Archivos

UNICEF: 535 millones de niños afectados por la violencia y los desastres naturales

Uno de cada cuatro niños en el mundo, o sea 535 millones de ellos se ven afectados por los desastres naturales, los conflictos armados, la violencia y crisis, advirtió la UNICEF.

Sequia y hambruna en Somalia

Niños somalíes desplazados por la sequía y hambruna. (Foto: AFP/ Farah Abdi Warsameh)

El Fondo de Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF) dio la voz de alarma en una reunión de la 5ª. Plataforma Global para la Reducción del Riesgo de Desastres, que se celebrará hasta el 26 de mayo en Cancún, en el Caribe mexicano.

“Es esencial que los países sepan evaluar los riesgos a los que los están expuestos los niños en caso de desastres, para implementar programas que faciliten su cuidado”, dijo en un comunicado Christian Skoog, representante de UNICEF en México.

Según este organismo, los desastres naturales y el cambio climático obligan a miles de niños a salir de sus casas, exponiéndolos a los riesgos de enfermedad, la violencia, la explotación, o estar en un conflicto armado.

UNICEF pide establecer un estudio sobre los menores en situación de riesgo, su edad, el lugar donde viven, para aplicar las medidas necesarias y limitar el impacto de las amenazas que deben enfrentar.

El organismo finalmente hizo hincapié en la necesidad de que los países desarrollen la infraestructura necesaria para ayudar a la población en caso de desastres y, pidió que dejen de usar las escuelas como lugares de refugio, lo que impide el retorno de los niños a la escuela cuando la amenaza pase.

Violencia en Venezuela, Maduro despliega al ejército

El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, ordenó el despliegue de 2,600 militares en el estado de Táchira, después de saqueos y ataques, al tiempo que ha enfrentado desde principios de abril una serie de manifestaciones en las que han muerto 43 personas.

365-820x385

Manifestación en Caracas, Venezuela. (Foto: AP)

“He ordenado el traslado de 2,000 guardias y 600 tropas de operaciones especiales”, dijo el Ministro de Defensa, Vladimir Padrino López, a la televisión gubernamental VTV, indicando actuar a solicitud del presidente socialista.

Un día antes, el jefe de estado extendió una vez más el estado de emergencia económica, en vigor desde enero de 2016, lo que le permite restringir las “garantías” constitucionales y tomar medidas especiales de “orden social, económico, político y jurídico.”

En la noche del martes y miércoles, saquearon decenas de tiendas y prendieron fuego a dos estaciones de policía en Táchira.

Los problemas se presentaron en otras regiones del país sudamericano, en el este de Caracas, San Antonio de los Altos, manifestantes encapuchados montaron barricadas.

Crisis Sanitaria

Desde el primero de abril, hay en Venezuela una ola de protestas y violencia que culmina con un número de muertos que crece día con día, se ha anunciado el miércoles la muerte de un manifestante de 15 años de edad.

El total es de 43 muertos, tantos como durante las anteriores protestas contra Maduro, que ocurrieron entre febrero y mayo de 2014.

La ira popular se alimenta de la profunda crisis económica y social en el país petrolero, arruinado por la caída de los precios del crudo, y golpeado por una grave escasez de alimentos y medicinas, la inflación más alta del mundo y una criminalidad incontrolable.

Decidida a conseguir la salida del presidente vía elecciones generales anticipadas, la oposición, mayoría en el parlamento desde finales de 2015, sigue siendo fuerte y moviliza cada día miles de personas.

El miércoles, fueron los médicos, enfermeras y otros profesionales de la salud que se manifestaban vestidos de blanco en Caracas, donde iban a desfilar paralelamente chavistas (del nombre del expresidente Hugo Chávez, 1999-2013) apoyando a Maduro.

