Archivos

Obesidad y comida

Por: Massimiliano Russano

La Gran Época, Italia

ciccione-700x467-699x466

(Foto: Dominio público)

La obesidad es una epidemia silenciosa y generalizada que ahora también afecta a países en desarrollo. Además, según muchos expertos, no se debe simplemente a la ingesta excesiva de alimentos y, por lo tanto, el cuadro se complica.

Para proporcionar una visión general de las causas y la terapia adecuada, La Gran Época entrevistó al Dr. Ezio Di Flaviano, especialista en Ciencias de la Alimentación y Psicoterapia, así como Rehabilitación Nutricional en el Policlínico Abano Terme y la casa de Cura Villa Serena de Jesi.

¿Cuáles son los criterios que definen la obesidad?

La medicina se refiere al índice de masa corporal, es decir, la relación entre el peso expresado en kilos de una persona y su altura al cuadrado expresada en metros. Si esta relación es superior a 30, se llama obesidad, si es mayor de 40 es una cuestión de obesidad severa.

¿Por qué se considera una enfermedad?

Debido a que reduce la esperanza de vida, causa complicaciones graves y deriva en el 8 por ciento de los costos de atención médica.

¿Hay diferentes tipos?

Sí, dos tipos, de acuerdo con la distribución de grasa en el cuerpo. Obesidad con distribución prevalente a nivel del tronco (forma manzana) y la que tiene distribución prevalente a nivel periférico (forma pera). El primero es el más peligroso porque conduce a un aumento de riesgo cardiovascular.

¿Cuáles son las causas?

La obesidad está determinada por factores ambientales, genético-constitucionales, endocrino-metabólicos, psicológicos y también por desequilibrio en el estilo de vida.

¿Está aumentando?

En el mundo, sí, como en Italia hasta el siglo pasado; ahora la situación en nuestro país es estable.

¿Por qué este aumento?

Debido al deterioro del estilo de vida y los cambios ambientales.

1511282820-443x466

El Dr. Ezio Di Flaviano, especialista en Ciencias de la Nutrición y Rehabilitación Nutricional, durante una aparición televisiva (Foto: Por concesión).

¿Cómo curar la obesidad?

Con intervención multidisciplinaria y teniendo la capacidad para cambiar hábitos, terapia nutricional para fortalecer la dieta, tratamiento farmacológico (donde hay noticias interesantes), rehabilitación intensiva en los casos en que se ha fallado muchas veces y en casos extremos cirugía.

¿Cómo se puede prevenir?

A través de la educación a un estilo de vida más saludable en los niños.

¿Por qué las dietas fracasan a largo plazo y por qué el riesgo de recuperar peso?

Porque el cuerpo humano cuenta con genes protectores que se oponen a la pérdida de peso y facilitan su recuperación.

¿Y si una persona quiere perder peso?

Debe pensar que es posible, mantenerse alejado de extrañas propuestas milagrosas y contar con expertos en centros acreditados. Es importante trabajar duro para cambiar lo que es posible, aceptar lo que no se puede cambiar y tener la inteligencia para comprender esta diferencia.

Versión original en italiano: http://epochtimes.it/news/obesita-e-cibo/

Traducido por: Lucía Aragón

Anuncios

Los beneficios de la cúrcuma

Por: Massimiliano Russano

La Gran Época, Italia

dqmwtp1vxpshbqg2n56qmenuhoabhdupgs4qmbfy7r3mps5-697x466

Cúrcuma. (Foto: Epoch Times Italy)

Se llama la especia dorada, tiene un sabor amargo y se cultiva en toda la India. Desde hace algunos años, la cúrcuma está cada vez más presente en las mesas italianas y despierta un gran interés por sus innumerables beneficios.

Este polvo ocre se obtiene del rizoma de la planta y la lista de beneficios es realmente muy larga. Tiene propiedades antiinflamatorias, hepatoprotectoras, antisépticas, antioxidantes, contra el dolor (en particular en las articulaciones) y estimula la producción de bilis.

“También parece mejorar la resistencia a la insulina, reduciendo así el riesgo en los niveles de intolerancia a la glucosa y el colesterol, mejora la microcirculación y mantiene la salud del sistema cardiovascular”, añadió Gian Paolo Baruzzi, médico nutricionista, que atiende intolerancia a ciertos alimentos y escribió un libro sobre la cúrcuma.

