Archivos

Desapareció el reconocido abogado chino Gao Zhisheng

gettyimages-108136312-676x450-675x400

Geng He, esposa de Gao Zhisheng, abogado chino de derechos humanos perseguido, habla con la prensa en el Capitolio en Washington, 18 de Enero, 2011 (Tim Sloan / AFP / Getty Images)

Chang Chun, NTD Television

Gao Zhisheng, el reconocido abogado chino de derechos humanos, que el régimen comunista puso bajo arresto domiciliario desde hace tres años, desapareció de repente de su domicilio el 13 de agosto.

El 15 de agosto, nadie sabía dónde pudiera estar.

Geng He, la esposa de Gao que vive en los Estados Unidos, confirmó su desaparición a la cadena de televisión independiente New Tang Dynasty Television (NTDTV).

Geng dijo que había intentado llamar a su marido el 13 de agosto, pero no pudo comunicarse con él. Finalmente, pudo contactar a su hermano mayor, Gao Zhiyi, que le informó que Gao había desaparecido esa mañana.

“El hermano fue a casa de Gao a las 8 de la mañana para desayunar con él. Lo llamó varias veces, pero no salió de su cuarto. El hermano de Gao entró al cuarto pero no estaba. Informó de su desaparición a la policía a las 9 de la mañana. La policía local inició su búsqueda en la montaña cercana”, dijo Geng a NTDTV.

Geng añadió que desde entonces no tiene noticias. Intentó volver a llamar al hermano de Gao, pero ya no pudo contactar con él.

“Estoy muy angustiada desde que me enteré de su desaparición. Vivo en los Estados Unidos desde hace más de ocho años. A pesar de que vivo en un país libre, no me siento cómoda ni libre. Desde hace tres años, Gao fue liberado de prisión y puesto bajo arresto domiciliario, el Partido Comunista Chino (PCCh) no le permite ver a un dentista para tener tratamiento. Ya perdió casi todos sus dientes. Cada vez que veo comida, pienso en sus dientes. No me siento nada bien”, dijo.

Después de varios años de tortura, los dientes de Gao se debilitaron.

gao-collage-2-674x337

Gao Zhisheng en su oficina de Pekín (izq.) el 2 de noviembre de 2005 (Verna Yu / AFP / Getty Images) y en 2017 (foto de militantes difundida en China).

Geng recuerda que la última vez que habló con su marido, fue por el 11 de agosto. Señala que el PCCh no ha dejado de perseguir a su familia en China. Las autoridades chinas confiscaron los papeles de la familia de su hermana y les prohibió salir de su ciudad natal. Geng tiene miedo de llamar por teléfono a su familia, porque podría conducir a su persecución.

La desaparición de Gao se produjo una semana después de dar una entrevista exclusiva a NTDTV.

El 7 de agosto, dijo por teléfono a NTD Television que todos en China han perdido su libertad y viven como en la cárcel.

“En China, 1,300 millones de personas están bajo arresto domiciliario, no solo yo. Desde el punto de vista de la naturaleza humana, los derechos humanos, la humanidad y el mandato del cielo, es una prisión. Mi mayor deseo es cambiar este sistema perverso para que los chinos puedan vivir una vida normal y que China pueda volver a ser una civilización normal”, dijo.

Gao desapareció la víspera del XIX Congreso Nacional del PCCh prevista en otoño, periodo que el partido considera como muy “crítico”.

De las alabanzas a la tortura

En el pasado, el Ministerio de Justicia consideraba a Gao Zhisheng como uno de los diez mejores abogados en China. Cristiano convencido, tuvo problemas con el régimen comunista chino cuando comenzó a apoyar legalmente la causa de los practicantes de Falun Gong, una muy popular disciplina espiritual cruelmente perseguida en China.

Las fuerzas de seguridad chinas intensificaron la vigilancia de Gao después de haber escrito cartas abiertas a los principales dirigentes chinos condenando esta persecución. Lo detuvieron oficialmente en el año 2006.

