Archivo de etiquetas| bo xilai

Iniciativas internacionales contra el tráfico de órganos de practicantes de Falun Gong en China

David Kilgour*

Naciones Unidas

David Kilgour en una reciente conferencia en la Universidad McGill (Evan Ning/The Epoch Times)

Desde 2006, varios Relatores Especiales de la ONU han pedido al gobierno de China una explicación sobre las acusaciones de extirpación de órganos a practicantes aún con vida de Falun Gong. Pidieron al régimen que diera una explicación completa que refutara las afirmaciones, pero el gobierno chino no ha dado una respuesta significativa.

Los siguientes son dos puntos planteados por los Relatores:

  • “La extracción de órganos que se ha infligido a muchos practicantes de Falun Gong en una amplia variedad de ubicaciones con el propósito de poner a disposición órganos para trasplantes. Los practicantes recibieron inyecciones para inducir un paro cardíaco, y por lo tanto murieron en el transcurso de la cirugía de extirpación de sus órganos o inmediatamente después.”
  • “Se ha informado que empleados de los centros de trasplante indican que han utilizado órganos de practicantes de Falun Gong para trasplantes. Funcionarios de varios centros de detención han indicado que los tribunales están involucrados en la administración del uso de esos órganos.”

Pekín respondió con una negativa categórica. Los relatores, sin embargo, insistieron: “Recibimos nuevos informes sobre la extirpación de órganos a presos condenados a muerte y practicantes de Falun Gong[i]” e “información recibida de que los practicantes de Falun Gong fueron objeto de torturas y malos tratos en prisiones y que algunos de ellos fueron utilizados para trasplantes de órganos.”

En 2008, el Comité de la ONU contra la Tortura recomendó a las autoridades chinas, investigar y sancionar a los responsables de extirpación forzada de órganos de los practicantes de Falun Gong.

Parlamento Europeo

En septiembre de 2006, el Parlamento Europeo llevó a cabo una audiencia y adoptó una resolución condenando la detención y tortura a los practicantes de Falun Gong, y expreso su preocupación por las denuncias de extracción de órganos, el tema también fue planteado por la dirección de la UE liderazgo de la troika a través del Ministro de Relaciones Exteriores finlandés en la cumbre UE-China de este año en Helsinki.

En diciembre de 2009, la Subcomisión de Derechos Humanos del Parlamento Europeo celebró audiencias sobre el abuso de trasplantes de órganos en China. Su resolución del 19 de mayo de 2012[ii], “Plan de acción en la donación y trasplante de órganos (20092015)”, dice en parte:

“Tome nota del informe de David Matas y David Kilgour del asesinato de miembros de Falun Gong para vender sus órganos, y pide a la Comisión presente un informe sobre estas acusaciones, junto con otros casos, al Parlamento Europeo y al Consejo[iii].”

El 6 diciembre de 2012, la extirpación de órganos en China fue uno de los temas principales en una audiencia de Derechos Humanos en China, en el Parlamento Europeo, se contó con el testimonio de David Matas.

Australia

En 2006, el Ministerio de Salud de Queensland terminó con los programas de formación en las técnicas de trasplante de órganos para médicos chinos en los hospitales Príncipe Carlos y Princesa Alejandra, así como la prohibición de los programas conjuntos de investigación en materia de trasplantes de órganos. En Nueva Galés del Sur, el diputado David Shoebridge propuso que sea ilegal para los ciudadanos australianos recibir órganos que provengan del tráfico ilegal.

Taiwán

En 2007, Hou Sheng-mao, ex Director del Departamento de Salud, informó que los doctores taiwaneses no recomiendan a sus pacientes viajar a China para recibir un trasplante. El Colegio de Abogados de Taipéi aprobó recientemente una resolución, condenando el “turismo de órganos” en China.

Canadá y Bélgica

En 2006, dos senadores belgas presentaron al Parlamento una ley que aborda el turismo de trasplantes de órganos. En 2008, el ex diputado canadiense Boris Wrzesnewskyj presento en la Cámara de los Comunes una legislación extraterritorial que prohíbe el “turismo del trasplante”. Penalizaría al paciente que reciba el trasplante de órgano sin el consentimiento del donador, cuando el paciente tenía conocimiento de la ausencia de consentimiento.

Israel

Israel aprobó en 2008, a instancias del Dr. Lavee y otros especialistas del trasplante, una ley que prohíbe la venta e intermediación de órganos y terminar su financiamiento a través el sistema de seguro de trasplantes para ciudadanos israelíes. También ofreció algunas iniciativas interesantes de fomento de donación de órganos para sus ciudadanos, incluido dar prioridad a las personas que firmaron tarjetas de donante. Después de promulgar el proyecto de ley, el “turismo de órganos” de israelíes en China cesaron de inmediato.

Francia

La diputada Valerie Boyer y otros miembros de la Asamblea Nacional propusieron una ley en 2010, que establece los requisitos de certificación y presentación de informes similares a los de Canadá. Sería necesario que cada residente francés que se someta a un trasplante de órganos en el extranjero, adquiera, en un plazo de 30 días, la certificación que acredite que el órgano fue donado y no pagado. El receptor debe proporcionar el certificado a la Agencia Biomédica francesa antes de regresar a Francia.

El 3 de octubre de 2012, 106 miembros del Congreso escribieron a la entonces Secretaria de Estado Clinton, instándola a conocer información sobre la extirpación de órganos en China de los practicantes de Falun Gong y otros presos políticos y religiosos, y dieran a conocer la información que tuvieran del ex alcalde de Chongqing, Wang Lijun, que se piensa proporcionó durante su breve paso por el Consulado de los EE.UU. en febrero. Wang y Bo Xilai, ahora en prisión, estuvieron activamente involucrados en la extirpación de órganos.

