Archivo de etiquetas| extracción de órganos

Rusia: la lucha de una madre contra la extracción de órganos sin consentimiento

Al consultar el informe de la autopsia de su hija, atropellada por un auto en Moscú a la edad de 19 años, Yelena Sablina supo que habían removido del cuerpo el corazón, riñones y otros órganos un mes antes.

17ba722c07708c8662a8ed8db49ec6b085eae240

Una fotografía tomada el 2 de abril 2016, muestra a Yelena Sabrina sosteniendo una foto de su hija Alina en su apartamento de Ekaterimburgo en los Urales. (Foto: AFP/ Vladislav Lonshakov)

A raíz de este descubrimiento, realizado en febrero de 2014, esta madre rusa pelea contra la ley que permite a los médicos extirpar órganos sin permiso, sin informar a las familias, abriendo el camino al tráfico de órganos.

Alina, como se llamaba su hija, pasó seis días en coma antes de morir. El último día, sin ninguna explicación los médicos muy ocupados le impidieron entrar a la habitación. Al día siguiente, le llamaron de una funeraria informándole la macabra noticia.

El hospital moscovita que trató a la jovencita aseguró en 2014 a los medios de comunicación rusos que actuaron de acuerdo a la ley.

La Sra. Sablina, decidió llegar hasta la Corte Constitucional de Rusia para desafiar la ley en vigor desde 1992, que autoriza la extracción de órganos sin consentimiento. Sin éxito, su denuncia se desestimó en febrero.

Leyes similares se aplican en varios países europeos, entre ellos Francia, España y Austria: el paciente es donador de órganos por omisión, él o su familia deben hacer saber si se oponen a la donación, de lo contrario, se considera como consentimiento.

En otros países como Estados Unidos, los pacientes deben dar su consentimiento explícito para permitir la extracción.

En Rusia, algunos se preocupan por la falta de transparencia que permite a los médicos sin escrúpulos abusar del sistema.

A pesar de una ley muy permisiva, se realizan menos trasplantes en Rusia que en los países occidentales; sólo cerca de 1,500 en 2015 frente, por ejemplo, en Francia con más de 5,700.

Elena Sablina escribió al procurador general, al representante de Derechos Humanos y al Patriarca de la Iglesia Ortodoxa, Kirill. Pero nadie quiso involucrarse porque el tema es delicado.

Algunos parlamentarios pidieron la adopción de un sistema basado en el consentimiento pero rechazaron los proyectos.

La iglesia ortodoxa, que mantiene estrechos vínculos con el poder, ha criticado el sistema. En respuesta a la carta de la Sra. Sablina, el Patriarca de Moscú la calificó de “inaceptable violación de la libertad humana”.

Yelena reconoce: nada me traerá de vuelta a mi hija. Pero ella asegura que evitará que otros se encuentran en la misma situación.

La gente se transforma en trozos de carne, lo que es lamentable. El Estado se atribuye derechos ilimitados para dirigir nuestras vidas incluso nuestros órganos, lo cual es inaceptable.

Una solución contra la extirpación forzada y tráfico de órganos en China

David Kilgour*

Persecución contra Falun Gong

Falun Gong o Falun Dafa es una disciplina espiritual que tiene como objetivo mejorar el cuerpo y la moral del practicante. Contiene características de los sistemas tradicionales, como el Qigong chino, el budismo y el taoísmo, combinados con una serie de ejercicios suaves. Debido a que Falun Gong creció sorprendentemente rápido en toda China desde su transmisión a la gente en 1992, el Partido comunista lo vio como una amenaza, lo calificó de culto, e inició la persecución contra sus practicantes a mediados de 1999 y sigue hasta ahora.

Portada del libro Bloody Harvest, escrito por David Kilgour y David Matas, sobre el asesinato de practicantes de Falun Gong por sus órganos. (Foto: Cortesía David Kilgout)

Portada del libro Bloody Harvest, escrito por David Kilgour y David Matas, sobre el asesinato de practicantes de Falun Gong por sus órganos. (Foto: Cortesía David Kilgout)

Después de 1980, el partido post-Mao comenzó a retirar fondos del sistema de atención a la salud en China, exigiendo que compensara el déficit de cargos por servicios, principalmente a pacientes no asegurados. La venta de órganos de presos ejecutados se convirtió en una fuente de ingresos para cirujanos, militares y demás participantes. Después de 1999, los prisioneros de conciencia de Falun Gong se convirtieron en un enorme banco de órganos vivos para los pacientes chinos ricos y los “turistas de órganos” extranjeros, que a menudo prefieren que sus “donantes” sean de Falun Gong, normalmente personas sanas, en lugar de los órganos de los condenados a muerte.

