Archivo de etiquetas| Australia

Australia: Hecatombe de corales en la Gran Barrera

Al menos, el 35% de los corales del norte y centro de la Gran Barrera australiana han muerto o están en peligro de morir, debido a un blanqueamiento muy raro y grave, anunció un grupo de científicos.

14592500207623

Vista aérea de un arrecife de coral blanqueado entre Cairns, Australia, y Papúa, Nueva Guinea. (Foto: EFE/ ARC)

La evaluación es el resultado de meses de vigilancia aérea y submarina de esta joya clasificada como Patrimonio de la humanidad, que en marzo sufrió considerablemente por el calentamiento del agua.

El profesor Terry Hughes, experto en arrecifes coralinos de la Universidad James Cook de Townsville, en el estado de Queensland, dijo que el calentamiento global está haciendo estragos en uno de los sitios más emblemáticos de Australia.

“Hemos descubierto que, en promedio, el 35% de los corales están muertos o muriendo en 84 arrecifes estudiados en las secciones centro y norte de la Gran Barrera, entre Townsville y Papúa, Nueva Guinea”, dijo en un comunicado que firmaron también tres importantes universidades.

“Es la tercera vez en 18 años que la Gran Barrera de Coral pasa por una grave decoloración vinculada al calentamiento global, y el episodio actual es mucho más extremo de lo que habíamos medido antes.”

Se necesita una década para que el coral se recupere, “pero tomará mucho más tiempo encontrar los más grandes y más antiguos corales que murieron”, añaden los científicos.

Fenómeno de muerte regresiva, el blanqueo es la decoloración de los corales causado por el aumento de temperatura del agua, que expulsa a las algas simbióticas, conocidas como zooxanthellae, que dan al coral su color y nutrientes.

Los arrecifes pueden recuperarse si el agua se enfría, pero también pueden morir si el fenómeno persiste.

En su sitio de internet, el Centro ARC de Estudios de Arrecifes de Coral publica fotografías comparativas que muestran el mismo arrecife, completamente blanco en febrero, luego totalmente colonizado y desaparecido bajo las algas en abril.

Además del calentamiento global, la Gran Barrera se ve amenazada por los escurrimientos agrícolas, el desarrollo económico y la proliferación de Acanthasters, espinosas estrellas de mar que destruyen los corales.

El lugar de 345,000 kilómetros cuadrados evitó por poco, que la UNESCO lo colocara en 2015 en su lista de sitios en peligro de extinción.

Un portavoz del Ministro de Medio Ambiente, Greg Hunt, aseguró a mediados de mayo que el gobierno lucha más que “nunca” para proteger el sitio.

Sin embargo, se supo la semana pasada que Canberra había intervenido a fin de obtener todas las referencias de Australia, incluyendo la Gran Barrera de Coral, para que fueran retiradas de un informe de la ONU sobre los estragos mundiales del calentamiento global en los sitios de Patrimonio Mundial.

Zika: una mujer embarazada infectada con el virus en Australia

En Australia, una mujer embarazada fue diagnosticada con virus Zika que contrajo en el extranjero, dijo el miércoles el Servicio de Salud del Estado de Queensland en un comunicado.

14551334382162

Una mujer baña a su hija con microcefalia, en Recife, Brasil. (Foto: Reuters/ Ueslei Marcelino)

Es el tercer caso confirmado con virus Zika en Queensland. Ninguno de los otros tres contrajo el virus en Australia, aseguran las autoridades.

El virus Zika provoca síntomas similares a la gripe; fiebre, dolor de cabeza y de todo el cuerpo. Pero se sospecha, en el caso de mujeres embarazadas, que causa una grave malformación congénita del feto, microcefalia (reducción del perímetro craneal, perjudicial para el desarrollo intelectual).

Varios gobiernos se han comprometido a apoyar los costos para el desarrollo de una vacuna contra el Zika. El virus prevalece principalmente en América Latina, pero la Organización Mundial de la Salud (OMS) lo califica como “emergencia de salud pública a nivel mundial.”

Brasil es hasta ahora el país más afectado del mundo por la epidemia de Zica, con un millón y medio de pacientes infectados, seguido de Colombia (22,600 casos).

Lagartos que cambian de sexo según el clima

Lagartos australianos que cambian de sexo en función del clima, se describen en un estudio publicado en la revista Nature.

