Archivo de etiquetas| marte

NASA: Construiremos una base lunar

Por: Joshua Philipp

La Gran Época, EE.UU.

gettyimages-954999350-700x420

Jim Bridenstine observa el lanzamiento de la nave espacial InSight de la NASA el 5 de mayo en la sede de la NASA en Washington. (Foto: Aubrey Gemignani/NASA vía Getty Images)

La NASA tiene la intención de empezar a construir, en breve, una estación de reabastecimiento espacial a instalarse en la órbita lunar: podrá utilizarse tanto como puesto de avanzada estratégico para misiones de exploración en el espacio profundo como para desarrollar tecnologías para la supervivencia en Marte.

El recién elegido director de la NASA, Jim Bridenstine, al describir el proyecto en una emisión de radio 970 AM de Nueva York, dijo: “Cuando comencemos a usar la Luna como un lugar donde podamos reabastecernos de combustible, podremos ir más lejos y reducir los costos de despegar desde la superficie de la Tierra”.

Para explorar el espacio profundo hay un gran obstáculo que superar: la enorme cantidad de energía necesaria para vencer la fuerza gravitacional de la Tierra cuando las naves espaciales se lanzan en órbita. “Mucha gente ignora que una de las partes más costosas de la exploración espacial es el despegue de la superficie de la Tierra, porque la atracción de la gravedad es enorme”, señala Bridenstine.

creata-immagine-dello-spazio-pic3b9-grande-di-sempre-700x447

Una sección de la Vía Láctea. (Foto: Pixabay)

Cuando “tiramos algo al espacio”, añade el jefe de la NASA, “el 80 por ciento del peso que tiramos es combustible”.

La NASA tiene la intención de evitar este problema mediante la construcción de una estación de reabastecimiento que se colocará en la órbita lunar y usará el agua congelada descubierta en la superficie lunar.

“La Luna tiene decenas de miles de millones de toneladas de agua congelada en sus polos”, explica Bridenstine, señalando que la NASA tomará esta agua y la descompondrá en hidrógeno y oxígeno. Así, el oxígeno puede ser usado para mantener la vida y el hidrógeno usarse como combustible.

De hecho, “el hidrógeno y el oxígeno son el mismo combustible que impulsó el transbordador espacial. Y esto, en última instancia, nos da la oportunidad de crear fuentes de energía y propulsión en la superficie de otros mundos”.

Como la gravedad en la Luna es aproximadamente una sexta parte de la de la Tierra, Bridenstine argumenta que una vez que la molécula de agua congelada se descomponga en hidrógeno y oxígeno, será posible llevarla en órbita alrededor de la Luna, y tener “el potencial de propulsarla más lejos en el espacio, sin tener que lanzar todo ese combustible desde la Tierra”.

El desarrollo de estas tecnologías también coincide con el plan del presidente Donald Trump de preparar una misión humana a Marte.

Porque, al igual que la Luna, Marte tiene sus propios depósitos de agua congelada, que la NASA ha descubierto justo debajo de la superficie del planeta. Así que parte de la razón por la que la NASA está trabajando de nuevo en una misión humana a la Luna es porque “es el mejor campo de pruebas para una misión a Marte”.

El 11 de diciembre de 2017, el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, firmó la Directiva de Política Espacial 1, un programa que aprovecha al sector privado para misiones humanas a la Luna y Marte: “La directiva que firmo hoy reorientará el programa espacial de Estados Unidos hacia la investigación y la exploración humana”, especificó Trump al firmar. “Representa un primer paso para llevar astronautas estadounidenses de vuelta a la Luna, por primera vez desde 1972, para su exploración y uso a largo plazo. Esta vez, no sólo plantaremos nuestra bandera y dejaremos nuestras huellas, sino que también estableceremos las bases para una posible misión a Marte, y quizás algún día para muchos otros mundos distantes”.

El ex director de la NASA, Robert Lightfoot, comentó sobre este nuevo impulso espacial del gobierno estadounidense: “Este trabajo representa un esfuerzo nacional en muchos frentes, en el que Estados Unidos ha sido pionero. Involucraremos a los mejores y más brillantes entre el gobierno, la industria privada y nuestros socios de todo el mundo para establecer nuevos hitos en los logros humanos. […] Nuestra fuerza laboral está comprometida con este esfuerzo, e incluso ahora estamos desarrollando una infraestructura flexible en el espacio profundo para apoyar misiones constantemente más complejas que fortalecerán el liderazgo estadounidense hacia las fronteras ilimitadas del espacio”.