Pasó los siguientes ocho años en idas y venidas a la prisión, donde sufrió las mismas torturas utilizadas con los practicantes de Falun Gong que él defendió: privación de sueño, golpes, choques eléctricos con bastones, etc.

En 2014, Gao Zhisheng fue liberado y puesto bajo arresto domiciliario en su provincia natal de Shaanxi.

Constantemente acosados, la esposa de Gao y sus dos hijos tuvieron que huir de China en 2009. Actualmente viven en los Estados Unidos.

Versión en inglés: Renowned Human Rights Lawyer Gao Zhisheng Disappeared, Says Wife

Traducido por: Lucía Aragón

Anuncios

Practicantes de Falun Gong se manifiestan para terminar con 18 años de persecución en China

Por Leo Timm, Epoch Times

20170720daibing-2-1-676x450-675x400

Cientos de practicantes de Falun Gong marcharon en un desfile en Washington el 20 de julio de 2017. Piden terminar con la persecución puesta en marcha en China el 20 de julio de 1999. (Larry Dye/ Epoch Times)

El 20 de julio en Washington, más de 1,000 practicantes y simpatizantes de la disciplina espiritual Falun Gong organizaron un desfile para protestar contra los 18 años de sangrienta represión ordenada por el régimen comunista en China. Los participantes en el desfile, la mayoría portando camisetas amarillas con símbolos de Falun Gong, salieron de la colina del Capitolio. Atravesaron el centro de la ciudad para llegar al monumento a Lincoln. También hubo una manifestación en el Capitolio y una vigilia con velas frente al monumento a Washington.

Falun Gong es una tradicional disciplina espiritual china que consiste de ejercicios y meditación. Su fundamento son los principios de Verdad, Benevolencia y Tolerancia.

El 20 de julio de 1999, Jiang Zemin, entonces jefe del partido Comunista Chino (PCCh), por temor ante la creciente popularidad de esta práctica y en especial su independencia vis-a-vis del régimen, organizó una campaña de represión a nivel nacional que continúa hasta hoy.

“La persecución del régimen chino no tiene ningún sentido y es extremadamente violenta. Hacemos un llamado a la justicia de manera pacífica. No usamos ningún arma. No tenemos más que buenas intenciones. Sin embargo, enfrentamos a la policía, patrullas, policía armada. La policía armada nos trata como si fuéramos su peor enemigo”, dijo Liu Zhaohe, profesor de filosofía de 64 años que llegó de Pekín en marzo pasado a los Estados Unidos.

img_1395-e1500586470422-580x773

Zhaohe Liu, ex profesor de la filosofía, y su esposa Wang Lurui participan en el desfile en Washington el 20 de julio de 2017. (Irene Luo / Epoch Times)

Su esposa, Wang Lurui, de 60 años, fue arrestada once veces por hacer su meditación en público y pegar carteles de Falun Gong. Los arrestos se repitieron muchas veces en la Plaza de Tiananmen. También la despidieron de su puesto de administrador del hospital de Pekín.

“Desde que llegamos, seguimos manifestándonos contra la persecución sin violencia. Para que todo el mundo sepa que Falun Dafa es bueno y que la verdad, benevolencia, tolerancia son los principios morales universales”, explica Wang.

Millones de practicantes de Falun Gong en China y el extranjero han utilizado siempre diversos medios pacíficos para sensibilizar a la gente y detener la persecución, a veces con muchos riesgos. Según las estimaciones de investigadores en el campo de los derechos humanos, las autoridades chinas han detenido a millones de practicantes y cientos de miles de personas siguen detenidas en campos de trabajos forzados y centros de lavado de cerebro.

Desde 2006, las investigaciones han revelado que una cantidad importante pero sin determinar de practicantes de Falun Gong han sido ejecutados y sus órganos extraídos en hospitales administrados por el Estado y las fuerzas armadas chinas.