El Departamento de Estado ha reconocido en su informe de Derechos Humanos 2011, publicado en mayo 2012, que “los medios de comunicación nacionales y extranjeros y grupos de apoyo continúan denunciando casos de extirpación de órganos, en particular de practicantes de Falun Gong y uigures.”

http://www.state.gov/j/drl/rls/hrrpt/humanrightsreport/index.htm#wrapper

Desde junio de 2011, la solicitud de visa en internet para no-inmigrante, forma DS-160, requiere la siguiente información del solicitante: “¿Alguna vez ha estado directamente involucrado en el trasplante coercitivo de órganos o tejidos humanos corporales?”

ONGs y organizaciones médicas

Varias ONGs y organizaciones médicas han emitido declaraciones instando a investigar y poner medidas para detener la extirpación forzada de órganos de presos de conciencia y en particular de Falun Gong. Ejemplos:

  • En 2007, la Sociedad de Trasplantes presentó una nueva política de relaciones con China, contra el uso de los órganos de presos.

https://www.dafoh.org/TTS__policy_on_Interactions.php

  • La norma de la AMM (Asociación Médica Mundial), incluye en un párrafo que la donación de órganos de presos no es aceptable en países donde se practique la pena de muerte. Se trata de una nueva política.
  • La ONG Médicos contra la Extracción Forzosa de Órganos (DAFOH, por sus siglas en inglés) tiene por objeto promover normas éticas en medicina y terminar con la extirpación de órganos en China, en 2012, DAFOH presentó varias peticiones en Europa, Australia y EE.UU. (incluyendo la llamada White-House Petition) para pedir el fin de la extirpación de órganos en China y su posterior investigación a través de la UNHRC. En 3 meses, las peticiones han obtenido 250,000 firmas.

Iniciativas individuales recientes

  • En julio de 2012, el Dr. Torsten Trey y David Matas publicaron un libro sobre el abuso de trasplantes en China, incluyendo el asesinato de presos de conciencia de Falun Gong. El libro, Órganos del Estado, es una colección de ensayos escritos por médicos y otros comentaristas que consolida evidencia de estos abusos, se analizan sus implicaciones éticas, y da una idea de cómo combatir estas violaciones.
  • El 2 de diciembre de 2012, tres médicos, Arthur Caplan, Alejandro Centurión y Xu Jianchao, iniciaron una petición pidiendo a Obama investigar y ayudar a detener la extracción forzada de órganos a practicantes de Falun Gong en China. La petición se publica en la sección “We the people” del sitio web de la Casa Blanca. La dirección electrónica de la petición en: http://wh.gov/5Jmn.

Por desgracia, estas y otras iniciativas aún no han detenido el tráfico de órganos de “donantes” involuntarios en toda China.

China

El régimen chino ahora acepta que el abastecimiento de órganos de presos es inadecuado. El ex Viceministro de Salud, Huang Jeifu, en 2009, dijo que los presos ejecutados “definitivamente no son una buena fuente de trasplantes de órganos. “En 2005, admitió que más del 95% de los órganos trasplantados en China provenían de prisioneros ejecutados. El partido-estado había negado que usara órganos de prisioneros antes de admitirlo. Huang admitió hacer 100 trasplantes de hígado anuales.

En 2006, la resolución de la Asociación Médica Mundial exigió a China que deje de usar prisioneros como donantes de órganos, y en 2007, la Asociación Médica China accedió a hacerlo.

En 2010, en una conferencia de trasplante en Madrid, Huang dijo que entre 1997 y 2008 China había realizado más de 100, 000 trasplantes, más del 90% de los órganos son de presos ejecutados.

En febrero de 2012, Huang declaró de nuevo que la práctica de extirpación de órganos a presos sigue hoy en China, pero que el gobierno planea eliminarla en 2015 y crear un plan nacional de donación. Esto será muy difícil de conseguir en parte porque muchos chinos no están dispuestos a donar sus órganos.

Antes de que el partido-estado pudiera abolir la extracción de órganos de presos ejecutados, decenas de miles más serán asesinados para sacar sus órganos. Desde que Matas y yo comenzamos nuestro trabajo voluntario, el número de personas condenadas a muerte y luego ejecutadas ha disminuido, pero la cantidad de trasplantes, después de un ligero descenso, alcanzó los niveles anteriores. Dado que las únicas otras fuentes sustanciales de órganos para trasplantes en China, además de Falun Gong, son los presos condenados a muerte, una disminución en el abastecimiento de esa población significa un aumento en el abastecimiento de Falun Gong.

En el pasado, la pena de muerte se administraba por arma de fuego, pero ahora la inyección letal es la práctica más común para la conservación de los órganos. La mayoría de las ejecuciones en China toman lugar en autobuses aparcados junto a los hospitales.

Responsabilidad social de las farmacéuticas

Algunas compañías farmacéuticas, como Novartis y Pfizer, han retirado voluntariamente medicamentos anti-rechazo en China debido a las preocupaciones éticas. Hoy, sin embargo, se necesita una regulación nacional vinculante. Arne Schwarz en los Órganos del Estado y David Matas en un discurso detalla una amplia gama de pruebas de medicamentos anti-rechazo hechos en China. Algunos se llevaron a cabo en los hospitales donde, nuestros investigadores telefónicos obtuvieron la admisión de que vendían órganos de practicantes de Falun Gong.

