Archivo de etiquetas| banco mundial

OMC, el FMI y el Banco Mundial instan a reformar las normas comerciales mundiales

Los cambios en la naturaleza del comercio no se han tenido en cuenta en la reglamentación mundial según las tres organizaciones

Por D. C. y AFP

US-WORLD BANK

La sede del Grupo del Banco Mundial en Washington, DC. Foto: BRENDAN SMIALOWSKI / AFP / Getty Images.

La falta de reformas a las reglas del comercio internacional está alimentando tensiones que podrían socavar el crecimiento económico mundial y la superación de la pobreza, advirtieron la Organización Mundial del Comercio (OMC), el Fondo Monetario Internacional (FMI) y el Banco Mundial.

El comercio de servicios representa dos tercios del Producto Interior Bruto (PIB) y del empleo y casi la mitad del comercio mundial “pero las barreras al comercio de servicios son ahora globalmente tan altas como las impuestas a los bienes (manufacturados) hace 50 años”, señalan las tres organizaciones internacionales en un informe conjunto.

Por lo tanto, los cambios en la naturaleza del comercio no se han tenido plenamente en cuenta en la evolución de la reglamentación internacional, añaden. Este informe se publica porque en los últimos meses han aumentado los llamamientos, especialmente en Europa, Canadá y los Estados Unidos, para que se reforme la OMC, una institución con sede en Ginebra.

La plena integración del comercio de bienes y servicios “puede desempeñar un papel mucho más importante en el fomento de la prosperidad”, prosiguen el FMI, la OMC y el Banco Mundial, pero sin hacer ninguna recomendación. Añaden que es necesario que las oportunidades que ofrecen, por ejemplo, las tecnologías de la información o el comercio electrónico “se reflejen en la política comercial actual”.

Estas organizaciones señalan que la apertura del comercio internacional después de la Segunda Guerra Mundial y hasta principios de la década de 2000 contribuyó significativamente a mejorar los estilos de vida y a reducir la pobreza en el mundo, aunque “siga siendo incompleta” en la actualidad.

Los derechos de aduana se han reducido drásticamente, empezando por los países desarrollados y luego por los países emergentes y las economías en desarrollo. Aumentaron en promedio del 31 por ciento en 1980 al 9 por ciento en 2015 en los países emergentes y del 10 al 4 por ciento en los países avanzados, “gracias a las reformas” emprendidas hasta principios de la década del 2000.

Artículo en francés: https://www.epochtimes.fr/lomc-le-fmi-et-la-banque-mondiale-exhortent-a-reformer-les-regles-du-commerce-mondial-521108.html

Traducción de Lucía Aragón

Los funcionarios corruptos del régimen comunista roban ayuda a 530 millones de pobres en China

Por: Sunny Chao

La Gran Época, EE.UU.

gettyimages-888000850-700x420

Zheng Yuzhi no tiene hogar hace tres meses: las autoridades destruyeron el barrio habitado por trabajadores inmigrantes, Pekín, 5 de diciembre de 2017. (Foto: Kevin Frayer / Getty Images).

El 7 de marzo, durante una conferencia de prensa posterior a una reunión del parlamento chino, el ministro de finanzas de China admitió que el año pasado el gobierno de Pekín sustrajo 730 millones de yuanes (cerca de 112 millones de dólares) de los fondos reservados para la “lucha contra la pobreza”.

Cuando Xi Jinping llegó al poder en 2012, se comprometió a erradicar por completo la pobreza en el campo chino para 2020. Esta lucha es, por lo tanto, una prioridad política para el régimen chino, evitar que la disparidad de ingresos cause inestabilidad social y caos.

Según datos del Banco Mundial, alrededor de 493 millones de personas (36 por ciento de la población china) se ven obligadas a vivir con poco más de 5.50 dólares por día. Y a veces incluso menos: las estimaciones oficiales del régimen indican que actualmente más de 43 millones de personas sobreviven con menos de 95 centavos de dólar por día.