Artículo en inglés: NASA Wants Space Fuel Station Around Moon

Traducción de Lucía Aragón

Ladrillos de “tierra marciana” para los futuros colonos del planeta rojo

Científicos fabricaron ladrillos de “tierra marciana” artificial, anticipando el día en que los humanos se lancen a la construcción de colonias en el planeta rojo, según un estudio publicado en el journal Scientific Reports.

ladrillo-marte-2

Ladrillo fabricado con “tierra marciana” artificial. (Foto: AFP)

Un equipo de ingenieros de la Universidad de California en San Diego, obtuvo un poco de tierra preparada con mucho cuidado por la NASA que imita las propiedades del suelo de Marte. Su ambición es fabricar ladrillos de origen exclusivamente marciano para futuras construcciones en el planeta rojo.

“Los que irán a Marte son increíblemente valientes, verdaderos pioneros y será un honor para mí fabricar sus ladrillos”, dijo Yu Qiao de la Universidad de California y autor del estudio.

Los investigadores encontraron que era suficiente comprimir bloques de tierra rojiza para producir estos ladrillos. No hay nada más que hacer, no se necesita añadir otros materiales, ni cocción.

Al comprimirse la “tierra marciana”, se endurece como una roca y se vuelve más resistente que el hormigón armado.

Con este método, los investigadores pudieron producir cientos de ladrillos circulares de 3 milímetros de espesor.

Entonces, el verdadero suelo de Marte podría comprimirse capa por capa para erigir un muro o para fabricar ladrillos más gruesos, sugiere Yu Qiao.

Otros investigadores ya habían imaginado construir plantas nucleares en Marte para cocer ladrillos, o llevar desde la Tierra grandes cantidades de polímero como “pegamento” para fabricarlos.

Obviamente, queda por saber si la verdadera tierra marciana reaccionaría como la tierra artificial creada por la NASA, dice Yu Qiao. Sólo las pruebas en el lugar podrían validar la técnica.

En 2012, el robot Curiosity de la NASA recogió las primeras muestras de arena y polvo de Marte, analizando in situ su composición.

Encuentran meteorito marciano rico en agua

Un meteorito marciano de 2 mil 100 millones de años, recientemente descubierto al norte de África, se diferencia de todos los encontrados previamente por su riqueza en agua y su similitud con las rocas analizadas por las sondas de la NASA en Marte, de acuerdo a un estudio publicado este jueves.

Foto de la Nasa muestra meteorito marciano “Black Beauty”, recientemente descubierto al norte de África (NASA)

“La roca basáltica, lava enfriada, contenida en el meteorito es similar en composición a la corteza marciana”, dijo Carl Agee, de la Universidad de Nuevo México, uno de los autores de esta investigación publicada en la revista Science del 4 de enero.

La abundancia de moléculas de agua que contiene (cerca de 600 partes por millón), cerca de diez veces más que otros meteoritos marcianos conocidos, sugiere que se encontraba en la superficie de Marte hace 2,100 millones de años según este científico.

El meteorito, llamado MWA (Noroeste de África) 7034 y apodado “Belleza Negra” (Black Beauty), que pesa 320 gramos, “cuenta cómo eran los volcanes de Marte hace 2 mil millones de años”, dice el Sr. Agee.

“También nos da una idea de la vieja superficie y las condiciones ambientales en Marte como nunca lo hizo otro meteorito”, dice el comunicado de la Agencia Espacial de EE.UU. (NASA).

Contiene en particular una mezcla de isótopos de oxígeno “diferente” a la de otros meteoritos marcianos y “podría venir de la interacción con la atmosfera de Marte”, explica la NASA.

El agua podría proceder de una fuente volcánica o de un acuífero cercano a la superficie, lo que sugiere la existencia de agua en la superficie marciana al comienzo de su primer período geológico, era Amazónica, que comenzó hace 3 mil millones de años.

“Nuestros análisis de carbono muestran también que el meteorito pasó por una segunda transformación en la superficie de Marte, lo que explica la presencia de macromoléculas de carbono orgánico”, señala Andrew Steele, del Instituto Carnegie, otro autor del estudio.

Para este científico: “geoquímicamente es el meteorito marciano más rico que se haya encontrado y los análisis que siguen revelarán más sorpresas”.

“El contenido de este meteorito podría poner en peligro muchos de los conceptos conocidos de la geología marciana” y puede ser “una referencia importante para el robot Curiosity” actualmente en misión en Marte, dice John Grunsfeld de la dirección de ciencias de la NASA.

Se han encontrado hasta la fecha, en total, un centenar de meteoritos de origen marciano.

No fue sino hasta los años 80, que la ciencia pudo determinar su origen a partir del estudio de los gases atmosféricos atrapados dentro de las rocas.

Curiosity, la sonda más sofisticada jamás enviada a otro planeta, se encuentra desde principios de agosto en el cráter Gale, en el ecuador marciano para determinar si el planeta rojo era favorable para la vida microbiana en el pasado.

Los meteoritos de origen marciano y lunar son raros. La mayoría proviene de la región del cinturón de asteroides, región del sistema solar entre Marte y Júpiter. En 2012, la Sociedad de Meteoritos había registrado más de 42,000, una cifra que se incrementa en alrededor de 1,500 cada año.