Recomendaciones

A Matas y a mí nos gustaría animar a los legisladores de todo el mundo a considerar nuestras recomendaciones, entre ellas instar al partido-estado en China a:

  • Poner fin a la represión a Falun Gong.
  • Terminar con la extirpación de órganos de todos los prisioneros
  • Retirar a las fuerzas armadas del negocio de trasplante de órganos
  • Establecer y reglamentar un sistema de donación de órganos legítimo
  • Abrir todos los centros de detención, incluidos los campos de trabajos forzados a la investigación, y
  • Liberar a Gao Zhisheng y a muchos otros presos de conciencia

Poner en práctica las siguientes medidas hasta que cese la extirpación de órganos a presos:

  • Los médicos extranjeros no deben viajar a China para dar formación en cirugía de trasplante
  • Las contribuciones presentadas en las revistas médicas sobre la experiencia en trasplantes en China debe ser rechazada, y
  • Las compañías farmacéuticas de todo el mundo deben excluir por medio de su gobierno nacional de exportar a China cualquier medicamento usado únicamente en la cirugía de trasplante.

Conclusión

Cualquier gobierno responsable debería adoptar medidas para combatir las violaciones a los trasplantes de órganos: la legislación extraterritorial, informes obligatorios del turismo del trasplante, y que los sistemas de seguro de salud no paguen un trasplante en el extranjero, prohibir la entrada a los implicados en el tráfico de órganos.

Muchos de nosotros dentro y fuera de China debemos alzar nuestras voces para lograr un mayor impacto, no sólo porque es necesario por decenas de millones de practicantes de Falun Gong y sus familias, que han desarraigado por todo el país, sino también porque es bueno para China y la comunidad internacional en su conjunto. Todos queremos una China que disfrute del estado de derecho, la dignidad para todos y un gobierno democrático.


[ii] 2009/2104(INI)

[iii] Párrafo 39.

*David Kilgour fue Secretario de Estado para Asia Pacífico en Canadá, América Latina y África. Fue diputado en el Parlamento Canadiense desde 1979 hasta el año 2006. Ahora está jubilado pero sigue activo en los asuntos de derechos humanos internacionales, estuvo nominado para el Premio Nobel de la Paz 2010.

Un vistazo a los nuevos dirigentes del Partido Comunista Chino: Zhang Dejiang

Epoch Times

El 15 de noviembre, se destapó al nuevo comité Permanente del Politburó del Partido Comunista Chino. Aparte del líder Xi Jinping y el director de Asuntos Económicos Li Keqiang, cinco nombres son relativamente nuevos, Zhang Dejiang es uno de ellos.

Zhang Dejiang, nuevo miembro del Comité Permanente, en el Palacio del Pueblo en Pekín el 15 de noviembre (Feng Li/ Getty Images)

Zhang Dejiang nació en 1946 en el municipio de Tai’an, provincia de Liaoning. Es uno de los “príncipes” porque su padre Zhang Zhiyi fue general, ex comandante de artillería del Partido Comunista Chino (PCCh).

Zhang fue guardia roja durante la Revolución Cultural, luego se fue al campo de Jilin para trabajar con los campesinos como “joven instruido”. Entró a la Universidad de Yanbian e hizo estudios de idioma coreano hasta que obtuvo el título en 1972. En 1978, comenzó sus estudios en economía en la Universidad de Kim Il-Sung en Corea del Norte y, a su regreso, se desempeñó como vicepresidente del comité del partido en la Universidad de Yanbian.

Zhao Nanqi, jefe militar y partidario del ex líder del PCCh Jiang Zemin, promovió a Zhang Dejian, en 1983, marcando el comienzo de su carrera política. Posteriormente, Zhao recomendó a Zhang con Jiang Zemin, quien puso en marcha su carrera de funcionario del PCCh.

A lo largo de su carrera, Zhang ocupó numerosos cargos: Secretario del Partido del Comité Provincial de Jilin en 1995, Secretario del Partido del Comité Provincial de Zhejiang en 1998, decimo séptimo Secretario Provincial del Partido de Guangdong, miembro del Politburó en 2007 y finalmente viceprimer ministro del Consejo de Estado en 2008.

Se espera que Zhang sea nombrado secretario del partido y presidente de la Asamblea Popular Nacional, órgano legislativo del partido, además de seguir como viceprimer ministro.

Zhang Dejiang, discreto, reservado y leal a Jiang Zemin, es bien conocido por ser “extremadamente maoísta” y bueno para “subirse al carro”. Conocido por una carrera política coronada de éxitos gracias a las relaciones que estableció con Jiang Zemin. Se considera afortunado por llevar el apellido de “Dejiang”, que significa “virtud de Jiang”, una de las razones por las que Jiang lo favoreció.

A pesar de su lealtad y su relación especial con Jiang Zemin, Zhang mantuvo buenas relaciones con Hu Jintao y Wen Jiabao, que no forman parte de la facción de Jiang. Zhang no tiene una visión lo suficientemente profunda para el puesto de viceprimer ministro, pero puede actuar como responsable del partido ocupándose principalmente de catástrofes naturales o provocadas por el hombre.

Su último cargo fue el de jefe de Chongqing, que ocupó a partir del 15 de marzo por la reciente caída del ex jefe Bo Xilai. Según los comentaristas, Zhang se dio a la tarea de “aplastar la rebelión.

Nota del editor: El 6 de febrero, cuando Wang Lijun, ex jefe de policía de Chongqing huyó para salvar su vida al Consulado de Estados Unidos en Chengdu, comenzó una tormenta política que no ha cedido. La batalla entre bastidores gira en torno a la posición que tomen los funcionarios en la persecución a Falun Gong. La facción con manos ensangrentadas, los funcionarios promovidos por el ex líder del PCCh Jiang Zemin para llevar a cabo la persecución, tratan de evitar la responsabilidad de sus crímenes y continuar la campaña. Otros funcionarios se niegan a seguir participando en la persecución. Los acontecimientos dan una opción a funcionarios y ciudadanos de China, así como a personas de todo el mundo: a favor o en contra de la persecución a Falun Gong. La historia registrará la elección de cada individuo. 