Los profesionales de la salud denuncian la crisis sanitaria, pues la mortalidad infantil y materna han aumentado en 2016, a 30% y 65% respectivamente, mientras que los casos de paludismo aumentaron un 76.4%. La publicación de estas cifras alarmantes la semana pasada resultó en la expulsión inmediata de la Ministra de Salud, Antonieta Caporale.

“Campaña de persecución”

Dos manifestaciones de opositores se planean para la noche en Caracas, en memoria de las víctimas de las protestas anteriores, en las que resultaron cientos de heridos. Según la ONG Foro Penal, 159 manifestantes detenidos fueron encarcelados por decisión de los tribunales militares, procedimiento prohibido por la Constitución.

Nicolás Maduro acusa a los Estados Unidos de apoyar a la oposición para llevar a cabo un golpe de estado en Venezuela, denuncia una “campaña de persecución”. “Somos los nuevos judíos del siglo XXI”, dijo el jefe de estado, pero siete de diez habitantes quieren que salga antes del final de su mandato en diciembre de 2018.

La oposición sigue llamando a manifestarse el jueves, en el Ministerio del Interior en Caracas, y luego a desfilar el sábado en todo el país.

El deterioro de la situación en Venezuela sigue preocupando a la comunidad internacional y el miércoles, el Consejo de Seguridad de la ONU abordará el asunto por primera vez, a petición de Washington.

La Organización de Estados Americanos (OEA) tratará esta crisis en una cumbre de Ministros de Relaciones Exteriores el 31 de mayo, pero la región sigue dividida: mientras Brasil anunció el regreso de su embajador a Caracas después de nueve meses de ausencia como “signo de buena voluntad” a favor del dialogo, Colombia descarta “por el momento” el regreso del suyo, llamado a consulta a finales de marzo.

México, el tercer país más peligroso del mundo para la prensa

México, donde fue asesinado Javier Valdez, un periodista de la AFP independiente, es el tercer país más peligroso del mundo para la prensa, con más de cien profesionales asesinados desde el año 2000, según Reporteros sin Fronteras (RSF).

protesta_periodistas_veracruz-4-e1490365709618-960x500

El periodismo una profesión muy peligrosa en México. (Foto: Cuartoscuro)

Especialista en narcotráfico, Valdez de 50 años, murió de un disparo en Culiacán, según una fuente judicial.

Con este nuevo asesinato, la cantidad de periodistas asesinados desde principios de año en el país aumentó a cinco, después de un 2016 marcado por la cifra récord de 11 reporteros asesinados y de más de 400 ataques.

En febrero, RSF destacó que México ocupa el tercer lugar en el mundo por el número de periodistas asesinados, después de Siria y Afganistán, con 99 periodistas muertos entre el año 2000 y 2016.

La cifra supera ya los cien, sobre todo después de un marzo particularmente sombrío, con tres periodistas muertos y otro gravemente herido.

Dada la falta de seguridad, el periódico Diario Norte, de Ciudad Juárez, dejó de publicarse después del asesinato a finales de marzo de la periodista Miroslava Breach.

Noé Zavaleta, es uno de los cientos de periodistas amenazados en el país, pero decidió continuar su trabajo.

Corresponsal de la revista de investigación Proceso, en sustitución de Regina Martínez, cuyo asesinato no se ha dilucidado, Noé Zavaleta, trabajó con Rubén Espinosa, famoso reportero gráfico de 31 años.

Rubén había huido de Veracruz en busca de refugio en la capital, donde fue encontrado en julio de 2015 en un apartamento junto con otros cuatro cadáveres. Todos con un disparo en la cabeza, las manos atadas y presentando señales de tortura.

Desde hace diez años, denuncia la ONG Artículo 19, más de la mitad de las amenazas contra periodistas provienen de funcionarios, lo que añade impunidad casi total: 99.75% de los casos de periodistas asesinados no han sido dilucidados.