David Matas y yo encontramos muchas pruebas de este comercio en contra de Falun Gong. De acuerdo a nuestra investigación, contenida en el  libro Bloody Harvest, los practicantes de Falun Gong han sido asesinados por miles desde el año 2001, así grandes cantidades de sus órganos han sido objeto de tráfico para pacientes chinos y extranjeros. En el periodo de 2000-2005, llegamos a una cifra de 41, 500 de estos trasplantes tomando como base la cifra del gobierno de 60, 000 trasplantes en ese periodo de seis años, y el mejor cálculo de presos ejecutados (18, 500) en esos mismos años.

El Sr. Matas y yo visitamos una docena de países para entrevistar a los practicantes de Falun gong enviados a campos de trabajos forzados en China, que lograron salir de los campos y del país. Nos hablaron de su trabajo en condiciones atroces durante un máximo de dieciséis horas al día, sin goce de sueldo y con muy poca comida, condiciones de hacinamiento para dormir y tortura. Fabricaban una gama de productos para exportación, como subcontratistas de empresas multinacionales. Es una gran irresponsabilidad por parte de las grandes corporaciones y una violación a las reglas de la OMC, es un pedido a gritos por una respuesta efectiva a todos los socios comerciales de China. Todos los gobiernos, deberían prohibir las exportaciones que provienen de trabajos forzados, promulgando una ley que obligue a los importadores de cada país, probar que sus productos no son fabricados por mano de obra esclava.

Permítanme mencionar algunas pruebas que nos llevó a nuestra conclusión:

  • Los investigadores llamaron a hospitales, centros de detención y otras instalaciones de toda China, afirmando ser familiares de pacientes en espera de un trasplante. Preguntaron a los hospitales si tenían órganos de practicantes de Falun Gong en venta. Grabamos, transcribimos y tradujimos las confesiones de todas las instalaciones que usan órganos de practicantes de Falun Gong.
  • Los practicantes de Falun Gong que fueron detenidos, luego liberados y que finalmente salieron de China, dijeron que durante su detención, las autoridades les hacían sistemáticamente análisis de sangre y examinaban sus órganos, no así a otros reclusos. Los análisis de sangre y exámenes de órganos no eran para conservar la buena salud de los presos, ya que los torturaban rutinariamente, sino porque son necesarios para realizar trasplantes de órganos y la construcción de un banco de “donadores” vivos.
  • Entrevistamos a la exesposa de un cirujano del Hospital Sujiatun de la ciudad de Shenyang, provincia de Liaoning, ella dijo que su ex marido había quitado 2000 corneas a prisioneros de Falun Gong entre 2001 y 2003, fecha en la que se negó a continuar. Otros cirujanos habían extraído otros órganos, los practicantes de Falun Gong murieron durante la operación y sus cuerpos fueron incinerados.

En 2012, en el libro Órganos del Estado, el investigador Ethan Gutmann calcula que 65, 000 practicantes de Falun Gong fueron asesinados por sus órganos entre 2000 a 2008, elegidos entre 1.2 millones de practicantes encerrados en los gulags de trabajos forzados en China. Son campos similares a los creados por Hitler y Stalin, Mao los adaptó para el partido-Estado en los años 50. La firma de un policía es suficiente para encerrar a una persona por máximo tres años, sin mediar acusación, ni apelación. En 2007, un informe del gobierno de EE.UU. calcula que al menos la mitad de los detenidos en los 340 campos son practicantes de Falun Gong.

Algunas respuestas internacionales

Parlamento Europeo

David Kilgour estuvo nominado al premio Nobel de la Paz 2010. Abogado canadiense de derechos humanos (Foto: Cortesía David Kilgour)

David Kilgour estuvo nominado al premio Nobel de la Paz 2010. Abogado canadiense de derechos humanos (Foto: Cortesía David Kilgour)

En septiembre de 2006, el Parlamento Europeo llevó a cabo una audiencia y aprobó una resolución que condena la detención y tortura a los practicantes de Falun Gong, expresando preocupación por los informes sobre la extracción de órganos. Durante audiencias recientes en septiembre y enero, Tunne Kelam de la Comisión de Asuntos Exteriores, señaló: “Si no tomamos medidas serias contra estas prácticas, nos convertiremos en cómplices moral y políticamente.”