China: Los delitos de extracción de órganos son de lesa humanidad

Liang Zhen, NTD

El conocido militante chino Hu Jia, hizo un llamado al gobierno de EE.UU. a centrar su atención en la extracción de órganos en China, denunciando los actos cometidos por las fuerzas de seguridad chinas como obra del demonio.

Hu Jia (izq.) con su esposa, uno de los activistas de derechos humanos más importantes de China (Reuters)

Hu, quien fuera nominado para el Premio Nobel de la Paz por su activismo, habló con la televisora New Tang Dinasty (NTD) por teléfono, ya que lo obligaron a abandonar Pekín, un día antes del XVIII Congreso del partido. Lo alojaron en Huangshan, provincia de Anhui, y se le prohibió regresar a Pekín durante el congreso.

Declaró a NTD que al principio tenía dudas de los informes del año 2006  relacionados con la extracción de órganos a presos de conciencia, principalmente practicantes de Falun Gong. Pero después de los escándalos políticos de este año, que implican a Wang Lijun y Bo Xilai, y al ver la respuesta firme de la comunidad internacional sobre el tema, se convenció de que el asesinato de practicantes de Falun Gong por sus órganos es un hecho.

“Creo que los representantes del Congreso de EE.UU. son muy cautelosos. No se comprometerían a nada si no hubiera un problema real, ya que podría costarles su reputación y votos. Creo que tienen algo concreto, lo que explica la fuerte reacción de la comunidad internacional”, dijo.

Hu continuó: “La extirpación de órganos a personas que aún están vivas, sobrepasa lo que un ser humano es capaz de soportar desde el punto de vista racional y emocional. Cualquier persona que es capaz de perpetuar tales actos no es diferente a un demonio. El PCCh (Partido Comunista Chino) ha cometido toda clase de fechorías, y de verdad creo que se hubiera visto obligado a dimitir cien veces si esto tuviera lugar en una sociedad democrática.”

Hu pidió a los funcionarios del PCCh que tengan mayor información de estos crímenes, la revelen tan pronto como sea posible. Cree que permitiría poner fin a estas atrocidades, afirmando que ocultar pruebas es un delito de complicidad.

Gu Kailai en prisión puede escapar a la pena de muerte

La china Gu Kailai podría escapar de la pena de muerte. Condenada por asesinato, la esposa de Bo Xilai tiene dos años para que le conmuten la pena capital por cadena perpetua.

Comparación de fotos de Gu Kailai, algunos expertos hablan de que se usó una doble en el juicio. (weibo.com)

En la más pura tradición china, Gu Kailai elogió a los jueces: “Pienso que el veredicto es justo y que refleja plenamente el respeto del tribunal hacia la ley, los hechos y en particular la vida”, declaró después del anuncio de la sentencia.

El juicio puso de manifiesto la “sangre fría” con la que envenenó a su víctima, el británico Neil Heywood, en noviembre pasado. En su defensa, Gu había argumentado que Heywood había amenazado la vida de su hijo que se encuentra en Inglaterra estudiando.

Pero se sabe de acuerdo a The Epoch Times, que Gu asesinó a Heywood porque comenzó a hablar del negocio que hacían con los cuerpos de practicantes de Falun Gong, encarcelados injustamente por sus creencias, en Dalian. Una historia macabra que no tiene nada que ver con sus sentimientos de madre.

Según esta fuente, Gu fue el cerebro de los aspectos financieros, la publicidad nacional e internacional en internet y la apertura de las redes de exportación para el tráfico de órganos y cuerpos humanos.

Descubrió que había dos maneras de transformar los cuerpos de los presos en dinero. Podían recolectar los órganos y utilizarlos para trasplantes en los hospitales de Liaoning, la otra, que los cuerpos podían venderse a las fábricas de plastinación (la sustitución de fluidos corporales por polímeros).

El veredicto no tenía dudas ya que ella confesó haber cometido el asesinato, pero el tribunal de la ciudad oriental de Heifei mostró clemencia en su decisión por ser mentalmente inestable.

El caso provocó la caída de su marido Bo Xilai, uno de los “príncipes” del régimen chino, sin embargo la mayoría de los chinos muestran su indiferencia.

“Hay muchos altos funcionarios corruptos en la actualidad, y dan rienda suelta a sus familias en la corrupción. Se les debe castigar severamente”, dijo un hombre que pidió no ser identificado en Pekín.

Plan “Tormenta” de Bo Xilai para seguir con la persecución a Falun Gong

Chen Yi Lian, Epoch Times

Plan diseñado para obligar a los nuevos líderes del partido comunista a financiar la represión a Falun Gong

Bo Xilai, en el Gran Palacio del Pueblo, 13 de marzo en Pekín. Antes de su eliminación política, Bo había pensado reforzar su posición dentro del partido intensificando la persecución contra Falun Gong. (Lintao Zhang/ Getty Images)

El Partido Comunista Chino dirigido por Jiang Zemin, consideró durante mucho tiempo la forma de garantizar la persecución a Falun Gong. De acuerdo a una persona cercana a dirigentes de nivel medio, el ex peso pesado del partido Bo Xilai, purgado finalmente, acompañado del jefe en seguridad nacional, Zhou Yongkang, ya por retirarse, comenzaron a implementar su plan, precisamente, hacia ese objetivo a principios de 2011.

El objetivo del plan Tormenta II, de acuerdo con la fuente de Pekín, era intensificar la persecución a Falun Gong. La primera zona sería la provincia de Heilongjiang al noreste del país, luego las provincias alrededor de Pekín, comenzando por la provincia de Hebei, que rodea a la capital.