Una verdadera ‘reina de las especias’ que se utiliza para solucionar muchos problemas, desde trastornos del sistema digestivo, mucosa y procesos digestivos en general hasta enfermedades cardiovasculares, osteoarticulares e incluso osteoporosis y muchas enfermedades metabólicas.

“La cúrcuma ha sido parte de la historia humana durante al menos tres mil años y se ha estudiado científicamente en todo el mundo”, señala Alessandra Moro Buronzo, naturópata y autora de más de cuarenta libros sobre medicina natural.

Se analizaron casi setecientos estudios, aproximadamente la mitad de ellos en los últimos cinco años, en los que también se observaron los efectos en la diabetes, colesterol alto, Parkinson y la enfermedad de Alzheimer, problemas cerebrovasculares, e infartos. Además es la experiencia misma la que demuestra que no hay peligro cuando se toma en cantidades moderadas. En resumen, una verdadera ayuda para mejorar la salud.

Pero eso no es todo porque, como señala Baruzzi, la cúrcuma también tiene un efecto protector contra los tumores, como en el colon y la mama, gracias a la acción directa en la regulación de los mecanismos de proliferación celular y una acción indirecta como antiinflamatorio y antioxidante.

Obviamente, siempre se debe tomar en sinergia con las otras terapias recomendadas por el médico ya que, como explica el Dr. Buronzo, puede interactuar con otros medicamentos, especialmente anticoagulantes.

Uso

La cúrcuma es una especia muy fácil de consumir, sólo se agrega como ingrediente en los platillos, mezclándola por ejemplo con pimienta negra o aceite de oliva para mejorar su absorción, o como condimento en el primero y el segundo o agregarla al aceite, salsas, yogur, pan o dulces.

“La dosis ideal es una o más cucharadas cafeteras al día, señala Baruzzi, y no existen contraindicaciones particulares, salvo en casos de problemas de vesícula biliar, de ingesta de anticoagulantes y, evidentemente, en gestantes y lactantes”. Sin embargo, debe limitarse en caso de problemas gástricos, ya que puede causar náuseas o diarrea en personas predispuestas.

Elixir de belleza

La ‘reina de las especias’ también se puede usar para realzar la belleza. De hecho, actúa contra las arrugas y el tono de la piel, protege contra el daño de los radicales libres, así como reduce la inflamación, el acné y la dermatitis, y la irritación en general.

También se puede usar para la limpieza de la piel. “Se puede preparar una mascarilla a base de miel, leche o yogur a la que se agrega una cucharada de cúrcuma para que actúe sobre la piel, durante veinte o treinta minutos”. Para hacer un tratamiento aún más curativo o para mejorar la estética de la piel, se puede mezclar con un aceite para masaje.

Versión original en italiano: http://epochtimes.it/news/i-benefici-della-curcuma/

Traducido del italiano al español por: Lucía Aragón

Este pez de hierro salva millones de vidas en todo el mundo

Por: NTD Inspired

En la actualidad, los investigadores trabajan día y noche para avanzar en el campo de la medicina. Gracias a estos hombres y mujeres innovadores, hay nuevos avances todos los días para todo tipo de enfermedades.

Un médico canadiense, Christopher Charles, descubrió que los camboyanos estaban enfermos y tenían dolores de cabeza agobiantes debido a la falta de hierro en su dieta. Sabía que tenía que intentar algo, así que puso manos a la obra, diseñó algo sorprendente…el Lucky Iron Fish.

Diseñado para personas con anemia y deficiencia en fierro, este pequeño pez de aspecto divertido puede proporcionar a los adultos hasta el 75% de su ingesta diaria de fierro.

La deficiencia en fierro es un problema común que afecta a dos mil millones de personas en todo el mundo. Sin embargo, los suplementos de fierro pueden ser costosos, aquí es donde entra en juego el barato Lucky Iron Fish.

Hervir agua o sopa con el pececito de hierro durante diez minutos aumenta drásticamente el contenido en hierro de una comida.

lucky-iron-fish-4

(Foto: LuckyIronFish)

No solo es barato, además dura tanto que la gente puede cocinar con el mismo pescado de hierro durante muchos años.

Después de un año, la mitad de los camboyanos que usaron el pescado para cocinar ¡ya no estaban anémicos!

