Archivos

¿Una guerra fría tecnológica entre los EE.UU. y China?

Ya está en sus inicios, y el conflicto real puede aparecer pronto.

Por: Fan Yu

La Gran Época, Estados Unidos

chips-in-china-795x447

Obreros construyen chips para teléfonos inteligentes en una fábrica en la ciudad de Dongguan, provincia de Guangdong, China, el 8 de mayo de 2017. (Nicolas Asforui / AFP / Getty Images)

Durante la Guerra Fría, casi la mitad del mundo recurrió a las tecnologías, maquinaria e ideologías políticas desarrolladas por la Unión Soviética. La otra mitad -el mundo libre- optó por seguir a Estados Unidos y a sus aliados.

Y a medida que aumentan las tensiones comerciales entre China y Estados Unidos, puede tener sentido hablar de una nueva Guerra Fría en el futuro.

Desde que el presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, describió al gigante de las telecomunicaciones Huawei como una amenaza para la seguridad nacional y le prohibió comprar algunos productos esenciales en los Estados Unidos, Pekín ha tratado de tomar represalias a cualquier costo, y todo el sector de la tecnología en realidad podría verse afectado.

Además, parece que Huawei es sólo la punta del iceberg. El Gobierno de los Estados Unidos está considerando la posibilidad de añadir otras empresas chinas a su lista negra.

Si realmente se produjera una guerra fría tecnológica, el escenario actual cambiaría significativamente: las cadenas de suministro mundiales podrían verse interrumpidas y se desmantelaría la red comercial mundial que ayudó a China en su ascenso al poder económico mundial.

Cadena de suministro global

Los consumidores de todo el mundo se han acostumbrado a leer el siguiente texto en las cajas de productos de Apple: “Diseñado por Apple in California. Ensamblado en China”.

De hecho, este es el modelo que la mayoría de las empresas de tecnología han adoptado en las últimas décadas: las empresas estadounidenses desarrollan nuevas tecnologías y productos en los Estados Unidos, que se ensamblan en China a un costo relativamente menor, y luego se envían a todo el mundo.

Las cosas pueden cambiar en el futuro.

Una medida de gran alcance, similar a la que afectó a Huawei y sus filiales, podría prohibir a otras empresas extranjeras cuyos productos contienen al menos un 25 por ciento de tecnología estadounidense el suministro de componentes a empresas chinas.

¿Qué significa en la práctica? Que más empresas pudieran adoptar un modelo localizado de investigación y desarrollo y producción, pasando de un modelo en el que las fábricas chinas abastecían al mundo, también por el bajo costo de la mano de obra, a un modelo de producción local que también podía abastecer directamente al mercado chino.

Según la encuesta más reciente de la Cámara de Comercio de Estados Unidos en China, publicada el 22 de mayo, alrededor del 33,2 por ciento de las empresas estadounidenses que operan en el país comunista están posponiendo o cancelando en bloque sus inversiones en China. Si se mantienen los aranceles, es probable que las empresas estadounidenses trasladen la cadena de suministro fuera de China, lo que se considera cada vez más justificado ante la creciente inestabilidad política en China y el aumento de los costos de la mano de obra.

Otro 35,5 por ciento de las empresas encuestadas dijeron que están adoptando un enfoque de “China por China” para mitigar el impacto de los aranceles, que consiste en producir productos para su venta en China. Sin embargo, esta estrategia puede resultar ineficaz con la intensificación de la Guerra Fría de la Tecnología, ya que las empresas pueden verse obligadas a ubicar también la investigación y la innovación.

Para volver a la guerra, sería China.

Es cierto que las empresas chinas tienen mucho más que perder, ya que muchos de los componentes que importan de los EE.UU. no pueden ser sustituidos por productos chinos.

Por ejemplo, la división de fabricación de chips de Huawei, HiSilicon, está construyendo actualmente la arquitectura de su chip Kirin bajo licencia del fabricante líder del Reino Unido Arm Holding. Sin embargo, en mayo, Arm informó a Huawei que dejaría de licenciar HiSilicon debido a algunas noticias preocupantes de los Estados Unidos.