Li Jianying, una china de Taiyuan, provincia de Shanxi, tuvo que huir de China en 2015, cuando alguien informó a la policía que practicaba Falun Gong. Hoy en día, vive en Nueva York y habla benevolentemente de la persecución en China a los habitantes locales. Su madre de 79 años, también practicante de Falun Gong, vive aún en China.

“Me gustaría volver a verla, pero no puedo regresar a China”, dijo Li, y precisó: “Si usted regresa le arrestan en el aeropuerto.”

Cada año, los practicantes de Falun Gong en los Estados Unidos y en otros muchos países organizan actos para recordar un año más de persecución.

Durante el desfile en Washington, los practicantes llevaron pancartas pidiendo se detenga la persecución y la extracción forzada de órganos en China. Una banda de practicantes también participó en el desfile.

Muchos transeúntes se sorprendieron al enterarse de tanta violencia en China. A Wilna LaPorte, que trabaja en el Servicio de Defensa pública en Washington, le atrajo la armonía de la música tradicional china.

20217385_2338463079711153_930111079_n-674x899

Wilna LaPorte. (Eva Fu / Epoch Times)

“Lo que pasa en China es increíble”, dijo, emocionada hasta las lágrimas después de saber que la industria china de trasplantes se abastece con los órganos de los practicantes de Falun Gong. “No entiendo por qué la vida humana se tiene que comercializar así”, agregó.

“La gente debe saber que pasa en otros países, no solamente en el nuestro”, dijo Cynthia Simms que trabaja como administrador educativo. “Muy a menudo, no sabemos qué les pasa a otras personas y lo que afrontan todos los días.”

Christina Oz conoció Falun Gong en mayo pasado en un parque en el centro de Nueva York, donde los practicantes hacen sus ejercicios con una música dulce y armoniosa.

“Sentí que regresaba a mi casa después de un largo viaje”, dijo y agregó: “Lo busqué toda la vida.”

large_nyc-vigil-benjamin-chasteen-20170716-5621-674x449-768x512

Christina Oz en una manifestación frente al consulado chino en Nueva York, 16 de julio de 2017. (Benjamin Chasteen / Epoch Times)

Christina Oz es de Rumanía, país ex miembro del eje comunista que dirigía la Unión Soviética. Ella conoce muy bien la crueldad de un régimen comunista y sus violaciones de los derechos humanos. “Muchas personas murieron, muchos fueron perseguidos en la época del régimen comunista en Rumanía.”

Liu Zhaohe, ex profesor en Pekín, declaró que las autoridades chinas “persiguen todos los pensamientos y creencias fuera del sistema comunista.”

“No hay libertad de creencia ni de expresión. Es lo más inmoral ejecutado por el régimen chino. No sólo te destruyen físicamente, sino también mentalmente. Te obligan a “transformarte”. Reprimen tus pensamientos de modo que no tienes pensamientos propios”, recalcó.

large_nyc-vigil-benjamin-chasteen-20170716-6016-674x449-768x512

Cientos de practicantes y seguidores de Falun Gong realizaron una manifestación y la meditación con velas frente al consulado chino en Nueva York, 16 de julio de 2017. (Benjamin Chasteen / Epoch Times)

Versión en inglés: Falun Gong Marks 18 Years of Persecution in Washington DC Parade

Traducción: Lucía Aragón

China y la RDC, los países más afectados por el desplazamiento interno de personas

En 2016, hubo más de 31 millones de personas desplazadas dentro de su propio país a causa de la guerra, violencia o catástrofes naturales, en particular en China y la República Democrática del Congo (RDC), informó una ONG especializada.

