Archivo de etiquetas| diabetes

Una de cada diez personas en el planeta es obesa

Desde 1980, la proporción de la población obesa ha ido en aumento en todo el mundo, se ha duplicado en 73 países, según un importante estudio que indica que esta crisis de salud pública se agrava, ahora una de cada diez personas es obesa en el planeta.

prevalence_of_obesity_bmi30_adult_population

Obesidad en adultos en el continente americano (Foto: OPS)

El exceso de peso es responsable de un aumento de enfermedades cardiovasculares, diabetes y algunos tipos de cáncer que son el origen del aumento de la mortalidad.

Los autores trabajaron en 195 países y territorios, sus resultados aparecen en la revista médica estadounidense New England Journal of Medicine.

El informe se presentó en el Foro anual EAT de la alimentación humana en Estocolmo, su objetivo es crear un sistema de producción alimentaria más sana y sostenible.

Los investigadores determinaron que en 2015, 107,700 millones de niños y 603,700 millones de adultos eran obesos en el mundo.

El índice de masa corporal (el peso dividido entre la altura al cuadrado) superior a 24.5 indica sobrepeso. Una persona se considera obesa con un IMC de 30.

En 2015, el sobrepeso y la obesidad afectaban a un total de 2,200 millones de personas, o el 30% de la población mundial.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) estimaba esa cifra en más de 1,900 millones en 2014, más de 600 millones de obesos.

La frecuencia de la obesidad pediátrica fue menos que en los adultos, pero su crecimiento fue más rápido en estos 35 años.

El estudio muestra también que un mayor IMC se relaciona con cuatro millones de muertos en el mundo en 2015, el 40% de las personas que solo tienen sobrepeso.

Más de dos tercios de las muertes se debieron a enfermedades cardiovasculares, un aumento muy claro desde 1990 relacionado con el exceso de IMC.

Entre los veinte países más poblados, los Estados Unidos, cuentan con la tasa de obesidad más alta para niños y jóvenes adultos, con casi el 13%, mientras Egipto va a la cabeza con adultos obesos, con aproximadamente el 35% de esta población.

Las incidencias más bajas de obesidad en adultos, se observaron en Bangladesh y Vietnam con solo el 1%.

China e India tienen la mayor cantidad de niños obesos con 15,300 millones y 1,400 millones respectivamente.

En 2015, Estados Unidos (79,400 millones) y China (57,300 millones) tuvieron la mayor cantidad de adultos obesos.

Según los investigadores, el objetivo del estudio es comprender, a nivel mundial, los factores responsables de “la actual epidemia de enfermedades” relacionados con el sobrepeso y la obesidad.

En un editorial que acompaña el estudio, los Dr. Edward Gregg y Jonathan Shaw, epidemiólogos de Estados Unidos del Centro de Control y Prevención de Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés), estiman que “la cifra más preocupante es la triplicación de la obesidad en niños y adultos jóvenes en países en desarrollo y países de ingresos medios como China, Brasil e Indonesia.”

“La obesidad en los jóvenes es probable que conduzca a un aumento significativo en la diabetes de adulto (tipo 2), hipertensión y enfermedades renales crónicas”, predicen.

El informe se basa en datos del más reciente estudio del Global Burden of Disease (GBD), que cuantifica el impacto en la salud de más de 300 enfermedades y tipos de lesiones en 133 países.

Comer fideos instantáneos con frecuencia es perjudicial para las mujeres

Las mujeres que comen fideos instantáneos por lo menos dos veces a la semana aumentan en un 68% el riesgo de colesterol alto, diabetes, hipertensión, según un estudio estadounidense publicado el jueves.

Bloque de fideos instantáneos como se venden normalmente en Europa (Foto: Wikipedia)

Se analizaron datos de una encuesta efectuada en Corea del Sur, el mayor consumidor mundial de estos fideos, tomaron una muestra de 10, 771 adultos representativos de la población, más de la mitad mujeres.

“El consumo de fideos instantáneos se relaciona con un aumento del síndrome metabólico en las mujeres, sin importar su régimen alimenticio dominante”, escriben los investigadores de la Universidad de Harvard cuyo trabajo se publica en el Journal of Nutrition del mes de agosto.

El síndrome metabólico se refiere a la presencia de un conjunto de signos fisiológicos que aumentan el riesgo de diabetes y de enfermedades cardiovasculares.

Así, aunque las mujeres coreanas tienen una dieta tradicional a base de arroz, pescado y verduras, o comen principalmente carne y alimentos fritos menos sanos, el hecho de comer pasta instantánea dos veces por semana incrementa en gran medida su riesgo metabólico.

“Comer fideos una o dos veces al mes no es ningún problema, pero varias veces a la semana es problemático”, dijo Frank Hu, profesor de Nutrición y de Epidemiología en la Universidad de Harvard y principal autor del estudio, citado por el New York Times.

El hecho de que los datos provienen de una encuesta puede explicar por qué los hombres no parecen muy afectados como las mujeres, señala el profesor Hu en el estudio.

Explica que las mujeres tienden a describir su régimen alimentario con mayor precisión. Pero, dijo, también es posible que ellas sean más sensibles a los efectos de los carbohidratos, grasas y la sal.

¿Beber café para reducir el riesgo de diabetes?

Los que beben café reducen el riesgo de desarrollar diabetes, en comparación con los que siguen bebiendo la misma cantidad, afirman los autores de un estudio publicado el viernes.

Taza de café (Foto: Wikipedia)

A partir de tres estudios con una muestra de unas 120, 000 personas, la mayoría profesionales de la salud, un grupo de investigadores de Estados Unidos y Singapur establecieron una relación entre beber una taza y media de café más por día durante cuatro años y una reducción del riesgo del 11% de desarrollar diabetes tipo 2, el más común.

“Observamos que un aumento en el consumo de café, pero no de té, durante cuatro años se asoció con un menor riesgo de desarrollar diabetes en los cuatro años siguientes”, escriben los autores del estudio dirigido por el Dr. Frank Hu de la Escuela de Salud Pública de Harvard en Boston y publicado en la revista Diabetología.

Por el contrario, una disminución en el consumo de dos tazas de café por día aumentaría el riesgo de diabetes en un 18%.

Al comentar el estudio, los expertos citados por el Science Media Center advirtieron en contra de cualquier extrapolación de los resultados. “No se recomienda consumir café a partir de este estudio”, dijeron, señalando en particular que implicaba cambios en el consumo y no consumos absolutos y que sólo evaluaba los efectos a corto plazo del café en el riesgo de diabetes.

Los autores del estudio no encontraron ninguna relación con el consumo de café descafeinado, ni con el té, diciendo que fueron “relativamente pocos” los consumidores de estas bebidas los que cambiaron sus hábitos durante el periodo de estudio.

El estudio fue financiado principalmente por la Asociación Americana del Corazón, uno de los autores es un becario de investigación de Nestec, una filial del grupo Nestlé, para estudiar los efectos del consumo del café en la sensibilidad a la insulina.