Archivos

Mientras el Papa se rinde ante el régimen chino, la prensa china lo defiende y ataca a los católicos

 PAUL HUANG – LA GRAN ÉPOCA
Mientras el Papa se rinde ante el régimen chino, la prensa china lo defiende y ataca a los católicos

El Papa Francisco habla con el Secretario de Estado, el Cardenal Pietro Parolin, durante la visita del Papa a la Catedral de Lima, 21 de enero de 2018. Parolin está encabezando la negociación del Vaticano con China para reanudar relaciones diplomáticas, la cual se espera que termine en pocos meses, seguido a la reciente rendición del Vaticano ante el régimen chino en el asunto de la designación de obispos. (Vincenzo Pinto/AFP/Getty Images)

 Mientras los observadores y católicos alrededor del mundo quedaron estupefactos por cómo el Vaticano cedió ante las exigencias del régimen chino a cambio de relaciones diplomáticas, la prensa estatal china inmediatamente se apresuró a defender al Papa Francisco y a desestimar las críticas como nada más que los rencores de los “católicos estadounidenses”. Mientras tanto, la República Popular de China, regida por el ateo Partido Comunista Chino, no muestra indicios de haber reducido la persecución a cristianos en China, entre los que se encuentran católicos.

Recientemente se reportó que el Vaticano, bajo el mando del Papa Francisco, dejó afuera a dos obispos católicos chinos de las iglesias clandestinas llamadas “iglesias-hogar”, que fueron ordenadas hace muchos años por el Vaticano pero sin la aprobación del régimen chino. La semana pasada el Vaticano se movió rápidamente para reconocer la legitimidad de siete obispos impuestos por el régimen chino, que fueron seleccionados cuidadosamente para liderar las iglesias autorizadas por el régimen. El Vaticano previamente había excomulgado a estos individuos.

El poder para designar obispos, conocido como “investidura”, es considerado una de las enseñanzas fundamentales de la Iglesia Católica. Bajo el mando de todos los Papas anteriores, el Vaticano consistentemente rechazó la exigencia del régimen chino de designar él mismo a los obispos en China continental, una exigencia que tenía el propósito de mantener el control del régimen sobre los católicos en China.

Debido a esta y otras razones, el Vaticano y la República Popular China no han mantenido relaciones diplomáticas desde 1951. Si bien varios Papas antes de Francisco han intentado reanudar las relaciones del Vaticano con China, ninguno cruzó la línea de aceptar que el régimen chino prive al Vaticano de su poder de investidura.

El funeral del Obispo Joseph Fan Zhongliang, el difunto líder de la Iglesia Católica clandestina en Shanghai, 22 de marzo de 2014. Muchos católicos chinos, desafiando al régimen chino, asisten a las “iglesias-hogar” clandestinas en vez de a las iglesias de la Asociación Católica Patriótica de China (ACPC), autorizadas por el régimen. (Peter Parks/AFP/Getty Images)

Como tal, la jugada del Papa Francisco de quitar obispos de iglesias-hogar y reconocer a los designados por el régimen es visto como una sorprendente traición a las tradiciones católicas y a los 5 a 10 millones de católicos chinos, muchos de los cuales asisten a “iglesias-hogar” clandestinas en vez de a las iglesias autorizadas por el régimen de la Asociación Católica Patriótica de China (ACPC). Las iglesias-hogar y sus obispos “clandestinos” –que fueron ordenados legítimamente–, se han mantenido fieles al Vaticano y han estado resistiendo la persecución del régimen chino hasta ahora.

Un obstáculo clave persiste para el Papa Francisco: apaciguar el disenso interno entre los católicos y lidiar con la respuesta negativa del público que ocasionaría este arreglo sin precedentes con el régimen chino.

La conciencia del Cardenal Zen

La cara pública de la oposición al acuerdo del Vaticano con China es Joseph Zen, el respetado ex Cardenal de Hong Kong que se jubiló en 2009 y se hizo bien conocido en años recientes por ser defensor de la democracia de Hong Kong y firme crítico del régimen chino.

“¿Soy yo el gran obstáculo en el proceso de llegar a un acuerdo entre el Vaticano y China?” escribió Zen en una carta abierta a la prensa. “Si es un mal acuerdo, estaría más que feliz de ser el obstáculo”.

El 12 de enero, el Cardenal retirado de 83 años de edad visitó el Vaticano y se reunió con el Papa Francisco para entregarle una carta de apelación escrita por uno de los obispos que se retiraron forzosamente y para pedir al Papa que no ceda ante el régimen chino. Los relatos difieren en cuanto a la reacción del Papa Francisco en la reunión. Según Zen, el Papa expresó sorpresa al enterarse de las noticias de cambios de obispos y dijo que había instruido a los funcionarios del Vaticano que no crearan mártires de los fieles católicos chinos.

No obstante, en un comunicado de prensa del 30 de enero, el Vaticano dijo que el Papa Francisco está en “constante contacto con sus colaboradores, en particular con aquellos en la Secretaría de Estado, en asuntos de China”. A pesar de que no se mencionó a Zen directamente, el Vaticano dijo que las personas dentro de la Iglesia Católica que son críticas de su política con China están “fomentando confusión y controversia”.

El Cardenal Joseph Zen, ex Cardenal de la Iglesia Católica de Hong Kong, habla en la Asociación de Periodistas de Hong Kong en Hong Kong, 14 de diciembre de 2010. En años recientes, Zen surgió como un resonante defensor de la democracia de Hong Kong y como un incansable crítico del régimen chino. (Daniel Sorabji/AFP/Getty Images)

En respuesta, Zen escribió en su blog que el comunicado de prensa del Vaticano implica que: o los funcionarios del Vaticano han estado mintiendo tanto al Papa Francisco como al público, o que el Papa Francisco le mintió, que siempre supo del plan de los funcionarios del Vaticano con el régimen chino y que aprueba lo que están haciendo.

“¿Si pienso que el Vaticano está traicionando la Iglesia Católica en China? Si es que van en la dirección en la que obviamente están yendo en base a lo que han estado haciendo en años y meses recientes, definitivamente sí”, dijo Zen.

Desde que el Papa Francisco fue electo en 2013, el Vaticano hizo numerosas propuestas al régimen chino, tales como el vuelo papal sobre China en 2014. La Gran Época también reportó el pasado octubre que un alto funcionario del Vaticano, el Arzobispo Savio Hon Tai-Fai, que era conocido por oponerse firmemente al régimen chino, fue quitado de un puesto clave en el Vaticano por el Papa Francisco. Es sabido que Hon es un cercano aliado de Zen y también es de Hong Kong, la única diócesis católica bajo la República Popular China que tiene alguna garantía de libertad de religión.

