¿Por qué es tan especial y enigmático el número 9?

(NASA)
 Desde los orígenes el número 9 se ha identificado con la cosmología, tema que ha tenido un protagonismo fundamental en las sendas espirituales, así como en las religiones y en los rituales paganos comunes de los magos, chamanes y hechiceros, que entremezclaban diversas culturas.

Los planetas que rodean el Sol son 9, incluyendo la Tierra, aunque la ciencia discute si el noveno sería Plutón o un desconocido planeta X. Sea cual sea, para la mitología estos nueve planetas se asociaron a los 9 niveles de cielo de los Tres Reinos: el Cielo, la Tierra y el Mundo Subterráneo.

El número 9 adquiere importancia porque representa el noveno Cielo, el que cierra el total de los cielos de la dimensión humana. Desde ahí se busca pasar a otra dimensión, un estado más elevado, el estado divino.

Nueve planetas. (NASA)

En algunas sendas espirituales sobrepasar el noveno cielo es sobrepasar el eterno ciclo de las reencarnaciones, lo que en el budismo lo acerca al estado de Buda, el ser divino del Tao.

Como contraparte del noveno Cielo está el noveno nivel del Inframundo o Infierno. En medio, el ser humano decide la vía.

Los polinesios representaban 9 cielos con su lado izquierdo y derecho. Los mexicas primero establecieron 9 cielos que luego se cambiaron a 13, la Tierra en su centro y nueve Inframundos.

Los nueve cielos de los polinésicos (Wikimedia)

En el Templo del Cielo en Beijing se observa un altar circular de tres capas, donde cada capa tiene nueve círculos. El relato budista dice que “se utilizaron nueve placas de piedra o múltiplos de nueve para pavimentar cada uno de los círculos”.

En la opinión popular china, para los grupos étnicos del norte, así como los Han y tibetanos, “el número 9 es auspicioso”. De hecho al ofrecer un brindis, los tibetanos beben tres copas de vino tres veces, señala el relato.

Nueve niveles del Inframundo en el Templo de la Inscripciones de Palenque. (Wikimedia)

Por esta razón se cree que todos los números que suman nueve son auspiciosos: 18, 36, 72, 81 y 108. El 108 es la cantidad de pilares usados para sostener el monasterio de Jokhang en Lhasa, y también se dice que la humanidad sufre de 108 tipos de preocupaciones que pueden ser eliminadas, de ahí que son a menudo 108 las cuentas del rosario, un múltiplo de 9.

Numerología y Cosmología

El poeta griego Homero reveló la importancia del número 9 en sus escritos, y otros escritores griegos mencionan que el filósofo y matemático Pitágoras se preparaba tres veces por nueve días (total 27) en sus rituales o realizaba tres visitas de 9 días. También los masones adoptaron el método.

Esto puede relacionarse con los 27 días los que demora la Luna en orbitar la Tierra, recorrer así las 12 constelaciones y pasar por tres ciclos de los elementos Tierra, Aire, Agua y Fuego.

Por la misma razón el alfabeto fue adaptado en muchas culturas para alcanzar este número de 27 (tres veces 9) letras.

Cada letra tendría entonces un número de significado de 1 a 9, dividida en tres grupos. El número que suma el nombre sería la Tónica que representará la persona en la vida.

Según los inventores de este sistema, el nombre ADA tendría la suma de los números 141=6, donde A es 1 y D es 4. El número 6 sería su tónica del nombre, portador del significado del número 6, asociado al Bien y Mal.

Este método no solo se usó para los nombres, sino también las fechas. Mozart que nació un día 27, donde 2+7 es 9, tendría la tónica del día 9.

Nacer con una tónica 9, simbolizaba reflexionar y plasmar las experiencias pasadas, Buscar la verdad. Además es la que cierra un ciclo. Es el límite hacia una nueva dimensión, donde se recorren todos los números en sí mismo. Es tres veces lo completo (3×3) y lo completo.

El significado del nueve para los griegos, hebreos y árabes se puede explicar también de la siguiente manera: cada nueve días o nueve años se repiten circunstancias que resuenan en la misma frecuencia que nueve ciclos atrás.

Es así que se encuentra similitud por ejemplo entre los años de vida 11, +9=20, +9=29, +9=38, +9=47, etc., o entre los años 3, +9=12, +9=21, +9=30, etc.

A su vez hay que agregar 9 días para ver una recurrencia en los hechos cíclicos a una escala menor, por ejemplo horas y días.

Se cree que Pitágoras usaba la numerología en armonía con el cosmos y no como un ejercicio adivinatorio. Como matemático seguramente vio que los números se repiten en el Universo y en todas las formas de la vida que nos rodea.

Nueve en el tarot

Es muy posible que el juego de cartas del Tarot, usadas por los masones y los adivinos, se basó en las sendas espirituales y religiosas, aunque con otros objetivos. Los orientales dicen que no es posible explicar los misterios del Tao y el estado de Buda si no se sigue la verdadera vía recta.

La carta 9 es El Ermitaño, es quien tras una ardua transformación personal llegó al noveno nivel de su camino, o quien debe pasar una larga caminata hasta llegar a este nivel en que reflexiona toda su vida.

Carta número 9 del Tarot- El Hermitaño. (Wikimedia)

Al completar el noveno paso está listo para enfrentar la Rueda de la vida (carta X), que le hará pagar todas sus deudas del karma. Luego entrará en el nuevo ciclo de 9, pero esta vez en un nivel más alto, en el cielo.

El noveno Cielo (Carta XIX: El Sol) aquí se encuentra iluminado por la estrella, y abarca tan lejos como llegan los rayos del Sol, en sus confines, es decir a nivel del noveno planeta. Para sobrepasar el Cielo tendrá que pasar un Juicio (Carta XX: El Juicio), y solo si lo aprueba tendrá su propio Mundo. (Carta XXI: El Mundo), el mundo de un Iluminado, un Buda, el que pudo volver a su origen y escapar de las eternas reencarnaciones.

Más sobre el 9

El número 9 como multiplicador siempre generará el mismo número:

1×9 =9

2×9=18=9

3×9=27=9

etc.

Los agujeros del hombre son 9: dos ojos, dos oídos, dos orificios nasales, la boca el orificio genital y el ano.

Los meses del año antes comenzaban con marzo, y el noveno mes sería entonces noviembre, cuyo nombre deriva de la palabra nueve.

Los egipcios usaban la expresión 9 enemigos en los jeroglíficos.

En el Nuevo Testamento se menciona que el apóstol Pablo habló de los nueve frutos de espíritu, y el noveno era la Gentileza.

Se suele orar nueve veces por nueve días en las novenas católicas.

Tres niveles de 9 jerarquías de ángeles pintó en este cuadro Botticini sobre la ascensión de la virgen ( Wikimedia)

Eran nueve las musas hijas de Zeus, la novena era Urania, que velaba por la astronomía.

Se suele agregar el número 9 en los precios de los productos, se cree que tiene más suerte en las ventas.

Comentaristas del deporte dicen que los jugadores con número 9 y 10 son los que más goles han lanzado en los mundiales.

Algunos músicos de gran fama mundial fallecieron durante o luego de completar su Novena Sinfonía. La famosa novena sinfonía coral del compositor alemán Ludwing van Beethoven (1779-1827), que incluye la Oda de la Alegría, fue su última composición de este género.

Otro gran músico alemán Franz Schubert (1797-1828), tuvo como última composición sinfónica su Novena Sinfonía, denominada más tarde La Grande, el mismo año de su muerte. Al igual que Beethoven, una obra de gran reflexión de la vida.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s