Además, Google anunció recientemente que dejará de proporcionar a Huawei software y actualizaciones para Android, que es el principal sistema operativo instalado en los smartphones de Huawei. A finales de mayo, sin embargo, el Departamento de Comercio de los Estados Unidos concedió a Huawei una licencia temporal, para que los teléfonos que ya están en el mercado puedan seguir recibiendo actualizaciones de seguridad durante los próximos 90 días.

Por si esto fuera poco, Huawei fue suspendido por la Wi-fi Alliance, un organismo que establece los estándares de banda ancha inalámbrica en el mundo.

Estos acontecimientos no sólo “paralizan” a Huawei, sino que frenan efectivamente sus ambiciones globales. Sin acceso a estas tecnologías, es virtualmente imposible que Huawei logre su objetivo de superar a Samsung y convertirse en el proveedor líder mundial de teléfonos inteligentes. En cuanto a las redes telefónicas, la compañía japonesa SoftBank se ha convertido en el último de los clientes potenciales de Huawei que ha rechazado oficialmente su tecnología para la implementación de redes 5G, anunciando el 31 de mayo que se dirigirá a los gigantes europeos de la telefonía Nokia y Ericsson.

Si tales medidas se dirigieran a otras compañías chinas –la mayoría de las cuales tienen presupuestos y sistemas para apoyar operaciones mucho menos importantes que Huawei -muchas tendrían que cerrar sus operaciones en bloque.

Artículo en inglés: What a Technology Cold War Could Look Like

Traducción: Lucía Aragón

Telecomunicaciones, Europa preocupada por la ‘conquista’ china

Intenta imponer medidas restrictivas a las empresas chinas que invierten en el continente

Por: Emel Akan

La Gran Época, Estados Unidos

i-parlamentari-europei-contro-il-prelievo-forzato-di-organi-700x447

El Parlamento Europeo (Foto: dominio público)

Los países europeos están cada vez más preocupados por las posibles amenazas a la seguridad cibernética procedentes de Pekín. Por lo tanto, la UE está intentando imponer medidas restrictivas a las empresas chinas de telecomunicaciones que invierten en el continente.

Un diplomático occidental citado en el Financial Times dijo que Bruselas tiene la intención de intensificar sus esfuerzos para controlar la influencia de China en las principales infraestructuras tecnológicas de Europa. La decisión se tomaría tras la creciente presión de Washington y las crecientes preocupaciones de países como Alemania y Japón.

El diplomático habló de por qué China está interesada en construir la red móvil de quinta generación (5G), e instó a los gobiernos a ser cautelosos ante las próximas subastas de frecuencias 5G en Europa: “países europeos como España, Italia y Finlandia, han celebrado subastas de frecuencias 5G en 2018, mientras que en otros países las subastas están programadas para 2019. Los gobiernos pueden ganar miles de millones de euros vendiendo frecuencias. Sin embargo, aconsejamos a todos que no tomen decisiones imprudentes de las que puedan arrepentirse en el futuro”.

Las empresas de telecomunicaciones chinas han pasado a ocupar un lugar destacado en la escena internacional tras la detención de la directora financiera de Huawei, Meng Wanzhou, por parte de las autoridades canadienses. De hecho, los gobiernos de todo el mundo creen que la empresa es una herramienta importante en manos de Pekín y que opera en nombre del régimen.

El Vicepresidente de la Comisión Europea, Andrus Ansip, que se ocupa de cuestiones digitales, dijo recientemente que la UE debería prestar especial atención a Huawei y a otras empresas tecnológicas chinas debido a los peligros que suponen para la seguridad cibernética: “No es una buena señal cuando las empresas se ven obligadas a alojar servicios secretos en su interior ‒dijo Ansip en una conferencia de prensa en Bruselas el 7 de diciembre‒. Como ciudadanos de a pie, por supuesto, tenemos que estar preocupados”.

