Archivo de etiquetas| dinastía tang

Zhang Guo Lao y Heyoka, dos personajes que actuaban al contrario

¿Qué significa progresar o retroceder en la vida? En algunas culturas antiguas, muy distantes entre sí, hubo personajes que tomaron esta reflexión muy en serio, hasta el punto de que literalmente se movieron al revés para recordar a la gente que reconsiderara su cosmovisión.

Por: Tara MacIsaac

La Gran Época, EE.UU.

zhang-guo-lao-heyoka1-674x420

Una representación de Zhang Guo Lao montando su burro al revés. (Yeuan Fang / Epoch Times) Al fondo: Un campamento Lakota. (John C. Grabill vía Shutterstock)

Zhang Guo Lao

Zhang Guo Lao, un ermitaño taoísta de la dinastía Tang (618-907 d.C.) montó su burro al revés para mostrarle a la gente que su forma de actuar era en realidad incorrecta y tratar de despertarlos. Para este sabio de la antigua China, lo que muchas personas creen que es avanzar, lograr bienestar y cumplir varios deseos, en realidad es retroceder, alejándose de lo que los humanos realmente deberían ser. Zhang quería sugerir que cuando se asume una visión espiritual y verdadera en la vida, los principios a menudo se invierten.

Aunque Zhang es un personaje legendario en China, uno de los ocho inmortales taoístas, las fuentes históricas sugieren que realmente existió.

Se dice que los hombres poderosos trataron de obtener de él el secreto de la inmortalidad que seguramente debía proteger, ya que se creía que había nacido alrededor del 2200 a.C. Nunca se reunió con ninguno de ellos para revelar su secreto, pero acordó encontrarse con un emperador cuyo corazón fuera sincero y buscara la sabiduría del Tao.

Se narra otro episodio relacionado con Zhang Guolao y su movimiento en reversa. Un día fue convocado al palacio imperial para mostrar que su burro estaba retrocediendo. El animal caminó con tanta facilidad que el emperador quiso recompensarlo con vino, pero de inmediato el burro se convirtió en papel. Zhang explicó que el burro de papel estaba animado por la magia, pero el vino le había devuelto su forma original.

Él dijo: “Lo que es verdadero permanece, lo que es falso no durará”.

Heyoka

Del mismo modo, entre los nativos americanos Lakota, había un personaje conocido como heyoka que montaba un caballo hacia atrás, vestía su ropa al revés y generalmente hacía todo al contrario.

En realidad, heyoka no era una sola persona, sino varias personas reales elegidas para interpretar este rol espiritual en la comunidad.

El Dr. Steven Mizrak, profesor del Departamento de Estudios Globales y Socioculturales de la Universidad Internacional de Florida, dijo en el ensayo titulado Thunderbird and the Trickster (Pájaro amenazante y el embaucador, ndt): “Los heyokas, o payasos sagrados, eran generalmente pocos, pero se encontraban en cada clan Lakota. Los heyoka representaban lo opuesto, hablaban y, a menudo caminaban hacia atrás. Actuaban ridículamente, obscenos y cómicos, especialmente durante las ceremonias sagradas. Se creía que no conocían el miedo y no percibían el dolor y podían sacar un trozo de carne de una olla de agua hirviendo.”

Se pensaba que los heyoka iban más allá del mundo humano y estaban en contacto con lo divino. Sus acciones, por el contrario, tenían el objetivo de sorprender a las personas para que evaluaran sus ideas preconcebidas. Mizrak dijo: “En su cultura, los heyoka solían hacer bromas a la gente para no avergonzarlos o hacerlos sentir estúpidos, y mostrarles maneras de ser más inteligentes.”

“Cada vez que los heyokas interrumpían la solemnidad de una ceremonia, la gente tomaba esta interrupción como advertencia para ver más allá de la mera ejecución del ritual y profundizar en los misterios de lo sagrado.    

Artículo en inglés: Similar Backward Characters in Ancient Chinese, Native American Cultures

Traducción de: Lucía Aragón

 

La poesía de la luna del poeta inmortal

Duoyu Zhong, Tanya Harrison, Epoch Times

El 8 de septiembre, en la tradición china se celebra Zhongqiu Jie (中秋節), también se conoce como el Festival del Medio Otoño. Siempre cae el décimo quinto día del octavo mes del calendario lunar chino. Es un día importante de reunión familiar para admirar la brillante luna llena y luminosa, y comer el pastel de luna.

festa_della_luna

El origen de esta fiesta está en la leyenda popular de la Dama Lunar, Chang E. (Dibujo: Annie Wu/ Epoch Times)

Desde la antigüedad esta fiesta se relaciona con la leyenda de Chang E, fue una fuente de inspiración para los poetas, sus versos sobre la luna expresan alegría y pena, altas y bajas del espíritu, nostalgia y esperanza. Li Bai, Du Fu, Bai Juyi y Su Shi son algunos de los más grandes poetas de la literatura china, y escribieron sobre esta luna “melancólica”.

La poesía de Li Bai

Li Bai (701-762), fue un poeta de la dinastía Tang y se conoce como el Poeta inmortal en la historia de la literatura china. De niño, le gustaba leer, a los diez años ya había leído muchos de los clásicos confucianos. A los 20 años dejó a la familia para viajar a través del país hasta el año 742, cuando encontró trabajo al servicio del emperador Tang Xuanzong[i] como consejero y poeta.

