Archivo de etiquetas| Europa

Telecomunicaciones, Europa preocupada por la ‘conquista’ china

Intenta imponer medidas restrictivas a las empresas chinas que invierten en el continente

Por: Emel Akan

La Gran Época, Estados Unidos

i-parlamentari-europei-contro-il-prelievo-forzato-di-organi-700x447

El Parlamento Europeo (Foto: dominio público)

Los países europeos están cada vez más preocupados por las posibles amenazas a la seguridad cibernética procedentes de Pekín. Por lo tanto, la UE está intentando imponer medidas restrictivas a las empresas chinas de telecomunicaciones que invierten en el continente.

Un diplomático occidental citado en el Financial Times dijo que Bruselas tiene la intención de intensificar sus esfuerzos para controlar la influencia de China en las principales infraestructuras tecnológicas de Europa. La decisión se tomaría tras la creciente presión de Washington y las crecientes preocupaciones de países como Alemania y Japón.

El diplomático habló de por qué China está interesada en construir la red móvil de quinta generación (5G), e instó a los gobiernos a ser cautelosos ante las próximas subastas de frecuencias 5G en Europa: “países europeos como España, Italia y Finlandia, han celebrado subastas de frecuencias 5G en 2018, mientras que en otros países las subastas están programadas para 2019. Los gobiernos pueden ganar miles de millones de euros vendiendo frecuencias. Sin embargo, aconsejamos a todos que no tomen decisiones imprudentes de las que puedan arrepentirse en el futuro”.

Las empresas de telecomunicaciones chinas han pasado a ocupar un lugar destacado en la escena internacional tras la detención de la directora financiera de Huawei, Meng Wanzhou, por parte de las autoridades canadienses. De hecho, los gobiernos de todo el mundo creen que la empresa es una herramienta importante en manos de Pekín y que opera en nombre del régimen.

El Vicepresidente de la Comisión Europea, Andrus Ansip, que se ocupa de cuestiones digitales, dijo recientemente que la UE debería prestar especial atención a Huawei y a otras empresas tecnológicas chinas debido a los peligros que suponen para la seguridad cibernética: “No es una buena señal cuando las empresas se ven obligadas a alojar servicios secretos en su interior ‒dijo Ansip en una conferencia de prensa en Bruselas el 7 de diciembre‒. Como ciudadanos de a pie, por supuesto, tenemos que estar preocupados”.

Ansip también afirmó que estas empresas producen microchips que pueden ser utilizados para “conocer nuestros secretos”.

La carrera a los 5G

Las empresas de telecomunicaciones de todo el mundo están compitiendo ferozmente para asegurarse la “ventaja de ser los primeros” en el desarrollo de las redes móviles 5G.

Pekín reconoce los beneficios económicos de la 5G y considera una prioridad nacional convertirse en un líder mundial en este campo de la tecnología. Por lo tanto, el sistema apoyó en gran medida los esfuerzos de las empresas de telecomunicaciones y de los fabricantes de equipos de telecomunicaciones.

El gobierno chino quiere sobresalir en el desarrollo de estándares internacionales para la 5G, con el fin de imponer los suyos propios, como estándares globales. De esta manera, China podría lograr grandes ganancias y el control del mundo de la informática.

Declan Ganley, empresario irlandés de telecomunicaciones y fundador de Rivada Networks, dijo: “Ahí es donde tendrá lugar el Pearl Harbor del futuro. Aquellos que logren dominar la arquitectura de la 5G obtendrán enormes ventajas en términos de seguridad estratégica y, francamente, también económicas”.

Para ganar la carrera de los 5G, según Ganley, los gobiernos occidentales necesitan revisar las vulnerabilidades de su modelo de negocio de redes de telefonía móvil, que los chinos han estado explotando durante varios años. Las empresas se ven obligadas a pagar cantidades exorbitantes a los gobiernos por adelantado para ganar frecuencias, por lo que les resulta difícil competir con las empresas chinas, que cuentan con el respaldo del Estado.

Ganley recomienda que los países occidentales cambien este modelo de negocio creando un sistema en el que el gobierno conceda frecuencias, pero siga siendo el propietario.

Con este nuevo modelo de negocio “las empresas privadas pueden diseñar, financiar, construir y gestionar toda la red 5G. El gobierno concedería las frecuencias y tendría un rendimiento constante, pero no renunciaría a la propiedad de las frecuencias”.