¡Una idea tan simple y brillante! Es maravilloso que médicos como Christopher Charles dediquen su vida a hacer progresos médicos asequibles a todo el mundo.

Version en inglés 

Traducido por: Lucía Aragón

Coma alimentos yang este invierno

Por: Ellen Wang, Instituto Tao

ready_bake-590x392

Las raíces de las verduras con una gran opción para mantener el cuerpo caliente. Puede cocerlas al vapor, asar o hervir. (Foto: Cat Rooney/ Epoch Times)

De acuerdo con la medicina tradicional china, es muy importante comer alimentos que sean nutritivos y equilibrados, mantener el equilibrio entre el yin y el yang del cuerpo.

Lo que comemos puede bloquear o liberar los canales de energía, o incluso revertir la circulación sanguínea y el flujo de energía (qi) que circula dentro de nuestro cuerpo. Durante el invierno, comer alimentos nutritivos es especialmente importante para mantenerse saludable y fortalecer el sistema inmunológico.

“Dar lo que necesita tu cuerpo cuando te sientes débil y comer lo necesario para calentarte cuando hace frío”, son principios importantes en la medicina tradicional china. En invierno, cuando hace frío, lo importante es consumir alimentos de temporada y poner especial atención al equilibrio de su cuerpo comiendo alimentos yang.

Una persona debe comer más alimentos que tengan una naturaleza “tibia” y “caliente”, especialmente alimentos que puedan aumentar la energía de los riñones. Estos alimentos conocidos como yang pueden ayudar al cuerpo a adaptarse mejor al frío.

Puede elegir comer cereales tales como trigo u otras variedades de granos integrales, soya, chícharos, y vegetales como cebollín, ajo, nabos o coliflor. Comer caliente, comer una sopa abundante o nueces tostadas también puede ayudar a mantener el cuerpo caliente y alimentarlo de manera equilibrada.

Además, evite comer alimentos crudos en invierno ya que tienden a enfriar el cuerpo.

Consuma alimentos ricos en proteínas y fibra que también pueden fortalecer su naturaleza yang. Uno de mis alimentos favoritos, rico en proteínas es el pato. La carne de pato con jengibre facilita la digestión. La carne de pollo es también es de naturaleza yang. Es rico en proteínas y los nutrientes del pollo ayudan a prevenir resfriados.

Evite los alimentos de naturaleza “fría”

Según la teoría china de la energía, hay cinco diferentes categorías de alimentos: caliente, tibia, fresca, fría y neutra. Dependiendo de la estación del año, es preferible consumir diferentes alimentos y frutas.

Cuando el clima refresca en otoño, debemos comer menos melón, sandía, cantalupo, melaza y pepino, que también se llama en chino “melón verde”, porque estos alimentos son de naturaleza “fresca”. Si come mucho melón en invierno, puede tener diarrea.

Comer de acuerdo a la estación es importante para las personas mayores, ya que sus órganos funcionan lentamente y a menudo sienten frío en el estómago.

La fruta que recomiendo para el invierno es la pera. La pera es de naturaleza neutra y puede nutrir el yin de su cuerpo. Puede hidratar su piel cuando tiene comezón y se vuelve seca en invierno.

Ellen Wang es doctora certificada en Salud Holística por Tao Institute of Mind & Body Medicine. Su dirección de correo electrónico es: ewang@taoinstitute.com.

Version original

Traducido por: Lucía Aragón

Selenio: funciones, fuentes y deficiencia

Por Cyril Belan

La Gran Época, Rusia

brazil-2133721_640

Treinta gramos de nueces de Brasil pueden contener 10 veces la norma diaria. (Foto: pixabay)

El selenio es un oligoelemento que debe provenir de los alimentos diarios. Es uno de los componentes de las proteínas importantes, llamadas ‘selenoproteínas’.

El contenido de selenio en los productos vegetales está estrechamente relacionado con el contenido mineral del suelo donde crecen. La mayoría de los alimentos saludables contienen suficiente selenio. Especialmente el pescado, la carne de animales criados en libertad, granos integrales, sobre todo el mijo pardo, nueces y semillas.

¿Cuáles son las funciones del selenio en el cuerpo?

Es esencial aumentar la actividad enzimática de la familia de la glutatión peroxidasa, o izo-enzimas. Estas enzimas juegan un papel clave en la desintoxicación del cuerpo y también ofrecen protección contra el estrés oxidativo.