En una entrevista en vídeo con la cadena EWTN de TV Católica, Zen dijo que piensa que el Papa Francisco, que es de Argentina, alberga “compasión” por los comunistas latinoamericanos y no entiende el Partido Comunista Chino en lo absoluto.

Zen también dijo que el Papa Francisco demuestra un “optimismo” erróneo al tratar con el régimen chino, lo que según Zen es sorprendente, dado que los asesores de Francisco, especialmente su Secretario de Estado, el Cardenal Pietro Parolin, tienen años de experiencia negociando el acuerdo con China y deben saber que no se debe confiar en el régimen chino.

Los medios de comunicación estatales comunistas se apresuran a defender al Papa

Mientras que los reportes sobre el sometimiento del Vaticano al régimen chino han sido ampliamente citados como traición a los católicos chinos perseguidos, al menos se encontró un adepto: los medios de comunicación estatales del régimen chino.

En un artículo publicado el martes, el estatal Global Times dijo que “Beijing y el Vaticano establecerán relaciones diplomáticas tarde o temprano… el Papa Francisco tiene una imagen positiva entre el público chino”. El periódico es una publicación hermana del portavoz estatal Diario del Pueblo y no habla oficialmente por el régimen, pero de todos modos es famoso por servir como una versión tabloide de la propaganda del régimen.

Global Times también afirmó que son mayormente los “católicos estadounidenses” los que están organizando una guerra civil dentro de la iglesia en contra del Papa Francisco. Citó a Massimo Faggioli, un profesor de teología de la Universidad de Villanova, afirmando que “las críticas de EE. UU.” al Papa Francisco no son realmente por China sino que significan “un instrumento de oposición teológica al resto del pontificado de Francisco”.

No obstante, es poca la evidencia que sugiere que la cobertura negativa predominante de la prensa y las críticas al acuerdo del Papa Francisco con China estén motivados por un abanico de otras disputas dentro del Catolicismo. Las voces más resonantes contra el acuerdo vienen de católicos chinos en Hong Kong y otros lugares, tales como Joseph Zen, y también muchos viejos observadores de China que han criticado las violaciones del régimen chino a la libertad religiosa y los derechos humanos.

Cristianos chinos asisten a una misa de Noche Buena en la una Iglesia Católica en Beijing, 24 de diciembre de 2016. (Wang Zhao/AFP/Getty Images)

Esta tampoco sería la primera vez en que el Papa Francisco ha sido acusado de doblegarse a regímenes autoritarios anti Occidente, a menudo a costa de los cristianos. Anteriormente, los cristianos ucranianos criticaron de “fraticida” al Papa Francisco por restar importancia a la agresión de Rusia contra su país. Sospechan que el Papa Francisco lo hizo así para cortejar a la Iglesia Ortodoxa de Rusia, que tiene estrechos vínculos con el Kremlin.

De forma similar, el acercamiento a brazos abiertos del Papa Francisco a Cuba, como se reflejó en su visita al país en 2015, ha sido criticado por pasar por alto los aprietos que viven los disidentes prodemocracia de Cuba que aún están siendo fuertemente perseguidos por el régimen socialista unipartidista. Durante el viaje, el Papa Francisco se reunió con Fidel Castro, el entonces ex dictador de 89 años de edad, pero con ningún miembro de la comunidad disidente, como lo señaló el Washington Post.

El informe de la Comisión sobre Libertad Religiosa Internacional de EE. UU.y el informe del Departamento de Estado de EE. UU. sobre libertad religiosa internacional catalogaron de forma consistente a China como un serio violador a la libertad religiosa. Ambos informes continuaron documentando nuevas persecuciones a cristianos e iglesias clandestinas cada año.

Anuncios

El Papa Francisco satisface al régimen chino privando de sus obispos a los católicos clandestinos perseguidos

Se removieron obispos de iglesias católicas clandestinas en favor de funcionarios del régimen

El Papa Francisco satisface al régimen chino privando de sus obispos a los católicos clandestinos perseguidos

Peregrinos de China asisten a la audiencia semanal del Papa Francisco en la Plaza de San Pedro, 26 de noviembre de 2014, Ciudad del Vaticano, Vaticano. (Franco Origlia/Getty Images)  

En una jugada que rompió con siglos de tradición católica, el Vaticano bajo el mando del Papa Francisco habría obligado a dos obispos chinos debidamente designados a que se aparten para hacer lugar a aquellos impuestos unilateralmente por el régimen chino. Esta es la última de una serie de concesiones que hizo el Papa Francisco en años recientes para buscar reanudar las relaciones diplomáticas entre el Vaticano y el régimen chino, que siempre ha rechazado la autoridad del Papa para designar obispos en China continental.

Según Asia News, se envió una delegación del Vaticano a China en diciembre del año pasado para obligar al Obispo Peter Zhuang de Shantou a “retirarse” o ser degradado, de manera que el régimen chino pudiera establecer sus propios obispos que provengan que iglesias autorizadas por el régimen.

Bajo el mando de todos los Papas anteriores, el Vaticano rechazó ese arreglo y se rehusó a reconocer los obispos “designados” unilateralmente por la ACPC. El poder de designar obispos, conocido como “Investidura”, ha sido considerado una de las enseñanzas fundamentales de la Iglesia Católica.

Pero fuera del control de la ACPC existe una red desafiante de “iglesias-hogar” clandestinas en China, cuyos seguidores estaban representados por obispos chinos ordenados legítimamente por el Vaticano, tales como Zhuang y Guo.

Cristianos chinos asisten a una misa de Noche Buena en una iglesia católica en Beijing, el 24 de diciembre de 2016. (Wang Zhao/AFP/Getty Images)

Según se informa, el Obispo Zhuang de 88 años de edad estalló en lágrimas al escuchar la orden del Vaticano, también rechazó la “oferta” de aceptar ser degradado a sacerdote para servir bajo el mando de su reemplazo, el Obispo de la ACPC Huang Bingzhang, dado que Huang podría simplemente expulsarlo en cualquier momento.

Además de ser obispo de la ACPC, Huang también es miembro del Congreso Nacional del Pueblo, el parlamento títere del régimen chino.

El Vaticano del Papa Francisco previamente exigió a Zhuang que se retirase en una carta con fecha del 26 de octubre, a lo que Zhuang respondió que preferiría “cargar su cruz” por desobedecer la orden del Vaticano, según reportó de Asia News.