Ansip también afirmó que estas empresas producen microchips que pueden ser utilizados para “conocer nuestros secretos”.

La carrera a los 5G

Las empresas de telecomunicaciones de todo el mundo están compitiendo ferozmente para asegurarse la “ventaja de ser los primeros” en el desarrollo de las redes móviles 5G.

Pekín reconoce los beneficios económicos de la 5G y considera una prioridad nacional convertirse en un líder mundial en este campo de la tecnología. Por lo tanto, el sistema apoyó en gran medida los esfuerzos de las empresas de telecomunicaciones y de los fabricantes de equipos de telecomunicaciones.

El gobierno chino quiere sobresalir en el desarrollo de estándares internacionales para la 5G, con el fin de imponer los suyos propios, como estándares globales. De esta manera, China podría lograr grandes ganancias y el control del mundo de la informática.

Declan Ganley, empresario irlandés de telecomunicaciones y fundador de Rivada Networks, dijo: “Ahí es donde tendrá lugar el Pearl Harbor del futuro. Aquellos que logren dominar la arquitectura de la 5G obtendrán enormes ventajas en términos de seguridad estratégica y, francamente, también económicas”.

Para ganar la carrera de los 5G, según Ganley, los gobiernos occidentales necesitan revisar las vulnerabilidades de su modelo de negocio de redes de telefonía móvil, que los chinos han estado explotando durante varios años. Las empresas se ven obligadas a pagar cantidades exorbitantes a los gobiernos por adelantado para ganar frecuencias, por lo que les resulta difícil competir con las empresas chinas, que cuentan con el respaldo del Estado.

Ganley recomienda que los países occidentales cambien este modelo de negocio creando un sistema en el que el gobierno conceda frecuencias, pero siga siendo el propietario.

Con este nuevo modelo de negocio “las empresas privadas pueden diseñar, financiar, construir y gestionar toda la red 5G. El gobierno concedería las frecuencias y tendría un rendimiento constante, pero no renunciaría a la propiedad de las frecuencias”.

“Al hacerlo, podríamos eliminar completamente la ventaja de los chinos”.

Artículo en inglés: EU to Harden Stance on Chinese Telecom Firms

Traducción Lucía Aragón

Según un estudio: Niños que pasan más de 7 horas al día frente a una pantalla tienen una estructura cerebral diferente

La primera parte de los datos obtenidos reveló que podría tener un efecto negativo en los niños

Por: Jack Phillips

La Gran Época, Estados Unidos

7235200-6477685-an_image_of_a_brain_while_a_child_performs_a_working_memory_task-a-13_1544444896162

Imagen de resonancia magnética funcional del cerebro de un preadolescente mientras realiza una tarea de memoria operativa, publicado por investigadores de ABCD. Las regiones en amarillo y rojo son las más activas. (Richard Watts, PhD, University of Vermont y Fair Neuroimaging Lab, Oregon Health and Science University)

Un estudio innovador de 300 millones de dólares encontró que los niños que pasan al menos siete horas al día en teléfonos inteligentes o tabletas cambian la estructura de sus cerebros.

La nueva investigación fue financiada por el Instituto Nacional de Salud, una agencia del gobierno de Estados Unidos, que muestra los resultados de la tecnología en los niños.

Los investigadores hicieron sus descubrimientos al escanear los cerebros de 4,500 niños, y los científicos hacen un seguimiento de más de 11 mil niños de 9 y 10 años de edad durante un período de unos 10 años. La primera parte de los datos reveló que pasar demasiado tiempo frente a la pantalla podría tener un efecto negativo en los niños.

“Los científicos pueden examinar las características del cerebro asociadas con la acción impulsiva o la psicopatología temprana, el impacto de los comportamientos relacionados con la salud (por ejemplo, sueño, actividad física) en el desarrollo cognitivo y cerebral, o los rasgos asociados con el uso de los medios de comunicación, incluido el tiempo de exposición ante la pantalla. Por ejemplo, un estudio reciente (el vínculo es externo) realizado por investigadores del ABCD mostró asociaciones entre diferentes cantidades y usos del tiempo frente a una pantalla (por ejemplo, videojuegos frente a redes sociales) y diferentes características estructurales del cerebro, rasgos psicológicos y función cognitiva”, escrito en un resumen del Instituto Nacional de Salud.