Tres carniceros de China: Mao Zedong, Deng Xiaoping y Jiang Zemin

Por Larry Ong – Epoch Times

En China, los niños aprenden en la escuela que la bandera china es de color rojo por la sangre derramada por los mártires comunistas, sin embargo, nunca se hace mención de las decenas de millones de personas sacrificadas por el Partido Comunista Chino (PCCh).

killers-1

Mao Zeong, Deng Xiaoping, Jiang Zemin. (AFP/ Getty Images, John Giannini/ AFP/ Getty Images, Feng Li/ Getty Images)

Entre las diferentes dictaduras comunistas, según el famoso Libro Negro del Comunismo, la china fue la más mortal. Es responsable de unos 65 millones de muertos. Está claro que la Unión Soviética, en segundo lugar con 20 millones de muertos, está muy por detrás.

En China, la mayoría de las matanzas iniciadas por el partido tuvo lugar durante las campañas políticas y económicas del líder fundador, Mao Zedong. El 4 de junio de 1989, su sucesor, Deng Xiaoping, siguió la tradición con la masacre de estudiantes y civiles, que exigían más libertades, en la plaza Tiananmen.

A pesar de que la República Popular se ha unido a la comunidad internacional, los asesinatos han continuado. En el nuevo milenio, la amplitud de la más grande masacre, la persecución a los practicantes de Falun Gong iniciada en 1999, no se revelará hasta se termine oficialmente.

Jiang Zemin creó esta campaña de erradicación, mientras dirigía el país. Se han documentado miles de muertos, torturas y malos tratos. Los observadores que investigan la extracción forzada de órganos calculan que han asesinado a cientos de miles de presos de conciencia para traficar con sus órganos desde el año 2000, y sigue hasta hoy.

Mao Zedong, Deng Xiaoping y Jiang Zemin provocaron baños de sangre en periodos de paz, en nombre de la estabilidad del partido.

El camarada Mao

Mao Zedong, tenía claro que la revolución no terminaba con la toma del poder por los comunistas en octubre de 1949.

Después de eliminados los enemigos con fusiles, quedarán aún los enemigos sin fusiles…Si ahora no planteamos ni comprendemos el problema de este modo, cometeremos errores muy graves.”,  declaró en el VII Congreso del PCCh en marzo de ese mismo año.

El pueblo chino se convirtió en la presa del partido comunista en su lucha revolucionaria sin fin.

Los grupos sociales que Mao consideraba como “contrarrevolucionarios”: propietarios, intelectuales, “partidarios de la vía capitalista”, los “simpatizantes nacionalistas”, y ciertos cuadros del partido, fueron entonces humillados públicamente, difamados durante las famosas “sesiones de lucha”, o los obligaron a portar orejas de burro de metal, golpeados y torturados por sus antiguos compañeros.

Mao se distinguió, durante sus campañas políticas, por sus “cuotas de ejecuciones”. Habiendo encontrado, por ejemplo, que el 10% de los cuadros del partido eran “derechistas” y buscaban socavar al régimen, arrestaron y ejecutaron a todos los cuadros necesarios para lograr el porcentaje.

En 1959, Mao puso en marcha una política económica, El Gran Salto Adelante, con el fin de “superar al Reino Unido”, en quince años. Lejos de provocar una era de abundancia, este gran esfuerzo de colectivización e industrialización dio lugar a la pérdida de cosechas que condujo a una hambruna histórica, que los expertos dicen provocó de 30 a 45 millones de muertes.

El Gran Salto Adelante empujó al pueblo chino a la barbarie. En Liuyang, por ejemplo, en la provincia de Hunan, trescientos hombres y mujeres trabajaban sin camisa en la nieve; uno de cada siete hombres murió…la gente trabajaba como esclava durante horas con el estómago vacío. Para sobrevivir, desenterraban las raíces de las plantas, se tragaban su propio cinturón y, en casos extremos, cadáveres.

“La historia nos juzgará a ti y a mí”, dijo Liu Shaoqi a Mao Zedong en julio de 1962, era entonces el número dos del régimen. “¡Incluso el canibalismo aparecerá en los libros!”

