precipitaciones superiores a la normal. El fenómeno alcanza su máxima intensidad al final del año, de ahí su nombre de El Niño, el niño Jesús.

Por lo menos tres veces en este invierno, el Ártico experimentó el equivalente a una ola de calor polar, según la OMM que señala, que incluso en lo más frío del invierno ártico, hubo días que estuvo cerca del descongelamiento.

De acuerdo con las conclusiones de los investigadores, los cambios observados en el Ártico y la fusión de los témpanos conllevan, a mayor escala, una modificación de la circulación oceánica y atmosférica, lo que repercute en las condiciones meteorológicas de otras regiones del mundo.

Así, regiones como Canadá y gran parte de Estados Unidos se han beneficiado de un clima excepcionalmente templado, mientras que otros, la Península Arábiga y el norte de África por ejemplo, a principios de 2017 registraron temperaturas anormalmente bajas.

En 2016, las temperaturas de la superficie del mar fueron las más altas jamás observadas. Además, el aumento del nivel del mar continúa, y la extensión del hielo del Ártico está muy por debajo de lo normal la mayor parte del año.

“Las concentraciones de CO2 en la atmósfera siguen batiendo récords, lo que demuestra más claramente la influencia de las actividades humanas en el clima”, dice con preocupación el Sr. Taalas.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s