El gobierno boliviano acusa a Cuba y Venezuela de estar detrás de la violencia

Por: La Gran Época

El nuevo gobierno interino boliviano acusó el jueves a Cuba y Venezuela de estar en el origen de la violencia en el país para apoyar a Evo Morales, que se encuentra actualmente en México, y pidió su regreso al país.

gettyimages-1182176158-795x447

Partidarios del ex presidente boliviano Evo Morales el 13 de noviembre de 2019, en La Paz, Bolivia, tratando de bloquear las calles. (AIZAR RALDES / AFP a través de Getty Images)

La ministra boliviana de Comunicación, Roxana Lizárraga, dijo a los medios de comunicación de La Paz que su gobierno no reconoce a Nicolás Maduro como presidente de Venezuela. Lo describió como un dictador, reconociendo al líder de la Cámara y al líder de la oposición, Juan Guaidó, como el líder del país.

Lizárraga advirtió que su país no se arrodillará por un “complot” de las embajadas de Cuba y Venezuela en Bolivia, ni por las acciones que el Sr. Morales puede tomar de México.

En este contexto, afirmó que el embajador cubano en Bolivia, Carlos Rafael Zamora, a quien llamó “Gallo Zamora”, forma parte del servicio de inteligencia cubano que intervino en los conflictos de Nicaragua y Ecuador.

La ministra dijo que presuntos agentes cubanos supuestamente están pagando a los partidarios de Evo Morales para que cometan actos violentos, por orden del ex presidente del país, pero con dinero del estado boliviano, dijo.

Roxana Lizárraga citó información sobre la reciente detención en Bolivia de varios cubanos que tenían en su poder miles de bolivianos, la moneda boliviana.

También destacó los temores de que el régimen de Nicolás Maduro haya distribuido unas 200 mil armas en toda América del Sur, algunas de las cuales “es más probable que se encuentren aquí”.

También se preguntó cómo percibirán los mexicanos las supuestas “relaciones con los cárteles de la droga”, de las que aseguró que algunas investigaciones periodísticas acusan a Morales.

La autoridad exigió que México devolviera a Evo Morales a Bolivia después de concederle asilo.

Lizárraga advirtió que se investigará y advertirá a los que pudieran cometer un delito de “sedición” contra una conspiración lanzada por el último ministro de Morales, Juan Ramón Quintana, cuyo paradero se desconoce, y Raúl García Linera, hermano de su ex vicepresidente, Álvaro García Linera, en el exilio en México.

Acusó a los dos hombres de actuar con una “línea terrorista” cuyo objetivo era que los miembros del partido gobernante cercano a Morales “mataran gente, derramaran sangre” en Bolivia.

El ministro criticó al Movimiento al Socialismo de Morales por violar la Constitución, y dijo que tendrá que “rendir cuentas” por haber sido “un ladrón del voto y de la democracia”.

El domingo pasado, la Organización de los Estados Americanos publicó un informe sobre graves irregularidades en las elecciones del 20 de octubre, tras lo cual Evo Morales fue reelegido por cuarto mandato consecutivo. El mismo día de la publicación de este informe, anunció su renuncia para exiliarse en México al día siguiente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s