“Al hacerlo, podríamos eliminar completamente la ventaja de los chinos”.

Artículo en inglés: EU to Harden Stance on Chinese Telecom Firms

Traducción Lucía Aragón

Burocracia amenaza el futuro de Europa

La solución es dejar que las fuerzas del mercado funcionen, no aumentar la regulación

Por: Príncipe Michael de Liechtenstein

La Gran Época, Estados Unidos

eu-flag-700x447

Gran bandera europea adorna la fachada de la Comisión Europea de Bruselas el 14 de noviembre de 2018. (Emmanuel Dunand / AFP / Getty Images)

Después de la Segunda Guerra Mundial, Europa se dividió en dos bloques. La Unión Soviética controlaba Europa Central, mientras que Europa Occidental estaba bajo la protección de los Estados Unidos. Francia e Inglaterra, como aliados, habían ganado la guerra, pero habían perdido el estatus de potencias globales, y ahora estaba claro que sus imperios coloniales tenían sus días contados.

Esto se debió en gran medida al acercamiento y a la nueva amistad entre Francia y Alemania, que catalizaron el proceso de integración europea (la fundación de la Unión Europea) y condujeron al nacimiento de la Comunidad Económica Europea. El mercado común ha demostrado ser un gran éxito, y Europa se ha convertido en una potencia económica mundial que no debe subestimarse.

Además, con el colapso del imperio soviético, la Unión Europea se ha fortalecido aún más gracias a la anexión de nuevos países de la región del Báltico y de Europa central y meridional.

Una regulación excesiva que ahoga a Europa

Sin embargo, en los últimos 30 años el centro de la economía mundial ha comenzado a desplazarse del Atlántico al Pacífico. Aunque los países europeos siguen teniendo una ventaja tecnológica en varios sectores, sus economías se han visto frenadas por un exceso de reglamentación, un aumento desproporcionado de las políticas sociales y medidas proteccionistas, que se han introducido con el pretexto de proteger a los consumidores y equilibrar la competencia interna mediante su “normalización”.

La excesiva burocracia de la Unión Europea y la desconcertante deuda pública corren el riesgo de estrangular la economía de mercado, poner fin a la prosperidad, socavar el derecho a la propiedad privada y provocar el colapso del insostenible sistema de seguridad social.

Además de poner en peligro su seguridad financiera, las potencias europeas han descuidado la defensa militar, en parte por su arrogancia moral. Han olvidado que la fuerza militar puede ser un factor importante en la competitividad global. Como resultado, Europa ha seguido siendo un protectorado estadounidense, o en el mejor de los casos un “hermano menor” de los Estados Unidos, en términos de seguridad.

Europa y EE.UU. necesitan llevarse bien

Para seguir siendo competitiva a nivel mundial, Europa, aunque geográficamente forme parte de Eurasia, necesita trabajar en estrecha colaboración con los Estados Unidos. Por eso, una Europa fuerte, próspera y sobriamente segura de sí misma también beneficiaría a los Estados Unidos. Desde un punto de vista geopolítico, para una Europa más fuerte sería más fácil mejorar las relaciones con el Este, en particular con Rusia.

Pero, curiosamente, la ‘diplomacia directa’ de Donald Trump era necesaria para hacer sonar la alarma. Sólo recientemente el presidente francés Emmanuel Macron, el Ministro de Economía alemán Olaf Scholz y el Ministro de Asuntos Exteriores alemán Heiko Maas han afirmado que Europa necesita hacerse más fuerte. Por desgracia, sus palabras sonaban más a provocaciones hacia Washington que a declaraciones sinceras: de hecho, los países europeos todavía no han tomado ninguna medida concreta.

El pronunciamiento de Macron a favor de un aparato militar más autosuficiente y el apoyo de Scholz a posibles fusiones para mejorar la eficiencia de la producción y adquisición de tecnología militar parecen sensatos. Lo único que queda por hacer es esperar a que se aplique, teniendo en cuenta, sin embargo, que hace unos años el proyecto de fusión de los departamentos militares de Airbus y Bae Systems fue bloqueado por los gobiernos europeos.