Mao le guardó rencor a Liu por su postura crítica con respecto a El Gran Salto Adelante. Liu Shaoqi fue detenido un año después del inicio de la Revolución Cultural (1966-1977), una campaña política destinada a restablecer el dañado prestigio de Mao, y al mismo tiempo se erradicaban los valores chinos y la cultura tradicional.

Lo golpearon durante las asambleas de denuncia ante el pueblo, se le negaron los medicamentos, aunque tenía diabetes y neumonía. Jiang Qing, la cuarta esposa de Mao, hambrienta de poder, le permitió más tarde recibir tratamiento. Ella quería mantenerlo con vida para tener un blanco político que atacar en el crucial IX Congreso del PCCh (1969). Un mes después del Congreso, Liu Shaoqi, el que sucedería a Mao Zedong como presidente de la República Popular China, murió debido a la falta de higiene y enfermedad, atado a una cama en custodia.

“Veinte años de paz”

Deng Xiaoping había tratado de revertir las políticas económicas devastadoras de Mao promoviendo “la reforma y la apertura”. Sin embargo, sus ajustes dejaban intacta la razón de ser del partido comunista, lo que comprendieron los estudiantes chinos y e mundo, el 4 de junio de 1989.

Desde el 17 de abril de ese año, estudiantes de todo el país se reunieron en la Plaza de Tiananmen después de la muerte de Hu Yaobang, el reformista ex secretario general del partido.

Los manifestantes, que sumaron un millón en el momento culminante, exigieron un gobierno más honesto, más democrático, así como también la libertad de expresión. La protesta atrajo la atención internacional porque muchos periodistas occidentales se encontraban en Pekín por la visita del jefe de estado soviético Mikhail Gorbachov.

El secretario general del partido, Zhao Ziyang, simpatizó con los estudiantes y consideró algunas de sus demandas, como, por ejemplo, el deseo de poner freno a la burocracia corrupta. Sin embargo, el líder supremo, Deng Xiaoping y otros partidarios de la línea dura del partido entraron en el juego de la supervivencia política.

En la noche del 3 de junio hasta las primeras horas del 4 de junio, el Ejército Popular de Liberación entró en la capital para abrir fuego contra los estudiantes.

El corresponsal estadounidense, Scott Savitt, vio como los soldados disparaban contra la multitud que lo rodeaba. En su libro, Crashing the Party: An American Reporter in China, Savitt recuerda el momento cuando se puso en contacto con su oficina para informar de una ejecución:

“Dave, dije, cuando escuché la voz de mi jefe, disparan contra la multitud y un chico está muerto.

-¿Cómo sabes que está muerto?

-Por los trozos de cerebro que salpicaron el pavimento.”

La Cruz Roja China y el embajador de Suiza, los dos en el lugar, calcularon que el ejército asesinó a 2600 o 2700 personas esa noche.

Después de la matanza, Zhao Ziyang, fue purgado y puesto bajo arresto domiciliario hasta su muerte en 2005. Para reemplazarlo, Deng vuelve hacia Jiang Zemin, exalcalde de Shanghái, hostil con los manifestantes, y que además cerró una publicación liberal de buena reputación en la misma ciudad.

Tráfico de órganos

Diez años después de Tiananmen, Jiang Zemin decidió suprimir una de las mayores comunidades espirituales del país, que parecía ser más popular que el Partido Comunista Chino.

“Nosotros, miembros del partido comunista, armados con el marxismo y nuestra creencia en el materialismo y el ateísmo, no podemos derrotar a Falun Gong. Si ese fuera el caso, ¿no sería una broma?” Jiang escribió en una carta febril al Politburó la noche del 25 de abril de 1999.