1491485608_126481_1491487749_noticia_normal_recorte1

Desplazados internos en República Democrática del Congo. (Foto: REUTERS/ James Akena)

El año pasado, entre las 6.9 millones de personas desplazadas de sus hogares por la guerra, 922,000 se registraron en la RDC, más que en Siria (824,000 desplazados) y en Irak (659,000), de acuerdo con el Observatorio de Desplazamiento Internacional del Consejo Noruego para los Refugiados (NRC, por sus siglas en inglés).

Afganistán subió al cuarto puesto (653,000), seguido de Nigeria (501,000) y Yemen (478,000).

Unos 2 millones 600 mil personas fueron desplazadas en África subsahariana debido a un conflicto.

Sin embargo, los desastres naturales han desplazado tres veces más personas que las guerras, con 24 millones de personas afectadas por las inundaciones, tormentas, incendios o nieve.

El año pasado, China tiene la cantidad más grande de personas desplazadas por el mal tiempo (7.4 millones), seguido de Filipinas (5.9 millones), India (2.4 millones) e Indonesia (1.2 millones).

Los desplazamientos debidos a mal tiempo son susceptibles de aumentar en el futuro por el cambio climático, dijo el NRC.

Las cifras muestran la necesidad de centrarse tanto en las personas desplazadas dentro del país, como los refugiados que cruzan las fronteras, dice el director del NRC, Jan Egeland.

Se gastó más ayuda el año pasado para acoger a los refugiados que a los afectados por las guerras o las catástrofes naturales, señala la NRC.

Falun Gong conmemora el XVIII aniversario de fatídica manifestación en China

Larry Ong, Epoch Times

b164651-676x450

Practicantes de Falun Gong marchan en un desfile en Flushing, Nueva York, el 23 de abril de 2017, para conmemorar el XVIII aniversario de la manifestación pacífica del 25 de abril de 10,000 practicantes en Pekín. (Larry Dye / Epoch Times)

FLUSHING, N.Y. – Tarde del 23 de abril, cornos, brillantes banderolas, y las danzas del león y el dragón formaron parte del desfile de una hora en la calle principal de Flushing.

Los peatones se detenían en las atestadas aceras mirando las banderolas. “Falun Dafa es bueno”, lee un transeúnte. “Lleven a Jiang Zemin ante la justicia”, leyó otra persona. Otros sacaron los teléfonos inteligentes para sacar vídeos y fotos de la banda que pasaba, los carros de colores, y alegres señoras tocando los tambores de cintura chinos.

Casi mil practicantes de Falun Gong de Nueva York formaron parte del desfile. Falun Gong, o Falun Dafa, es una tradicional disciplina espiritual china que en la actualidad el régimen chino sigue reprimiendo. El desfile marcó el aniversario de una manifestación pacífica de los practicantes en China, hace casi 18 años.

El 25 de abril de 1999, 10,000 practicantes de Falun Gong se reunieron en Pekín para pedir a las autoridades chinas la restauración del entorno seguro y legal que habían disfrutado durante los siete años anteriores.

Jiang Zemin, entonces líder del Partido Comunista Chino, interpretó la manifestación pacífica como un desafío para el régimen chino. Tres meses más tarde, comenzó una campaña de persecución contra Falun Gong, que es sin duda el problema más grave de derechos humanos en  China actual.

Pero, “Falun Gong no era nada malo para China”, dijo en el desfile el participante Sterling Campbell. “Se trató siempre de iluminación espiritual, que es parte de la cultura china.”

fg-flushing-parade-benjamin-chasteen-4545-20170423-580x387

El músico Sterling Campbell en el desfile de Falun Gong en Flushing, Nueva York, el 23 de abril de 2017, para conmemorar el XVIII aniversario de la manifestación pacífica del 25 de abril de 10,000 practicantes en Pekín. (Benjamin Chasteen / Epoch Times)

Campbell, ex baterista del fallecido David Bowie, encontró por primera vez el bienestar físico después de comenzar a practicar Falun Gong en 1998. Venció al alcoholismo y la drogadicción, sin recaídas en sus 19 años de practicante.

