Archivos

La verdadera y trágica historia de Pocahontas

La verdadera y trágica historia de Pocahontas

La mayoría de la gente está familiarizada con la versión de Disney cuando se habla de la historia de una princesa nativa americana llamada Pocahontas, quien se enamoró del inglés John Smith durante el apogeo del conflicto entre los colonos ingleses y los pueblos indígenas de las Américas.

En 1995, Disney lanzó una artística y bella película animada que muestra los supuestos acontecimientos que tuvieron lugar entre Smith y Pocahontas.

Imagen relacionada
Las versiones fílmicas la muestran como un personaje romántico, pero tuvo una vida dramática. Sufrió cautiverio, desarraigo y jamás volvió a su tierra natal. A 400 años de su muerte, la controversia sobre su historia real sigue enfrentando a los investigadores

 

Su verdadero nombre era Matoaka, y su apodo, Pokahantesú. Que los ingleses convirtieron en Pocahontas: en lengua algonquina, significa “Divertida”. Se cree que Pocahontas nació alrededor de 1595 cuando su tribu estaba bajo el mandato del jefe Powhatan.

Su pueblo, empujado por la conquista española, se asentó en Virginia y Maryland, donde crearon con otras tribus la poderosa confederación Tsenacommacah: 200 aldeas, 30 poblaciones, 15 mil almas en 20.500 kilómetros cuadrados, y una fuerte economía con base en el maíz y el tabaco. Una especie de nación feliz… Pero condenada a chocar con el hombre blanco europeo. La verdadera raíz de la leyenda…

En 1995, el sello Disney lanzó un romántico film sobre la vida de Pocahontas. Según el guión, la princesa se enamoró del inglés John Smith en pleno y ardiente conflicto entre los colonos de la Rubia Albión y los pueblos indígenas, su familia le salvó la vida, y Smith partió a su patria muy enfermo…
Pero los hechos no sucedieron así.

Durante la infancia de Matoaka, el inglés había llegado al Nuevo Mundo, y los enfrentamientos entre los colonizadores y los nativos americanos eran algo común. En 1607, John Smith, un almirante de Nueva Inglaterra, soldado inglés y explorador, llegó a Virginia en barco con un grupo de cerca de otros 100 colonos.

¿Sabías que la verdadera historia de Pocahontas no es como la contó Disney?
Representación artística de Pocahontas salvando la vida del Cap. John Smith. (Biblioteca del Congreso via Wikimedia Commons)

Un día, mientras exploraba del río Chickahominy, John Smith fue capturado por una de las partidas de caza de Powhatan. Fue llevado a la casa de Powhatan en Werowocomoco. Los relatos de lo que sucedió a continuación varían de una fuente a otra.

En la escritura original de John Smith, este dijo haber participado de una gran fiesta, después de lo cual se sentó y habló con el jefe Powhatan. En una carta escrita a la reina Ana, John Smith contó la historia de que Matoaka se arrojó sobre él protegiéndolo así con su cuerpo de la ejecución a manos de Powhatan.

Pero otra versión dice que Smith urdió esa mentira para lograr fama. Se cree que John Smith era un hombre pretencioso que dijo esta mentira para ganar notoriedad. En la versión de Disney, Matoaka/Pocahontas es representada como una mujer joven cuando salvó a John Smith, aunque los cuentos de la época señalan que Pocahontas era una niña de 10 años de edad cuando ocurrieron estos eventos, por lo tanto es muy poco probable que hubiera algún romance entre ellos.

Pintura "John Smith salvado por Pocahontas" de Alonzo Chappel, circa 1865.
Pintura “John Smith salvado por Pocahontas” de Alonzo Chappel, circa 1865. (Wikimedia Commons)

En 1613, a sus 18 años, Pocahontas fue –como tantas veces– al asentamiento inglés de Jamestown para ayudar a los colonos, jaqueados por el hambre. Pero el 13 de abril de ese año, Samuel Argall, oficial de marina y aventurero, la secuestró, y exigió como rescate la libertad de prisioneros ingleses en poder de su padre. La princesa pasó un largo año en cautiverio.