Ese mismo día, alrededor de diez mil practicantes de Falun Gong, se reunieron en Pekín para pedir a las autoridades centrales que liberaran a 45 practicantes golpeados y detenidos en la ciudad vecina de Tianjin. Aunque los peticionarios estaban en silencio a lo largo de las aceras cercanas a Zhongnanhai, recogieron la basura y colillas de la policía antes de irse, Jiang consideró que esta petición pacífica constituye “el más grave incidente político” desde el 4 de junio de 1989.

El 20 de julio de 1999, ordenó la erradicación de la disciplina espiritual de Falun Gong. Durante la noche, de 70 a 100 millones de simples ciudadanos chinos, que meditaban en los parques, y seguían las enseñanzas de “Verdad, Benevolencia y Tolerancia”, se enfrentaron a una campaña política de tipo maoísta extremadamente violenta.

Con la persecución de Jiang Zemin, que persiste hasta el día de hoy, se han reportado más de 4,000 practicantes torturados o golpeados hasta morir, de acuerdo con cifras incompletas de Minghui.org, el sitio de información que sigue los acontecimientos. La cantidad real de víctimas es mucho mayor.

De acuerdo con observadores, el gobierno chino ha obtenido grandes beneficios gracias a la extirpación forzada de órganos de los practicantes de Falun Gong, secuestrados en los centros de detención. Los practicantes, aún con vida, mueren durante la operación. De acuerdo a las conclusiones del abogado canadiense, David Matas, el ex miembro del Parlamento de Canadá, David Kilgour y el periodista estadounidense, Ethan Gutmann, médicos han asesinado de esta manera a cientos de miles de personas.

Se estima que el comunismo ha asesinado al menos a 100 millones de personas, aunque no se han identificado sus crímenes y esta ideología aún persiste. Epoch Times se da a la tarea de exponer la historia y las creencias de esta doctrina, que ha servido de base a la tiranía y la destrucción desde su aparición. 

Fuente: China’s Butchers-in-Chief : Mao Zedong, Deng Xiaoping, and Jiang Zemin

 

Cómo cambiar la cultura malinchista en México

Por: Luis Ángel García y José Jiménez

La palabra malinchismo, proviene de Malinche, apodo de Marina (también conocida como Malina, Malintzin o Malinalli), indígena mexicana, amante de Hernán Cortés. Por la preferencia de la Malinche por un extranjero, su nombre se empleó para formar el derivado malinchismo con el significado de ‘actitud de quien muestra apego a lo extranjero con menosprecio de lo propio’. De esta voz se desprende otro derivado, malinchista, referente a la persona ‘que muestra apego por lo extranjero con menosprecio de lo propio’.

Durante décadas en México ha existido el malinchismo, que con la apertura del país azteca al mundo, se ha arraigado aún más. Gente que prefiere comprar cosas de países extranjeros que los que el mismo país produce. En años anteriores esa moda de lucir algún artículo de vestir, por ejemplo traído de países como Estados Unidos era símbolo de estatus de clase media alta a alta. Ya que sólo las personas con poder económico podían viajar a ciudades como Nueva York a comprar ropa, zapatos, etc. Ahora gracias a que compañías extranjeras se han establecido en México, hacen más accesible a todo el público esos productos, no necesariamente de mejor calidad que los productos fabricados en México, pero si más caros.tranza-naciones1

Aun así, el establecimiento de empresas extranjeras (ropa, zapatos, comida, etc.), ha dejado de ser una moda para ser una cuestión cultural. Desde niños se les enseña que lo extranjero es lo mejor. Por ejemplo, compran tenis Nike, celebran sus cumpleaños en Burger King o McDonald’s, les compran ropa de Disney, etc. Los adultos prefieren usar ropa o perfumes de marca como Calvin Klein o Gucci, prefieren comprar sus productos en mega tiendas como Costco, Wal-Mart o Sam’s, piensan que los mejores productos para el hogar así como víveres se encuentran allí.