La delegación del Vaticano también viajó a la provincia de Fujian, donde pidieron al Obispo Joseph Guo Xijin de Mindong, perteneciente a la iglesia católica clandestina, que “acepte” ser degradado de manera que el Obispo apoyado por la ACPC, Vincent Zhan Silu, pueda tomar su lugar. Anteriormente, Guo había desaparecido por un tiempo el año pasado luego de que el régimen chino lo obligara a “visitar” una oficina de asuntos religiosos en la ciudad de Fuan.

“Es una deshonra que los políticos del Vaticano pongan sus intereses políticos por encima de la Iglesia al doblegarse ante la Beijing Comunista”, dijo Bob Fu, fundador de ChinaAid, un ONG cristiana radicada en Midland, Texas. “Esta acción constituye una verdadera traición tanto a los principios cristianos como a los creyentes perseguidos en China. Espero que el Papa Francisco pueda intervenir y corregir el rumbo antes de que el daño sea demasiado enorme como para remediarlo”.

Satisfacer al régimen chino a toda costa

Los reiterados llamados de La Gran Época a la Oficina de Prensa del Vaticano solicitando comentarios no fueron respondidos. No obstante, las noticia del exilio forzado de dos obispos por obra del Vaticano ha sido confirmada por el Cardenal Joseph Zen, el respetado exobispo de Hong Kong que se retiró en 2009 y quien en años recientes se convirtió en la voz principal en cuestionar las varias propuestas del Papa Francisco al régimen chino.

Según se informa, Joseph Zen de 86 años de edad, visitó el Vaticano el pasado miércoles 23 de enero y se puso en fila con otros peticionarios en la fría Plaza de San Pedro para llevar personalmente una carta al Papa Francisco. No le dieron el privilegio de un acceso rápido al Papa, que es tradicionalmente ofrecido a Cardenales retirados de su nivel. La carta contiene una petición al Papa Francisco para que preste atención a la situación desesperada que viven las iglesias católicas clandestinas en China.

En esta foto de archivo, el entonces Cardenal de Hong Kong, Joseph Zen, camina en la Plaza de San Pedro el 6 de marzo de 2013, en el Vaticano. El Cardenal retirado, que ahora tiene 86 años de edad, habría visitado el Vaticano el 23 de enero de 2018 y se habría puesto en fila en la fría Plaza de San Pedro para llevar personalmente una carta dirigida al Papa Francisco. (Philippe Lopez/AFP/Getty Images)

De todos modos, el Vaticano bajo el mando del Papa Francisco marcó claramente el rumbo para reanudar relaciones con el régimen chino a toda costa. Se hicieron numerosas propuestas al régimen chino desde que el Papa Francisco fue electo en 2013, tales como un vuelo papal sobre China en 2014 y un anuncio en febrero de 2017 de que se había llegado a un “acuerdo” con Beijing sobre el asunto de la designación de obispos, entre otros acontecimientos.

La Gran Época también reportó el pasado octubre que un arzobispo superior conocido por su fuerte oposición al régimen chino fue removido de un puesto clave en el Vaticano por el Papa Francisco.

El acercamiento del Papa Francisco al régimen chino también es de un marcado contraste con muchos de sus predecesores. Por ejemplo, Juan Pablo II es conocido como el Papa que inspiró la caída el comunismo en su Polonia natal. Y a pesar de que muchos Papas antes de Francisco intentaron reanudar las relaciones del Vaticano con China, ninguno cruzó la línea de aceptar que el régimen chino prive al Vaticano de su poder de Investidura.

El asunto de la designación de obispos, no es lo único que separa al Vaticano de la República Popular China. El destino de la red de iglesias católicas clandestinas de China, que tienen un estimativo de entre 5 y 10 millones de miembros, aún tiene que ser resuelto, incluso a pesar de que sus obispos ahora fueron abandonados por el Vaticano. Los católicos clandestinos denuncian que el régimen chino arrestó a cientos de sacerdotes y obispos y destruyó sus iglesias.

Un trato del Vaticano con China también tiene que resolver el asunto de Taiwán, con el que también mantiene relaciones diplomáticas formales. En parte debido a que el régimen chino no reconoce la autoridad del Vaticano en China, Taiwán fue capaz de mantener al estado soberano de la Santa Sede como uno de los aliados diplomáticos que formalmente reconocen a la nación insular de Taiwán –o por lo menos hasta ahora.

Los observadores especulan con que el Vaticano abandonaría sus relaciones con Taiwán para sellar un trato con el régimen chino, un acto que podría ser visto no solo como una traición a Taiwán sino también a los 240.000 católicos taiwaneses a los que, a diferencia de sus contrapartes chinos, se les ha permitido practicar libremente su religión y seguir la autoridad del Vaticano.

Muere el autor de una carta clandestina que denunció abusos en campos de trabajo forzado de China

 Muere el autor de una carta clandestina que denunció abusos en campos de trabajo forzado de China

Muere el autor de una carta clandestina que denunció abusos en campos de trabajo forzado de China
Sun Yi, mientras estaba encarcelado contrabandeó una carta manuscrita sobre los abusos que sufrió en el campo de trabajo forzado de Masanjia en la ciudad de Shenyang, provincia de Liaoning. La carta fue descubierta dentro de un kit de decoración de Halloween vendido en un Kmart en Oregón. (Cortesía de la familia de Sun Yi)
 La noticia tomó al mundo por sorpresa: una carta que había viajado más de 9.000 km desde China hasta un pequeño pueblo de Oregon.

En noviembre de 2012, dentro de un kit de decoración de Halloween que había comprado hace años en Kmart, Julie Keith encontró una carta manuscrita en el interior.

Después que Keith publicara una foto de la carta en Facebook, los medios de comunicación recogieron la historia poniendo el foco de atención internacional sobre el abuso de los derechos humanos en China.

 La foto de la carta de Sun Yi. (Cortesía de Julie Keith)

              

Esa persona reveló su verdadera identidad solo años más tarde, cuando logró escapar de China. Nacido el 9 de octubre de 1966 en Taiyuan City, provincia de Shanxi, Sun Yi era ingeniero y trabajaba en Beijing. Pero debido a que era un practicante de una antigua disciplina espiritual conocida como Falun Dafa o Falun Gong, las autoridades policiales lo estaban persiguiendo. Desde julio de 1999, el régimen chino persiguió a millones de seguidores en todo el país con arrestos, encarcelamiento y tortura, según el Falun Dafa Information Center, la oficina de prensa de Falun Gong.

En diciembre de 2016, el ingeniero huyó exitosamente a Indonesia. En marzo del año siguiente, se reunió con Keith en Indonesia.

Apenas unos días antes de cumplir 51 años, el 1 de octubre, Sun Yi falleció en un hospital de Bali, Indonesia. El hospital comunicó que murió de insuficiencia renal. Tenía 50 años de edad.