Más tarde Campbell, al igual que muchos practicantes, encontró en las enseñanzas de Falun Gong su principal motivación. Lo que incluye encontrar equilibrio en la vida, mirar al interior de uno mismo en lugar que externamente cuando se enfrentan dificultades, y aplicar al actuar los principios de verdad, benevolencia y tolerancia.

Liu Hong, natural de Datong, provincia de Shanxi, también encontró mejoría en su salud y la elevación espiritual con Falun Gong, que encontró en 1996. Cuando comenzó la persecución el 20 de julio de 1999, Liu sintió que necesitaba explicar a las autoridades centrales de China qué es Falun Gong y como se había beneficiado él y otras personas. En un remolque, fue a Pekín con su madre, e hija de 5 años.

18090464_10156007843716521_1511275298_o-1-740x555

Liu Hong, un practicante de Falun Gong de la provincia de Shandong, que escapó a los Estados Unidos, estuvo en el desfile en Flushing, Nueva York, el 23 de abril de 2017. (Larry Ong / Epoch Times)

Agentes de seguridad atraparon a Liu antes de llegar a la manifestación. En varios períodos de detención, incluso seis meses en un campo de trabajo forzado en 2006, lo torturaron y maltrataron. En 2014, escapó de China con su familia.

A pesar de saber que enfrentan la posibilidad de graves torturas e incluso perder la vida al ser capturados por la policía china, practicantes como Liu hacen los ejercicios en espacios abiertos y reparten volantes de Falun Gong y la persecución, hablan de su fe a amigos, familiares, jefes en su trabajo, e incluso funcionarios y policías chinos.

“El 25 de abril marca un hito en la historia de la humanidad”, dijo Ge Yunling, quien dirigió una de las dos bandas de tambores de cintura en el desfile de Flushing. “Los practicantes de Falun Dafa querían aclarar la situación con los líderes chinos”, pero el Partido Comunista Chino acusó, al final, a los practicantes de “asediar Zhongnanhai.”

Ge, que escapó a los Estados Unidos hace aproximadamente medio año, señaló que “la propaganda del partido comunista ha cegado a muchas personas. Así que tenemos este evento con el fin de que la gente sepa la verdad y lleguen a la conclusión correcta.”

Algunos observadores están de acuerdo

A Carlos Suarez, administrador médico, lo atrajo el desfile por la música de la banda militar. Suárez dijo no estar de acuerdo con la persecución que ejecuta el régimen chino, y cree que “toda persona tiene el derecho a expresarse, siempre y cuando no afecte a otras personas.”

“Y cuando el gobierno u otros partidos van en contra de ellos, violan los principios de los derechos humanos”, agregó.

En su intervención en el mitin llevado a cabo al final del desfile, el portavoz de Falun Gong, Zhang Erping, dijo: “Todo el mundo ha visto a lo largo de 18 años cómo Falun Gong no usa la violencia para resistir la violencia, habla de la verdad y los hechos en contra de las mentiras, y demuestra de verdad el espíritu de verdad, benevolencia y tolerancia.”

“Todos los practicantes quieren mejorar tranquilamente con una práctica tradicional china.”

fg-flushing-parade-benjamin-chasteen-4978-20170423-740x493

Practicantes de Falun Gong marchan en un desfile en Flushing, Nueva York, el 23 de abril de 2017, para conmemorar el XVIII aniversario de la manifestación pacífica del 25 de abril de 10,000 practicantes en Pekín. (Benjamin Chasteen / Epoch Times)

fg-flushing-parade-benjamin-chasteen-4672-20170423-674x449

Una vista de los transeúntes de Flushing, Nueva York el 23 de abril de 2017. (Benjamin Chasteen/ Epoch Times)

fg-flushing-parade-benjamin-chasteen-4996-20170423-740x493

Practicantes de Falun Gong marchan en un desfile en Flushing, Nueva York, el 23 de abril de 2017, para conmemorar el XVIII aniversario de la manifestación pacífica del 25 de abril de 10,000 practicantes en Pekín. (Benjamin Chasteen / Epoch Times)