“Los científicos podrán seguir a los participantes a lo largo de los años para comprender cómo el uso de los medios de comunicación influirá en el desarrollo de una persona, destacando la oportunidad única que ofrece el estudio ABCD”, añadió.

En particular, los científicos descubrieron que el uso diario de la pantalla mostraba que los niños tenían un adelgazamiento prematuro de la corteza cerebral, que es la capa más externa que procesa la información. Aquellos que usaron menos la pantalla mostraron una diferencia, pero la directora del estudio de los NIH, Gaya Dowling, advirtió en contra de sacar una conclusión en este momento.

“No sabemos si es por las horas que pasamos frente a la pantalla. Todavía no sabemos si esto es algo malo”, dijo Dowling a CBS News. “Es sólo cuando los seguimos a lo largo del tiempo que veremos si hay algún resultado asociado con las diferencias que vemos en esta instantánea única”.

En el informe de CBS News, los científicos obviamente no saben si el debilitamiento de la corteza que surge de los escáneres cerebrales es causado por el tiempo que se pasa frente a la pantalla.

“Seremos capaces de responder algunas de estas preguntas en pocos años”, añade Dowling.

Y añadió: “Las entrevistas y los datos del estudio del NIH ya revelaron algo más: los niños que pasan más de dos horas al día en las pantallas obtuvieron una puntuación más baja en las pruebas de pensamiento y lenguaje”.

Dowling espera que, una vez completado el estudio, los investigadores puedan determinar si el tiempo que pasan frente a la pantalla es adictivo.

“Podremos ver no solo cuánto tiempo pasan frente a la pantalla, cómo perciben el impacto que esto tiene en ellos, sino también cuáles son algunos de los resultados. Y eso nos llevará a preguntarnos si hay o no adicción”, dijo a CBS.

“Las respuestas no estarán disponibles hasta dentro de unos años”, dijo.

“Tomará tiempo para que las cosas sucedan para obtener respuestas a algunas de estas interesantes preguntas sobre los resultados a largo plazo”, añade Dowling.

El Dr. Dimitri Christakis, del Hospital Infantil de Seattle, es el autor principal de las directrices más recientes de la Academia Estadounidense de Pediatría sobre el tiempo frente a la pantalla, y afirma que los padres deben “evitar el uso de medios digitales, excepto la videoconferencia, para los niños menores de 18 a 24 meses de edad”.

“Lo que sabemos de los bebés que juegan con un iPad es que no transfieren lo que aprenden del iPad al mundo real, es decir, si le das a un niño una aplicación en la que juega con Legos virtuales, bloques virtuales y los apila, y luego pones bloques reales delante de ellos, comienzan de nuevo”, dice en el informe.

Dijo que el conocimiento adquirido al jugar con bloques virtuales y Legos no se transfiere al mundo real. “No es una habilidad transferible. No transfieren conocimientos de dos a tres dimensiones”, dice.

Artículo en inglés: https://www.theepochtimes.com/kids-who-stare-at-a-screen-for-more-than-7-hours-a-day-have-different-brain-structure-study_2734625.html

Traducción Lucía Aragón

Gobierno británico sospecha de Huawei y sus 5G

Reino Unido ha expresado su preocupación por el dominio en el campo 5G del gigante chino

Por: Annie Wu

La Gran Época, Estados Unidos

huawei7-5g-700x447

Un hombre usa su teléfono celular fuera de una tienda de Huawei en Pekín el 7 de agosto de 2018. (Wang Zhao / AFP / Getty Images)

El 5 de noviembre, el Financial Times informó sobre dos funcionarios gubernamentales, respectivamente del Centro Nacional para la Seguridad Cibernética (un órgano consultivo del gobierno del Reino Unido) y del Departamento para la Cultura, los Medios de Comunicación y el Deporte, que habían enviado cartas a varias compañías telefónicas británicas advirtiéndoles de que su cadena de suministro podría verse afectada en breve por los resultados de una investigación del gobierno sobre la infraestructura telefónica del país: “Los resultados de la investigación podrían dar lugar a un cambio en la normativa en vigor”, decía una carta.