Sin embargo, su familia señaló que nunca tuvo problemas de salud renal. La familia afirmó que el hospital no dio detalles concretos sobre la causa de su muerte y que se apresuraron demasiado en incinerarlo. Están preocupados por la posibilidad de que haya habido algún tipo de juego sucio.

La historia de Sun

Antes de su muerte, el ingeniero realizó varios audios y videos que describen su experiencia mientras estaba detenido en Masanjia.

En el campo de trabajo forzado, a Sun Yi y sus compañeros se les encargaban realizar pequeños fantasmas de plástico y lápidas de espuma, trabajando 15 horas al día por unos escasos 10 yuanes, unos USD$ 1.50 al mes.

También fue torturado. Estuvo esposado en una cama del hospital durante varias horas en posiciones incómodas. Los guardias también utilizaban una herramienta médica para abrirle la boca, escupiéndole adentro y tirándole colillas encendidas de cigarrillos en la boca.

Otro método de tortura consistía en obligarlo a ponerse de pie en una posición incómoda, con las piernas y los brazos atados a la estructura de una cama. Una vez, Sun Yi estuvo atado durante 168 horas seguidas.

Ilustración de uno de los métodos de tortura de Masanjia (Ilustración de Sun Yi)

 

Durante un tiempo se vio obligado a mirar fijo a una imagen de Mao Zedong y Karl Marx y jurar delante de ella todos los días. Los guardias lo obligaron a decir que protegería al Partido Comunista Chino y que renunciaría a Falun Gong. Sun Yi llamó a la tortura “extracción psicológica”.

A los reclusos no se les permite poseer ningún elemento de escritura. Pero un preso que sobornó a un guardia para obtener un bolígrafo, se la prestó a Sun Yi. En medio de la noche, escribía cartas en secreto y las metía en productos que parecían estar destinados a países occidentales. Esperaba que uno de ellos al menos llegara a una persona de buen corazón en el extranjero.

En agosto de 2010, fue liberado de Masanjia. Pocos meses después de que se conociera la noticia de la carta de Keith, una revista china, “Lens”, publicó un informe para exponer sobre los horrores dentro de Masanjia. La atención internacional presionó al régimen chino para que aboliera el sistema de campos de trabajo forzado en noviembre de 2013.

En diciembre de 2014, el foto periodista chino Du Bin, que publicó una serie de informes que detallaban la tortura y el trato que sufrían los prisioneros de Masanjia, difundió un informe de la experiencia de Sun Yi. “Fue uno de los más severamente torturados en Masanjia”, escribió Du Bin.

La portada del libro de Du Bin sobre la experiencia de Sun Yi, titulado “El rugido de Masanjia”. (Archivo de La Gran Época)

Sobre sus espaldas Sun Yi tuvo como objetivo exponer públicamente los crímenes del régimen chino. Debido a ello, su casa fue saqueada repetidamente por la policía. Tuvo que escapar de su casa y siempre vivir huyendo, llevando consigo constantemente solo una navaja de afeitar y un cepillo de dientes para poder lavarse dondequiera que fuera. En noviembre de 2016, fue otra vez secuestrado por la policía. Fue puesto en libertad varios días después, pero la esposa de Sun se preocupó muchísimo por su seguridad, tanto de estar al borde de una crisis nerviosa.

Sun Yi en la ciudad de Shenyang en 2016. (Cortesía de la familia de Sun Yi)

Sun Yi decidió que era hora de salir del país. El 6 de diciembre de 2016 llegó al aeropuerto de Beijing y pasó exitosamente la aduana sin que las autoridades chinas lo detectaran. Se compró un cono de helado para celebrarlo; finalmente había podido escapar de la invisible prisión del país en el que vivía.

Abandonó el mundo silenciosamente en octubre de 2017, pero la gente recordará su historia en los años venideros. Su vida llegó a reflejar el significado de su nombre chino: ser firme y resuelto.

República Dominicana: Actividades realizadas por los 18 años de persecución a Falun Dafa en China

Practicantes de Falun Gong en Republica Dominicana realizan demostración de los ejercicios en el parquet Colon de Republica Dominicana. Foto: Porfirio Fernández.

Por un practicante de Falun Dafa en R. Dominicana:

El domingo 16 de julio los practicantes de Falun Dafa en Santo Domingo realizaron una actividad en el Parque Colón, ubicado en una zona turística, donde hicieron demostraciones de los ejercicios, dieron a conocer Falun Dafa y sus beneficios, a la vez que hablaron de la sustracción forzada de órganos y recogieron firmas para detener ese crimen de la humanidad que ya lleva dieciocho años.

Practicantes de Falun Gong en Republica Dominicana realizan demostración de los ejercicios en el parquet Colon de Republica Dominicana. Foto: Porfirio Fernández.

“No, no puedo creer que esto esté pasando, vender órganos de personas sanas y vivas”. Fue una de las tantas expresiones de alarma escuchadas de diferentes personas sorprendidas e indignadas por estos hechos. “Yo firmo, no tienes que decirme mucho, yo conozco de esta persecución, me enteré en España y también di mi apoyo. Es un crimen y no puede seguir pasando”, dijo un turista al acercarse a la mesa de recolección de firmas.

Practicantes de Falun Dafa clarifican la verdad sobre la persecución que el régimen chino lleva a cabo contra las personas que lo practican. Foto; Porfirio Fernández.

Practicantes de Falun Dafa clarifican la verdad sobre la persecución que el régimen chino lleva a cabo contra las personas que lo practican. Foto; Porfirio Fernández.

El miércoles 20 en la mañana, los practicantes fueron invitados al programa de televisión Seballo TV que se transmite en el canal 24 de la televisión por cable y 69 UHF con transmisión en vivo. Allí también se expuso sobre la sustracción de órganos y cómo ofrecer apoyo para detenerla. En la tarde del 20 julio efectuaron una vigilia en el Barrio Chino de Santo Domingo, donde se entregaron materiales informativos llamando al fin de la persecución.

Practicantes de Falun Gong o Falun Dafa fueron invitados al programa de televisión Seballo TV. Donde hablaron sobre sustracción de órganos forzada que esta llevando el régimen chino contra sus practicantes en China. Foto: Seballo TV

Estudiante universitaria vence el temor a la persecución en China

En china, la sola mención de Falun Dafa provoca riesgos enormes

Por Cat Rooney – Epoch Times

SAN FRANCISCO – “Durante dieciséis años, viví con el temor de que me persiguieran por mi fe”, dice Gu Peiqi, 30 años, que creció en China comunista. Su creencia es Falun Dafa, una práctica de la escuela Buda que tiene como objetivo mejorar el cuerpo y la mente. Esta práctica se puede ejercer libremente en casi todo el mundo, excepto en China.