Durante su cautiverio, el plantador de tabaco John Rolfe tuvo un especial interés en la atractiva joven prisionera, y finalmente, llegó a un acuerdo por su liberación condicionada a su casamiento con él. Matoaka fue bautizada con el nombre de Rebecca y en 1614 se casó con John Rolfe, el primer matrimonio registrado entre un europeo y una nativa americana.

El padre de Pocahontas no se opuso a la boda: los indios no condenaban los matrimonios mixtos. En cambio, Rolfe tuvo que escribirle una carta al gobernador de la colonia para conseguir su permiso. “No me mueve un desenfrenado deseo carnal, sino el bien de la plantación, el honor de nuestro país, la gloria de Dios, mi propia salvación, y la conversión al verdadero conocimiento de Dios y Jesucristo de una criatura no creyente, Pocahontas”.

"El bautismo de Pocahontas", de John Gadsby Chapman.
“El bautismo de Pocahontas”, de John Gadsby Chapman.

 La unión sirvió para reducir las querellas entre indios y europeos hasta la firma de la paz. Para mostrar el éxito de su empresa de colonización en América, Rolfe no tenía nada mejor: una joven “salvaje”, convertida al cristianismo… y casada con un inglés.

Como “El buen salvaje”: mito y lugar común del pensamiento y la literatura de Europa en la Edad Moderna. Y subterfugio para anular su rebeldía ante la colonización a sangre y fuego…

Dos siglos después, durante la conquista del oeste norteamericano, no se acudió a ningún subterfugio. El lema fue “el mejor indio… es el indio muerto”.

Dos años más tarde, Rolfe llevó a Matoaka o Pocahontas a Inglaterra promoviendo así una campaña de propaganda para respaldar la colonia de Virginia, apoyando a levantarse como el símbolo de esperanza para la paz y las buenas relaciones entre él, los americanos y los nativos. Se muestra a “Rebecca” como un ejemplo de una “salvaje” civilizada y Rolfe fue elogiado por su logro en llevar el cristianismo a las “tribus paganas”.

Y otro día entre los días, Rebecca–Pocahontas se topó, por azar, con John Smith. Pero no dijo una palabra. Giró su cabeza y huyó. Hay otras versiones, que nunca pudieron comprobarse con documentos históricos, que señalan que en ese encuentro podría haber surgido el romance que Disney tomó y convirtió en una exitosa película de animación infantil en 1995.

John Rolfe, un rico plantador de tabaco, se enamoró de Pocahontas y decidió hacerla su mujer
John Rolfe, un rico plantador de tabaco, se enamoró de Pocahontas y decidió hacerla su mujer

La historia real, es la contracara de la versión del film de Disney. “Siempre quisimos hacer una historia tipo Romeo y Julieta, de dos persona diferentes que se encuentran y chocan”, dijo Peter Schneider, jefe de la división animada de Walt Disney, el día del estrenó del film.

La princesa Pocahontas, en 1615 tuvo a su único hijo: Thomas, y viajó a Inglaterra con su marido y diez indios powhatan. En Londres fue muy popular, y también muy apreciada por la sociedad inglesa más inclinada a discriminar. Y llegó a ser presentada ante el rey Jacobo I de Inglaterra y la reina consorte, Ana.

En 1617, la familia Rolfe abordó un barco para regresar a Virginia. Sin embargo, Matoaka o Pocahontas no completaría este viaje a casa.

Se enfermó gravemente, algunas teorías van desde la viruela, a la neumonía o la tuberculosis, hasta que fue envenenada, y retirada de la lista de pasajeros del barco en Gravesend, donde murió el 21 de marzo de 1617. Se cree que tenía 21 años cuando murió.

Lamentablemente, la historia no terminó en un cuento de hadas para Matoaka. Y su vida no fue un cuento de hadas ni un film encantador. Fue una historia de desarraigo, de trueque (usada como moneda de cambio), y de muerte prematura.

Anuncios

Cuento chino de cultivación budista – Benevolente señor Wang

Cuento chino de cultivación budista – Benevolente señor Wang

La Benevolencia, te dota de las palabras correctas y amables para dirigirte al mundo y expresar tus deseos, al igual que con los demás.