La carta no mencionaba directamente a Huawei, pero según el Financial Times, los ejecutivos de las compañías telefónicas que la recibieron lo interpretaron como tal: como una petición del gobierno a las compañías, de no depender únicamente de la compañía china, y de buscar otros proveedores de hardware para las redes 5G.

El 6 de noviembre, el Wall Street Journal informó sobre una carta similar enviada el mes pasado: “Declaraba que debemos asegurarnos de que el país no se vuelva demasiado dependiente de un solo proveedor de hardware –informa el periódico– la carta no mencionaba específicamente a ninguna empresa, pero los gerentes de las empresas que la recibieron afirmaron que para ellos era clara la referencia a Huawei”.

Por lo tanto, parece que Huawei está de nuevo en el centro de atención internacional.

De hecho, mientras que Estados Unidos y Australia han excluido a la empresa china de la construcción de redes telefónicas (alarmados por los vínculos entre Huawei y el régimen chino, con el riesgo asociado de espionaje), las empresas británicas utilizan desde hace tiempo los equipos y servicios ofrecidos por el gigante.

En los últimos años, Huawei, con el apoyo del régimen chino, ha estado trabajando agresivamente en el desarrollo de la tecnología 5G con el fin de dominar el mercado mundial y convertirse en el proveedor líder de equipos y servicios de este tipo.

Sin embargo, en julio, un informe publicado por un comité asesor del Reino Unido mostró que Huawei representa una amenaza para la ciberseguridad del país: “Han surgido repetidamente fallos graves en los procesos y prácticas de ingeniería de Huawei, que aumentarán los riesgos a largo plazo para el Reino Unido”. Por último, el Comité Consultivo concluyó su informe diciendo que no podía decir que las amenazas a la seguridad nacional británica “se hubieran abordado adecuadamente”.

Desde entonces, las ambiciones de Huawei también han encontrado obstáculos en otros países. Funcionarios y expertos en seguridad canadienses han pedido al gobierno que impida que la empresa participe en la construcción de la red nacional 5G. En Corea del Sur, Sk Telecom, la compañía telefónica más grande del país, anunció que no utilizará equipos producidos por Huawei para construir su red 5G. Mientras que el Ministerio de Telecomunicaciones de la India anunció en septiembre que había excluido a Huawei y Zte, el otro gigante chino de las telecomunicaciones, de la lista de socios para el desarrollo de la red nacional 5G.

Esta última carta es una señal clara de que el gobierno británico también desconfía ahora de la avanzada tecnología 5G desarrollada por Huawei.

Artículo inglés: UK Government Warns Telecom Firms on Risks in 5G Rollout, in Letter Directed at Huawei

Traducción de Lucía Aragón

Con el poder del sol, México avanza en la producción de energía limpia

Por: AFP

yf3zjhreargj3oey5h6vrls3em

Planta fotovoltaica Villanueva (PV) operada por la empresa italiana Enel Green Power en el desierto cerca de Villanueva, un pueblo ubicado en el municipio de Viesca, estado de Coahuila, México. Fotografía: AFP.

Con sus interminables dunas y cactus, el silencioso desierto del norteño estado mexicano de Coahuila parece ser igual a cualquier otro, salvo que alberga el parque de energía solar más grande de América Latina.

El lugar fue elegido por la compañía italiana Enel para instalar 2 millones 300 mil paneles solares que se prevé generen energía suficiente para 1 millón 300 mil hogares en México a partir de la segunda mitad del año.

En esa zona silenciosa, los paneles solares azules –que abarcan un área equivalente a 2 mil 200 campos de fútbol– se mueven lentamente siguiendo al sol como si fueran girasoles. A lo lejos, parecen un océano en medio del desierto.