Este estrés ocurre cuando una célula oxidante obliga a una de las moléculas de la célula a cederle un electrón. Esto produce un mecanismo en cadena, cada una de las moléculas

afectadas busca recuperar su electrón hasta la destrucción prematura de la célula. De las ocho izo-enzimas de la glutatión peroxidasa conocidas, cinco requieren selenio.

Además, las enzimas de selenio o selenoenzimas ayudan a que la vitamina C pase del estado pasivo al activo. Las enzimas de selenio son responsables de la conversión de la hormona tiroidea T4, menos activa que la T3, más activa. El selenio y el yodo trabajan juntos en ciertos mecanismos que también ayudan a mantener la función de la tiroides.

Fuentes dietéticas de Selenio

Si busca información sobre productos que contengan selenio, las nueces de Brasil son una buena fuente. Treinta gramos de nueces de Brasil pueden contener 10 veces la dosis diaria.

Productos como las ostras, almejas, hígado y riñones son también muy ricos en selenio. El pescado y los mariscos son, por lo tanto, los primeros en la lista de buenas fuentes. Les sigue la carne de animales de granja y luego los productos vegetales.

Se presenta una lista de productos en orden decreciente de contenido de selenio: atún, camarón, sardina, salmón, bacalao, setas shiitake, espárragos, semillas de mostaza, pavo, pollo, cordero, ternera, cebada, tofu, huevos, arroz integral, semillas de girasol, semillas de ajonjolí, leche de vaca, linaza, col rizada, espinacas, ajo y brócoli.

Efecto del almacenamiento de los alimentos

Al igual que con otros minerales, el contenido de selenio en los alimentos permanece generalmente estable. Los alimentos de origen animal pierden pequeñas cantidades de selenio en la preparación o procesamiento. Por ejemplo, en la producción de mariscos enlatados, la pérdida de selenio es inferior al 10%. De manera similar, asar la carne de res a la parrilla no produce una pérdida significativa de selenio.

El procesamiento de granos enteros causa mucho más daño. Por ejemplo, la harina de trigo pierde más del 50% de selenio durante la molienda.

El riesgo de deficiencia

El adulto promedio consume aproximadamente 106 microgramos de selenio al día. Esto es muy superior a los 55 microgramos recomendados. En general, la deficiencia de selenio es rara y no muestra síntomas significativos, a diferencia de otras vitaminas y minerales.

Sin embargo, la deficiencia de otros antioxidantes clave como las vitaminas C y E reducirá las defensas antioxidantes y aumentará la carga de selenio. La deficiencia de yodo y selenio causa el desarrollo de enfermedades de la tiroides en mayor medida que si faltara alguno de estos minerales.

Consejos dietéticos

Cada grupo de edad necesita una cierta cantidad de selenio a diario.

0 – 6 meses, 15 mg

6 – 12 meses, 20 mg

1 – 3 años, 20 mg

4 – 8 años, 30 mg

9 – 13 años, 40 mg

Más de 14 años, 55 mg

Mujeres embarazadas, 60 mg

Mujeres lactantes, 70 mg

Versión original en ruso: Селен: функции, источники и дефицит

Traducido por: Lucía Aragón

Calorías que entran y salen, una diferencia sustancial

Por: Massimiliano Russano

La Gran Época, Italia

come-calcolare-fabbisogno-calorie-giornaliero-697x466

Calorías que entran. (foto: Epoch Times Italy)

Todo el mundo ha observado a personas que comen mucho y se mantienen delgadas y a otros que “engordan con solo mirar”. Una dura realidad difícil de explicar con el simple conteo de calorías.

Cada vez más expertos en nutrición están redimensionando la importancia de las calorías para profundizar entre las calorías que entran y salen, un concepto poco conocido para la gente pero mucho más interesante, La Gran Época entrevistó a Vicenzo Tortora, consultor nutricional y creador de varios blogs sobre fitness.

En su artículo habló de calorías que entran y salen. ¿Puede explicar estos dos conceptos?

