Archivos

Desfile de cierre del Festival de Jazz de Montreal

Por Sylvia Arce-González

Montreal, 2010

El festival estuvo como todos los años con actividades muy variadas, gracias al esfuerzo de directivos y colaboradores, nos brindaron artistas de diferentes continentes que nos dejaron con el saborcito de querer más. 

Pero este año agregaron las carrozas de Mardi Grass para finalizar el evento.

Y ahora a esperar hasta el año próximo a ver con ¡¡¡qué sorpresas nos deleitan!!!

   

      Fotos: Sylvia Arce-González

Centro Cultural Simón Bolívar de Montreal

Por Sylvia Arce-González                                                                                             

Montreal, 9 de Julio, 2010

Hace aproximadamente 3 años el Cónsul General de Venezuela, Don Elio Vitriago y el Cónsul Don Luis Martínez Peraza, decidieron fundar en Montreal un Centro Cultural que facilitara un espacio a los artistas, no solamente venezolanos, sino también de otras nacionalidades, así surgió el popularísimo Centro Bolivariano, como cariñosamente lo llama la comunidad.

(Foto: Sylvia Arce-González)

Ubicado cerca del Barrio de las Artes, en la calle Maisonneuve 394, frente a la estación de metro Place des Arts, facilita el acceso generosamente a todo el mundo. El horario de las actividades está programado de tal manera que no es difícil encontrar el tiempo para asistir a ellas.

Ponerlo en práctica y llegar a lo que ahora es, ha conllevado un esfuerzo titánico de parte de Don Elio, Don Luis y colaboradores del consulado.

En este espacio con cupo para 90 sillas, no da abasto actualmente a la población que lo frecuenta. Tanto montrealenses como latinos se reúnen a diario en el Centro. De lunes a lunes se encuentra una diversidad de actividades como vernissage de exposiciones de pintura, escultura, fotografía,  lecturas,  conferencias, presentaciones de libros (como Las recetas olvidadas de los andes venezolanos); los cines de los miércoles “películas en español” de diferentes países, los conciertos de grupos locales o venidos de fuera; ¡Ahhhhh!… y no podemos dejar de lado los talleres de clases de español, de cine, de danzón, de arpa, de canto y de cuatro.

Los profesores son voluntarios pero con alto conocimiento de la técnica, la pedagogía  y sobre todo una gran dosis de paciencia. Gracias al interés de cada uno de ellos se han formado los siguientes grupos:

Ensamble Coral Cantaclaro,

 Grupo principiantes de cuatro

Grupo de avanzados de cuatro,

 Ensamble de música llanera venezolana

Grupo Libertad.

Cada semana encontramos en nuestros correos electrónicos la programación y síntesis de cada una de las actividades.

El Centro Simón Bolívar, al encontrarse cerca del centro de los espectáculos permite que se integre a los festivales y demás actividades de la ciudad, como la NOCHE BLANCA, noche en que todas las galerías de arte y museos abren sus puertas gratuitamente. El Centro presentó diversos espectáculos musicales desde las 5 de la tarde. A medianoche tuvimos el vernissage de las pintoras Alicia Coll (Venezuela) y Elsa Gallegos (México). El evento estuvo concurridísimo. Los grupos  tenían una música que invitaba al baile.   

Para el festival de Jazz también presentaron grupos y así, continuamente varían las presentaciones de acuerdo al medio ambiente cultural que desarrolla la ciudad de Montreal.

Desde aquí, un gracias por siempre, Don Elio Vitriago y Don Luis Martínez Peraza, por la maravillosa creación cultural, y la puesta en valor del Centro Cultural Simón Bolívar que nos ha deleitado durante estos años con las diversas actividades, y sobre todo  el conocimiento que hemos adquirido de la cultura venezolana, gracias a que dos cónsules se convirtieron en animadores culturales para dar a conocer la belleza de un país, desconocido hasta entonces, por muchos de nosotros. Venezuela y Simón Bolívar vibran juntos en Montreal  muchos saben que Venezuela en cuerpo y alma está en el Centro Bolívar, gracias al esfuerzo aunado de estos dos diplomáticos en Montreal.

Acompañante de adultos mayores

Sylvia Arce-González

Montreal 2010

Durante el otoño 2009, decidí reciclarme. Por esos días, recibí un correo invitando a un taller para aprender a ser Acompañante de Adultos Mayores, Certified Senior Companion o Personne de compagnie certifiée pour aînés. Al principio estaba indecisa, no sabia si comenzar ¿una nueva profesión?, ¿podría ser? O ¿no podría ser? Me iba a gustar o ¿no? De restauradora de obras de arte, profesora, y otras cosas,  a acompañante de personas mayores… ¿cuestión de reflexión?

Eran 300.00 dólares por alrededor de 150 horas clase, pasantía y material de estudio.  Al fin, tome la decisión y me inscribí.  El desarrollo del programa fue puntual, los disertantes, todos involucrados en la materia. La coordinadora realmente hizo un excelente trabajo.