Estados Unidos

Desde junio de 2011, el formulario electrónico de solicitud de visas de no inmigrante para Estados Unidos (DS-160), pregunta a los solicitantes si no estuvieron implicados en el abuso de trasplantes de órganos.

En julio de 2013, Ileana Ros-Lehtinen (Republicana por Florida) y el diputado Robert Andrews (Demócrata por Nueva Jersey) introdujeron la Resolución 281 de la Comisión de Asuntos Exteriores, que pide al régimen chino ponga fin de inmediato al tráfico de órganos de sus prisioneros.

Israel

Israel aprobó una ley que prohíbe la venta e intermediación de órganos. La ley también terminó con el financiamiento, por el sistema de seguridad de salud, de trasplantes en China para ciudadanos israelíes. En su contribución al libro Órganos del Estado, Jay Lavee, director de la Unidad de Trasplantes de Corazón en el Centro Médico Sheba, explicó el voto favorable a la ley como una reacción a los abusos de trasplantes en China.

Irlanda

En julio pasado, la Comisión Mixta de Asuntos Exteriores y Comercio llevó a cabo una sesión y aprobó por unanimidad una moción que pidió al gobierno irlandés apoyar las iniciativas de la ONU y el Consejo de Europa para oponerse a la práctica de extracción forzada de órganos en China.

Australia

En el Parlamento de Nueva Galés del Sur, se presentó en 2013 un proyecto de ley contra el tráfico de órganos. Se prohíbe a cualquier residente australiano comprar un órgano que provenga del tráfico de donde sea. En marzo de 2013, el Senado australiano aprobó por unanimidad una moción instando al gobierno a oponerse a la extracción de órganos en China. La moción también pide al gobierno que siga el ejemplo de los Estados Unidos y establezca un nuevo formulario de solicitud de visado.

ONGs

Varias organizaciones médicas emitieron declaraciones instando a detener el saqueo de órganos en China. En 2006, la Asociación Médica Mundial (AMM) pidió a China que deje de utilizar a los presos como donantes de órganos. Recientemente, la AMM añadió un párrafo a su política, afirmando que la donación de órganos de prisioneros, de los países que practican la pena de muerte, no se aceptaría más.

Médicos contra la extracción forzada de órganos (DAFOH, por sus siglas en inglés) son eficaces en muchos países.

Nuestras recomendaciones

El Sr. Matas y yo animamos a los legisladores de todos los parlamentos del mundo a considerar nuestras recomendaciones, lo que incluye instar al partido-Estado en China:

  • Detener la represión a Falun Gong;
  • Detener la extracción de órganos a todos los presos;
  • Retirar al ejército del comercio de trasplantes de órganos;
  • Establecer y regular un sistema legítimo de donación de órganos;
  • Abrir todos los centros de detención, incluidos los campos de trabajos forzados, a una investigación internacional, y, finalmente,
  • Liberar a Gao Zhisheng y a otros presos de conciencia.

Poner en práctica las siguientes medidas hasta el cese de extracción de órganos a los presos:

  • Las contribuciones presentadas a las revistas médicas con respecto a cualquier trasplante realizado en China sean rechazadas; y finalmente,
  • Las compañías farmacéuticas de todo el mundo nieguen a sus gobiernos nacionales exportar a China los medicamentos usados en cirugías de trasplante.

Todos los gobiernos responsables tienen el deber de adoptar medidas para combatir el abuso internacional de trasplantes de órganos: legislación fuera de jurisdicción, denuncia obligatoria de turismo de trasplantes, sistemas de seguros de salud que nieguen pagar un trasplante realizado en el extranjero, prohibir la entrada al territorio a personas implicadas en el tráfico de órganos. La solución legislativa más simple es  prohibir el uso de órganos humanos que fueran objeto de tráfico por sus ciudadanos.

* David Kilgour fue Secretario de Estado de Canadá para Asia-Pacífico en 2002 y 2003. Diputado en el Parlamento de Canadá de 1979 a 2006. 

El Parlamento Europeo aprobó una resolución oponiéndose a la extracción ilegal de órganos en China

Stephen Gregory, Epoch Times

Ayer, el Parlamento Europeo notificó a la República Popular China (RPCh) que la práctica de extracción forzada de órganos es inaceptable.