Heilongjiang sería utilizada como campo de prueba, mientras el partido debía intensificar sus esfuerzos por “transformar” a los practicantes de Falun Gong antes de finalizar sus condenas.

El proceso de “transformación” consiste en un despellejamiento del alma para forzarlos a condenar sus antiguas creencias y declarar su devoción al partido comunista.

Bo y Zhou eligieron la provincia de Hebei por el hecho de que el jefe del partido de la provincia en ese tiempo, Zhang Yunchang se relaciona con Qinghong Zen muy involucrado en la persecución y miembro destacado de la facción de Jiang Zemin. Con el pretexto de proteger al XVIII Congreso del partido previsto en octubre, Bo y Zhou contaban con la creciente persecución a Falun Gong en Hebei y su propagación en las provincias circundantes.

El XVIII congreso va a nombrar nuevos dirigentes. Presumiblemente, Li Jin Ping será el nuevo jefe del partido, Li Keqiang, el próximo primer ministro.

Según la fuente, Tormenta II tenía como objetivo influir en Xi y Li y desconcertar al actual partido encabezado por Hu Jintao y Wen Jiabao.

La fuente añade que “este plan se formó a principios de 2011, mientras Bo Xilai parecía ser muy poderoso, era un plan que se supone se llevaría a cabo en febrero con duración de un año para reiniciar los ataques contra Falun Gong.”

“No sólo para limitar a Xi Jinping y Li Keqiang a tener que trabajar con Bo Xilai, después del XVIII congreso y pagar por continuar con la persecución a Falun Gong, además la creciente represión podía usarse para culpar a Hu y Wen por su error al atenuar intencionalmente la persecución después de octubre 2005, y la quinta sesión Plenaria del XVI Comité Central del Partido”.

En 2005, la avalancha de propaganda contra Falun Gong atenuó, eliminando de los informes diarios en los medios de comunicación los casos de persecución llevados a cabo por el régimen.

Evitar la responsabilidad

Liu Xiao comentando la situación para The Epoch Times en marzo, explica las motivaciones que empujan a Bo Xilai, Zhou Yongkang y el resto de la facción de Jiang Zemin, en miras de la transferencia de poder: “Es evidente que la persecución a Falun Gong es la cuestión central a la que el círculo de la cúpula del PCCh no puede escapar.”

“Debido a su activa participación en la persecución a Falun Gong, Wang Lijun, Bo Xilai, Zhou Yongkang, Li Changchun, Jia Qinglin y Luo Gan están ligados el uno con el otro en la facción de Jiang Zemin.”

Por último Liu añade: “Con el fin de continuar con la persecución y evitar tener que rendir cuentas de sus crímenes después de su caída, Zhou Yongkang y los demás de la facción de Jiang tenían la esperanza de llevara Bo Xilai, tan culpable como ellos, al comité de nueve miembros permanentes del Politburó.”

Cuando Wang Lijun, ex jefe de policía y mano derecha de Bo tuvo que huir de Chongqing al consulado de EE.UU. en Chengdu, el 6 de febrero pasado, la tentativa de Bo de formar parte del Comité permanente se canceló, desencadenando los acontecimientos que condujeron a su purga.

Pero el plan “Tormenta II” se redactó con la idea de que Bo siguiera siendo un jugador importante para el PCCh. Al implicar a Xi y Li en la continuación de la persecución, Bo aseguraba que él y los demás miembros de la facción de Jiang evitarían tener que rendir cuentas como responsables de los crímenes cometidos contra los practicantes de Falun Gong.

Contrafuego

De acuerdo a la fuente de Heilongjiang, donde el plan se puso en marcha, las cosas no funcionaron como se esperaba, el pueblo chino apoya la derrota del régimen de Bo y Zhou.

El 26 de febrero de 2011, los esfuerzos para transformar a un practicante de Falun Gong, Qin Yueming, que debía aún purgar un año de cárcel de los diez a los que fue condenado, murió tras ser torturado en la cárcel de Jiamsu en la provincia de Heilongjiang. Era el patrón de una pequeña empresa en la ciudad de Yichun, situada en esta provincia. Qin tenía 47 años y dejó una esposa y dos hijas.

Después de la muerte de Qin, su esposa Wang Xiuqing y sus hijas; Qin Rongqian y Qin Hailong quisieron reclamar una indemnización por su injusta muerte. El 13 de noviembre de 2011, Wang y su hija más joven Qin Hailong fueron arrestadas y enviadas al campo de trabajos forzados de Harbin en Qianjing.

La hija mayor, Qin Rongqian salió a la calle a pedir a la gente que firmaran una petición pidiendo la reparación por los agravios sufridos por su familia. Con la ayuda de familiares, amigos y extraños de buen corazón, en dos semanas recogió más de 15,000 firmas con sus respectivas huellas digitales en cera color rojo (la manera tradicional china de firmar solemnemente con su nombre un documento).

Según la fuente, los líderes del PCCh se sorprendieron cuando vieron una copia de las firmas.

La promoción de un mejor gobierno en China en la transición de su dirigencia

David Kilgour

David kilgour, ex miembro del Parlamento canadiense, además de desempeñarse como Secretario de Estado para Asia-Pacífico.(Gary Feuerberg/ Epoch Times)

China ha dado tanto al mundo durante cinco milenios. El respeto que tengo por su pueblo creció durante varias visitas al país; fue un honor representar, por muchos años en el parlamento, a canadienses cuyo origen es el Reino Medio.