Liu Yongfu, director de la Oficina Estatal contra la Pobreza, durante otra conferencia de prensa, admitió que las autoridades centrales y locales han cometido varios ilícitos en la lucha contra la pobreza, como haber alterado la cantidad de personas que se encuentran en ese estado. Liu también señaló que investigan a autoridades chinas por más de 60,000 casos de información falsa y otros actos ilegales como malversación de fondos en los cuales, en los últimos cinco años, han participado más de 80,000 líderes del Partido Comunista Chino (PCCh).

Tian Qizhuang, escritor y comentarista independiente, entrevistado por la radio Sound of Hope dijo que la causa fundamental del mal uso de los fondos, es que los ciudadanos chinos no tienen posibilidad de supervisar la asignación que hacen las autoridades: “¿Cuánto dinero del presupuesto del país se asigna para la reducción de la pobreza? ¿Dónde se gasta este dinero?” La Comisión Central de Inspección Disciplinaria, el organismo responsable de combatir la corrupción en el PCCh, ya ha descubierto a funcionarios corruptos que malversan fondos de la lucha contra la pobreza.

Después de que el Ministerio de Finanzas anunció un suplemento de 20 mil millones de yuanes (alrededor de 3 mil millones de dólares), a la asignación del año pasado de 86 mil millones de yuanes (alrededor de 13 mil millones de dólares), alcanzando un total de aproximadamente 106 mil millones de yuanes para 2018, Tian expresó el temor de que esto podría aumentar la corrupción. En este sentido, dio el ejemplo de lo que sucedió con los subsidios para las casas dañadas en zonas rurales, que se deberían haber distribuido, sin embargo algunas aldeas han esperado durante años la ayuda. Entonces, su opinión es que incluso ese dinero fuera sustraído por funcionarios corruptos del PCCh de diferentes niveles.

Aunque Liu Yongfu propuso intensificar los controles en la distribución de fondos para la lucha contra la pobreza, los expertos son escépticos. Ma Wenfeng, analista especializado en economía de la agencia de prensa del régimen chino Xinhua, explicó a Sound of Hope: “El hecho es que tenemos un problema sistémico: el gasto fiscal del gobierno no es transparente”.

Artículo en inglés:  Roughly $112 Million of ‘Poverty Relief’ Funds Misused by the Chinese Regime

Traducido por: Lucía Aragón

No se olviden de Cuba

Por: Daniel Lacalle

Director de Tressis Gestión

Cuba Poised For Change As Diplomatic Relations Reestablished With U.S.

Un viejo automóvil estadounidense estacionado en La Habana vieja, 14 de agosto de 2015. (Foto: Chip Somodevilla / Getty Images)

Es fácil olvidarse de Cuba. Sin embargo este país existe, viviendo en silencio, y no molesta a nadie. Esta isla caribeña sigue siendo el mejor ejemplo del porqué el comunismo no funciona y no puede funcionar.

Recientemente, un consorcio internacional tuvo que salvar a Cuba cancelando algunas de sus deudas, ejecutando un rescate financiero con una línea de crédito de 9 mil 600 millones de dólares. La cancelación de la deuda del régimen cubano por parte de algunos países, desafortunadamente no ayudó a promover la libertad ni la democracia en Cuba, sino que permitió que la dictadura se perpetuara.

La gran mentira del régimen comunista y sus partidarios, utilizada para justificar la miseria en la que se sumió al país en las últimas cinco décadas, es la existencia del embargo comercial estadounidense.

¿En realidad es un embargo? Cuba tiene más de 27 tratados bilaterales con 90 países. Las exportaciones del país, según el Banco Mundial, alcanzaron el 17.15 por ciento del PIB en 2015.

Además, Estados Unidos es uno de los principales socios comerciales de Cuba, con 180 millones de dólares negociados en 2015. España es el mayor inversionista en Cuba y el tercer socio comercial. Si hubiera un bloqueo real, no habría un gran intercambio.

Sin embargo, la retórica relacionada con este supuesto bloqueo se usa constantemente para encubrir y justificar la miseria presente en todo el país y la represión de la dictadura cubana. En realidad, el régimen de Castro, como cualquier gobierno socialista, es una máquina de derrochar subsidios.

