Archivo de etiquetas| minería

Arco minero del Orinoco

El arco de la muerte abraza a Venezuela para otorgarle incontables recursos financieros al régimen de Maduro. Líderes comunitarios, opositores, comunidades indígenas, entre otros, ven en este proyecto la condena a muerte del país

Por: Sandra Rodríguez

La Gran Época, México


El Orinoco a su paso por Venezuela. DON PERUCHO (FLICKR)

Para nadie es un misterio que nuestro planeta atraviesa una crisis medioambiental sin precedentes causada no solo por un consumismo irresponsable de alimentos empaquetados y vehículos automotores, así como de diversos productos inservibles que terminan acumulados en interminables montañas de plásticos y materiales no biodegradables, sino también por la ambición de muchos gobiernos que persiguen ganancias económicas a costa de la naturaleza y del bienestar dela misma humanidad.

Nuestro planeta está siendo víctima de diversos proyectos de mega minería en todos los continentes y los ecosistemas desaparecen bajo capas de barro, escombros y ríos de mercurio y cianuro. Los daños son irreversibles y las fuentes de agua dulce se agotan cada día con mayor rapidez bajo la excusa de la “diversificación dela economía” para enriquecer las arcas de los estados, o más bien, de las grandes multinacionales canadienses y chinas y algunos altos funcionarios delas naciones del tercer mundo.

También es bien sabido que en Venezuela la crisis social y política ha desangrado al país en múltiples aspectos y lo ha llevado al colapso general, provocando un éxodo que ha marcado la historia de América Latina. Para completar el cuadro del hundimiento de Venezuela, el presidente Nicolás Maduro y su selecto gabinete ministerial han dado la pincelada final: reavivaron el proyecto de mega minería del arco del Orinoco, ahora más conocido como el “arco de la muerte”.

¿Qué es el arco del Orinoco?

Esta región comprende los estados del Amazonas y Bolívar, atravesando el centro del país desde el occidente en la frontera con Colombia hasta el oriente donde se encuentra la Guayana Esequiba abarcando 111,846.86 kilómetros cuadrados en total, tan extenso como Bélgica y Holanda juntas. Este cinturón está comprendido por cuatro grandes áreas de exploración y explotación en las que se hallan reservas de oro, diamante, coltán, hierro, cobre, entre otros minerales. Según Telesur, el arco se encuentra dividido de la siguiente manera: el área 1 se delimita al occidente con el río Cuchivero en la que predomina la presencia de coltan y diamante; el área 2 con más de 17 mil kilómetros cuadrados cuenta con minerales no metálicos y oro aluvial; el área 3 con más de 29 mil kilómetros cuenta con yacimientos de hierro y bauxita; el área 4, conocida como sierra de Imataca, contaría según algunas proyecciones con 7 mil toneladas de oro.

Crimen ecológico

Alexander Luzardo, profesor y doctor en derecho político medio ambiental y ex senador venezolano, aclara las causas y consecuencias en una entrevista en el canal Globovisión y advierte de la hecatombe a la que podría sucumbir Venezuela si el plan de explotación se ejecuta en las dimensiones que propone el gobierno de Maduro. Este plan no es nuevo: en 1997 con el presidente Caldera se pensó en explotar la reserva de Imataca, y desde 2008 se venía hablando de nuevo de este proyecto como una alternativa para pagar la deuda externa y fortalecer la economía del país, pues se obtendrían 100 mil millones de dólares con solamente la explotación de oro y cobre. Luzardo rescata el hecho de que esta región no e sen principio una zona minera sino una región rica en fuentes hídricas, biodiversidad y culturas originarias.

Luzardo ha sido un partícipe activo en la protección del sur de Venezuela y de los recursos insustituibles del agua y acusa a los funcionarios gubernamentales que defienden la mega minería de “gampeiros”, mineros principiantes e irresponsables. Luzardo afirma que este dinero será “pan y agua para hoy, hambre y sed para mañana” puesto que las reservas de agua dulce serán destruidas por la deforestación y el uso de metales pesados para la extracción. El Orinoco es uno de los ríos más importantes del mundo pues hace parte del pulmón amazónico y atraviesa Colombia y Venezuela: el daño cobraría el sufrimiento de miles de personas, animales y plantas en ambas naciones.

Culturas originarias en peligro

Los pueblos indígenas conocen muy bien las consecuencias de la minería tanto legal como ilegal. Esta actividad ya ha afectado seriamente al Amazonas y amenaza con aquejar gravemente el Orinoco colombiano y venezolano, pues los mineros legales e ilegales, las guerrillas y demás actores, contaminan con cianuro la cuenca del río y las afluentes de este, dejando a su paso una estela de muerte.