Como seres humanos, somos inherentemente sociales y debemos aplicar la empatía para relacionarnos con los demás…

Es aquí, donde la Benevolencia debe hacer parte de nuestra vida, porque ella nos permite la interacción con otros y el entendimiento en la relación

Escuche este maravilloso cuento de cultivación, donde un Buda que bajo del cielo y disfrazado de anciano trata de que el señor Wang perdiera su paciencia y su benevolencia

 

Escúchelo en el enlace de abajo o visitando nuestra paginas Web:

Escuchelo por aqui: Benevolente sr. Wang

Radio Fénix: www.radiofenix.org

Blog o bitácora: http://www.deorienteaoccidente.wordpress.com

 

También lo invitamos a que le de “Me Gusta” o Like a cada programa. Al final de la pagina encontrara el botón que dice “ Me Gusta” o “Like”

Los 8 Inmortales – Cao Guojiu

Los 8 Inmortales – Cao Guojiu

El taoismo venera a ocho inmortales que, a través de la piedad y de la virtud han conseguido la vida eterna. Además de la inmortalidad, estos ocho personajes, nada tienen en común, pero se los suele representar en grupo, no obstante.

Los ocho inmortales viven con los dioses en las montañas de Kun Lun, en el centro de la tierra. Allí se divierten en los jardines del Emperador de Jade, el señor supremo de los cielos, donde crece el melocotonero mágico de la inmortalidad. Cada milenio se los invita junto a los dioses, a comer melocotones en una gran celebración que realiza la Emperatriz Wang, esposa del Emperador de Jade.

Escuche la quinta parte de 8 capitulos, donde le hablamos de cada uno de los 8 inmortales. Esta vez conoceremos sobre Cao Guojiu. Escuchela en el enlace de abajo o entrando a nuestras paginas Web:

Escuchelo por AQUI: Los 8 Inmortales – Cao Guojiu

Radio Fénix: www.radiofenix.org

Blog o bitácora: www.deorienteaoccidente.wordpress.com

 

Los 8 inmortales – Zhang Guo Lao

Zhang Guo Lao (張果老) es uno de los inmortales singulares que demuestra habilidades y conocimientos únicos

Los 8 Inmortales – Zhang Guo Lao

Zhang Guo Lao (張果老) es uno de los inmortales singulares que demuestra habilidades y conocimientos únicos, aparentemente violando todos los conceptos acerca de cómo uno debe desarrollarse. Es uno de los Ocho Inmortales. Sus conocimientos dan la posibilidad a personas mayores de edad de obtener cualidades superiores, asimismo ayudan a entender la naturaleza del cuerpo femenino.

Escuche la tercera de ocho partes donde hablaremos y conoceremos más a Zhang Guo Lao.

Escuchela AQUI: Los 8 Inmortales – Zhang Guo Lao

 A Zhang Guo Lao le gustaba pasar su tiempo en la montaña Tiaoshan (條山) alrededor de Hengzhou (恒州) y Hengshan (恒山) en Shanxi (山西), donde era el lugar perfecto para practicar el Arte del Fénix Rojo.

Debido a que sus conocimientos están destinados sobre todo a personas de edad, la condición más importante para el logro de los estados superiores es el uso de tinturas de hierbas y hongos con el fin de mantener las cualidades y las condiciones para volver el tiempo atrás, que simboliza la imagen de Zhang Guo Lao. Se representa sentado en burro hacia atrás. Su tambor de bambú llegó a ser símbolo de la resonancia con la energía, la condición de la transformación, formándose en Arte de atar la energía (mudras), que, de hecho, los ninjas practicaban con éxito en su tiempo.

Siga visitando nuestras páginas Web:

Radio Fénix: www.radiofenix.org

Blog o bitácora: www.deorienteaoccidente.wordpress.com

El Magistrado

Por IM BANG.

En tiempos antiguos, en uno de los condados del norte de la Provincia de Ham-Kyong, existió un mal oliente duende que destruyó muchas vidas. Los magistrados llegaban uno detrás del otro y diez días después de su llegada, cada uno de ellos moría en agonía, en efecto, ningún hombre deseaba alojarse o tener algo que ver con el magisterio, por eso, cada uno de los cien o más hombres a los que se les pedía tomar el puesto, se negaba.

corea-1

(Imagen: Dominio público)

Por último, un valiente soldado que estaba sin ningún tipo de influencia política o social, acepto. Él era un hombre valiente, fuerte y audaz, que pensó, «Aunque haya un espíritu maligno allí, ciertamente no todos los hombres morirán. Le haré una prueba». Dijo adiós y entró en su oficina donde se hallaba solo ya que todos los demás habían huido del magisterio. En todo momento llevaba consigo una pequeña espada, se la pasaba armado porque desde el primer día había notado un extraño y hediondo olor que gradualmente se acentuaba más y más.