En cambio, Maas está promoviendo el desarrollo de un sistema europeo de gestión financiera independiente de la World Interbank Financial Telecommunications Company. La competencia en este ámbito sería sin duda beneficiosa. Sin embargo, el razonamiento de Maas es erróneo, porque su punto de partida no es la eficiencia económica, sino el deseo de liberarse de los Estados Unidos.

A los políticos europeos les preocupa, con razón, que el viejo continente se esté quedando rezagado con respecto a los Estados Unidos y China en términos de tecnología digital e inteligencia artificial. Sin embargo, la solución no es aumentar los programas gubernamentales, sino dejar que las fuerzas del mercado actúen libremente. El obstáculo es precisamente una excesiva regulación europea.

Sería bueno que Berlín y París trabajaran juntos para promover los intereses europeos. Sin embargo, si esta cooperación se basara en el antagonismo contra los Estados Unidos y produjera un nuevo aumento del estatismo, los resultados serían desastrosos.

 El Príncipe Michael de Liechtenstein es presidente de Industrie-und Finanzkontor Ets y fundador y presidente de Geopolitical Intelligence Services. Esta entrada fue publicada originalmente por Gis Reports Online.

Artículo en inglés:  Bureaucracies, Debt Threaten Europe’s Future

Traducción de Lucía Aragón

 

 

 

Huellas humanas de hace 5.7 millones de años, un golpe para el evolucionismo

Por: NTD Televisión

gettyimages-696219768-700x420

El profesor Nikolay Spassov (Der.) trabaja cerca del sitio donde se encontró en 2002 un diente fosilizado con tres raíces cerca de Rupkite, Bulgaria, el 7 de junio 2017. (Foto: NIKOLAY DOYCHINOV/AFP/Getty Images)

El descubrimiento en Creta de huellas humanas impresas en una piedra fósil muy antigua amenaza todo lo que los científicos saben actualmente sobre el desarrollo de la civilización humana. El nuevo hallazgo de Creta viene después de otros descubrimientos recientes en Europa que ponen en duda la hipótesis de que África fue el lugar donde se alojaron los primeros seres humanos.

El fósil de Creta data de hace 5.7 millones de años, por lo tanto no se ajusta a las creencias de los científicos que siguen la teoría de la evolución: en el fósil, las huellas humanas son claramente visibles, no son de simio. Esto significa que la humanidad tiene un origen más antiguo de lo que se ha pensado hasta ahora y que existe una línea diferente de desarrollo humano, ya que el descubrimiento cambiaría nuestro origen remontándose a un periodo mucho más lejano y a un lugar muy diferente del indicado por los evolucionistas en las teorías preexistentes.

La forma de la huella del fósil de Creta refleja la estructura de un pie que evidencia ser de un ser que camina erecto: la planta larga, los dedos cortos con un dedo más grande (el dedo gordo del pie), la forma característica del pie y la ausencia de garras. Estos rasgos son indudablemente humanos; si hubiera sido la huella de un gran simio, se parecería más a una mano humana.

El descubrimiento sorprende y suscita dudas porque indicaría que los seres humanos estuvieron presentes en la tierra mucho antes de lo que se pensaba hasta ahora, y que los orígenes de la humanidad no están en África, al menos por los descubrimientos de fósiles más antiguos encontrados fuera del continente africano. Podría indicar mucho más y sugerir que hay diferentes linajes de ancestros humanos.

Lo que los científicos pensaban anteriormente se basaba las huellas encontradas en Tanzania de hace 3.7 millones de años que representaban el material más antiguo, aunque también se cree que son más parecidas a las huellas de los monos que a las de los seres humanos.

El fósil de Creta fue descubierto por Gerard Gierlinski, paleontólogo del Polish Geologic Institute, mientras estaba de vacaciones en la isla en 2002 y desde entonces ha sido sometido a una década de estudios.

Las huellas fueron dejadas cuando Creta formaba parte de la Península Griega, y la edad de estas se dedujo analizándolas con ‘foraminíferos’, un método que estudia los microfósiles marinos junto con el análisis de posición de las pisadas en los estratos de sedimentos del suelo donde se encontraron. Dichas capas sedimentarias se formaron hace unos 5.6 millones de años, cuando el Mar Mediterráneo se secó en esta área.