Pero son una muestra de la meta que tiene México para que 35 por ciento de la electricidad se genere mediante energías limpias como la solar o la eólica para 2024.

Ese objetivo es posible gracias a la reforma energética de 2013, que acabó con 76 años de monopolio estatal en el sector. También abrió a la iniciativa privada la generación y suministro de electricidad y acabó con el monopolio de la estatal Comisión Federal de Electricidad (CFE).

Esa parte de la reforma a veces pasa casi inadvertida para los mexicanos, aunque ha generado entusiasmo entre empresas.

“Estamos muy satisfechos con el ambiente y con las oportunidades en México”, dice a la AFP Antonio Cammisecra, Director de la División Global de Energías Renovables de Enel.

“Después de la reforma, vemos mejores condiciones de mercado y posibilidades para una compañía como la nuestra”, agrega.

Aunque el presidente electo de México, Andrés Manuel López Obrador, criticó duramente en campaña la apertura energética, analistas dudan que vaya a interrumpir el arribo de inversiones.

Menores costos

El objetivo de la generación de energías limpias es alcanzable también porque los costos de la tecnología solar han disminuido considerablemente.

Según la Agencia Internacional de Energías Renovables, una organización intergubernamental que promueve las energías limpias, el costo de la manufactura de paneles solares se ha desplomado drásticamente en la última década “haciéndolos no solo asequibles sino también como la forma más barata de producir electricidad”.

3kicrzzkmnbhpmgzjsz2nt6q7u

Vista aérea tomada el 20 de abril de 2018 del parque de paneles solares ubicado en el desierto, cerca de la localidad de Viesca, en el estado de Coahuila, México. (Foto: AFP/ Archivos/ Alfredo Estrella)

“La energía solar fotovoltaica es la que ha tenido más crecimiento a nivel mundial. Eso tiene un impulso en los innovadores de tecnología”, dice Arturo García, experto de la consultora Deloitte.

La industria de energía solar en México también ha tomado nota de ello.

“Antes de la reforma era un asunto ambiental”, dice por su parte Víctor Ramírez, director ejecutivo de la Asociación Nacional de Energía Solar, un organismo que agrupa a varias empresas del sector en México.

“Hoy no solamente es un asunto ambiental, sino económico. Si está saliendo más barato tener energía a partir de fuentes solares, la inversión se va a ir hacia allá”, agrega.

Por eso, el interés de una compañía como Enel: además del parque solar en el desierto en el que invirtió 650 millones de dólares, tiene otro en el central estado de Guanajuato. Construye también un parque eólico en Coahuila y otro en Tamaulipas.

Apenas en mayo la empresa se comprometió a invertir 97 millones de dólares más para expandir sus instalaciones.

Otras compañías apuestan por la energía del sol. La holandesa Alten construye un parque solar en Aguascalientes mientras que la española Iberdrola construye instalaciones similares en Sonora y San Luis Potosí.

Atlas Renewable Energy, respaldada por el fondo de capital británico Actis, recién adquirió el proyecto Guajiro, en Hidalgo, que se espera produzca energía para cerca de 120 mil hogares al año.

“México tiene un recurso solar de talla mundial, de características muy buenas, sobre todo en la parte desde el centro hasta el norte del territorio”, dice Camilo Serrano, gerente general de la empresa en el país.

Las subastas eléctricas

vxnntdnz4fb4ddza4hpae2gtei

Operarios instalan nuevos paneles solares en el desierto el 20 de abril de 2018 cerca de la localidad de Viesca, en el estado de Coahuila, México. (Foto: AFP/ Archivos/ Alfredo Estrella)

Para impulsar este tipo de energía, la reforma estableció subastas eléctricas, un mecanismo en el que las empresas privadas compran y venden energía a partir de fuentes limpias, y que han dejado una inversión estimada de 8 millones 600 mil dólares, según cifras oficiales.

“El potencial está completamente probado e identificado y el apetito de los inversionistas se ve en las subastas”, agrega Serrano, de Atlas Energy.