Según la autora: "Los papás dragones son mejores madres". (Foto: AFP/ Getty Images/ Archivo)

Según la autora: “Los papás dragones son mejores madres”. (Foto: AFP/ Getty Images/ Archivo)

Los investigadores ya han demostrado que la determinación del sexo de los lagartos depende de la temperatura de incubación de los huevos. Pero el paso de un sistema donde el sexo está determinado por los cromosomas a un sistema donde se determina por la temperatura de incubación, nunca se había observado en la naturaleza.

Clare Holleley de la Universidad Nacional de Australia en Canberra, y sus colegas, recolectaron datos de 131 “dragones barbudos” adultos, unos lagartos australianos.

El análisis molecular muestra que once individuos de huevos incubados a temperaturas más altas tenían cromosomas macho, pero eran, de hecho, hembras.

Estos individuos pasan fácilmente el control de identidad sexual controlado genéticamente a una identidad controlada por la temperatura.

Los investigadores también observaron que cuando estas hembras de sexo invertido se aparean con machos, el sexo de sus descendientes está determinado totalmente por la temperatura de incubación de los huevos.

Los hijos de madre de sexo invertido tienen una mayor propensión a invertir, lo que refuerza este método de determinación sexual. Además, las madres procrean dos veces más huevos por año que otras madres, lo que conduce a poblaciones con más hembras.

Los resultados confirman que existen dos sistemas de determinación del sexo, y que el genoma de reptil es sensible al clima.

Una mayor flexibilidad en la determinación del sexo podría ser útil frente a un clima impredecible. Pero será necesario hacer más amplias investigaciones para comprender las ventajas y desventajas de este mecanismo, según el estudio.

Los canguros son a menudo zurdos

El tener una preferencia por el uso de la mano no es exclusivo de los humanos ni de otros primates. Los canguros a menudo son zurdos, cuentan con esta característica, determinaron los científicos.

Walabí (Foto: Wikipedia)


Estos marsupiales de Australia, como los humanos, prefieren usar una mano más que la otra en sus tareas cotidianas, pero con una diferencia notable, en su mayoría son zurdos, explican los autores del estudio publicado el jueves en Current Biology.

“Encontramos un marcado grado de preferencia en el uso de una mano en particular comparable a nuestra especie”, dijo el biólogo Yegor Malashichev de la Universidad Estatal de San Petersburgo en Rusia, autor principal de esta investigación.

“En todas las acciones investigadas en los canguros bípedos nos encontramos con una fuerte preferencia zurda”, dijo. Sin embargo, esta característica no es evidente en canguros arborícolas.

Los investigadores se sorprendieron al observar que la preferencia en el uso de una mano en los canguros bípedos y otros marsupiales, se debe a diferencias en su cerebro en comparación con otros mamíferos euterios, incluidos los primates.

Ellos no tienen el mismo circuito neuronal que conecta los dos hemisferios, izquierdo y derecho del cerebro, dijeron.

Estudiaron dos especies de canguros bípedos y una especie de Walabí bípedo, un miembro más pequeño de los canguros, en Australia continental y en la isla de Tasmania en la costa sur de Australia.

Los autores también encontraron que los canguros grises del este del país y los canguros rojos, son zurdos de forma natural en todas sus tareas, ya sea para sostener su cuerpo en ciertas posturas, limpiarse, recoger una hoja o doblar la rama de un árbol.

En cuanto al Walabí de cuello rojo, usa la mano izquierda cuando come las hojas en las ramas de los árboles que sostiene con la mano derecha, como las otras especies de canguros.

Australia: desentierran una vieja perla natural de 2000 años

Una rara perla natural de 2000 años de antigüedad se encontró durante las excavaciones arqueológicas en un sitio aborigen al oeste de Australia, dijeron científicos de la Universidad de Wollongong, según medios internacionales.

Una pieza insustituible para la arqueología por su forma y antigüedad. (Foto: AFP)

“Las perlas naturales son muy raras y nunca antes habíamos encontrado una” en la isla continente, se congratula el arqueólogo de moluscos Kat Szabo, especialista en bivalvos y autora principal del estudio.

Descubierta en la costa de Kimberley, al norte del estado de Australia-occidental, la perla casi esférica con reflejos rosas y dorados, mide cerca de cinco milímetros de diámetro.