Irene Luo contribuyó en este artículo

Artículo original en inglés: http://www.theepochtimes.com/n3/2244821-falun-gong-marks-18th-anniversary-of-fateful-appeal-in-china/

 

Refugiada norcoreana pide a Pekín no entregar a los fugitivos a Pyongyang

Una refugiada norcoreana, que vive actualmente en Corea del Sur, pidió el sábado a las autoridades chinas no detener ni entregar a las autoridades de Pyongyang a los solicitantes de asilo que huyen de Corea del Norte.

2a31c1d900000578-3147376-image-m-45_1435925544754

La desertora norcoreana Hyeonseo Lee, en la capital de Corea del Sur, Seúl en 2013, vio la primera ejecución a los 7 años. (Foto: Reuters)

Hyeonseo Lee, que huyó de Corea del Norte para refugiarse primero en China en 1997, al hablar en la feria del libro de Pekín, que los refugiados de Corea del Norte, a los que las autoridades chinas regresa a su país, puedan entrar en territorio chino “sin que sean aprehendidos por las autoridades.”

Organizaciones de derechos humanos acusan a Pekín, desde hace décadas, de regresar a los solicitantes de asilo norcoreanos a Corea del Norte, señalando que son sometidos a torturas y encarcelamiento al ser repatriados. China afirma que los deportados son migrantes económicos.

La Sra. Lee dijo que la policía la arrestó y la interrogó después de su llegada a China en la década de los 90. Luego la pusieron en libertad, pero tuvo que esconderse durante los once años que pasó en ese país, por el temor a ser repatriada.

La intervención de la Sra. Lee, que habló en inglés para promover su libro “The Girl With Seven Names”, en el que describe una existencia de constante temor de ser detenida por la policía, no tiene precedentes en China.

La Sra. Lee dijo que los servicios de inteligencia de Corea del Sur intentaron disuadirla de ir a China.

China ha endurecido su actitud hacia Pyongyang por su programa nuclear, apoyando las sanciones de la ONU después de la cuarta prueba nuclear de Corea del Norte, pero sigue defendiendo al régimen contra las críticas en el tema de derechos humanos.

Derechos humanos, China contra la ONU

Frank Fang, Epoch Times

En una reciente audiencia en la ONU, el portavoz oficial de China en las Naciones Unidos hizo mucho ruido con el fin de desviar la atención de la comunidad internacional de las críticas contra China por las violaciones a los derechos humanos. Muchos usuarios chinos apoyaron a las Naciones Unidas en la página de la ONU, mientras que otros la criticaron. Entre estos últimos algunos parecen comentaristas pagados por el régimen.

gettyimages-507851818-676x450

Zeid Ra’ad Al Hussein, Alto Comisionado de la ONU para los Derechos Humanos, llega a una conferencia de prensa en la sede de Naciones Unidas en Ginebra 1o. de febrero 2016. (foto: Fabrice Coffrini/ AFP/ Getty Images)

La controversia comenzó el 16 de febrero, cuando Zeid Ra’ad Al Hussein, Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Derechos Humanos, describió la forma en que las autoridades chinas detuvieron a abogados e intimidaron a disidentes y trabajadores de organizaciones no gubernamentales, “un patrón muy preocupante”. Al Hussein, en un comunicado dijo que “la sociedad civil, abogados, periodistas y personal de las ONG, tienen el derecho de hacer su trabajo, y el Estado debe apoyarlos y protegerlos.”

Desde julio de 2015, más de 300 abogados, asistentes legales, empleados de despachos de abogados y activistas fueron, de hecho, detenidos e interrogados por las fuerzas de seguridad chinas. Un caso llamativo se produjo en enero, cuando Wang Yu, uno de los abogados más importantes del país, fue formalmente acusado de “subversión contra el poder del estado”. Al Husein pidió la liberación incondicional de varios abogados, entre ellos Wang Yu.