El Secretario de Energía mexicano, Pedro Joaquín, dijo en abril que tras esas subastas se construirán en total 40 instalaciones solares y 25 eólicas.

Agregó que en 2015 había nueve parques solares y que para 2021 se espera llegar a 68 instalaciones.

A la fecha, se han realizado tres subastas, en las que se ha observado una disminución en los costos de generación de energía eléctrica, lo que las hace una inversión más viable.

El costo de la producción de energía bajó de 50 dólares por megawatt a 20 dólares en la tercera subasta.

Con esas cifras, el gobierno asegura que México es una de las 10 naciones con mayor inversión limpia en el mundo. Confía en mantener la tendencia con la próxima subasta que se realizará en noviembre de este año.

La policía china con gafas de alta tecnología para reconocer a las personas

Por: La Gran Época, Francia

poliziotta-cinese-occhiali-hi-tech-per-repressione-dei-dissidenti-699x447

(Foto: AFP/ Getty Images)

Un sistema de reconocimiento facial, integrado en los anteojos de sol: es el nuevo instrumento orwelliano 2.0 suministrado a la policía por el Partido Comunista Chino (PCCh). Lo que demuestra una vez más cómo la inteligencia artificial y las nuevas tecnologías son necesarias para consolidar un régimen totalitario.

El siete de febrero, la BBC anunció la noticia, explicando que estos lentes pueden tomar fotos de cualquier persona, y enviarlas a una enorme base que contiene los datos de miles de personas sospechosas para ser comparados.

Cuando las fotos coinciden con las almacenadas, se les envían a los agentes los datos de la persona, nombre y dirección: según LLVision, la empresa china que desarrolló el dispositivo, la información toma una décima de segundo en llegar.

Los medios de comunicación estatales chinos han informado que en Zhengzhou, la ciudad sede de pruebas de la nueva tecnología, ya se detuvo a siete personas sospechosas, ya que entró en uso, y se han identificado 26 personas con documentos de identidad falsos.

CHINA-POLICE-TECHNOLOGY

(Foto: AFP/ Getty Images)

Muchos observadores se quedaron pasmados por el grado de evolución de estos aparatos tecnológicos, que permiten al partido comunista fortalecer su poder y aumentar el control sobre las personas del Reino Medio.

¿Hacia un verdadero totalitarismo digital?

El régimen chino ya ha implementado un sistema de reconocimiento facial, a través de una extensa red de video vigilancia que le permite recorrer las principales ciudades del país.

La BBC cree que, en los últimos años, en todo el territorio chino se han colocado 170 millones de cámaras CCTV, y señala que en los próximos tres años se van a instalar otros 400 millones más.

Li Xuewen, escritor considerado por el PCCh como disidente, especuló que fue detenido por la policía en Guangzhou el 19 de diciembre del año pasado, debido al sistema de reconocimiento facial.

Mientras salía de una estación del metro en la ciudad, el autor fue detenido por dos agentes. De hecho, el régimen comunista lo acusa en particular de haber asistido a una manifestación en memoria de Liu Xiaobo, escritor disidente que murió en prisión el año pasado.

En 2010, Liu Xiaobo fue galardonado con el Premio Nobel de la Paz “por su compromiso continuo y no violento en apoyo a los derechos humanos en China”.

CHINA-POLICE-TECHNOLOGY

(Foto: AFP/ Getty Images)

El uso de estas gafas de alta tecnología, podría permitir al PCCh presionar más a los defensores de derechos humanos, a los practicantes de Falun Gong, minorías étnicas (como tibetanos y uigures) e incluso religiosas, como los cristianos.