Después de cinco o seis días, también pudo notar lo que parecía una bruma que con frecuencia hacía su entrada por la puerta exterior, y precisamente a partir de esta niebla llegaba aquel fétido olor que a diario se hacía cada vez más insoportable, presintió que no podría aguantarlo por más tiempo.

A los más o menos diez días de estar así, cuando le llegó la hora de morir, los empleados y sirvientes del magisterio -que habían regresado al saber que el magistrado aún vivía- huyeron de nuevo. El magistrado puso una jarra de vino a su lado que bebía con frecuencia para fortificar su alma, ese día en particular se puso muy borracho y así decidió esperar hasta que al fin vio algo que venía a través de la puerta principal y que al parecer estaba envuelto por la niebla, era de tres o cuatro metros de amplitud, y más o menos quince metros de alto, no tenía cabeza, ni cuerpo o brazos que fueran visibles, tan sólo en la parte superior había dos terribles ojos que giraban salvajemente. El magistrado dando un grito y un gran salto se precipitó hacia el duende y lo hirió con su espada, cuando le dio el golpe se escuchó el sonido del trueno y el duende se disipó en su totalidad, también aquel nauseabundo olor que lo acompañaba desapareció de inmediato.

corea

(Imagen: Dominio público)

El magistrado se desmoronó después del arrebato nacido de su borrachera, cuando los criados regresaron, pensaron que este magistrado también había muerto, y se reunieron en el patio para prepararse para su entierro, pero cuando le vieron caído en el suelo, recordaron que los cuerpos de las otras personas que habían muerto a causa de este mal, habían sido dejados en la baranda, y extrañamente, el del magistrado había sido dejado en la tribuna inferior. Le alzaron con el fin de prepararlo para el entierro cuando repentinamente el magistrado volvió a la vida, miraba con enojo y les preguntaba qué estaban haciendo. El miedo y el asombro los invadió.

A partir de ese momento no hubo más muertes, ni olor.

Fuente: Korean Folk Tales, James Gale – 1913.

Traducido del inglés al español por: Alix Rovi

 Por Jose Jimenez

Hace un tiempo alguien me conto una historia que esta noche recorde al hablar con una amiga, ella estaba triste y se sentia desafortunada de que tenia mala suerte en el amor. Ahora les dejo la historia para que ustedes la disfruten y la compartan

 Un día un hombre joven se situó en el centro de un poblado y proclamó que él poseía el corazón más hermoso de toda la comarca.

Una gran multitud se congregó a su alrededor y todos admiraron y confirmaron que su corazón era perfecto, pues no se observaban en él ni máculas ni rasguños. Sí, coincidieron todos que era el corazón más hermoso que hubieran visto.

Al verse admirado el joven se sintió más orgulloso aún, y con mayor fervor aseguró poseer el corazón más hermoso de todo el vasto lugar.

De pronto un anciano se acercó y dijo: “¿Porqué dices eso, si tu corazón no es ni tan, aproximadamente, tan hermoso como el mío?

Sorprendidos la multitud y el joven miraron el corazón del viejo y vieron que, si bien latía vigorosamente, éste estaba cubierto de cicatrices y hasta había zonas donde faltaban trozos y éstos habían sido reemplazados por otros que no encastraban perfectamente en el lugar, pues se veían bordes y aristas irregulares en su derredor.

Es más, había lugares con huecos, donde faltaban trozos profundos.

La mirada de la gente se sobrecogió “¿Cómo puede él decir que su corazón es más hermoso?”, pensaron …

El joven contempló el corazón del anciano y al ver su estado desgarbado, se echó a reír. “Debes estar bromeando,” dijo.

“Compara tu corazón con el mío… el mío es perfecto. En cambio el tuyo es un conjunto de cicatrices y dolor.”