(Photos.com)

La Agencia Ometz, antes Jewish Centre of Montreal, el  Centro de Servicios Sociales y Salud de Cavendish y el Cummings Centre, residencia de los sobrevivientes del Holocausto, unieron esfuerzos a fin de que tuviéramos la mejor de las experiencias y un certificado “vivido realmente”.

Para continuar con esta nueva profesión, asistí a otro taller del Centro de Salud de la Universidad de McGill. Mi caja de herramientas (www.Mytoolbox.mcgill.ca). Vivir una vida sana con una enfermedad crónica. Este fue para aprender a ayudar a personas que tienen enfermedades tales como Parkinson, Alzheimer, diabetes, etc. En este centro encontré que podía tomar un Segundo taller y poder clasificar como instructora de este programa iniciado en la Universidad de Stanford (Chronic disease Self-management Program) y poder extender este programa a la comunidad Latina residente en Montreal.

En Estados Unidos existe en inglés y español, pero en Canadá sólo en francés e inglés. Si lo podemos iniciar, será la primera experiencia.

Desde luego que la demanda existe en muy alto grado en Montreal. Considerando que en la Provincia de Quebec una buena cantidad  de  población se encuentra jubilada, y que la mayor parte vive precisamente aquí.. Por lo tanto no nos faltarán oportunidades.

La responsabilidad del acompañante de adultos mayores es ayudarles  a vivir con autonomía.

Asistirlo diariamente, cuidar de que mantenga su dignidad a través de su diario vivir.

Diseñar la asistencia de acuerdo a las necesidades del adulto.

Ayudarle a que viva con dignidad en su comunidad.

Museo Canadiense de la Civilización, Hull, Quebec, Canadá

Por Sylvia Arce

Museo sumamente interesante, no sólo por su contenido, sino por su arquitectura. Ubicado en un sitio maravilloso a la orilla del río Ottawa, en la ciudad de Hull, QC y frente a los edificios de la Colina del Parlamento en Ottawa, Ontario. Ambas provincias, Ontario y Quebec, separadas por el río.

El contenido del museo está dedicado a la historia social y humana.

Sus salas se dividen en:

1er nivel

-Gran Hall, en el cual se ubican los tótems, parte del patrimonio cultural de los primeros habitantes de la costa oeste de Canadá, al lado se encuentra el Hall de los primeros habitantes. A veces, en el Gran Hall se realizan las fiestas y cenas para recaudar dinero para organizaciones de caridad

2do nivel

-Museo Canadiense de los niños, con diferentes actividades creativas para niños, durante invierno y verano.

-Museo Postal, que contiene la historia de la comunicación postal.

-Galerías C y D, para exposiciones especiales y temporales.

-IMAX Teatro especial para películas, generalmente sobre ciencias.

3er nivel

-Hall de Canadá, exhibición que cubre más de 1000 años de historia de viajes a través del Canadá.

4o nivel

Cara a Cara: Hall de personalidades canadienses que han ayudado a construir el país, exposiciones con apoyo de la biblioteca y archivos canadienses.

También encontramos una boutique, con diferente tipo de obras de arte de artistas de todo el país. El Café del Museo y Café Express ofrecen diversas bebidas y bocadillos, se encuentran en el 2o nivel

Las oficinas administrativas y de restauración de artefactos, se encuentran en un edificio en los mismos terrenos del museo, detrás de ellas encontramos un restaurante con una vista maravillosa del río y de la colina parlamentaria.

Continuando con la caminata por el campo que rodea el museo, encontramos el Jardín japonés Zen y el Jardín de Canadá.

El museo no tiene esquinas, todos sus bordes son curvos, esto es una tradición indígena que cree que los malos espíritus se esconden en las esquinas. El artífice de este interesante edificio es el Arquitecto Cardinal, originario de Manitoba y de ascendencia indígena. La arquitectura del Arq., Cardinal es sumamente interesante. Adjunto el sitio web para que puedan disfrutarla.

Museo Canadiense de la Civilización

100 Laurier St, Hull, QC, J85 4H2                                                                                     

Tel. 819 776 7000, 800 555 5621

http://www.civilization,ca/

http://www.djcarchitect.com/

http://www.laurentianarchitecture.ca/page.cfm/jury

http://www.z-1.org/nouv/archives100104.htm

Lysette Yoselevitz

 Lissy

Por Sylvia Arce-González

Lissy, pintora nacida en México y radicada en Montreal. Esposa y madre de unas hijas maravillosas, lo cual no ha detenido su marcha en la búsqueda de su objetivo en las diferentes áreas artísticas.

Transcribo a continuación, la descripción que de ella misma hace la artista.