Es una diferencia que no se considera y por eso se cometen errores. Las calorías que entran, también llamadas calorías exógenas o ‘calorías in’, son las que se introducen en el cuerpo y corresponden a las que se escriben en las etiquetas de los alimentos. Estas calorías se calculan a partir de diferentes muestras de alimentos que se queman en la bomba calorimétrica, un instrumento utilizado para determinar la cantidad de energía. La cuestión es que el cuerpo no descompone los alimentos por combustión, sino que son “desensamblados” en sus componentes originales (glucosa, aminoácidos y ácidos grasos) para luego metabolizarlos.

Las calorías salientes, las calorías exógenas que definí en mi artículo como ‘calorías out’, corresponden a la energía metabolizada por el organismo y son muy difíciles de calcular debido a la presencia en el cuerpo humano de una infinidad de factores.

¿Se pueden calcular de todos modos?

Sí con el metabolímetro, un instrumento hospitalario preciso. Pero la variabilidad diaria en la medición es alta, sin mencionar que es un instrumento de medición costoso e incómodo.

Volviendo al principio, hay un problema en el cálculo exacto de las calorías de los alimentos. A esto se le suma el error de pensar que las calorías de salida corresponden a las entrantes, sin olvidar que las calorías de salida son muy difíciles de calcular.

¿Cuáles son los factores que influyen en el consumo de calorías salientes?

Son muy numerosos y como profesionales nos limitamos a medir los observables. Pero esto no significa que no pueda haber otros factores invisibles para los instrumentos de medición. Los más importantes son la actividad física, la actividad diaria, el peso y el porcentaje de masa magra. Pero hay otros, poco considerados en las dietas clásicas, como la temperatura al aire libre y los factores que varían de acuerdo a la vida de una persona. Por ejemplo, en caso de sobre entrenamiento, el consumo de energía cambia a la baja. En situaciones de estancamiento en una dieta para adelgazar, no siempre se debe al exceso de calorías. Para dar otro ejemplo, es bien conocido en nuestra industria que la gente ansiosa tiene un mayor consumo de energía.

¿Queman más calorías?

Sí, aunque esta expresión puede parecer engañosa. Digamos que la ansiedad se refleja a nivel corpóreo, que está cada vez más activo.

18739718_1185882331540814_8683787349785582427_n2

Vicenzo Tortora, nutricionista y creador de varios blogs de fitness (Foto: Cortesía del autor)

¿Existen otros factores?

El sueño. Si es escaso, el cuerpo consumirá menos calorías. Pero la cantidad también influye. Si usted duerme poco, el cuerpo inicialmente consumirá más calorías, pero en presencia de déficit de sueño, a la larga el cuerpo consumirá menos.

Una situación similar a las dietas comunes de adelgazamiento, donde al inicio se reducen las calorías pero luego ya no se obtienen resultados.

Exactamente. Nunca hay distinción entre una situación aguda y otra a largo plazo. Del mismo modo, siempre se cree que el entrenamiento hace un buen trabajo, pero puede estar estancado después de varios meses.

Entiendo por lo tanto que para lograr un buen estado sea importante adoptar un estilo de vida relajado.

Yo diría equilibrado. Es verdad que si se considera el cuerpo como un sistema físico, si quiere perder peso, la energía que sale tendrá que ser más alta que la energía que entra. Pero la cuestión es que el punto de observación está equivocado, debido a los problemas de medición que acabo de mencionar.

Por eso, personalmente considero y actúo sobre otros factores para asegurar que el cuerpo responda de cierta manera.

¿La clave es hacer cambios pequeños, graduales y a largo plazo?

Tiendo a decir que sí. Adoptar un cambio a la vez, para saber cuál factor es decisivo y evitar sobrecargar el cuerpo con cambios excesivos que lo lleven a un punto muerto. Una estrategia a largo plazo es superior.

¿Las calorías que se leen en la cinta de correr son las calorías que salen?

Sí es un cálculo de tabla, medido según el peso del sujeto, la velocidad, el tiempo recorrido y la edad.

¿Un cálculo aproximado?

Sí, porque calcula las calorías en término de trabajo realizado, es decir, la fuerza por desplazamiento. El punto es que según este modelo, si nos quedáramos quietos tendríamos un consumo calórico de cero, pero eso no es cierto.

Para concluir, ¿qué recomienda a alguien que quiere bajar de peso?

