Archivo de etiquetas| cultura tradicional

Régimen chino restaura la propaganda maoísta

Por Nicole Hao

La Gran Época, Estados Unidos

legend_red_lantern

Una foto de La leyenda de la linterna roja, “ópera modelo” comunista china. (Foto: Dominio público)

Desde el período de reforma económica que comenzó en la década de 1970, el Partido Comunista Chino ha adoptado una actitud ambigua hacia el legado de Mao Zedong, el dictador que gobernó China entre 1949 y 1976, y cuyo reinado culminó en la traumática y destructiva Revolución Cultural.

Pero recientemente, mientras el PCCh busca fortalecer su control ideológico sobre sus cuadros y la sociedad china en general, ha traído elementos de propaganda de la era de Mao Zedong, tales como las revolucionarias “ocho óperas modelo”, y revisaron los libros de texto de historia para dar un tono más positivo a su gobierno.

Según un informe de Chinascope del 13 de septiembre, los internautas chinos descubrieron que la nueva edición de los libros de texto de historia china de octavo grado publicados por la Prensa Popular para la Educación, controlada por el PCCh, omite la palabra “erróneamente” en su descripción de cómo Mao comenzó su última y más larga campaña política, la Revolución Cultural.

Durante la Revolución Cultural, personas de todos los sectores sociales, incluidos los miembros del Partido, fueron objeto de duras críticas, humillaciones públicas y, a veces, de violencia mortal. La campaña también acabó con la cultura tradicional china. Después de la muerte de Mao, los líderes del PCCh criticaron la Revolución Cultural y revirtieron parte del daño que había causado.

Pero mientras que la vieja edición del manual dice que Mao Zedong “creyó erróneamente que había revisionismo en el Comité Central del Partido” y lanzó la Revolución Cultural, la nueva edición destaca los peligros del capitalismo y el contexto ideológico comunista de la campaña:

“A mediados de la década de 1960, Mao Zedong creyó que el partido y el país se enfrentaban al peligro de la restauración capitalista. Con este fin, hizo hincapié en “tomar la lucha de clases como la clave” y tratar de evitarla poniendo en marcha la “Revolución Cultural”. En el verano de 1966, la “Revolución Cultural estaba en pleno apogeo”, dice el texto de la nueva edición.

Aunque el PCCh ya no sigue las mismas interpretaciones del comunismo que Mao Zedong, sigue adorando a la ideología comunista y a Karl Marx. Los miembros del partido y los funcionarios del régimen están obligados a leer las publicaciones del partido, ver sus emisiones de televisión y navegar por sus sitios web, como se indica en una “notificación urgente” que las autoridades del PCCh en Luodi, provincia de Hunan enviaron a los

funcionarios locales, según Radio Free Asia informó el 13 de septiembre.

El 11 de septiembre, el Servicio de Noticias de China anunció que la ópera de propaganda revolucionaria china La leyenda de la linterna roja se presentaría los días 4 y 5 de octubre en Nanjing, en el este de China. El reporte enfatiza que todos los artistas de ópera nacieron entre 1980 y 1990, y que el espectáculo podría educar a las jóvenes generaciones en la historia del PCCh.

La Leyenda de la linterna roja es una de las “ocho óperas modelo” planeadas por la esposa de Mao, Jiang Qing. Durante la Revolución Cultural, fueron las únicas formas de artes escénicas aceptadas en toda China. Establecida durante la ocupación japonesa, La leyenda de la linterna roja sigue la historia de varios guerrilleros comunistas mártires por la causa revolucionaria.

Artículo en inglés: Version original

Traducción de Lucía Aragón

Dong Feng y el bosque de albaricoques

Por David Wu, Epoch Times

En China, a los trabajadores de la salud se les conoce con el apodo “las personas del bosque de albaricoque”. Este término proviene de un famoso doctor de la medicina tradicional china llamado Dong Feng, que vivió durante la dinastía Han del Este y los Tres Reinos.

abricots

Albaricoques. (Mingguo Sun/ Epoch Times)

Dong Feng, o Jun Yi, nació en Fujian. En ese periodo, Dong y otros dos médicos muy conocidos, Zhang Zhong Jing y Hua Tuo se conocían como los “tres médicos milagrosos”. En un tiempo, Dong practicó la medicina en la montaña Lu y desde allí, se propagaron rápidamente historias legendarias.

“Traer a un muerto a la vida”, es una de esas famosas historias. Cuando Dong Feng llegó a la casa de un funcionario que había sido envenenado, lo encontró en cama, desde hacía tres días respiraba con dificultad.

Su familia esperaba el anuncio de su muerte. Dong le tomó el pulso al funcionario. Se dio cuenta que era extremadamente débil. Con un poco de agua caliente, le deslizó tres píldoras de hierbas en el esófago y masajeó su cuerpo.

Después de un momento, la gente a su alrededor se dio cuenta de que el cuerpo del paciente se movía de nuevo y las mejillas tenían color. Después de unos días de tratamiento, recuperó poco a poco la salud, para el deleite de su familia.

La historia se difundió rápidamente, y luego se habló de “traer a los muertos a la vida.”

Otra historia sobre las prácticas médicas de Dong Feng se reportó en el capítulo 12 de las Leyendas de seres sobrenaturales.

Dong Feng vivía en las montañas y no practicaba la agricultura. Durante el día, trataba pacientes sin reclamar remuneración. Cuando trataba personas con enfermedades graves, les pedía plantar cinco árboles de albaricoque. Cuando trataba a personas con enfermedades comunes, les pedía plantar un solo árbol.

Llegaban muchos pacientes a consultarlo y estaba ocupado todo el día. Después de varios años, los árboles se convirtieron en un bosque. En el bosque, vivían en armonía muchas aves y otros animales.

Dong Feng construyó un almacén. Puso un cártel para notificar al público: “Los que quieran comprar albaricoques no tienen que pedírmelos, simplemente dejen un kilo de arroz a cambio de un kilo de albaricoques.”

A veces, la gente tacaña quería dar menos arroz y tomar más albaricoques. Cada vez que sucedía, un tigre surgía del bosque, rugiendo para cazarlos.

Aterrorizados, se apresuraban a dejar algunos albaricoques al lado del camino. Curiosamente, cuando llegaban a su casa y pesaban los albaricoques restantes, se daban cuenta que la cantidad era exactamente igual a la del arroz que habían dejado.

Cuando las personas robaban los albaricoques sin dejar arroz, el tigre las perseguía hasta su casa. Los ladrones se asustaban tanto que regresaban los albaricoques y se disculpaban. Entonces, el tigre los perdonaba.

El arroz intercambiado por los albaricoques se utilizaba para ayudar a los pacientes que tenían dificultades económicas. El bosque de albaricoques de Dong Feng salvó muchas vidas.

Así fue que “el bosque de albaricoque designa a la comunidad médica”. La flor de albaricoque se considera también “la flor de la medicina tradicional china.”