1_5_17_sf_topstorypic_peigigu_10-24-16-catrooney-676x450

El 24 de octubre 2016 en San Francisco, Gu Peiqi evocó los valores que su familia le inculcó durante su crianza y cómo sus posibilidades de terminar la universidad se redujeron gradualmente a causa de su fe en Falun Gong, una práctica perseguida en China. (Cat Rooney/ Epoch Times)

Un año antes de ponerse en marcha la persecución, Gu tenía 11 años y adopta Falun Dafa (Falun Gong) con su madre. De acuerdo con un informe oficial, había 70 millones de practicantes en China. Fuentes de Falun Dafa, dicen que la cantidad superaba los 100 millones.

Este sistema de meditación tradicional fomenta altos valores morales, y el libro Zhuan Falun enseña cómo llegar a ser un “hombre verdadero”, cómo cultivar la compasión y la tolerancia.

“Con la lectura de Dafa, siempre encuentro un significado profundo de la vida, del universo en Dafa”, dice. Pero también trata de cómo ser una buena persona y “enfrentar las tribulaciones y problemas de la vida.”

Cuando comenzó la persecución, la televisión totalmente controlada por el partido comunista, inició la difamación contra Falun Gong, Gu no creyó ni una palabra. Los programas inculcaban el miedo y el odio contra Falun Gong, para justificar la brutal persecución.

“Me sorprendió, porque era todo lo contrario de lo que había aprendido con la práctica de Dafa y la lectura del libro Zhuan Falun, que nos dice que hay que ser una buena persona y seguir los principios Zhen-Shan-Ren (Verdad, Benevolencia, Tolerancia).”

Gu y su madre se dispusieron a contrarrestar la difamación, explicando a los demás sus experiencias positivas con esta práctica, pero la iniciativa fue muy arriesgada.

Sin embargo, la joven estudiante logró forjar su camino hacia la libertad espiritual y, elevar la voz para disipar las mentiras en contra de Falun Gong.

La educación, una prioridad para la familia

Para la familia de Gu, la educación era una prioridad.

1_6_17_2-2016_10_24_sf_peigi-gu_cat-rooney-1-674x450

Peiqi Gu creció en China, hija única de dos padres amorosos que valoran la educación. (Cat Rooney / Epoch Times)

“Soy hija única. Estaba muy, muy consentida.”

Su madre siempre se levantaba primero a preparar el desayuno. “Es curioso, desde la primaria hasta la secundaria”, explica. Su padre esperaba hasta el último momento antes de despertarla para que durmiera más. Después de desayunar o mientras lo hacía, su madre la peinaba. Su padre le arreglaba la mochila y la ayudaba a ponerse los zapatos y el abrigo.

“Así que… mi padre abría la puerta y salía corriendo a la escuela. Mis padres incluso se cambiaron a un apartamento al lado de mi escuela, hacía sólo cinco minutos a pie para llegar a clase.”

Detenciones y amenazas  

Hasta febrero de 2006, Gu Peiqi se sentía segura, especialmente en la escuela.

“Nunca olvidaré ese día cuando… mi madre y yo fuimos detenidas. “

Gu, su madre y la familia de su tía pasaban sus vacaciones en un hotel.

“Nos detuvieron a seis de nosotros y la policía nos interrogó por separado”, explica.

“Entonces, comprendieron que sólo mi madre y yo practicábamos Falun gong y por eso liberaron a mi tía y a nuestros familiares.”

Las arrestaron porque ella y su mamá distribuían DVD gratis a los comerciantes. Los DVD informaban a la gente de las tácticas de propaganda empleadas por los medios de comunicación controlados por el gobierno, para que la gente odiara Falun Gong.

Madre e hija también explicaban a los gerentes de las tiendas sus experiencias personales, como se convirtieron en personas sanas y habían mejorado por vivir en la Verdad, la Benevolencia y la Tolerancia.

En la comisaría, su madre se negó a decir a la policía de donde había sacado el DVD. “La policía amenazó a mi madre con bloquear mis estudios, con arruinar mi futuro.”

Después de 48 horas en la comisaría, “enviaron a mi madre a un centro de detención, y le pidieron a mi padre que me llevara a casa. La policía… le dijo a mi padre, que no es practicante, que me cuidara, porque (ahora) tenía antecedentes penales. Si reincidía… me iban a detener y me impedirían continuar con mi educación.”

“Es la primera vez que vi a mi padre tan desesperado.”

Las graves amenazas también fueron para mi madre. “Mi mamá incluso pensó en suicidarse, no se perdonaba el hecho de impedirme ir a la escuela.”

Su padre tuvo que prometer a la policía que todo iba a ir bien, y preguntó si podía tomar el lugar de su hija en caso de que fuera a la cárcel. Esperaba con esto que sus estudios no se interrumpieran.

Impacto en la familia

A través de su historia, el régimen comunista siempre ha creado temor, para dividir a los padres de sus hijos, aislar a alguien del resto de su familia.

“La respuesta es feroz si hablamos de Falun Dafa en público, o si no renuncia a su fe cuando las autoridades del régimen comunista lo exigen. Las consecuencias, bien documentadas, incluyen la prisión, privación del sueño, prohibición de ir al baño o bañarse, amenazar con atacar a los familiares”, informa Amnistía Internacional.

“Los malos tratos se traducen en brutales palizas, vigilancia las 24 horas del día, aislamiento, descargas eléctricas, y cientos de otras formas de inhumana tortura”, según Amnistía Internacional.

Por temor a las represalias por parte de las autoridades gubernamentales, los familiares de Gu les dieron la espalda. “Nos abandonaron en la noche oscura, nos abandonaron. Nunca lo olvidaré. Se fueron…olvidaron a mi padre.”

1_6_17_4-2016_10_24_sf_peigi-gu_cat-rooney-1-674x450

Ahora vive en los Estados Unidos, Peiqi Gu puede practicar abiertamente Falun Gong. Su misión es decirle a la gente los beneficios de Falun Gong como se muestra aquí en un parque en San Francisco el 24 de octubre de 2016. (Cat Rooney / Epoch Times)

En lugar de encontrar soluciones. “Todos se juntaron… para maldecirnos y culparnos.”

“Nadie quería ayudarnos a salir de la situación. Así, comprendí que mi familia se había derrumbado.”

Desde el día en que ella y su madre fueron detenidas, Gu dice: “He vivido con el temor de ser perseguida.”

