Por qué el yuan chino no va a ser la moneda de reserva mundial

Los chinos nunca lo han promovido como la única moneda de reserva, hoy en día, los defensores occidentales de esta idea deben reconsiderar su posición

Por Valentin Schmid, Epoch Times

chinese_yuan-benjamin_chasteen_1328-20151025-676x450

Una mujer cuenta billetes de yuanes chinos que equivalen a miles de dólares, en Vancouver, Canadá. (foto: Benjamin Chasteen/ Epoch Times)

 

Cuando alguien es muy grande y muy importante, los otros jugadores no pueden competir con él y comienzan a buscar un retador. Esto es cierto en los deportes, en los negocios e incluso en las divisas.

Puesto que el dólar es tan importante, los países más pequeños que los Estados Unidos estaban felices cuando se lanzó al euro para compensarlo, para desafiar la posición del dólar.

El euro sirvió de contrapeso, pero nunca logró destronar al dólar como la principal moneda de reserva mundial. De acuerdo con el informe del operador de pagos internacionales SWIFT, el euro se utiliza en el 30% de estos pagos, mientras que el dólar sigue siendo el número uno, el 40%.

Pero, ¿qué pasa con la moneda china, el yuan, que el banco de inversión HSBC prevé que se convierta en 2015 en la tercera moneda más importante en el comercio mundial? ¿Es el verdadero retador al estatus del dólar? No realmente.

Sólo el 16% del comercio de China se estableció en yuanes, o renminbi (RMB), y su participación en los pagos internacionales se clasifica en el sexto lugar, con solamente el 1.78%, después del dólar, el euro, la libra esterlina, el yen e incluso el dólar canadiense.

De hecho, los líderes chinos nunca han afirmado que el yuan debería desplazar al dólar. Fueron los animadores occidentales como HSBC que observaron el crecimiento económico de China, y proyectaron su moneda.

Muchos expertos también pensaron que el yuan jugaría un papel más importante después de la elección de Donald Trump en noviembre pasado. Daryl Guppy, el presidente de Guppytraders, plataforma de formación del mercado financiero, anunció en noviembre a CNBC: “El dólar americano ya no es el único refugio. Hay una alternativa – el renminbi.”

Las características de la moneda de reserva

¿Qué debe tener una moneda para convertirse en moneda de reserva mundial? El yuan podría serlo, ¿los líderes chinos tratan de reemplazar al dólar?

De acuerdo con un informe del banco de inversión Natixis, hay cuatro funciones que debe cumplir una moneda para servir como moneda de reserva para el sector público y privado.

La primera función es la de servir como un medio de intercambio. Para los pagos en el sector privado, se puede observar que la proporción del RMB es minúscula en comparación con el euro y el dólar. De acuerdo con el informe, el uso del RMB en el comercio y la inversión dentro de China es relativamente pequeño y ya no crece.

Los pagos del sector público entre los gobiernos y los bancos centrales se realizan a través de líneas de swap con bancos centrales. Permiten a los bancos centrales de varios países emitir fondos que no son suyos. Por ejemplo, durante la crisis financiera de 2008, la Reserva Federal de Estados Unidos proporcionó al Banco Central Mundial 620 mil millones de dólares de liquidez. Las líneas de swap de China ascienden a 430 mil millones de dólares, pero casi nunca se usan.

La segunda función es la de servir como reserva de valor, de manera que los agentes privados puedan invertir su dinero en activos en yuanes – como acciones y bonos – y preservar su poder adquisitivo. Sin embargo, la parte de las acciones chinas que pertenecen a extranjeros no es importante, alrededor del 0.8%, mientras que para los bonos chinos, es ligeramente superior al 2%. Desde 2014, los depósitos bancarios y préstamos extranjeros en China también disminuyen.

Para la reserva de valores del sector público, es decir, la detención de moneda extranjera de los bancos centrales de todo el mundo, la participación del yuan es sólo el 1%, a pesar de la admisión, a finales de 2016 para la compra de Derechos de giro especial (DEG) del Fondo Monetario Internacional (FMI). El dólar todavía se lleva la parte del león con el 64%.

La tercera función es la llamada unidad de cuenta. Esto significa que las facturas comerciales, por ejemplo, las emitidas en RMB y luego pagadas en RMB en lugar de dólares. También en este caso, incluso para Australia, uno de los mayores socios comerciales de China, solo el 0.5% de las exportaciones a China se facturan en RMB.

Para convertirse en una unidad de cuenta oficial, otro país debe indexar su moneda al RMB, pero como la cuenta de capital está relativamente cerrada en China, esto aún no ha sucedido. Por lo menos, el RMB es ahora parte del DEG, que funciona como unidad de cuenta para el FMI, pero apenas representa el 10.9%.

gettyimages-465949948-740x494

Zhou Xiaochuan, gobernador del Banco Popular de China, en una conferencia de prensa llevada a cabo por el Congreso Nacional del Pueblo en Pekín el 12 de marzo de 2015. (Feng Li / Getty Images)

Por último, la moneda debe haber desarrollado mercados de renta fija, con pagos que se pueden mantener en depósitos bancarios o bonos.

A pesar de que la emisión local de bonos de las empresas chinas es importante, los extranjeros no los compran, mientras que el mercado de bonos del estado chino sigue siendo bajo en comparación con Estados Unidos y Europa.

Además, los depósitos bancarios en RMB en los llamados centros de compensación mundiales también han disminuido. En Hong Kong, por ejemplo, solamente el 5% de todos los depósitos bancarios están en RMB y 37% en dólares.

Sin embargo, no decepciona al régimen chino, sino más bien a sus “animadores” occidentales. Las autoridades chinas siempre han favorecido una solución internacional para reemplazar al dólar, es decir, en forma de DEG, como lo mencionó Zhou Xiaochuan, gobernador del Banco Central de China, en su discurso de 2009 al Consejo de Relaciones Exteriores.

“El objetivo deseable de la reforma del sistema monetario internacional es crear una moneda de reserva internacional que esté desvinculada de estados individuales”, dijo.

Sí, desvinculada del dólar, pero no vinculada al yuan.

Fuente original en inglés: Why the Chinese Yuan Won’t Be the World’s Reserve Currency

Traducido del inglés al español por: Lucía Aragón

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s