Un día, mientras caminaba admirando las flores en el jardín del palacio con su concubina real favorita Yang Guifei[ii], el emperador cambió de estado de ánimo y mandó a llamar a Li Bai para qué expresara en verso ese momento.

Li Bai llegó borracho, apenas podía estar de pie ante el emperador, los cortesanos se vieron obligados a echarle agua para que recuperara el control: se recuperó, tomó el pincel y escribió un poema de gracia perfecta.

El emperador quedó muy satisfecho e impresionado por su talento. Después, si bebía o quería organizar banquetes, siempre fue en compañía de Li Bai.

Un día, Li Bai borracho se ensució los zapatos, el emperador ordenó a un eunuco limpiarlos. Gao, que era el más influyente eunuco del palacio y sólo servía al emperador, se ofendió tanto por pedírsele un servicio tan humilde, sin embargo, tuvo que cumplir con la orden del emperador.

El eunuco, sin embargo, se vengó metiendo cizaña entre Li Bai y Yang Guifei; mostró a Yang una de sus poesías, diciéndole que en realidad era un ataque contra ella, ella confiaba en el eunuco, y se enojó con Li. El eunuco y la concubina convencen al emperador de que no era apropiado tener e Li Bai en el palacio, y en el año 743, la corte imperial rechaza al poeta.

Al dejar el palacio, Li Bai comenzó a vagar, siguió escribiendo poesía y se dice que se convirtió en taoísta. Un año después de su exilio, un día de otoño se encontró con otro poeta de ese tiempo, Du Fu. Admiradores de sus respectivos talentos literarios, pronto se convirtieron en buenos amigos.

En su poesía, Li Bai expresa su pasión por la naturaleza, el amor a la patria y el dolor de su corazón. La mayor parte de sus poemas describe una humanidad perdida, solitaria y en busca de un contacto con el Cielo. A continuación dos famosos poemas que escribió sobre la luna.

3-poem_xiaoyun_et

“Beber solo, con la luna”, es un poema de Li Bai . (Xiao Yun/ Epoch Times)

Beber solo, con la luna

De una copa de vino entre las flores

Bebo solo sin compañía.

Alzo mi copa y pido a la brillante luna

Dame mi sombra y estaremos los tres.

La luna no puede entender por qué bebo,

Mi sombra me sigue a donde quiero que voy en silencio,

La luna acompaña a mi sombra un breve instante,

Para mí un momento de vivir con alegría.

Mientras canto la luna está pensativa

Mientras danzo la sombra se cierne.

Alegría de los amigos cuando estoy despierto

Cesa la armonía en la ebriedad.

En la búsqueda de una amistad eterna

Nos encontraremos de nuevo en la inmensidad del cielo.

 

Pensamientos en una noche clara

En frente de mi lecho, la luz viva de la luna,

Imagino que es la blancura de la escarcha que brilla en el sol.

Levanto la cabeza, para contemplar la brillante luna

Bajo la cabeza y pienso en mi tierra.

 

[i] Xuanzong, llamado también Minghuang de Tang, fue el séptimo emperador de la dinastía Tang. Su nombre fue Li Longji y vivió de 685 a 762. Su reinado duró 43 años (712-756), que fue el más largo de la dinastía Tang. Durante la primera parte de su reinado, fue muy dedicado y perspicaz, estableció las reglas que dieron a China altura a su cultura y su poder.

[ii] El nombre real de Guifei Yang era Yuhuan Yang (716-756). Guifei era el título más alto que podía recibir una esposa imperial después del de la emperatriz. Yang se convirtió en los últimos años, en la amada esposa del emperador Xuanzong. Era conocida por ser una de las cuatro bellezas de la antigua China.

Tema espinoso: China impugna a Japón la paternidad de las flores de cerezo

La contemplación de las flores de cerezo es una institución para los japoneses, y sin embargo, las autoridades chinas, citadas por la prensa el lunes, no dudan en afirmar que su origen viene de China.

Vista de flores de un árbol de cerezo en Fukushima, Japón. (Foto: Wikipedia)

Cada año, esta cuestión confronta a los surcoreanos y a los japoneses, ambos países afirman ser el lugar de origen de los cerezos, su florecimiento efímero es parte de la iconografía tradicional del noreste de Asia.

La irrupción de China en el debate no va a calmar los ánimos.

“Como chinos, debemos dar a conocer la verdad histórica”, dijo He Zongru, jefe de la Federación China de Productores de Cerezas, citado por un periódico de Cantón.

“No queremos entrar en una guerra de palabras con Japón y Corea del Sur, sino restablecer un hecho; muchos documentos históricos prueban que la flor de cerezo se originó en China”, agregó.

Citó un estudio japonés según el cual el cerezo se extendió en China desde el Himalaya, y llegó a Japón mil años más tarde, durante la dinastía china Tang.

En Japón, las fiestas del “hanami” (literalmente, “admirar las flores”) se celebran cada año cuando eclosionan las flores blancas o rosas de los cerezos plantados por todas partes.

Estos árboles, los famosos “sakura”, tienen por característica florecer muy rápido… y sus hermosos pétalos caen con la misma rapidez, en apenas una semana.