Gran desperdicio

El régimen de Fidel Castro derrochó los subsidios de la Unión Soviética entre 1960 y 1990. Fue una subvención equivalente a cinco Planes Marshall (programa de ayuda estadounidense para la reconstrucción de Europa después de la Segunda Guerra Mundial). De hecho, no logró acelerar el crecimiento económico ni aprovechar estas enormes transferencias para mejorar la productividad. Entre 1960 y 1990, Cuba recibió más de 65 mil millones de dólares de la Unión Soviética, sin contar los fondos recibidos de otros países socialistas.

Cuba también recibió subsidios de Venezuela, que a su vez recibe miles de millones de dólares de China, que cubrieron el 70 por ciento del consumo de petróleo, así como cientos de millones de dólares donados por diversas organizaciones internacionales.

A pesar de estos ríos de dinero, en el ranking de Nationmaster que compara el salario promedio de países de todo el mundo, Cuba ocupa el último lugar (176), con un salario promedio de 25.05 dólares por mes en 2014.

gettyimages-504668404-cuba-580x719

Un peatón cerca de una señal de tráfico en La Habana, 11 de enero 2016. Las calles en Cuba están en muy mal estado. (Foto: YAMIL LAGE / AFP / Getty Images)

Según El Diario de Cuba e Infobae, el 70 por ciento de la población cubana debe enfrentar escasez de artículos de primera necesidad. Estos datos invalidan la retórica propagandística según la cual no hay “desnutrición” en el país. De hecho, casi todos los cubanos sufren las consecuencias de la escasez económica.

Cualquiera que vaya a Cuba puede ver en persona que la proclamada “ausencia de malnutrición infantil” es una mentira. Esta fórmula muy presente en el discurso cubano solo busca defender a un régimen que todavía usa tarjetas de racionamiento, uno de los mayores síntomas de la miseria de la población.

UNICEF señala que la cantidad de niños con bajo peso se ha reducido solo un 4 por ciento, que sigue siendo un alto porcentaje en comparación con otros países en desarrollo.

Además, Cuba tiene “el servicio de salud gratuito más caro del mundo”, como alguien me explicó en La Habana. El mito de la calidad y el acceso universal a la atención médica se ha desmantelado varias veces. María Werlau, directora de la ONG Cuba Archive, explica: “La atención médica en Cuba es extremadamente insuficiente para el ciudadano común. Hay un estado de apartheid que favorece a la elite gobernante y a los extranjeros que pagan en dólares”.

Lo que resta es concluir que el único camino que le queda a Cuba para alcanzar a otros países en desarrollo es librarse del comunismo.

Daniel Lacalle es economista, director de la empresa española Tressis Gestión y autor del libro Escape from the Central Bank Trappublicado por Business Expert Press.

Las opiniones expresadas en este artículo pertenecen al autor y no reflejan necesariamente la opinión de La Gran Época.

Versión inglés

Traducción de Lucía Aragón

Uno por ciento de los ricos controla un tercio de la riqueza de China

El uno por ciento de los hogares más ricos de China controla más de un tercio de la riqueza del país, mientras que el 25% de los hogares más pobres sólo detentan el 1% informaron medios de comunicación, citando un informe académico.

Wang Jianlin, el hombre más rico de China (Foto: CORDON PRESS)

Las cifras del 2012 citadas en un informe de la Universidad de Pekín, publicadas el viernes, revelan la magnitud de la desigualdad social en China, un factor que provoca furia en el país.

La brecha entre ricos y pobres preocupa al partido comunista en el poder, que concede gran importancia a preservar la estabilidad social para prevenir cualquier desafío a la autoridad.

El informe también revela un coeficiente de Gini, indicador de desigualdad que se encuentra entre 0 y 1, muy preocupante, porque es muy alto.

Las estadísticas oficiales indican que se situó en 0.47 en 2012, cifra cercana a la de los Estados Unidos, cuyo índice se ubicó en 0.56 en 2009, según el Banco Mundial.

En el informe de la Universidad de Pekín, la cifra encontrada para los hogares de China, en 2012, fue de 0.73, informa el Diario del Pueblo.

No aparece si los grupos analizados en este informe difieren de los elegidos por las autoridades.

Desde su llegada a la dirigencia el año pasado, Xi Jinping promociona los méritos del “sueño chino” destinado a fomentar la unidad, la renovación y el orgullo del país. Nada más fuera de la realidad.