Artículo en francés:  CHINE – La police s’équipe de lunettes pourvues d’un dispositif de reconnaissance faciale

Traducción de: Lucía Aragón

El almuerzo se vende según la cara de los alumnos de escuela secundaria china

Por: Paul Huang

La Gran Época, EE.UU.

gettyimages-692798986-2-700x420

La tecnología de reconocimiento facial se propaga rápidamente en toda China. Esta foto muestra a un maestro que usa una máquina de reconocimiento facial y huellas digitales que identifica a la persona antes del examen de ingreso en la provincia de Hebei el 6 de junio de 2017. (STR / AFP / Getty Images)

En China comienzan a comer con Big Brother, salido de la famosa novela 1984 de Georges Orwell. Una escuela secundaria instaló un sistema de reconocimiento facial en su cafetería que obliga a sus estudiantes a escanear su cara para recibir el servicio.

Este sistema, alabado por los medios de comunicación estatales como un modelo innovador, es sólo un ejemplo de cómo el régimen chino está introduciendo tecnología de reconocimiento facial en toda la sociedad con el objetivo de poder controlar algún día a todos sus ciudadanos.

Según los medios de comunicación chinos oficiales, el uso de esta tecnología en la Escuela Secundaria No. 11 de Hangzhou en la provincia costera de Zhejiang, es vista por los funcionarios como una manera de resolver un pequeño problema – el de los estudiantes que olvidan traer sus vales de comida.

El sistema Smart Dining Hall 3.0, suministrado por una empresa comercial china, instaló cámaras en todos los mostradores de la cafetería. Los estudiantes al formarse para el almuerzo deben escanear sus caras para compararlas con la base de datos. Este procedimiento “sólo tarda un segundo”.

El sistema almacena los números de identificación de todos los estudiantes con fotos tomadas cuando se inscribieron en la escuela secundaria. Se les invita a tomarse varias fotos para asegurarse de poder capturar diferentes ángulos y expresiones faciales.

El sistema no solo registra las caras de los estudiantes, sino también sus estados de cuenta e historial de comidas. La escuela puede incluso enviar a los padres un informe semanal de las comidas y nutrición de sus hijos – un “progreso” en relación con la versión anterior del sistema que enviaba informes mensuales.

La escuela afirma que el uso de la tecnología de reconocimiento facial en la cafetería es más eficaz que el uso de una tarjeta de cupones de comida, porque se les puede servir a los estudiantes que olvidan su tarjeta. Antes, al día había “hasta 50 estudiantes” que la olvidaban, dice Zhang Guan-Chao, subdirector de la escuela.

Zhang Guan-Chao también anunció que, gracias al “éxito” del sistema, la escuela planea introducir un sistema similar para registrar la asistencia en las aulas. “Esta tecnología puede incluso usarse para vigilar cuál estudiante habla más durante las clases, quién estudia y trabaja más en la biblioteca, en el gimnasio y en el laboratorio de ciencias”, dijo.

 Sin consentimiento

La tecnología de reconocimiento facial se está extendiendo rápidamente en diferentes sectores de China. Sin embargo, la decisión de imponer este sistema en la vida cotidiana de los chinos casi nunca depende de la opinión de las personas vigiladas. En el caso de la Secundaria no. 11 de Hangzhou, ninguno de los informes oficiales de los medios de comunicación chinos mencionan si alguno de los padres o estudiantes dieron su consentimiento en la instalación de tal sistema.

El diario The South China Morning Post informó la semana pasada que el régimen chino, en 2015, había comenzado a instalar un gigantesco sistema de vigilancia. Este sistema vinculará cámaras de seguridad de toda China a una base de datos que contendrá el perfil de identidad facial de todos sus ciudadanos.

Según el informe, no está claro cuándo comenzará a operar el sistema, ya que las limitaciones actuales de la tecnología de reconocimiento facial y la gran cantidad de chinos a vigilar requieren mucho tiempo para instalarlo y optimizarlo.

Sin embargo, el informe señala una creciente preocupación por el hecho de que China pueda seguir el ejemplo de la Secundaria de Hangzhou y pasar a la siguiente etapa de vigilancia – grabar a todos sus ciudadanos en una gigantesca base de datos que el régimen podrá supervisar. Una intención que el régimen chino nunca ha ocultado.

Versión en inglés

Traducido por: Lucía Aragón