Su edad se determinó con Rayos X y un análisis de radiocarbono del material de la concha y una micro tomografía computarizada para dar mayor precisión de su antigüedad.

Se encontraba en una fosa de deshechos usada para rituales.

Las perlas nunca han ocupado un lugar prominente en las culturas indígenas de Australia septentrional, pero se utilizaban las ostras que las producen durante ceremonias mágicas para invocar la lluvia.

La perla se expondrá en el Museo Marítimo de Perth.

Australia: Turista perdido sobrevive comiendo moscas

Un joven turista alemán que se perdió en Australia, en una vasta región deshabitada, sobrevivió dos semanas alimentándose con moscas, contó a la policía el viernes.

Animación de una mosca (Wikipedia)

Daniel Dudzisz, de 26 años, se perdió en febrero, mientras caminaba entre Windorah y Jundah, dos pequeñas ciudades en el centro de Queensland, una zona poco poblada que es parte de Outback.

Un motociclista lo encontró el jueves, cerca de Windorah.

El joven se había perdido, después de quedarse desamparado, por las frecuentes inundaciones en esta parte de Outback, dijo a la policía. Para sobrevivir se alimentó de insectos.

“Si no lo hubieran escuchado con sus propios oídos, y mis hombres no lo hubiera oído, no podría creerlo”, dijo Mark Henderson, jefe de la policía local, de acuerdo a la Australian Boradcasting Corporation.

Incluso bromeó diciendo, que nunca había tenido hambre gracias a las abundantes moscas que se podían comer, y que aportan proteínas según el joven.

El joven alemán viaja a pie desde hace meses los estados de Nueva Gales del Sur y Queensland, siempre en contacto con las autoridades locales en caso de que se perdiera.

Salió el 17 de febrero de Windorah para Jundah, una distancia de 90 Km, se quedó desamparado entre dos zonas inundadas por el río Barcoo.

Cuando las autoridades de Jundah se dieron cuenta que no había llegado en la fecha prevista, se inició una búsqueda aérea en vano.

El joven dijo a la policía que quería continuar su viaje, que lo llevaría al Territorio del Norte, una región aún más deshabitada que la que acababa de atravesar.

Dudzisz no quiso que lo revisara un médico. “Desde luego tenía mucha hambre, pero aparte de eso, se veía en buena forma”, dijo el policía.

Meteorito gigante impactó Australia hace 360 millones de años

Científicos descubrieron un área de 200 kilómetros de diámetro en Australia, que sería el punto de impacto de un gigantesco meteorito que cayó hace 360 millones de años, señaló un miembro del equipo de investigación.

Foto: AFP

El meteorito medía entre 10 y 20 Km de diámetro, mucho más grande por unos pocos metros que el que cayó en la región de los Urales, declaró a la AFP Andrew Glikson, profesor visitante en la Universidad Nacional de Australia.

“Es un descubrimiento”, dijo de esta zona de impacto al este de la Cuenca Warburton, al sur de Australia. “Lo que es realmente impresionante es la extensión de la zona afectada por el impacto. Un mínimo de 200 Km (diámetro), por lo que es la tercera superficie más grande del mundo”, debida al choque de un objeto celeste.

Glikson dijo que había estudiado el suelo luego que otro científico le enseñó muestras con anomalías microestructurales.

“Luego, pasé meses en un laboratorio midiendo orientaciones de los cristales en el microscopio (…) y me encontré con que estas rocas son restos de un choque extraterrestre”, añadió.

“Se trata de un asteroide de al menos 10 Km de diámetro”, que al caer a la Tierra tuvo “un impacto no sólo a nivel regional sino mundial”, dijo el científico.

El asteroide, se convirtió en meteorito una vez que tocó el suelo, cavó un cráter enorme ahora cubierto por una capa de 3 Km de sedimentos. A su caída, debió provocar enormes nubes de humo y vapor que cubrieron la Tierra, según Glikson.

La bola de fuego, que se remonta a unos 360 millones de años, era parte de un grupo y su caída “provocó una extinción en masa”, dijo el científico.

Asteroides de este tamaño chocan con nuestro planeta, una vez en decenas de millones de años. “No creo que tengamos que temer tanto como un accidente nuclear o al cambio climático”, dijo

Fuente: AFP