Los gobiernos democráticos y sus pueblos, legisladores y sociedad civil deberían estar participando, tan activamente como fuera posible, en la actual transición de dirigentes. Probablemente la democracia con características chinas está más cerca de lo que muchos creen. No debemos olvidar nunca que los valores que buscamos son universales, incluyendo la dignidad en todo, el Estado de Derecho, la democracia multipartidista, la responsabilidad social de las empresas y la necesidad de buenos empleos para todos, incluyendo estadounidenses y canadienses (Un manual útil en el desarrollo de la democracia del Consejo para la Comunidad de Democracias, se puede  visitar en: http://www.diplomatshandbook.org.)

Para ilustrar las dificultades de ese compromiso con Pekín, tomemos el caso de Bo Xilai, a quien muchos gobiernos democráticos y empresarios cortejaron incluso después de que quedó claro que saldría del partido comunista. El primer ministro de Canadá se reunió con él en la ciudad de Chongqing el 11 de febrero, nueve días después de que su ex jefe de policía, Wang Lijun, buscara refugio en el consulado de EE.UU. en Chengdu. Bo y Wang fueron de los más brutales acosadores de practicantes de Falun Gong.

El primer ministro Wen Jiabao, estaba tan preocupado por la conducta de Wang que su pregunta retorica a los miembros del partido salió de una reunión a puerta cerrada el 14 de marzo: “Sin anestesia, la extirpación de órganos de humanos aún con vida y venderlos por dinero ¿puede hacerlo un ser humano?” Wen usó también las muchas demandas legales en 13 países en contra de Bo por su papel en el saqueo de órganos, que lo quitó como ministro de comercio en 2007.

Bo, Wang y otros más estuvieron en la facción del ex presidente Jiang Zemin, que ascendieron porque apoyaron la brutal persecución a Falun Gong que continúa desde mediados de 1999 hasta la actualidad. El Departamento de Estado, por ejemplo, supo de la extirpación de órganos a practicantes de Falun Gong, al menos desde 2006, pero recién en mayo de 2012, reconoció el bien documentado crimen de lesa humanidad en su reporte de derechos humanos. Los gobiernos democráticos deben apoyar a Wen y a los miembros reformistas del partido en esta y una serie de cuestiones de gobernabilidad.

¿Fin de la política maoísta?

Jung Chang y Jon Holliday finalizan la biografía de 2006, Mao, La historia desconocida, diciendo: “Hoy en día, el retrato de Mao y su cadáver aún dominan la Plaza de Tiananmen en el corazón de la capital china. El presente régimen comunista declara ser el heredero de Mao y ferozmente perpetúa su mito”. Muchos historiadores lo incluyen junto con Stalin y Hitler, como los tres peores asesinos de masas del siglo XX. Chang-Holliday dicen: “En total, más de 70 millones de chinos murieron bajo el régimen de Mao en tiempos de paz.”

Los métodos de Mao no perecieron con él en 1976. En 2003, por ejemplo, el partido comunista trató de ocultar el impacto del mortal virus SARS. Sólo cuando un médico envió a medios de comunicación extranjeros la cantidad real de habitantes de Pekín afectados por el SARS, el partido-estado puso en marcha medidas de cuarentena. La misma indiferencia hacia el bien público se repitió en 2008 en el escándalo de la contaminación de productos lácteos Sanlu, que provocó la enfermedad y muerte a cerca de 300,000 bebés chinos. Hay una gran cantidad de otros ejemplos.

El partido comunista sigue usando su fuerza abrumadora para suprimir las voces que abogan por el estado de derecho. Una es la de Gao Zhisheng, abogado nominado tres veces al Premio Nobel de la Paz. Hace una década, fue nombrado uno de los mejores diez abogados de China. La ira del partido se disparó cuando decidió defender a Falun Gong; se inició con la eliminación de su permiso para ejercer la abogacía, un atentado contra su vida, ataque de la policía a su familia y el cese de sus ingresos. Se intensificó cuando Gao respondió con huelgas de hambre a nivel nacional que pedían la dignidad para todos. Uno de sus comunicados describía más de 50 días de tortura en la cárcel.

Los juicios en China son teatro. Los ‘jueces’ por lo general ni siquiera escuchan el testimonio dado en los tribunales. El canadiense Clive Ansley, que ejerció como abogado en Shanghai por 13 años, explica el destino de Gao y muchos otros mediante la observación: “Hay un… dicho entre abogados y jueces chinos que creen realmente en el estado de derecho… (que) ilustra la futilidad de tratar de ‘ayudar a China en la mejora de su ordenamiento jurídico capacitando a los jueces. Se trata de: ‘Los que escuchan el caso no lo juzgan; los que juzgan no escucharon el caso’… Nada de lo que ocurre en el ‘tribunal’ tiene algún impacto en la ‘resolución’.”

Tíbet y el Dalai Lama

Otro ejemplo de mal gobierno es el Tíbet y el Dalai Lama. Como líder espiritual de los tibetanos, ciudadano honorario de Canadá y respetado líder mundial. Su santidad es la mejor esperanza de un nuevo gobierno de Pekín en la solución pacífica de la cuestión del Tíbet. Defiende la autonomía del Tíbet bajo el dominio chino, rechaza la violencia, no favorece la secesión y este año entregó la política a los hombres y mujeres elegidos democráticamente. Cuando Su Santidad habló a una gran audiencia en Ottawa a principios de este año, indicó que sentía que el pueblo chino en general aceptaría un grado de autonomía para el Tíbet, consciente de que es todo lo que se busca. También mencionó la trágica pérdida de vidas, la inmolación de hasta ahora 30 tibetanos.