“No podía imaginar que me pasara lo peor. Así que lo único que me obsesionó durante mis cuatro años de universidad (en China), fue escapar, huir.”

Se presentaron varias oportunidades para vivir en otro lugar. Ella finalmente llegó a América. Con la ayuda de los practicantes de Falun Gong de Estados Unidos, “poco a poco dejé de tener miedo”, concluye.

El deseo de practicar Falun Gong

Después de la universidad, Gu trató de vivir en diferentes lugares fuera de China.

“Me contrataron en una empresa que me envió Laos, un país en desarrollo. Prefería vivir allí… en lugar de regresar a China. No más preocupaciones.”

Sin embargo, aun tenía miedo, la policía supervisaba el teléfono de sus padres.

Su trabajo en Laos tenía relación con la hotelería, “donde encontré cierto interés en la industria hotelera”, dijo. En 2014, fue aceptada en una escuela de Estados Unidos y comenzó una Maestría en Administración hotelera.

La escuela le dio oportunidad de asistir a una conferencia en República Dominicana, donde por primera vez, pudo practicar libremente Falun Gong desde que inició la persecución.

“Ese momento fue tan hermoso. Me sentí tan aliviada de sentarme y practicar con los demás. Me di cuenta que… el mundo entero daba la bienvenida a Falun Dafa.”

“La práctica viene de China, pero desafortunadamente, la mayoría de los chinos no son capaces de conocer la belleza de Falun Dafa.”

Gu decidió seguir haciendo lo que hacía en China, “explicar a los demás, especialmente a los chinos, lo qué es Falun Dafa, (y) por qué es maravillosa.”

Una nueva vida en Estados Unidos

En mayo de 2016, terminó su Maestría en Administración Hotelera, lo que le permitió encontrar un buen trabajo como contadora para una cadena de hoteles.

Recientemente, vio a su padre que la visitó en Estados Unidos. Ella estuvo muy contenta de volverlo a ver después de dos años de vivir en ese país.

“Nunca me había separado de mis padres tanto tiempo.”

Su padre no podía creer que su niña se había convertido en una mujer adulta, independiente, después de haber terminado sus estudios, con una nueva vida, amigos y un buen trabajo.

“Él sabe hasta qué punto tuve que luchar para sobrevivir sola en el otro lado del mundo.”

Ahora, la esperanza de toda la familia es volver a reunirse.

Fuente: College Student Overcomes Fear of Persecution in China

Traducido del inglés al español por: Lucía Aragón

Órganos por Demanda

Alix Rovi

Prisioneros, Turismo de Órganos y Mentiras

Era el año 1999 cuando el entonces Dictador del Partido Comunista Chino, Jiang Zemin, ordenó el desprestigio, la persecución política, encarcelamiento y asesinatos de los practicantes de cualquier creencia espiritual ajena a aquella impuesta por el Régimen -en especial a quienes practicaran la vía de meditación espiritual Falun Gong. Su única razón: celos. Mientras que su partido político tenía tan sólo setenta y cinco millones (75,000,000) de seguidores adquiridos a lo largo de los años desde la culminación de la Revolución Cultural en China; Falun Gong (FG) adquirió más de cien millones (100,000,000) de practicantes en tan sólo seis (6) años. Esta vía de meditación y cultivo personal tuvo una acogida tan favorable debido a que sus practicantes gozaban de excelente salud sin importar la edad, y debido a las mejoras en cuanto a salud y el comportamiento ético que se observaba en quienes practicaran dicha vía espiritual, Falun Gong hoy en día es ampliamente reconocido a nivel mundial y goza de distintos premios en países como los Estados Unidos y China; y su fundador, el Sr. Li Hongzhi ha sido nominado varias veces al Premio Nobel de la Paz. En su libro, Falun Dafa: Girando la Rueda del Fa, el sr. Hongzhi explica de manera sencilla qué es Falun Gong.

“Falun Gong, también llamada Falun Dafa, es una práctica de cultivo de mente y cuerpo o Qigong que consiste en cinco ejercicios suaves y sencillos, y unas enseñanzas basadas en los principios universales de Verdad, Benevolencia y Tolerancia”. (Li Hongzhi, 2012)

La controversia inicial era el hecho de que se persiguiera, capturara a prisioneros de conciencia, sin embargo, el hablar de la gente despertó dudas y surgió una controversia mayor, ésta última radica en el hecho de que los prisioneros (los practicantes de la vía de meditación espiritual Falun Gong), fueran utilizados, o mejor dicho, fueran los únicos utilizados para la extracción ilegal de órganos mientras se encontraban con vida y pagando condenas en cárceles, campos de trabajo forzado o en instituciones mentales. Por un lado, el Partido Comunista Chino (PCCh) mantiene su postura en negar dicha práctica alegando la utilización de los órganos de los presos con sentencia de muerte. Por otro lado, la CIPFG (Coalición para Investigar la Persecución a Falun Gong en China), los practicantes de Falun Gong y los autores del Libro Cosecha Sangrienta (David Kilgour y David Matas), se apoyan en una investigación realizada a lo largo de 6 años para reunir las pruebas suficientes contra este nuevo tipo de genocidio chino. Sin embargo, al final del análisis demostraré que China utiliza los órganos de los prisioneros de consciencia con fines de lucro y no los órganos de los presos condenados a muerte de manera altruista.

14074494_934727283337439_1005734302_o

(Foto: Public domain)

El argumento más fuerte de la posición contraria es el hecho de que China es el país que más ejecuta presos a nivel mundial, según las cifras mostradas por el PCCh (Partido Comunista Chino), se ejecutan alrededor de 7,000 a 8,000 condenados a muerte al año, y de ésta alta cifra de ejecuciones proceden los órganos para los trasplantes de órganos internos. En una entrevista televisada en la cadena estatal china conocida como CCTV13, el ex viceministro del Ministerio de Salud de China, el Sr. Jiefu Huang procede a declarar:

“En la actualidad, nuestro país realiza entre 10,000 y 11,000 trasplantes de órganos al año, somos el país con el mayor volumen de órganos. La fuente de los órganos para trasplante es en su gran mayoría de los prisioneros sentenciados a muerte”. (Human Harvest, 2010)

En una entrevista para la Televisión Estatal China, el Sr. Mao Qunan, portavoz del Ministerio de Salud de China declaró:

“El impacto que la investigación de la comunidad internacional ejerce, especialmente en el extranjero, va más allá de la cuestión del trasplante de órganos. Es un ataque intencional a China como país y a su gobierno”. (Human Harvest, 2010)

En el mismo documental realizado por el Estado se puede apreciar como el Dr. Lu Guoping, del área de trasplantes de riñón del Hospital Nacional de Guangxi, desmiente la llamada telefónica que atendió y que es utilizada como prueba en la investigación del libro Bloody Harvest.