Este fenómeno pasó de ser moda a convertirse en una cultura. El malinchismo se ha arraigado tanto en México que se cree que para estar al día o ser una persona “cool” hay que consumir productos extranjeros. No se dan cuenta que esto afecta la economía y se perjudica a empresas  locales y nacionales. Se cierran negocios, se crea mayor desempleo. Por ejemplo, con la llegada de las grandes empresas en México, pequeños negocios, la mayoría familiares, han cerrado porque no pueden competir en infraestructura, ni en producción.

Es cierto que la inversión extranjera ha traído muchas ventajas al país, sin embargo, también ha acarreado grandes desventajas, por ejemplo, desde el 2007, se eliminaron diversas instituciones sociales, muchas regiones y localidades han sufrido problemas de pobreza, marginación y desigualdad, es decir, se generaron las regiones más rezagadas del país en educación, infraestructura, instituciones, disponibilidad de crédito.

monopoliio

(Imagen: Dominio público)

No se generaron todos los niveles de empleo, ni un alto nivel de productividad en muchos sectores. Las inversiones extranjeras se han concentrado en ciertos sectores del país como grandes ciudades, creando con esto una división muy marcada en sectores y regiones del país, y con esto una mayor desigualdad en el desarrollo y crecimiento. Las micro, pequeña y mediana industrias han enfrentado la presión de muchas de la empresas extranjeras que entraron a México compitiendo con precios más bajos de producción.

En esta época, el peso ha perdido su valor ante el dólar drásticamente. Donde más y más micro empresas, negocios familiares, artesanos y productores agrícolas están perdiendo la batalla de supervivencia ante los poderosos monopolios.

¿Qué podemos hacer para mejorar la economía y ayudar a subsistir a ese pequeño negocio? ¿Cómo se puede combatir a la cultura llamada malinchista?

Consumir bienes y servicios mexicanos, en lugar de tener tarjetas de crédito o debito Banamex  mejor utilizar INBURSA que es banco 100% mexicano, al viajar optar por algún hotel local en lugar de un Hilton o un Marriot. En lugar de comprar la carne en tiendas de grupo Wal-Mart compren con el carnicero de la esquina, o el pollo rostizado en Sam’s o Costco ir a alguna rosticería local, en lugar de comprar pantalones levis comprar pantalones Montero, que son de más calidad e incluso en el extranjero se venden carísimos, y por cierto se manufacturan en Aguascalientes, dejemos de pensar que comprar la fruta en el HEB o Superama es mejor, no hay fruta más natural que la del agropecuario y si no se quieren meter al agro no hay problema, todas las fruterías de la ciudad se surten ahí, consuman papás naturales en lugar de Sabritas que aunque en su inicio fue mexicana fue adquirida por PepsiCo. En lugar de comprar un traje Calvin Klein compren a una sastrería local, que por cierto, si le buscan les aseguro que encontrarán trajes de mejor calidad y precio., al sentirse “fresas” o “nice” y consumir de modo malinchista lo único que hacemos es perjudicar a la economía local. ¿Qué prefieres? Que con tu dinero tu vecino, el carnicero, complete la colegiatura de su hija este mes, o que el gerente de McDonald’s rente un helicóptero nuevo en New York.

Ojalá que las noticias que salen en #Aristegui o #Forbes de que el dólar sube, cambien para mencionar que las inversiones, compras en empresas y negocios locales, y familiares en México ¡hicieron que su mercado interno se fortaleciera!

Por eso, en estas navidades compre el regalo en los negocios locales, les aseguro que se sentirán satisfechos de que su compra hará que muchas familias mantengan su empleo y tengan una Feliz Navidad.

Ex SS alemán legó 450,000 euros al pueblo escoces donde estuvo detenido

Un antiguo SS (cuerpo de combate de élite de las Schutzstaffel) alemán, prisionero en Escocia durante la Segunda Guerra Mundial, legó 384,000 libras (489,000 dólares) al pueblo escocés donde estaba detenido para reconocer la gentileza de sus habitantes con él, informó el sábado la prensa británica.