Las banderas nacionales de los países de la UE, fuera del Parlamento Europeo en Estrasburgo, Francia. El 12 de diciembre de 2013, el Parlamento aprobó una resolución en contra de la extracción forzada de órganos en China. (Frederick Florin/ AFP/ Getty Images)

Las banderas nacionales de los países de la UE, fuera del Parlamento Europeo en Estrasburgo, Francia. El 12 de diciembre de 2013, el Parlamento aprobó una resolución en contra de la extracción forzada de órganos en China. (Frederick Florin/ AFP/ Getty Images)

 

La resolución adoptada el jueves por la tarde en Estrasburgo, expresa “profunda preocupación por la información persistente y fidedigna sobre la extracción de órganos sistemática, organizada por el gobierno chino, provenientes de presos de conciencia de la República Popular China, incluyendo a muchos practicantes de Falun Gong encarcelados por sus creencias religiosas y miembros de otros grupos minoritarios religiosos y étnicos.”

La resolución pide a China: “poner fin inmediatamente a la práctica de extracción de órganos a presos de conciencia”, satisfacer las demandas de los relatores especiales de la ONU sobre la Tortura y la Libertad de Religión que justifiquen el origen de los órganos utilizados en los trasplantes, permitir a los relatores realizar su propia investigación, y liberar de inmediato a “todos los presos de conciencia en China, incluyendo a los practicantes de Falun Gong.”

La resolución pide a la Unión Europea (UE) y a sus Estados miembros, condenar públicamente las violaciones de trasplantación de órganos que se llevan a cabo en la República Popular China y sensibilizar a sus ciudadanos que viajan a China sobre esta cuestión.

También se pide a la UE llevar a cabo una “investigación clara y completa” con respecto a la extracción de órganos en China, y “procesar a los que han participado en este tipo de prácticas no éticas”. La resolución también indica la identidad de las principales víctimas: “En julio de 1999, el Partido Comunista Chino inició una persecución nacional intensiva diseñada para erradicar la práctica espiritual de Falun Gong, que conducía al arresto y la detención de cientos de miles de sus practicantes (…) hay informes de que uigures y tibetanos detenidos también son sometidos a la extracción forzada de sus órganos.”

En cuanto a la resolución, Tunne Kelam, diputada de Estonia, dijo: “Nos tardamos mucho tiempo, debimos hacerlo antes, pero creo que hemos aprendido mucho durante este tiempo. Ahora tenemos más claro lo que pasa en China y estamos mucho más decididos a dar nuestro apoyo y expresar nuestra solidaridad con nuestros amigos chinos.”

China: Los delitos de extracción de órganos son de lesa humanidad

Liang Zhen, NTD

El conocido militante chino Hu Jia, hizo un llamado al gobierno de EE.UU. a centrar su atención en la extracción de órganos en China, denunciando los actos cometidos por las fuerzas de seguridad chinas como obra del demonio.

Hu Jia (izq.) con su esposa, uno de los activistas de derechos humanos más importantes de China (Reuters)

Hu, quien fuera nominado para el Premio Nobel de la Paz por su activismo, habló con la televisora New Tang Dinasty (NTD) por teléfono, ya que lo obligaron a abandonar Pekín, un día antes del XVIII Congreso del partido. Lo alojaron en Huangshan, provincia de Anhui, y se le prohibió regresar a Pekín durante el congreso.

Declaró a NTD que al principio tenía dudas de los informes del año 2006  relacionados con la extracción de órganos a presos de conciencia, principalmente practicantes de Falun Gong. Pero después de los escándalos políticos de este año, que implican a Wang Lijun y Bo Xilai, y al ver la respuesta firme de la comunidad internacional sobre el tema, se convenció de que el asesinato de practicantes de Falun Gong por sus órganos es un hecho.

“Creo que los representantes del Congreso de EE.UU. son muy cautelosos. No se comprometerían a nada si no hubiera un problema real, ya que podría costarles su reputación y votos. Creo que tienen algo concreto, lo que explica la fuerte reacción de la comunidad internacional”, dijo.

Hu continuó: “La extirpación de órganos a personas que aún están vivas, sobrepasa lo que un ser humano es capaz de soportar desde el punto de vista racional y emocional. Cualquier persona que es capaz de perpetuar tales actos no es diferente a un demonio. El PCCh (Partido Comunista Chino) ha cometido toda clase de fechorías, y de verdad creo que se hubiera visto obligado a dimitir cien veces si esto tuviera lugar en una sociedad democrática.”

Hu pidió a los funcionarios del PCCh que tengan mayor información de estos crímenes, la revelen tan pronto como sea posible. Cree que permitiría poner fin a estas atrocidades, afirmando que ocultar pruebas es un delito de complicidad.