“Cuando me encontraba de turno, en el mes de mayo del año 2006, recibí la llamada de una señora con acento norteamericano. Tenía alrededor de 50 años de edad, y me dijo que un pariente suyo sufría de uremia aguda. Le sugerí que contactara el Centro de Trasplante de Órganos de la Provincia de Guangzhou. Cuando ella preguntó si allí recibían órganos extraídos a practicantes de Falun Gong le comenté que no estaba involucrado en el proceso quirúrgico y no sabía de la procedencia de los órganos, que no podía dar respuesta a sus preguntas. 

El informe dice que cuando se me preguntó si sabía de dónde sacaban a los practicantes de FG, si de centros de detención o de cárceles, este informe alega que mi respuesta fue que los sacaban de las cárceles, pero esa no fue mi respuesta. Mi respuesta fue que ni el hospital, ni yo, estábamos calificados para realizar este tipo de cirugías. El informe inventó mis respuestas y también agrega preguntas que jamás se me hicieron”. (Human Harvest, 2010)

Puede objetarse la teoría del “Sistema por Demanda de Trasplantes” que comenzó en el año 2010, y que el PCCh utiliza para exponer que la procedencia de la totalidad de los órganos utilizados para los trasplantes -en un periodo de espera no superior a un mes- provienen exclusivamente de los sentenciados a muerte por el régimen, puesto que, según cifras dadas por la misma dictadura, ejecutan cerca de 7,000 y 8,000 presos anualmente y realizan exitosamente entre 10,000 y 11,000 trasplantes de órganos al año. La diferencia entre las ejecuciones realizadas y las operaciones exitosas no tiene fuentes apoyadas por donantes voluntarios.

Un trasplante es cuestión de tiempo, de mucho tiempo, el Sistema de Obtención y Trasplantes de Órganos (OPTN, según sus siglas en inglés), de la Administración de Servicios y Recursos de Salud (HRSA, según sus siglas en Inglés) del Departamento Estadounidense de Salud & Servicios Humanos, muestra en su portal en línea una tabla la cual contempla, entre muchos otros datos, el tiempo de espera para un determinado tipo de órgano, la espera inicial, desde el momento en que se ingresa a la lista, es superior a los 2,500 días, lo cual es refutable con el corto periodo de tiempo de espera que los Hospitales Estatales Chinos anuncian en sus portales en línea -de 2 días a 3 semanas.

“No tienes que ser un experto en la obtención y trasplante de órganos para comprender  que, si puedes obtener un trasplante de hígado o riñón en un periodo de espera de una semana, existe una gran cantidad de personas en fila compatibles con los requerimientos de tejido y sangre. En realidad, no se necesita ser genio para entender que algo no está bien con esa situación”. (David Kilgour, Bloody Harvest, 2010)

“En cualquier parte del mundo la espera por un órgano es de años, sea el órgano que sea,  hígado, riñones, corazón o pulmones. Entonces, cuando agendas con anterioridad un trasplante de corazón, con sólo viajar a China y entrar a cirugía en un plazo de un par de días, están asesinando a alguien por lo que has ordenado, no existe otra manera de explicar este tipo de procedimiento”. (David Matas, Bloody Harvest, 2010)

Además, para que un órgano sea compatible, tanto el donante como el paciente deben dar
positivo en el Test de Cromosomas (sangre y tejido), que se realiza antes de un trasplante para evitar el rechazo del nuevo órgano en el cuerpo del paciente, y es prácticamente imposible que, en caso de que china ejecutara 10,000 prisioneros al año, estos prisioneros fueran 100% compatibles con los 10,000 pacientes. Entonces viene a colación la utilización de los prisioneros de consciencia para suplir el exceso de demanda, y probablemente un gran porcentaje de la demanda en el turismo de órganos.

Como lo explica el Doctor Damon Noto de la Facultad de Medicina Mount Sinai de la Universidad de New York:

“¿Cómo tiene el PCCh la capacidad de surtir este “Sistema por Demanda de Trasplantes” en periodos de tiempo tan cortos? – La única manera en que pueda hacerlo es el tener otra fuente de recursos de donantes vivos, disponibles bajo demanda. Repito, donantes vivos, y es en este punto, es donde en algunos casos, el hecho de realizar un trasplante de órganos, por sí mismo, es un acto de asesinato. Y se debe a varias investigaciones que hemos llegado a creer que son los prisioneros de conciencia, en especial los practicantes de Falun Gong, quienes han sido asesinados por sus órganos, siendo éstos las mayores víctimas de este genocidio. Estos prisioneros conforman en su mayoría las estadísticas de presos de conciencia a lo largo de todo el territorio chino, lo cual va de la mano con la acogida en trasplantes de órganos de China. También, se puede concluir, al analizar las tablas de tiempo de los trasplantes realizados por china, de 9 trasplantes realizados en el año 1998, se pasó a 1,601 trasplantes para el año 1999, ascendiendo de manera paralela con el comienzo de la persecución a los practicantes de Falun Gong”. (Audiencia en el Congreso Americano, 12 de septiembre de 2012).

Unos claros ejemplos de esto son: la Investigación realizada por los autores del libro Cosecha Sangrienta, donde se reúnen varios años de investigación científica- política. Y demás medios donde aún se pueden apreciar los testimonios de víctimas y autores de asesinatos a practicantes de Falun Gong.

La participación de un doctor que seguía órdenes y creía en la Teoría del Sistema de Órganos por Demanda del Sistema de Ejecuciones:

Enver Thoti, antiguo cirujano de Uyghur en la Provincia de Xijiang, China, declaró: “Para el verano del año 1999, creo que era el mes de julio, uno de mis jefes de cirugía me llama y me pregunta: ¿Quieres hacer algo alocado? -Le dije que sí – era joven. Entonces me dio  instrucciones de solicitar el equipo de cirugía, dos asistentes del hospital, un asistente propio, una ambulancia y tener todo listo para el día siguiente a las 9:30 AM. A la hora esperada, nos dirigimos a un lugar llamado Western Mountain Execution Ground, ahí fue cuando escuchamos el disparo. Para mi sorpresa, cuando abrí el cuerpo, la sangre estaba fluyendo, esta persona seguía con vida, el disparo había sido en el pectoral derecho, yo debía extraer su corazón, ya saben, ubicado debajo del pectoral izquierdo”. (Testimonio en el Parlamento Escocés, abril 24 de 2014).