298819e500000578-3119645-image-m-1_1434018133533

El campo de Cultybraggan, cerca de Comrie en Perthshire, Escocia, fue construido en 1939. (Foto: Mike Day)

Heinrich Steinmeyer, un ex miembro de la Wafen SS durante la Segunda Guerra Mundial, fue detenido a la edad de 19 años en Francia y trasladado al campo de prisioneros de Cultybraggan, cerca de la localidad escocesa de Comrie.

Murió en 2013 a los 90 años, el alemán había indicado en su testamento que deseaba dar ese dinero al pueblo, algo que está a punto de realizarse, dijo el viernes en un comunicado de Comrie Development Trust que va a gestionar la donación.

“Quiero expresar mi agradecimiento a los escoceses por su bondad y generosidad, que pude apreciar durante mi encarcelamiento en Escocia”, escribió el Sr. Steinmeyer en su testamento. Se quedó a trabajar en el pueblo después de su liberación.

“Mi madre y sus amigos, todos alumnos de la Academia Morrison en Crieff, hicieron amistad con Heinrich luego de que cerraran el campo de Cultybraggan”, dijo el sábado a la BBC Radio 4, George Carson, hijo de uno de los amigos escoceses más cercanos a Heinrich.

Los niños, incluso lograron sacarlo del campo para llevarlo al cine, todo un acontecimiento para el joven alemán. “La experiencia lo dejó impresionado”, dijo.

“Se reunió con la Comrie Development Trust en 2008 y les pidió manejar su patrimonio después de su muerte”, dijo el Sr. Carson.

Indicó en su testamento que quería que el dinero “se usara exclusivamente para los ancianos del pueblo”. “El Sr. Steinmeyer siempre aseguró que tuvo mucha suerte de ser capturado por los escoceses”, agregó.

Alcaldes de Estados Unidos piden construir puentes con México, no muros

Los alcaldes de varias de las principales ciudades de Estados Unidos, reunidos en un foro esta semana en México, pidieron “construir puentes” con México en lugar de “muros”, en respuesta a las amenazas del presidente Donald Trump.

ed-murray-d-alcalde-de-seattle-ee-uu-_844_573_1434772

Ed Murray, alcalde de Seattle, EE.UU. (d) y Muriel Bowser, alcalde de Washington D.C., el 2 de diciembre 2016, Ciudad de México en el Foro 40 ciudades. (Foto: Alfredo Estrella/ AFP)

“Otros creen que pueden construir muros, pero nosotros creemos que podemos construir puentes para superar esos muros”, dijo el alcalde de Seattle, Ed Murray, junto con sus homólogos de Washington, Nueva York, Austin, Phoenix y Portland.

“No somos ingenuos con respecto al contexto político al que nos enfrentaremos en el futuro, pero creemos que podemos influir”, dijo en una conferencia de prensa.

Habló en el Foro del liderazgo contra el cambio climático de ciudades, (C40) en la Ciudad de México.

El C40, ahora incluye a 90 ciudades, entre ellas Río, Caracas, Nueva York, París, Dakar, Johannesburgo, Addis Abeba, Seúl, Pekín, Shanghái, Atenas, Estambul y Londres, representan un total de 650 millones de personas y el 25% del PIB mundial.

El 20 de enero, Donald Trump, tomará sus funciones de presidente de los Estados Unidos. Durante su campaña, el magnate de bienes raíces de Nueva York, calificó a los migrantes mexicanos de traficantes de drogas y violadores, se comprometió construir un muro en la frontera que México pagaría.

También se comprometió a adoptar medidas proteccionistas para proteger los empleos en Estados Unidos, renegociando o rescindiendo el Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLC), que incluye a EE.UU., Canadá y México.

Trump también calificó el cambio climático como un “engaño” inventado por los chinos.