“LYSETTE YOSELEVITZ                                           ARTISTA MULTIDISCIPLINARIA

Fotografía tomada en su última exposición, marzo 2009

Fotografía tomada en su última exposición, marzo 2009

Mi trabajo creativo afora desde el centro de mi identidad compuesta de tres vertientes: mi origen judío y mexicano y el ascendiente católico del pueblo en el que crecí. A partir de estas premisas mis intereses artísticos están centrados en aproximaciones a diversos cultos y a mundos tanto religiosos como culturales.  Utilizo mis raíces de identidad y mi retentiva emocional como plataforma de mi quehacer artístico, valiéndome de una perspectiva intimista y desde mi saga personal. El ritual está continuamente presente en mi obra ya que es, a través de él, que encuentro el alivio a todas las aflicciones que emanan de la propia vida. Mi práctica artística es multidisciplinaria y toma forma a través de la estampa, la pintura, la escultura, el dibujo, el performance, así como las artes mediáticas. De manera más específica en mi ejercicio artístico me intereso, particularmente, en los trazos que dirimen experiencias de dolor, ligadas al duelo y a la pérdida. Mis últimas producciones exploran la dimensión “irrepresentable” del sufrimiento humano ya sea ligado al desplazamiento, a la pérdida o al dolor mismo.”

http://www.er.uqam.ca/merlin/bg691344/index.htm

Canadá, otoño 2008

Otoño,  2008.

Por Sylvia Arce

IMG_0514[1]

El otoño es una de las estaciones más bonitas, románticas, coloridas…todos los calificativos que le adjudiquemos, siempre serán pocos. Es la maravilla, comienza y termina, pero se deja sentir…deja huella. Hay lugares en los cuales la vegetación es prodiga en colores, como el bosque Gatineau, al norte de Ottawa.

Y al sud-este de Montreal, los Cantones del este. En el bosque de Gatineau  encontramos árboles con estos colores: Colores cálidos, vivos, que son el reflejo de la llegada del otoño.

0573

Es impresionante como en el mes de abril comienzan los arboles con sus hojas y en el mes de septiembre, las pierden. Podemos sentir, cuando caminamos, el crujir de sus hojas, sobre todo si estamos dentro del bosque y sólo nos acompaña el canto de los pájaros.

El viento nos acompaña con la melodía que forma dentro del conjunto de arboles.  Es un mes poético, sensual, que nos hace sentir diferentes emociones. Es un mes nostálgico, melancólico pero no es triste. Está lleno de color, colores brillantes.

578

La biblioteca de Westmount, cubierta de hiedra, y comunicándonos que ya está llegando el otoño y que pronto, en unas pocas semanas, tendremos el invierno.

Los colores  con los cuales se viste este árbol contrastan con la grama que comienza a perder el verde brillante y lo cambia por un ocre amarillo.

0528

0475

Fotos Sylvia Arce

Ana, pintora de iconos

ANA, Un casual y agradable encuentro

Por Sylvia Arce

 Cuando mi hijo estudiaba en Inmaculada High School, en Ottawa,  recibí una invitación de la escuela para acompañar a los estudiantes al Zoológico de Montreal.   Como aún no lo conocía, acepté y me tomé un día de descanso. Viajábamos padres e hijos en el mismo autobús. Durante  el viaje, me llamó la atención,  una señora que hablaba español. Rápidamente, presté atención y me di cuenta que era un acento conocido para mi. Claro, venia de España, y específicamente, de San Sebastián, lugar en el cual tuve la oportunidad de veranear algunas veces. Quisiera comentarles que es uno de los lugares más lindos de las vascongadas. Busqué el momento apropiado para dirigirme a ella y presentarme. Nos sentamos el resto del viaje juntas, continuamos charlando, y luego disfrutando del Safari. Cuando regresamos nos habíamos dado cuenta que cuando cerraron la facultad de Arquitectura de la Universidad Complutense en Madrid y nos mandaron a estudiar a una escuela privada por unos meses, coincidían las fechas en las cuales Ana estaba en esta escuela.  Fue un momento emocionante descubrirlo, después de tantos años.

IMG_0661[1]

IMG_0650[1] Continuamos frecuentándonos mientras viví en Ottawa y comencé a tomar clases de pintura de iconos. Ana durante su estancia en Austria y luego en Bélgica, aprendió las técnicas antiguas con profesores especializados en la materia de iconografía, la cual no tiene secretos para ella.

Cuando dejé Ottawa fue algo que me hizo falta, las clases, porque no terminé el icono en el que estaba trabajando, no fui muy buena alumna, y ella siempre con muchísima paciencia, intentando recuperar el tiempo perdido.  Y luego, por supuesto,  sus amenas charlas acompañadas de unas muy sabrosas galletitas y un té.

IMG_0641[1]

Pueden ver los trabajos de Ana, en su sitio Web. También incluyo fotografías  de obras de su colección particular.

www.anairiondodebryson.cjb.net