Archivo de etiquetas| dispersión

Extraordinario espectro de Brocken filmado en la duna de Pilat

Extraño fenómeno que consiste en la sombra deformada de un cuerpo rodeado de un ligero arco iris circular

Por: La Gran Época, Francia

944a6dd80e29b15f376b94c684c610c2

El espectro de Brocken en la duna de Pilat, en la Gironda, Francia (Captura de pantalla You Tube)

Florian Clément tiene dos pasiones: la fotografía y la meteorología. Filma y fotografía sin parar las tormentas, pero también los amaneceres en la duna de Pilat, en la cuenca de Arcachon, Francia.

Una mañana, Clément se dirigió a la duna más alta de Europa, la de Pilat, en el departamento de la Gironda, para captar juntos la niebla y el sol. Desde allí arriba, pudo observar un extraño fenómeno, conocido como el espectro de Brocken: la sombra deformada de su cuerpo, rodeado por un ligero arco iris circular.

¿Pero de dónde viene el Espectro Brocken?

El término deriva del alemán Brockengespenst: es un fenómeno óptico bastante extraordinario, que se puede ver en las montañas, y toma su nombre de un pico en Alemania, el Brocken, donde a menudo se crean las condiciones para observarlo. Es la sombra grandemente magnificada de un objeto, vista desde la cima de una montaña y en la dirección opuesta al sol, sobre nubes formadas por gotas uniformes de agua, o sobre la niebla. También puede estar rodeado por un círculo luminoso.

Para ver la sombra, por lo tanto, se necesita tener el sol detrás de sí, una vista amplia, como desde la cima de una montaña, y sobre todo niebla o nubes en la parte inferior. Las gotas deben estar más abajo del observador y, por supuesto, el sol brillando detrás. Cuanto más baja esté la bruma o las nubes, mayor será la sombra que aparecerá, y el movimiento continuo de la bruma hará que la sombra se mueva, dando la impresión de que está viva.

Difusión de la luz solar por gotas de agua

La formación se debe a las gotas de agua que difunden la luz solar, creando el colorido fenómeno de dispersión: esto explica los colores del arco iris. La abertura angular del halo es de 10°, a veces un poco más, y es más pequeña que la del arco iris, que alcanza los 42° y, a diferencia de esto, su diámetro depende del tamaño de las gotas: cuanto más pequeñas sean, más grande será la abertura del halo.

En el arco iris, las gotas tienen el tamaño de una fracción de milímetro, o un poco más, mientras que en la gloria (una gloria es un fenómeno óptico producido por la luz reflejada hacia su fuente por una nube de gotas de agua de tamaño uniforme, ndt), son generalmente en el orden de las diez micras. Desde un punto de vista teórico, se trata de dos fenómenos diferentes: el arco iris puede explicarse muy bien con la óptica geométrica, mientras que la gloria requiere una teoría mucho más elaborada. De hecho, la óptica geométrica no se aplica a objetos pequeños, y las teorías de difracción normales no explican suficientemente la posición de los círculos y su polarización.

La gloria no debe confundirse con el colorido halo que a menudo rodea al sol o a la luna, cuando nubes altas pasan cerca de estas estrellas: son de hecho los cristales de hielo que forman las nubes, que desvían y dispersan la luz.

Si desea saber más sobre los fenómenos ópticos atmosféricos, consulte el sitio (en inglés):

http://www.atoptics.co.uk/opod.htm

Artículo en francés:  L’extraordinaire spectre de Brocken filmé en haut de la dune du Pilat

Traducción de Lucía Aragón