Archivo de etiquetas| mareas

La Luna podría tener influencia en los terremotos

Los violentos terremotos ocurren con mayor frecuencia en luna llena o luna nueva, según un estudio publicado en la revista Nature Geoscience.

luna-mar-noche-mareas-oceano-agua

Los terremotos son más propensos a ocurrir en luna nueva o llena, según un estudio publicado en la revista Nature Geoscience. (Foto: Dominio público)

De acuerdo con investigadores japoneses, el estudio de las mareas en las regiones sísmicas podría ayudar a evaluar el riesgo.

Las fuerzas de atracción gravitacional de la Luna y del Sol tienen un efecto significativo en la Tierra.

Cuando la Tierra, la Luna y el Sol están alineados, como durante la luna llena y la luna nueva, se añaden las fuerzas de atracción de los dos astros y los efectos son más fuertes.

Esta atracción es responsable de las mareas, más los efectos de la gravedad que son más fuertes, y la amplitud de las mareas es importante.

El trabajo demostró la relación entre la fuerza de las mareas, el tamaño y la frecuencia de los terremotos.

Para llegar a estas conclusiones, Satoshi Ide y sus colegas de la Universidad de Tokio, integraron a las estadísticas, los datos de los terremotos en el mundo y los valores de amplitud de las mareas.

De acuerdo con sus resultados, algunos de los mayores terremotos de los últimos 20 años se originaron durante la marea alta, es decir, cuando la luna era llena o nueva.

Además, los terremotos fuertes parecen mucho más numerosos cuando la amplitud de las mareas es importante.

El estudio da ejemplos de estos terremotos de “luna llena” o “luna nueva”.

El domingo 26 de diciembre de 2004, frente a la costa de Sumatra (Indonesia), seguido del enorme tsunami que dejó más de 220,000 muertos.

El del 27 de febrero de 2010, cuando un terremoto de magnitud 8.8 en el centro de Chile provocó 523 muertos. El del 11 de marzo de 2011, cuando un terremoto devastó la costa este de Japón, matando a 19,000 personas.

Las líneas de falla, bajo presión, podrían ser susceptibles a las fuerzas gravitacionales del Sol y la Luna.

Sin embargo, según los investigadores, los astros sólo influyen en los fuertes terremotos. Para los pequeños, no parece existir ninguna relación.

Espectacular “marea del siglo” el 21 de marzo en el Mont Saint-Michel

La próxima “marea del siglo” se producirá el 21 de marzo y será “espectacular”, especialmente en la bahía del Mont Saint-Michel, anunció el martes el Servicio Hidrológico y Oceánico de Marina (SHOM), pero pide prudencia.

El Mont Saint-Michel en marea alta, 12 de agosto de 2014. (Foto: AFP/ Miguel Medina)

“Va a ser impresionante y espectacular. Vamos a tener una gran masa de agua que va a subir y bajar”, dijo Nicolas Weber, especialista en mareas en SHOM.

La bahía del Mont Saint-Michel es el segundo lugar del mundo, después de la bahía de Fundy en Canadá, donde la zona limítrofe entre el mar y la costa, la diferencia entre la marea alta y baja, es muy importante.

Alcanzará en la bahía Patrimonio Mundial de la Unesco 14.15 metros, “la altura de un edificio de 4 pisos”, dijo el especialista de SHOM, pidiendo “cautela” porque “el mar se va a elevar muy rápidamente”.

Se dice que avanza “a la velocidad de un caballo a galope”. Sin repetir esta metáfora, Nicolas Weber dijo que subiría “más rápido que un hombre corriendo”. “Es peligroso, no hay que aventurarse muy lejos”, advirtió.

La “marea del siglo”, que en realidad se produce cada 18 años más o menos, se debe a la intervención de varios factores astronómicos en perfecta conjunción: la alineación de las estrellas, distancias más cortas entre las órbitas… Las mareas resultan de la atracción de la Luna y del Sol en los mares y los océanos.

En Francia, la magnitud de la marea se indica mediante el coeficiente de mareas: entre 20 y 120. El 21 de marzo, llegará a 119.

En 2015, más de 40 días experimentarán coeficientes superiores a 100, incluso 20 superiores a 110, aunque los coeficientes superiores a 110 son raros.

En 2014, el coeficiente más alto fue de 115, lo que corresponde a una marea de 13.3m en la Bahía del Mont, 80 cm menos de lo que se espera el 21 de marzo.

La última “marea del siglo” ocurrió el 10 de marzo de 1997 y las próximas ocurrirán el 3 de marzo de 2033 y el 14 de marzo de 2051.

La misión de SHOM es describir y predecir la evolución del medio ambiente físico marino y sus relaciones con la atmósfera, el mar y las zonas costeras.

¿Por qué la Luna no es una esfera perfecta?

Menguante o creciente, la Luna, tan familiar para los terrícolas, guarda su misterio. Un equipo de investigadores propuso el miércoles en la revista Nature una explicación del porqué no es una esfera perfecta.

Parece redonda pero no es una esfera perfecta. (Foto: AFP)

El satélite de la Tierra no es una esfera perfecta, sino ligeramente aplanada. La Luna está distorsionada por una ligera protuberancia en la parte visible desde la Tierra, y otra en el lado oculto.

El equipo de Ian Garrick-Bethell (Universidad de California, Santa Cruz, EE.UU.) explica la forma particular por los “efectos de las mareas”, fuerzas gravitacionales ejercidas por la Tierra desde la infancia de la Luna, hace 4 mil 400 millones de años.

Según los investigadores, las primeras fuerzas de las mareas ejercidas por la Tierra, las más cercanas de la Luna, calentaron de forma desigual, dependiendo de su ubicación, la corteza de la Luna, cuando flotaba aún en un mar de roca fundida. Lo que dio su forma, ligeramente estirada como un limón.

Más tarde, cuando la Luna se enfrío, las fuerzas de las mareas deformaron su exterior y solidificaron sus bandas.

El efecto de marea sincronizado con la rotación de la Luna y su revolución alrededor de la Tierra, hace que veamos siempre la misma cara de la Luna.

Para llegar a estas conclusiones, el equipo de Garrick-Bethell analizó la topografía de la Luna, ignorando sus enormes cráteres, que aparecieron más tarde.

Las ideas detrás de este estudio se inspiraron en los procesos del trabajo en Europa, la luna de Júpiter. Europa tiene un océano líquido bajo la superficie de hielo.

Las mareas de Júpiter actúan en la capa de hielo de Europa y causan el recalentamiento, que esculpe su forma.

Hace mucho tiempo, la Luna era similar, una capa de roca flotando en la roca fundida.

De manera más general, la comprensión del proceso evolutivo precoz de nuestro vecino celeste más cercano, podría aclarar los fenómenos que podrían operar en otros objetos de nuestro sistema solar.

La Luna se encuentra a una distancia media de la Tierra de 384,000 Km y se aleja 3.8 centímetros por año. Su circunferencia al ecuador es de 10,920 Km, 3.7 veces inferior a la de la Tierra (40,000 Km).