Historia de un agente de la CIA vendido a los chinos

Por: Annie Wu

La Gran Época EE.UU.

cia-700x447

(Foto: Saul Loeb/AFP/Getty Images)

El ex agente de la CIA Kevin Patrick Mallory, ahora de 60 años, trabajó toda su vida en inteligencia, tanto para el gobierno como para particulares. Luego, después de colgar sus pistolas y gafas oscuras en 2012, abrió una empresa de consultoría privada, pero no tuvo mucho éxito. Un día, unos espías chinos le ofrecieron dinero a cambio de documentos clasificados. Y el agente retirado Mallory aceptó.

Inicialmente, los agentes chinos simplemente se pusieron en contacto con él por medio de LinkedIn. Uno de ellos, afirmando ser un reclutador para una compañía llamada Darren and Associates, le presentó a otra persona que afirmaba trabajar para la Academia de Ciencias Sociales de Shanghái (una cobertura muy común para los agentes de la Oficina de Seguridad del Estado de Shanghái, que es una rama del Ministerio de Seguridad del Estado chino: una especie de CIA y FBI juntos).

En marzo y abril de 2017, después de los primeros encuentros, Kevin Patrick Mallory, que habla muy bien el mandarín, fue invitado a Shanghái. Su contacto, Michael Yang (el autoproclamado empleado de la Academia de Ciencias Sociales) le proporcionó a Mallory un sistema de comunicaciones seguro para enviar documentos.

Mallory fue arrestado en junio de 2017. En su casa, los agentes descubrieron una tarjeta SD, escondida en una lámina, que contenía los documentos que había enviado. Un año después, Mallory fue condenado por espionaje. Los jueces dictaminaron que Mallory recibió 25 mil dólares de los chinos, y ahora se enfrenta a cadena perpetua.

Por supuesto, se desconoce el contenido de los documentos que Mallory transfirió a los chinos, pero un agente de la CIA, durante el juicio celebrado el año pasado, especificó que uno de los documentos revelaba la totalidad de la información que la CIA tiene sobre “un servicio de inteligencia extranjero enemigo específico”.

Además, las notas encontradas en la casa de Mallory contenían los nombres de algunos informantes y, según el funcionario de la CIA, “es razonable esperar que puedan causar la pérdida de información importante y quizás el encarcelamiento o la muerte de estos informantes secretos”. De hecho, Mallory también había ofrecido sus notas a los espías chinos.

Una tendencia preocupante

Mallory es sólo un caso entre muchos en Estados Unidos. En junio, un ex agente de la Agencia de Inteligencia de Defensa de los Estados Unidos fue arrestado acusado de espionaje a favor de China. Y en mayo, Jerry Chun Shing Lee, ex agente de la CIA, fue acusado de reunir información clasificada con la intención de transmitirla al régimen chino. Lee también había sido contactado por espías chinos que le ofrecieron dinero.

Artículo en inglés: The Curious Case of a Former CIA Agent Selling Intel to China

Traducción de Lucía Aragón

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s