Según informó el Telegraph, este descubrimiento paleontológico pone la mente de los científicos en otro contexto y crea una ruptura con el concepto de que África es el más antiguo y único lugar donde nació la humanidad. Los fósiles de 7.2 millones de años encontrados en otras partes de Grecia y Bulgaria se han reclasificado como pertenecientes a antepasados pre-humanos.

A pesar de los constantes avances, todavía hay científicos que rechazan cualquier noción que incluya un posible origen de la humanidad en Europa.

Versión en inglés: 5.7 Million-Year-Old Human Footprints Found in Crete Obliterate Previous Thinking on Human Origins

Traducido por: Lucía Aragón

El hombre moderno presente en China hace más de 80,000 años

El hombre moderno llegó a China hace más de 80,000 años, mucho antes de que se trasladara a Europa, según un estudio que lleva a alterar la fecha de su salida de África y volver a plantear sus rutas de migración.

Esto puede constituir una pequeña revolución en la paleo antropología. Todo a raíz de 47 dientes que permite a los investigadores establecer que el hombre moderno (Homo Sapiens) ya se encontraba en el sur de China hace al menos 80,000 años, e incluso hace 120,000 años.

Los 47 dientes encontrados en la Cueva de Fuyan (Daoxian, China). (Foto: Revista Nature/ S. Xing X – J. Wu)

El hombre moderno vivió en el sur de China de 30,000 a 70,000 años antes de que llegara a Europa, según este estudio publicado en la revista británica Nature.

Sus primeros fósiles encontrados en Europa datan de unos 45,000 años. El continente entonces estaba poblado por hombres de Neanderthal.

Este descubrimiento demuestra que el Homo Sapiens apareció en el este de África hace alrededor de 190,000 a 160,000 años, salió de ese continente mucho antes de lo que se pensaba.

Lo que se acepta generalmente es que el hombre moderno salió de África hace 50,000 años, dice a Nature, María Martinón-Torres de la UCL (University College of London), una de las responsables del estudio. Con este descubrimiento, se puede deducir que el Homo Sapiens salió probablemente de África hasta 70,000 años antes.

¿Por qué la Luna no es una esfera perfecta?

Menguante o creciente, la Luna, tan familiar para los terrícolas, guarda su misterio. Un equipo de investigadores propuso el miércoles en la revista Nature una explicación del porqué no es una esfera perfecta.

Parece redonda pero no es una esfera perfecta. (Foto: AFP)

El satélite de la Tierra no es una esfera perfecta, sino ligeramente aplanada. La Luna está distorsionada por una ligera protuberancia en la parte visible desde la Tierra, y otra en el lado oculto.

El equipo de Ian Garrick-Bethell (Universidad de California, Santa Cruz, EE.UU.) explica la forma particular por los “efectos de las mareas”, fuerzas gravitacionales ejercidas por la Tierra desde la infancia de la Luna, hace 4 mil 400 millones de años.

Según los investigadores, las primeras fuerzas de las mareas ejercidas por la Tierra, las más cercanas de la Luna, calentaron de forma desigual, dependiendo de su ubicación, la corteza de la Luna, cuando flotaba aún en un mar de roca fundida. Lo que dio su forma, ligeramente estirada como un limón.

Más tarde, cuando la Luna se enfrío, las fuerzas de las mareas deformaron su exterior y solidificaron sus bandas.

El efecto de marea sincronizado con la rotación de la Luna y su revolución alrededor de la Tierra, hace que veamos siempre la misma cara de la Luna.

Para llegar a estas conclusiones, el equipo de Garrick-Bethell analizó la topografía de la Luna, ignorando sus enormes cráteres, que aparecieron más tarde.

Las ideas detrás de este estudio se inspiraron en los procesos del trabajo en Europa, la luna de Júpiter. Europa tiene un océano líquido bajo la superficie de hielo.

Las mareas de Júpiter actúan en la capa de hielo de Europa y causan el recalentamiento, que esculpe su forma.

Hace mucho tiempo, la Luna era similar, una capa de roca flotando en la roca fundida.

De manera más general, la comprensión del proceso evolutivo precoz de nuestro vecino celeste más cercano, podría aclarar los fenómenos que podrían operar en otros objetos de nuestro sistema solar.

La Luna se encuentra a una distancia media de la Tierra de 384,000 Km y se aleja 3.8 centímetros por año. Su circunferencia al ecuador es de 10,920 Km, 3.7 veces inferior a la de la Tierra (40,000 Km).