No centrarse demasiado en las calorías consumidas, sino en los macronutrientes, es decir, grasas, proteínas y carbohidratos. Más específicamente, recomiendo que se centre más en el buen consumo de proteínas, 1.5 gramos de proteína por kilo de peso corporal. De esta manera, elegiremos alimentos que contengan una buena cantidad de proteínas, es decir, alimentos no industrializados. Además, debido al alto contenido proteico, se consumirán menos alimentos de baja calidad.

Así, cambiaría el paradigma de la dieta: en lugar de limitar las calorías, aumentaría el consumo de proteínas.

Entre otras cosas, las proteínas requieren más calorías para ser digeridas que las grasas y los carbohidratos.

Exacto.

Versión original en italiano: http://epochtimes.it/news/calorie-in-calorie-out-una-differenza-sostanziale/

Traducido por: Lucía Aragón

Los beneficios de la fruta seca

Massimiliano Russano

La Gran Época, Italia

frutta-secca-proprieta-e-benefici

Frutas secas. (foto: Epoch Times Italy)

Sabrosas y deliciosas, las frutas secas son un alimento que se consume en muchos platillos italianos, desde una simple merienda hasta como aperitivos, ya sean cacahuates, pistaches u otras. Los médicos las recomiendan incluso en regímenes de adelgazamiento, a pesar de su alto contenido calórico.

Para ilustrar sus beneficios y para aclarar su uso común en la dieta, La Gran Época entrevistó a  Giuliano Parpaglioni, biólogo nutricionista con maestría en Nutrición Humana.

Dr. Parpaglioni, la fruta seca tiene muchas calorías, ¿entonces engorda?

Las frutas secas aportan muchas calorías, alrededor de 600-700 por cien gramos, pero esto no significa que lo engorde, en las cantidades correctas y balanceándolas con el resto del menú diario es posible consumirlas sin ningún problema.

Muchos nutricionistas las recomiendan en las dietas para adelgazar. ¿Puede explicar por qué, si tienen muchas calorías?

En realidad, es muy útil en las dietas para perder peso: ayuda a aumentar el contenido de minerales y vitaminas, a elevar el recuento total de calorías que de otro modo podría ser demasiado bajo, y es una merienda capaz de eliminar el hambre de manera nutritiva.

¿Cuáles son los beneficios?

Como se mencionó, contiene muchos nutrientes importantes. Por ejemplo, las almendras son ricas en calcio, los pistaches en hierro (su asimilación se mejora cuando se asocia con la fruta), la fruta seca es una buena fuente de omega-3, los ácidos grasos antiinflamatorios por excelencia. Incluso las semillas tienen más o menos la misma calidad y pueden considerarse como frutas secas desde el punto de vista calórico, como las semillas de calabaza o las de girasol.

¿Hay condiciones especiales en las que es mejor no consumirlas?

Están contraindicadas en caso de alergias, pero en general están al alcance de la mayoría de las personas.

¿Cuantas porciones diarias debe consumir un individuo promedio?

La porción base es de 20-30 gramos, o un puñado. Dependiendo de la cantidad total de calorías puede pensar en consumir más o menos, balanceándola con otras grasas como el aceite.

La fruta seca contiene grasas “buenas”. Pero, ¿qué son y por qué se consideran de esa manera?

Con esta expresión, se entiende generalmente a las grasas monoinsaturadas y poliinsaturadas, y la fruta seca es rica en éstas. Las grasas se dividen en grasas saturadas, generalmente derivadas de productos de origen animal, y grasas no saturadas. Estas últimas proceden principalmente del reino vegetal y se asocian a un menor riesgo de enfermedades cardiacas si están presentes en mayores cantidades en comparación con las grasas saturadas, o incluso se relacionan a una mejora en los factores de riesgo. Por ejemplo, el aceite de oliva extra virgen contiene el llamado ácido oleico, que es monoinsaturado y mejora los niveles de colesterol en la sangre.

De hecho, el exceso de grasa poliinsaturada provoca inflamación, y es muy fácil consumirlas en cantidades excesivas, si elige, por ejemplo, un aceite de semilla o aceite de maíz. La principal fuente de grasas poliinsaturadas debe ser sólo de frutos secos (porque cantidades limitadas también aportan otros nutrientes), y el aceite de oliva extra virgen se debe utilizar principalmente como aderezo, por eso los nutricionistas usamos a menudo esta combinación.

Versión original: http://epochtimes.it/news/i-benefici-della-frutta-secca/

Traducido del italiano al español: Lucía Aragón