Los argumentos del régimen de Maduro

Maduro busca reemplazar el rentismo petrolero por el rentismo minero. Luzardo habla de extractivismo y de una repartición de áreas de influencia, es decir, de la privatización del territorio, de la patria y de la soberanía del país en nombre del socialismo del siglo XXI. El ex senador cita la constitución para dar a entender que por ley el agua es “de dominio público de la nación y es insustituible”, por lo tanto, la mega minería es ilegal desde el punto de vista político y ecológico. Sin embargo, los medios de comunicación que apoyan al gobierno venden a sus televidentes que Venezuela pasaría a ser el segundo país productor de oro y hierro del mundo, pero jamás hablan del impacto social y ambiental que se avecina. Solo informan de las enormes cifras de dinero y de un “tratamiento responsable” de la explotación, mentiras que muchos ciudadanos y personajes de la vida pública desenmascaran y critican. ¿Se trata todo esto de dinero y de puestos a nivel mundial como en una olimpiada? ¿Patriotismo barato?

Chávez y su doble discurso

En un vídeo titulado “Entrevista Doña Maldad: Arco minero del Orinoco-Venezuela”, el grupo de Anarcopunk “Doña maldad” expone los planes de Hugo Chávez con la explotación minera del arco y de su discurso doble moral ante la opinión internacional y el que manejaba entre sus subordinados del gobierno. Al inicio del video se citan dos discursos de Chávez, uno en la Cumbre Climática de 2009 en Dinamarca y el otro en una reunión del concejo de ministros de Venezuela de 2011. En Dinamarca, Chávez se muestra como un mandatario consciente y preocupado de los problemas medio ambientales y de la crisis climática que muchos niegan, mientras que dos años después con mapa en mano les muestra a sus ministros cómo dividir a Venezuela en tres cinturones: el petrolero, el minero del Orinoco y el del norte o también llamado del Caribe. El mapa de Venezuela queda tachado como si se le planeara borrar de la faz de la tierra.

“Doña Maldad” denuncia en esta entrevista el plan del gobierno para explotar con minería a cielo abierto esta región, afectando zonas de reservas ecológicas y de patrimonio cultural originario. El guitarrista del grupo afirma que este plan se está aplicando antes de haber delimitado los territorios de las comunidades originarias, lo que las deja en una situación vulnerable ante las consecuencias de la explotación. Desde el año 2000 ellas esperan por estos acuerdos con el gobierno y aun no obtienen respuesta.

El grupo expone la arremetida del capitalismo y del imperialismo de naciones como China, Rusia, Estados Unidos y Canadá en Suramérica poniendo en gran riesgo la soberanía nacional, los recursos naturales y la calidad de vida de la población. China sobresale debido a sus políticas de aplicación de infraestructura en todo el continente para favorecer y facilitar sus proyectos de explotación y transporte sobre todo en Colombia y Venezuela. Un ejemplo de dicha mega infraestructura es el puerto América, vendido como un proyecto revolucionario por Chávez, en el norte de Venezuela en el Estado Zulia. El objetivo es favorecer la explotación de carbón y petróleo de este estado y del Norte de Santander en Colombia, saqueando estos recursos sin medida y transportándolos a bajo costo, conectando fácilmente con el canal de Panamá con destino a China.

De igual modo, la banda denuncia públicamente cómo la izquierda venezolana se favorece y comparte ganancias e intereses con la burguesía de ultra derecha colombiana. Afirman: “La izquierda y la derecha hacen lo mismo”. Citan el ejemplo de la mina del Cerrejón en el norte de Colombia, una de las minas de carbón a cielo abierto más grandes del mundo y cómo los gobiernos de ambos países persiguen y exterminan a las comunidades indígenas en la península de la Guajira para poder explotar carbón sin problemas. Terminan la entrevista contando una anécdota curiosa. Comentan que el régimen venezolano los acusa de ser una banda de ultraderecha y de trabajar con la CIA ganando miles de dólares.

Sólo se puede concluir que dichas prácticas sin ética ni respeto por la naturaleza ponen en jaque la vida del planeta. El mismo ser humano está esculpiendo su propia lápida en una carrera descarada por el poder y el dinero, liderada por potencias que por años han explotado y abusado de naciones vulnerables ¡Es horade decir basta!