Medio Natural

Tres décadas de “todo se vale” en la economía han provocado un daño importante al pueblo chino, al medio natural, sus vecinos y al mundo entero. Considere lo siguiente:

  • Cerca de quinientos millones de ciudadanos chinos carecen de agua potable; muchas fábricas siguen vertiendo residuos en la superficie del agua.
  • Un estudio del 2007 del Banco Mundial junto con la Agencia Ambiental de China, encontró que la contaminación ha causado 750,000 muertes prematuras al año.
  • El carbón proporciona ahora cerca de dos tercios de la energía de China, ya quema más que Europa, Japón y Estados Unidos juntos. Las emisiones de las plantas chinas llegan más allá de sus fronteras, sin embargo el partido comunista no ha logrado nada substancial relativo a la protección del agua, aire y suelo. Muchos expertos concluyen que al parecer China no puede llegar a ser ecológica sin un cambio político.

Salud Pública/ Seguridad

En la actualidad, el estado de la salud pública en toda China es muy preocupante. No hay un sistema de salud para la población rural ni está en las nóminas estatales. Bajo el nuevo modelo de privatización, médicos, hospitales y farmacias se convirtieron en ‘centros de lucro’, esperando financiar sus actividades a través de las cuotas de los pacientes. Menos de la quinta parte de los trabajadores chinos tienen pensiones; menos aún están cubiertos por un seguro de desempleo. El partido-estado por su parte se posa en billones de dólares de divisas.

‘Capitalismo Ponzi’

El año pasado, Jonathan Manthorpe, desde hace tiempo observador cercano de China, escribió en el Vancouver Sun:

“Lo que se ve en China son variaciones de lo que se llama el esquema Ponzi. Un

gobierno local, sin un sistema eficaz para incrementar los ingresos fiscales, y…tan plagado de corrupción…vende terrenos en desarrollo para reunir dinero en efectivo… (primero debe deshacerse de los campesinos que viven en el terreno…) Luego la tierra se venderá a una empresa de desarrollo…propiedad del gobierno local. Y, siendo China, donde sobreviven los restos de la economía dirigida, el municipio tiene la facultad de instruir a los bancos que presten el dinero de la venta a la empresa de desarrollo. Por lo que el gobierno local obtiene dinero en efectivo, la compañía propiedad del municipio construye un complejo industrial o residencial, y todo parece bien.”

Un tema relacionado con la burbuja inmobiliaria apareció en el Financial Times. En la ciudad costera de Wenzhou, se van a construir departamentos de lujo a 70,000 yuanes (11,000 dólares) por metro cuadrado, que es aproximadamente el doble del ingreso anual de un ciudadano promedio. Para financiar un departamento de 150 metros cuadrados, en el edificio se consumiría hasta el último centavo que un habitante típico obtendría en 350 años.

Un camino a seguir

En China, hubo 180,000 “incidentes de masas” en 2010, todo, desde huelgas hasta disturbios y manifestaciones, el doble que en 2006. El régimen sigue confiando en la represión y la brutalidad para mantenerse en el poder. Los valores universales deben afirmarse continuamente en las relaciones con Pekín.

Hay lecciones que deben aplicarse en China, desde la resistencia civil no violenta, lo que ha ocurrido en muchas naciones. Cada una fue diferente en términos de boicots, protestas masivas, huelgas y desobediencia civil. En total, los gobernantes autoritarios fueron deslegitimados y abandonados por quienes los apoyaban.

Un interesante pasaje apareció en el New York Times, después de la elección en Taiwán (enero de 2012). Señalaba que la agencia de noticias del partido-estado chino, Xinhua, evitaba palabras como “presidente” y “democracia”, presentando las elecciones sólo como locales. Un empresario chino, al observar las elecciones, sin embargo  señaló: “Es una idea increíble, poder elegir a las personas que nos representen. Creo que la democracia llegará a China. Es sólo cuestión de tiempo.”

Una China democrática, no asesinaría a ciudadanos de Falun Gong en campos de trabajos forzados ni participaría en ningún acto de mala gobernabilidad mencionado anteriormente.

Conclusión

Los gobiernos democráticos y sus comunidades empresariales deben examinar el porqué apoyan la violación de tantos valores universales, en búsqueda de incrementar el comercio con China. Durante años, ha dado como resultado en la subcontratación de puestos de trabajo a China y los continuos aumentos del déficit comercial bilateral. Nuestras comunidades empresariales al invertir más en China, ¿no sienten la necesidad de empleo de sus conciudadanos? Los demás nos centramos en acceder a bienes de consumo más baratos y, esencialmente, ¿hacemos caso omiso a los costos en el medio ambiente humano, social y natural que pagan los ciudadanos chinos para producirlos?

Peter navarro, profesor de la Universidad de California, afirma que en gran medida, los mercados de consumo de todo el mundo han sido “conquistados” por China a través del engaño. Navarro tiene varias propuestas destinadas a garantizar un comercio justo. En concreto, dice que todas las naciones deben:

  • Definir la manipulación de la moneda como un subsidio ilegal a la exportación y agregarla a las otras subvenciones a la hora de calcular las sanciones anti-dumping y derechos compensatorios;
  • Prohibir el uso del trabajo forzado efectivamente, no sólo en el papel como ahora, pagar salarios y condiciones de trabajo decentes para todos;
  • Aplicar las disposiciones para proteger el medio ambiente natural en todos los acuerdos comerciales con el fin de revertir la “carrera hasta tocar fondo del medio ambiente” en China y en todas partes.

El partido-estado en Pekín está haciendo grandes cambios en su personal de alto nivel. Los designados deben buscar la dignidad para todos los chinos si desean alcanzar la prosperidad sostenible de la nación. Su función actual en Siria, Irán, Nepal, Corea del Norte, Sudán, Taiwán, Zimbabue y demás lugares, también requiere de una reforma significativa si el objetivo del nuevo gobierno es la construcción de la armonía internacional con justicia para todos.