La declaración de una practicante de Falun Gong y afortunada sobreviviente:

“Fui forzada a realizarme varios exámenes de sangre, rayos-x y ultrasonidos para examinar el estado de mis órganos”. Cindy Son, Practicante de Falun Gong y sobreviviente a un Campo de Labor Forzado. (Human Harvest, 2010)

La entrevista a un reconocido médico en materia de obtención y trasplante de órganos a nivel mundial:

Torsten Trey, Médico Especialista, Director Ejecutivo de la Organización Médicos en Contra de la Extracción Ilegal de Órganos, declaró para NTDTV: “Cuando hablé con practicantes de Falun Gong sobrevivientes a la persecución, y supe de la continua toma de muestras de sangre, desde un punto de vista médico, si un paciente no tiene ningún problema de salud, o no solicita un examen médico, el que se realicen exámenes de sangre (10 exámenes en un lapso de dos años), no tiene ningún sentido. Sin embargo, cuando se busca un donante para un órgano, tiene sentido que se realice una continua toma de muestras para darle seguimiento”. (NTDTV, 2010)

La investigación de un periodista, investigador y escritor independiente:

Ethan Gutmann, autor del libro “The Slaughter”, declaró: “El Dr. Ko Wen-Je, Jefe del
Departamento de Traumatología de la Universidad Nacional de Taiwán, viajó en el año 2004 para negociar en un hospital de gran importancia en China la adquisición de órganos, al día siguiente le llamaron para decirle que le aseguraban que la totalidad de los órganos que sus pacientes requerían serían extraídos de practicantes de Falun Gong. Le dijeron: estas personas, son las mejores, estas personas son jóvenes, son saludables, no beben, no fuman y practican un qigong muy avanzado”. (Human Harvest, 2010).

Lo que hace la dictadura china no es algo nuevo, con anterioridad ya se había hecho uso del desprestigio, o la táctica de satanizar algo para obtener un resultado favorable, sucedió con la Alemania Nazi en contra del a comunidad judía, y en Ruanda en contra de la comunidad tootsie. Jiang Zemin, vio el surgimiento de un grupo independiente y se sintió amenazado. La dictadura china funciona con propagandas falsas y una red de mentiras, y que la población comience a creer en la Verdad, fue visto como la pérdida del control del pueblo por parte del estado.

Por ley, cuando un prisionero es condenado a muerte por ejecución, sus órganos pueden
utilizarse para trasplantes de órganos sin necesidad de obtener el consentimiento de un familiar.

Entonces, se volvió evidente que la extracción de órganos en China se ha convertido en un
negocio bastante bien remunerado cuando se sabe que los Centros Médicos Chinos
acostumbraban a declarar que la fuente número uno de ingresos era la unidad de trasplantes. En los distintos portales en línea de cada hospital, se encontraban los precios de una córnea (USD $30,000), un riñón (USD $60,000), un corazón (USD $150,000), ahora imagínense el precio que tiene una sola persona.

Por las razones expuestas con anterioridad, se sabe y se prueba que el PCCh utiliza presos de consciencia para suplir una demanda con fines lucrativos.

Falun Gong: por qué el 20 de julio es una fecha importante

Durante 16 años en China, decenas de millones de personas inocentes han sufrido una brutal persecución, que incluye la detención, la tortura, el despido del trabajo, el lavado del cerebro, y la extracción de órganos de los practicantes para venderlos y traficar con ellos. Fue el 20 de julio de 1999, cuando Jiang Zemin, entonces líder del Partido Comunista Chino (PCCh), movilizó a todos los niveles del Estado para erradicar a Falun Gong y eliminar a sus practicantes.

Practicantes de Falun Gong en Washington el 16 de julio de 2015,, pidiendo que Jiang Zemin sea llevado ante la justicia. (Foto: Larry Dye/Epoch Times)

Falun Gong (o Falun Dafa) es una disciplina que enseña los principios de Verdad, Compasión y Tolerancia, y fue puesta a disposición del público en 1992 en China. De acuerdo con el gobierno había cerca de 100 millones de practicantes en China, incluyendo muchos miembros de alto nivel del PCCh. Jiang Zemin comenzó la persecución contra Falun Gong porque sus enseñanzas tienen relación con la gloriosa cultura antigua china, nada que ver con la ideología marxista profesada por el régimen.

De hecho, Jiang temía perder el poder al ver la gran cantidad de practicantes de Falun Gong, superior a los afiliados al partido comunista, una amenaza para su supervivencia en la escena política. Él decidió erradicar la práctica, de manera autónoma, sin el consenso de los otros miembros del Comité Permanente del Politburó del PCCh, el máximo órgano político en China.

Para Jiang, “ningún medio era excesivo” en el asunto de Falun Gong y “los muertos se cuentan como suicidios”, según algunos funcionarios del PCCh que desertaron. Jiang también estableció la Oficina 610, órgano extralegal del Estado con el objetivo de difamar la reputación de los practicantes, arruinarlos económicamente y destruirlos físicamente.

La brutalidad de la persecución alcanzó su punto máximo con la extracción forzada de órganos. En 2006, el abogado de derechos humanos David Matas y el ex Secretario de Estado canadiense David Kilgour, llevaron a cabo una investigación independiente que demostró que el personal militar y el de salud en las cárceles y hospitales de China extirpan a la fuerza los órganos de los practicantes de Falun Gong todavía vivos con fines de lucro. Según su informe, entre 2000 y 2005 casi 41,500 practicantes murieron a causa de esto, pero la cifra real podría ser mucho mayor.

Resistencia Pacífica

Dieciséis años después del inicio de la persecución, los practicantes de Falun Gong fuera de China siguen exponiendo la verdad sobre la brutal persecución. Vigilias con velas, actividades públicas, manifestaciones pacíficas frente a las embajadas y consulados chinos, eventos con el apoyo de políticos, son las actividades más comunes para sensibilizar a la gente. Incluso en China, a pesar de la férrea represión, los practicantes se las ingenian para exponer pancartas y se han manifestado en público, y hablan con las personas para despertarlas.

Cada vez son más los ciudadanos chinos y también de otras partes del mundo, que denuncian a Jiang por crímenes de lesa humanidad y genocidio, y más de 210 millones de chinos han renunciado al PCCh y a sus organizaciones afiliadas.

El sitio web Minghui.org ofrece información de primera mano sobre Falun Gong, ahí se informó que a finales de mayo se habían presentado 232 denuncias contra Jiang Zemin, hasta el 11 de junio eran casi 4,000, a mediados de julio llegaron a más de 35,000. Ya que los tribunales chinos deben aceptar denuncias por escrito sin poderlas rechazar, como era el caso antes, maestros, ingenieros, pilotos, militares, están denunciando a Jiang. La humanidad está despertando.