En respuesta, el delegado de China en las Naciones Unidas, emitió un comunicado de prensa tratando las observaciones de Al Hussein de “irresponsables” y “parciales”, porque “todos los casos planteados en relación con actividades ilegales y criminales, no tienen nada que ver con la restricción de los derechos y libertades”. El delegado también pidió a Hussein considerar los derechos humanos en China de “modo global, objetivo y racional”. Pero la crítica de China a las Naciones Unidas no ha terminado.

Al día siguiente, durante la rueda de prensa oficial, Hong Lei, portavoz del Ministerio de Asuntos Exteriores, dijo que la crítica de Al Hussein era “infundada, injustificada y poco profesional”, agregando que “China es una nación gobernada por la ley y todos son iguales ante la ley”.

Sin embargo, estas observaciones, sobre lo que se ha visto como una gran movilización ilegal y extralegal del aparato de seguridad contra los abogados en China, fue fuertemente cuestionado por los usuarios de internet. En Sina Weibo (el equivalente chino de Twitter), un usuario llamó a Hong “una vergüenza”.

En cualquier caso, es difícil saber si esta persona es una minoría o no, ya que una gran cantidad de usuarios han atacado a las Naciones Unidas por “injerencia” en los asuntos chinos (aunque el lenguaje y sus argumentos reflejan la línea oficial del partido). No está claro cuántos de ellos pertenecen a la denominada “brigada de 50 centavos”, un grupo de comentaristas, pagados por el régimen, que utiliza regularmente para atacar las noticias críticas contra el gobierno y crear la apariencia de apoyo al partido comunista.

“¿Tenemos derechos humanos aquí?”, dice un usuario de Pekín. Incluso Aspirina, aspirina dice un usuario de Ningxia y se pregunta: “cuando tengamos derechos humanos, el partido ¿estará aun en el poder?”. El simple comentario “apoyar a las Naciones Unidas”, publicado en la página de la ONU de Sina Weibo, recibió muchos “me gusta” de los usuarios.

Grecia: Susan Sarandon con refugiados en la isla de Lesbos

La actriz Susan Sarandon pidió a la comunidad internacional movilizarse a favor de los refugiados, se conmovió hasta las lágrimas durante su visita a la isla griega de Lesbos donde desembarcan miles de refugiados.

SUSAN SARANDON VISITA LA ISLA LESBOS PARA AYUDAR EN LA RECEPCION DE REFUGIADOS

Susan Sarandon reparte alimentos entre refugiados en Lesbos, 18 diciembre 2015. (Foto: EFE/ Panagiotis Balaskas)

“La comunidad internacional debe ver lo que pasa en esta parte del mundo, debe darse cuenta de la magnitud del problema (…) se debe dejar de considerar a estas personas como los “otros” y convertirlos en refugiados a los que debemos proteger y apoyar”, dijo la actriz a la agencia de noticias griega ANA.

La estrella, que llegó el jueves a Lesbos, fue al norte de la isla donde atracan muchos barcos llenos de refugiados, que vienen de las costas turcas a pocas millas.

La actriz, madre de tres hijos, conmovida hasta las lágrimas, dijo a la agencia de noticias griega, “comprender plenamente a las madres con niños que huyen de la guerra y la miseria, y que se ven obligadas a viajar para sobrevivir.”

Susan Sarandon, ganadora de un Oscar en 1995 por su papel en “Dead Man Walking”, se quedará en Lesbos hasta Navidad para ayudar a las ONGs y voluntarios que reciben a los refugiados a su llegada proporcionándoles alimentos y ropa.

Militante, la actriz se ha comprometido a favor de las personas sin hogar, apoyó el movimiento anti Wall Street en 2011, y se opuso a la guerra librada por los EE.UU. en Afganistán e Irak.