“Es cierto,” dijo el anciano, “tu corazón luce perfecto, pero yo jamás me involucraría contigo”…

Mira, cada cicatriz representa una persona a la cual entregué todo mi amor. Arranqué trozos de mi corazón para entregárselos a cada uno de aquellos que he amado.

Muchos a su vez, me han obsequiado un trozo del suyo, que he colocado en el lugar que quedó abierto. Como las piezas no eran iguales, quedaron los bordes por los cuales me alegro, porque al poseerlos me recuerdan el amor que hemos compartido.”

“Hubo oportunidades, en las cuales entregué un trozo de mi corazón a alguien, pero esa persona no me ofreció un poco del suyo acambio. De ahí quedaron los huecos.

Dar amor es arriesgar, pero a pesar del dolor que esas heridas me producen al haber quedado abiertas, me recuerdan que los sigo amando y alimentan la esperanza, que algún día, quizás, regresen y llenen el vacío que han dejado en mi corazón.

“¿Comprendes ahora lo que es verdaderamente hermoso?”

El joven permaneció en silencio, lágrimas corrían por sus mejillas.

Se acercó al anciano, arrancó un trozo de su hermoso y joven corazón y se lo ofreció.

El anciano lo recibió y lo colocó en su corazón, luego a su vez arrancó un trozo del suyo ya viejo y maltrecho y con él tapó la herida abierta del joven.

La pieza se amoldó, pero no a la perfección. Al no haber sido idénticos los trozos, se notaban los bordes.

El joven miró su corazón que ya no era perfecto, pero lucía mucho más hermoso que antes, porque el amor del anciano fluía en su interior.

La leyenda de la flor mágica

Son de l’espoir

Hace unos días, tuve un sueño extraño, pero todo parecía real.

Se me apareció un viejo sabio y me confió un gran secreto. Me dijo que cuando era más joven, le habían contado una antigua leyenda.

En un lugar remoto, casi inaccesible, cerca de las cimas de las montañas cubiertas de nieve, crecían flores muy raras que eran mágicas. Este sabio las había buscado durante toda su vida sin encontrarlas.

Flor rara (Sxc.hu)

Según esta leyenda, muchas personas perdieron la vida por estas flores y otros se encontraron en expediciones que duraron meses, cruzando montaña tras montaña para llegar al lugar sagrado donde crecían. Estas magnificas flores sagradas del fin del mundo poseían capacidades extraordinarias. Los reyes y los nobles de la época no dudaron en organizar expediciones para ir en búsqueda de esas flores mágicas.

Algunos habían descifrado el misterio de esta flor que podía cambiar el destino con una sola mirada. Muchos volvieron transformados. El odio, la ira, los había abandonado, dejando espacio para la paz y la serenidad. Una luz de paz y amor resplandecía en ellos tan intensamente que nadie se podía resistir, cambiando a todas las otras personas que los frecuentaban.

Reyes y nobles celosos habían enviado expediciones para destruirlas y de acuerdo a la leyenda, muchas desaparecieron para siempre.

Esta leyenda se desvaneció con el tiempo. Abandonaron las expediciones y se olvidaron de todo, pero quedaron escritos en los textos antiguos conocidos por algunas personas.

Contaban que esta flor tenía el poder de emitir con una simple mirada, una vibración de una determinada longitud de onda que servía para sacarnos del sueño, transformándonos al despertar nuestras capacidades ilimitadas que estaban dormidas. Enseñaba como podemos cambiar nuestro destino confiando en nuestra intuición para encontrar el camino de la vida, nuestra disminuida sabiduría y a menudo volver a vivir.

Nuestros miedos así como las emociones a menudo nos controlan y toman posesión de nosotros convirtiéndonos en sus esclavos.

Así, mirar una simple flor ¡puede cambiar todo!

No somos grandes creadores…una parte de ¿toda la creación?

El sabio me confió que habían traído estas flores a nuestro mundo hacía muchas décadas, porque ahora poseemos medios para desplazarnos fácilmente para ir a esos lugares inaccesibles. Las flores fueron trasladadas para cultivarlas y venderlas en todo el mundo, porque son magnificas.

Qué historia tan extraña…y ¿por qué confiarme todo esto?

Pero sólo es un sueño, una leyenda contada por un viejo sabio de otro tiempo…

Y ¿si fuera verdad?