El pueblo chino desea las mismas cosas que el resto de nosotros: respeto, educación, seguridad y salud pública, buenos puestos de trabajo, estado de derecho, gobernabilidad democrática y un entorno natural sostenible. Si el partido-estado termina con sus violaciones a la dignidad humana en el país y en el extranjero, comienza a tratar a todos los miembros de la familia humana de una manera justa, el nuevo siglo traerá armonía para China y el mundo.

David Kilgour fue miembro del Parlamento canadiense de 1979-2006, fue Secretario de Estado (Asia-Pacífico) durante 2002 y 2003.También fue nominado al Premio Nobel de la Paz en 2010. Para mayor información, vea: www.david-kilgour.com

Funcionarios de Seguridad Pública dejan el partido previendo su fin

 The Epoch Times staff

Los caracteres chinos significan “Abandonar el Partido Comunista Chino”. (Epoch Times)

En China, funcionarios de seguridad pública, y otros, no ocultan su incomodidad por la situación actual y sienten la necesidad de abandonar el Partido Comunista Chino (PCCh).

Un ex policía de Pekín que ya abandonó el partido usando un seudónimo, dijo: “La caída de BoXilai me dio una sensación de incertidumbre y temo un desastre inminente. La caída de Bo Xilai, uno de los funcionarios más corruptos entre los dirigentes del PCCh, sin duda anuncia su final.”

“Los crímenes cometidos por la Oficina de Seguridad Pública (la policía de China) es inimaginable. La violación de las leyes, que son responsables de hacer cumplir, es un acto que sólo puede ser castigado con la pena de muerte. Pero creo que el bien y el mal en última instancia, serán juzgados, así que oro para que el cielo proteja a los que como yo renunciaron al PCCh.”.

La Sra. Lee, voluntaria que ayuda a la gente a renunciar al PCCh, habló de su experiencia al ayudar a un agente de la “Oficina 610” a abandonar al partido. La Oficina 610 es un órgano secreto del partido creado por el régimen chino con el único propósito de perseguir a los practicantes de Falun Gong.

Al principio, el agente habló con aspereza a la Sra. Lee, pero después de hablarle durante 40 minutos, cambio de tono y le dio su nombre, el de su mujer, su hijo y otras quince personas. Le pidió que los ayudara a abandonar el partido.

Dos jefes de policía también renunciaron al PCCh después de hablar con la Sra. Lee. Le dieron unos cuarenta nombres de amigos y parientes que eran miembros del partido comunista, la Liga de la Juventud y los Jóvenes Pioneros, pidieron a la Sra. Lee ayudarlos a demisionar. Uno de los líderes le confió sus antiguos problemas con el alcohol, el tabaquismo y la promiscuidad sexual.

De acuerdo a un oficial de policía de Pekín, la situación política actual en China dejó, en su oficina, una sensación de incertidumbre, entre ellos al jefe y al secretario (el secretario es el funcionario del PCCh encargado de la comisaría). Su preocupación se deriva de la idea de que los dirigentes chinos podrían, algún día, poner fin a la persecución a los practicantes de Falun Gong y declararlos inocentes. Entonces, conscientemente, ¿cómo podría enfrentar lo que hizo como parte de la persecución?

Decidió dejar de participar. “Si se me ordenó perseguir a los practicantes de Falun Gong en la noche, tengo que encontrar un pretexto para escapar”, explicó. “Si alguien viene a denunciar a un practicante, lo voy a ignorar.”

Muchos policías chinos buscaron voluntarios del movimiento “renunciar al PCCh”, y les pidieron ayuda. En algunos lugares, pueblos enteros e industrias ya renunciaron al partido.

Zheng Yang, otro voluntario del movimiento de renuncias, recientemente, ayudó al secretario del partido en una gran empresa estatal a renunciar. El secretario dijo que sentía que una revolución no tardaría en producirse en China que “será como en Rusia y la auto destrucción del régimen es inevitable.”

Dijo: “La corrupción al interior del partido no es fácil de tratar. Los ciudadanos comunes son muy críticos con el PCCh, pero no hay manera de expresarse abiertamente.”

El secretario agregó: “Sin embargo, los ciudadanos están conscientes de la corrupción del partido, sobre todo después del incidente de la Plaza de Tiananmen de 1989. Sin embargo, en realidad no hablan de ello, porque nada va a cambiar aunque hablen.”

De acuerdo a este secretario del partido, la situación económica actual está en un mal momento. “Las cosas se ponen cada vez más difíciles. Incluso si Hu Jintao y Wen Jiabao abandonaran sus puestos, pondrían a Xi Jinping como líder en una posición difícil, en especial si se jubilan este año en la precaria situación de China.”

“Muchas empresas tuvieron que reducir en un 30% los salarios de sus empleados y retirar los beneficios que les habían otorgado. El espíritu de la gente en todo el país está actualmente por los suelos y sin embargo aún así tiene que trabajar”. Él cree que cambios importantes van a suceder en China, incluyendo la caída del PCCh.

Más de 118 millones de chinos han declarado que renuncian al PCCh y sus organizaciones afiliadas desde el año 2004.

Nota del Editor: Este artículo se refiere a la declaración solemne que hacen los chinos al renunciar al PCCh y sus organizaciones afiliadas. Dichas declaraciones se encuentran en el sitio afiliado a Dajiyuan, la versión china de The Epoch Times. El movimiento para renunciar al partido, llamado “Tuidang” en chino, comenzó en 2004, después de la publicación de los “Nueve Comentarios sobre el Partido Comunista Chino” en Epoch Times. Esta serie editorial hace una descripción sin censura de la naturaleza e historia del PCCh. Estas declaraciones presentan una manifestación rara y sincera del desarrollo de la historia del pueblo chino dando la espalda al partido comunista, escogiendo la consciencia a la comodidad, e inaugurando pacíficamente una futura China libre de la dominación del partido.